Últimas notas

DICCIONARIO DE DROGAS

  • “Para todo mal, mezcal, y para todo bien, también”, así reza un refrán anónimo muy popular que nos saca la risa y el brindis entre amigos, sin entrar en remiendos de que el alcohol (pulque, mezcal, tequila), así como la nicotina, cafeína, chocolate sedantes (Diazepan, Valimum) e inhalables tóxicos (solventes, pegamentos y nitritos) están consideradas drogas legales.
    En su libro “Diccionario de drogas” (Ediciones B, 157 páginas), Zara
    Snapp, colaboradora en temas de manejo de estupefacientes e
    incidencia internacional con la comisión Global de Políticas de Drogas, con maestría en Políticas Públicas por la Universidad de Harvard, define con precisión términos como descriminalización, legalización y regulación.
    LAS DROGAS Y EL SER HUMANO
    “A través de la historia –puntualiza Snapp- siempre han existido
    sustancias que alteran, en menor o mayor grado, el comportamiento
    de las personas, y con el tiempo se ha vuelto usual su consumo,
    haciendo que sean aceptadas por la mayoría de las culturas, pasando
    incluso por encima de creencias religiosas, con sus excepciones.
    “Esta aceptación no atenúa el hecho de que muchas de estas drogas
    pueden crear una dependencia y / o genera problemas sociales, que
    van desde la violencia hasta el aumento de problemas médicos
    específicos. Sin embargo, la producción de la gran mayoría de éstas,
    genera ganancias gigantescas para algunas industrias.
    “Diccionario de Drogas” se divide en dos partes: Drogas legales e
    ilegales, en este último rubro se describen las sustancias y las
  • repercusiones en el organismo de la marihuana, el MDMA o éxtasis,
    Alucinógenos (hongos, mezcalina, LSD), Opiáceos (codeína, morfina,
    heroína) y estimulantes (cocaína, anfetamina y metanfetamina).
    En cada una de las drogas mencionadas, se incluye el nombre
    científico y el nombre popular, así como el origen, el efecto,
    indicaciones, contraindicaciones y el resultado de la sobredosis.
    Por ejemplo, de la morfina, la autora señala que “el acceso a
    medicinas esenciales para el dolor siegue siendo un problema grave
    en el mundo, ya que sólo siete países (Australia, Canadá, Francia,
    Alemania, Gran Bretaña y Estados Unidos) consumen el 79% de toda
    la morfina del planeta”.
    “Se ha encontrado –continúa Snapp- que ofrecerle al usuario un
    ambiente más amable, con alimentación, espacio para hacer ejercicio
    y privacidad, disminuye la dependencia.
    Con prólogo del escritor Guillermo Fadanelli, hace referencia que “este libro de Zara Snapp cumple con la bondadosa tradición del diccionario genuino: nos acerca, vía la investigación y la sencillez, a un ámbito del saber que es comúnmente juzgado, mas no conocido. La separación que la autora hace entre drogas legales e ilegales es prudente y liberal. El principio activo de una humanidad libre es el deseo de conocimiento, y un diccionario será siempre un buen comienzo”.
    Por Roberto Rondero / Rondero’s Medios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: