Canal 22 celebra con documentales el Día Internacional de los Pueblos Indígenas

La labor de difusión y preservación del náhuatl; la lucha de mujeres indígenas por el reconocimiento de sus derechos y los de sus comunidades; las fiestas y rituales prehispánicos que prevalecen a pesar del tiempo; así como el patrimonio documental de México en la Memoria del Mundo, son los temas de la programación especial que Canal 22 dedica a la conmemoración del Día Internacional de los Pueblos Indígenas.

En el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, Canal 22 presenta en su carta programática de este mes series y documentales que difunden y celebran la riqueza cultural de las comunidades indígenas de México.

En exclusiva por la señal 22.2, desde este día y durante todos los sábados del mes en punto de las 8:00 horas, se transmitirá la serie Tlaxcala indígena, una producción de Tlaxcala TV, la cual recorre las comunidades de Contla de Juan Cuamatzi, Barrio de la Luz, San Felipe Cuahutenco, San Isidro Buensuceso, La Magdalena Tlaltelulco, San Francisco Tetlanohcan y Xicohtzinco, en las que maestros, padres y abuelos se dedican a la difusión y preservación del náhuatl.

image002.jpg

En la señal 22.1, a partir del 6 de agosto en punto de las 22:00 horas se presenta Justicia en otras lenguas, una serie de Justicia TV.

A los problemas de discriminación e injusticia que padece la población indígena del país, se suman la violencia, la mortalidad materna y el analfabetismo que afectan a 8 millones de mujeres indígenas. En este contexto, la serie destaca el trabajo de mujeres indígenas que desde su tierra luchan por sus derechos y los de la comunidad.

download.jpg

En el primer episodio, Fátima Gamboa, abogada maya, habla de los talleres que imparte a mujeres líderes mayas de Yucatán para combatir la desinformación sobre derechos humanos de las mujeres y acceso a la justicia; en el segundo, María Rosa Guzmán, abogada wixárika, da cuenta de la lucha por la tierra de las comunidades wirárikas y por el reconocimiento de la relación espiritual y cultural que tienen con ella.

El viernes 9 de agosto, Día Internacional de los Pueblos Indígenas, a las 17:00 horas se estrena el documental Xankixa, la fiesta del maíz tostado, una producción del INAH. El filme registra los preparativos y celebración de la “Fiesta del maíz tostado” en la población de Cruz de Huanacaxtle, Nayarit. Este ritual, según señala el Mara’akate encargado de las ceremonias, busca armonizar a los dioses del Wirikúta y a los hombres, para hacer propicia la siembra del maíz. El documental está narrado en lengua huichol y además de algunos elementos cosmológicos, también se habla del conflicto de la comunidad con el gobierno y del abandono de las tradiciones por parte de algunos wixárikas que han adoptado otras formas de subsistencia.

C0A2R4cUQAIGYoT.jpg

Para finalizar, el 20 y 27 de agosto a las 18:00 horas, Canal 22 transmite dos capítulos de la serie México en la memoria del mundo. Esta serie tiene el propósito de difundir el patrimonio documental que México ha inscrito en el programa Memoria del Mundo de la UNESCO.

El primer episodio, La obra de Fray Bernardino de Sahagún, trata sobre el estudio y registro de la cultura náhuatl que realizó el misionero franciscano, compendiados en los Códices Matritenses y el Códice Florentino, reconocidos como Memoria del Mundo en el 2015.

El segundo episodio, Un legado de la música tradicional de México, habla de las 245 grabaciones en alta calidad de la música folclórica de México, realizadas entre 1971 y 1983 por Baruj “Beno” Lieberman, Enrique Ramírez de Arellano y Eduardo Llerenas; las grabaciones están a resguardo de la Fonoteca Nacional y se han inscrito en la lista de Memoria del Mundo.

Indígena.jpg

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Aquí hay otras noticias que te pueden interesar:

Consuelo Velázquez engalana agosto 2019

El nuevo rostro italiano de “Pinocho”

Martin Scorsese se alista con su saga “The Irishman” para el Festival de Cine de NY

CON LETRA GRANDE: 2019, AÑO DEL DOMINIO PÚBLICO LITERARIO

NUEVA YORK. – El Año Nuevo también trae consigo nueva vida para muchos gigantes de la creatividad del siglo XX: a partir de 2019 los libros de muchos autores célebres, de Thomas Mann a Marcel Proust, de Agatha Christie a D.H. Lawrence, pero también Los diez mandamientos de Cecil B. DeMille y las composiciones de Bela Bartok entrarán en el dominio público.

el-metodo-agatha-christie-en-la-literatura-policiaca-3.jpg

Miles de obras perderán la protección legal que hasta ahora las unía a editoriales y herederos, a fuerza de regalías, derecho de autor y control creativo.

Se trata de un terremoto de profundas consecuencias para el mundo editorial, porque permitirá entre otras cosas crear nuevas obras basadas en clásicos sin que los nuevos autores se vuelvan el blanco de causas legales por violación de copyright.

200px-Marcel_Proust_1900-2.jpg

Todo esto porque el 1 de enero venció una prórroga de veinte años del copyright que se aprobó en 1998 en el Congreso estadounidense. La ley, bautizada por los escépticos como Mickey Mouse Protection Act -se adoptó tras el lobby de Disney para mantener bajo derechos de autor hasta 2024 a Steamboat Willie, el primer filme de Mickey- alargó los términos del copyright para las obras publicadas entre 1923 y 1977, de 75 a 95 años desde la publicación, congelando de hecho su propiedad.

Pero en Año Nuevo las cosas empiezan a cambiar: cada 1 de enero un nuevo grupo de clásicos se vuelve parte del patrimonio cultural común, y en el término de pocos años se vuelven disponibles frutos de la creatividad de autores como F. Scott Fitzgerald, William Faulkner, Ernest Hemingway y

Una vez entrado en el dominio público, un libro podrá ser reproducido, impreso, producido en audiolibro o en edición digital sobre Amazon, y hasta modificado, tal y  como ocurrió en 2002 con “Orgullo y prejuicio”. También se lo puede adaptar para el teatro o el cine sin problemas de derechos de autor.

También Google Books, que había comenzado a escanearlos desde hace años, publicará ediciones completas digitales de obras publicadas en 1923, entre ellas Tarzán y el León de Or, de Edgar Rice Burroughs y Un hijo al frente de Edith Wharton. Otros escritores involucrados en el aluvión de títulos incluyen a Willa Cather, Joseph Conrad, P.G. Woodhouse, Rudyard Kipling y Robert Frost.

38482991.jpg

En 1923 más de 130 mil obras creativas fueron registradas para el copyright, entre ellas la Gran novela americana de William Carlos Williams, pero en la mayor parte de los casos -dijo al New York Times John Ockerbloom, experto en derechos digitales en la Universidad de Pennsylvania- los derechos de autor no fueron renovados después de la primera vez.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

 

Aquí hay otras noticias que te pueden interesar:

El clásico “Geppeto” se estrena en Italia, con el galardonado Roberto Benigni

Lady Gaga alza la voz en Día del Orgullo

LA INQUIETA COMPAÑÍA DE CARLOS FUENTES