Últimas notas

CON LETRA GRANDE: 2019, AÑO DEL DOMINIO PÚBLICO LITERARIO

NUEVA YORK. – El Año Nuevo también trae consigo nueva vida para muchos gigantes de la creatividad del siglo XX: a partir de 2019 los libros de muchos autores célebres, de Thomas Mann a Marcel Proust, de Agatha Christie a D.H. Lawrence, pero también Los diez mandamientos de Cecil B. DeMille y las composiciones de Bela Bartok entrarán en el dominio público.

el-metodo-agatha-christie-en-la-literatura-policiaca-3.jpg

Miles de obras perderán la protección legal que hasta ahora las unía a editoriales y herederos, a fuerza de regalías, derecho de autor y control creativo.

Se trata de un terremoto de profundas consecuencias para el mundo editorial, porque permitirá entre otras cosas crear nuevas obras basadas en clásicos sin que los nuevos autores se vuelvan el blanco de causas legales por violación de copyright.

200px-Marcel_Proust_1900-2.jpg

Todo esto porque el 1 de enero venció una prórroga de veinte años del copyright que se aprobó en 1998 en el Congreso estadounidense. La ley, bautizada por los escépticos como Mickey Mouse Protection Act -se adoptó tras el lobby de Disney para mantener bajo derechos de autor hasta 2024 a Steamboat Willie, el primer filme de Mickey- alargó los términos del copyright para las obras publicadas entre 1923 y 1977, de 75 a 95 años desde la publicación, congelando de hecho su propiedad.

Pero en Año Nuevo las cosas empiezan a cambiar: cada 1 de enero un nuevo grupo de clásicos se vuelve parte del patrimonio cultural común, y en el término de pocos años se vuelven disponibles frutos de la creatividad de autores como F. Scott Fitzgerald, William Faulkner, Ernest Hemingway y

Una vez entrado en el dominio público, un libro podrá ser reproducido, impreso, producido en audiolibro o en edición digital sobre Amazon, y hasta modificado, tal y  como ocurrió en 2002 con “Orgullo y prejuicio”. También se lo puede adaptar para el teatro o el cine sin problemas de derechos de autor.

También Google Books, que había comenzado a escanearlos desde hace años, publicará ediciones completas digitales de obras publicadas en 1923, entre ellas Tarzán y el León de Or, de Edgar Rice Burroughs y Un hijo al frente de Edith Wharton. Otros escritores involucrados en el aluvión de títulos incluyen a Willa Cather, Joseph Conrad, P.G. Woodhouse, Rudyard Kipling y Robert Frost.

38482991.jpg

En 1923 más de 130 mil obras creativas fueron registradas para el copyright, entre ellas la Gran novela americana de William Carlos Williams, pero en la mayor parte de los casos -dijo al New York Times John Ockerbloom, experto en derechos digitales en la Universidad de Pennsylvania- los derechos de autor no fueron renovados después de la primera vez.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: