Últimas notas

El cine del recuerdo a lo grande, en los clásicos de la Cineteca Nacional

Qué tal ver a Gene Kelly bailando prodigiosamente en Un americano en París o a las míticas divas, Betty Davis y Joan Crawford, juntas por única vez en ¿Qué pasó con Baby Jane? (que inspiró la serie de Amazon Feud) o a una futura estrella Sigourney Weaver en el filme setentero de Ridley Scott Alien, El octavo pasajero o una de las obras maestras de Billy Wilder, Pacto de Sangre, precursoras del thriller.

baby-jane--644x362.jpg

Todas estas joyas de la cinematografía que han revolucionado el arte y la cultura pop mundial se exhiben en una sala de cine con el exitoso programa de la Cineteca Nacional CLÁSICOS EN PANTALLA GRANDE que se realiza por quinta ocasión consecutiva en su única sede en Coyoacán cada fin de semana. En un par de meses concluye su corrida 2017.

Tecnología de punta para una gran experiencia

Las exhibiciones se realizan en el sistema DCP (Digital Cinema Package), que ofrece una excelente calidad para proyecciones de gran formato y sonido digital estéreo, 5.1 o 7.1 dependiendo de la copia. En la mayoría de los casos, se exhibe en imagen 2K (Alta Definición) y algunas selectas han sido en 4K (Ultra Alta Definición), remasterizadas. Tal es el caso de la película de Godard Pierrot el loco y el clásico de David Lean, Lawrence de Arabia, exhibida el año pasado, para la cual incluso se respetó el intermedio teatral del metraje original de 1962.

Con la remasterización de las copias, hacen parecer a películas como El Halcón Maltés, que abrió el cine negro con Humphrey Bogart a la cabeza, o a la súper producción  Lo que el viento se llevó producciones filmadas tan sólo un par de años atrás. Por no decir lo que puede representar para un ojo sensible, admirar en la pantalla de una de las salas mayores de la Cineteca, la portentosa fotografía de Gordon Willis en Manhattan.

Unos clásicos permanentes y para todos

En tiempos de Netflix, un programa como CLÁSICOS EN PANTALLA GRANDE logra convocar no sólo a los viejos cinéfilos sino también a los cientos de jóvenes que cotidianamente deambulan por el complejo de Mayorazgo en busca de opciones alternativas. La sala de cine seguirá presente mientras no olvide el centro de su atractivo: la experiencia.

En pocas palabras, la remasterización de audio e imagen significa para el cinéfilo tradicional una proyección sin ralladuras, brincos ni desgaste que motiven los otrora reclamos al operador de cabina (“cácaro”) y para el novel, una presentación digital afín de “estreno” con colores vivos y sonido envolvente cuyo poder del relato, cual clásico, sea capaz de sorprenderlo.

La Cineteca, servicio de primera… con una gran deuda

La calidad del servicio de la Cineteca no desmerece a la de los grandes complejos comerciales; por el contrario, empezando por su esmerada programación y pasando por atractivos como su museo y las tiendas aledañas, resulta una experiencia única visitarla. La gran deuda de la institución pública la encontramos más bien en su nomenclatura, pues no ha logrado extender a nivel “Nacional” este exitoso esquema de servicio más allá de las fronteras de la actual CDMX, más que con algunos programas temporales.

Los clásicos: cuándo y cómo

Por lo regular se realizan sólo dos funciones para cada película: una los sábados y otra los domingos. En algunos casos, dado el éxito, se extienden a 3 o 4 funciones (el viernes y lunes siguientes). Como ocurrió con el ciclo de Stanley Kubrick que fue retomado por la cadena Cinépolis en varios de sus complejos con estupendas versiones restauradas.

download.jpg

Se exhiben regularmente en la sala 1 con aforo de 400 personas cuyo tamaño evoca a los viejos y enormes cines de antaño. En la sala 10 se disponen de 180 butacas. TV&SHOW ha podido corroborar la gran demanda que el programa ha tenido en varias de sus funciones, incluso con localidades agotadas horas antes de la función, como el de la proyección del clásico musical Cantando bajo la lluvia, por lo que recomienda comprar los boletos en línea para no llevarse la sorpresa de quedarse fuera.

La Cineteca Nacional reportó a esta revista digital que hasta el 15 de octubre, con la exhibición del clásico de horror El Exorcista, habían asistido a estas funciones, 17 mil 55 espectadores. Como dato adicional para los cinéfilos, contrario a los cines comerciales que han estandarizado la proyección de cine digital por cuestiones de rentabilidad, sus salas mayores conservan los proyectores de 35 y 16mm para proyecciones especiales.

TV & Show les ofrece la programación completa de Clásicos…  hasta diciembre.

Octubre:

20 y 21 /  Lejos de Vietnam (1967)

707.jpg

La entonces nueva ola, liderado por Chris Marker e integrado por directores icónicos como Jean-Luc Godard, Alain Resnais o Agnès Varda, realizó este filme para generar “contrainformación” que ayudara a desbaratar la propaganda y las falsas noticias que contribuyeron a justificar un genocidio en Vietnam en los sesenta. Este manifiesto cinematográfico presenta un análisis complejo sobre la memoria histórica, la crueldad humana y las perversiones del imaginario político, pero, sobre todo, demuestra el poder del cine como instrumento insurgente.

zorba-el-griego-que-tal-pelicula-es-que-tal-la-edicion-blu-ray-merece-la-pena-tenerla-original.jpg

28 y 29 / Zorba el griego (1965)

Luego de enterarse de que heredó una mina en la isla de Creta, un joven escritor británico viaja a Grecia para hacerse cargo de ella. En el puerto de El Pireo conoce a Zorba, un hombre mayor de alegre extravagancia e impulsos tan violentos como creativos, quien decide ayudarlo a completar su empresa y enseñarle, de paso, lecciones de vida. Adaptación de la clásica novela de Nikos Kazantzakis, Zorba el griego ha sido recordada a través de los años por la poderosa interpretación que Anthony Quinn hizo del personaje titular: un hombre maduro que ha internalizado los aspectos más dolorosos de su pasado y que ha optado por abordar cada momento con todo el candor posible.

Noviembre:

4 y 5 / La noche avanza (1951)

AMANECER.jpg

Marcos Arizmendi, un mujeriego y fanfarrón jugador de jai-alai, acepta perder un juego a causa de un chantaje, convirtiéndose en blanco de la mafia de las apuestas. La noche avanza es otra aproximación de Roberto Gavaldón al tono dramático y visual del film noir urbano, previamente explorado en La otra (1946), La diosa arrodillada (1947) y En la palma de tu mano (1950). Con la Ciudad de México en plena modernización como telón de fondo, el villanesco antihéroe de esta cinta, interpretado por Pedro Armendáriz sin su característico bigote, transita por un entorno en el cual el cabaret, el Frontón México y la vida nocturna de la urbe adquieren un importante rol protagónico.

11 y 12 / Mr. Klein (1976)

download.jpg

París, 1942. A pesar de la ocupación de Francia por los nazis, Robert Klein lleva una vida tranquila: tiene un hermoso apartamento, una amante y un negocio floreciente. Los problemas surgen cuando la policía lo busca, confundiéndolo con un judío del mismo nombre. El señor Klein iniciará, entonces, una obsesionada búsqueda de su homónimo para demostrar que no es él. Situando a su protagonista como víctima de una persecución legal, Mr. Klein crea un clima de intriga y misterio en torno a la identidad del individuo y el Holocausto. La dirección de Joseph Losey destaca por la utilización simbólica de los espejos como representación de ese otro señor Klein al que nunca vemos, pero que siempre está presente.

18 y 19 / Barbarella (1968)

images.jpg

En un futuro intergaláctico de amor y paz, la sensual agente del gobierno de la Tierra, Barbarella, es enviada a localizar al científico Durand Durand, creador de una poderosa arma que no debe caer en manos equivocadas. Durante su viaje vivirá toda clase de aventuras, peligros y placeres. Esta comedia de ciencia ficción se distinguió por un erotismo irreverente, cortesía del director Roger Vadim, quien con trazos de psicodelia sesentera realizó toda una farsa kitsch del género. A pesar de una trama simple, la suma de elementos como la música y decorados pop, la participación del mimo Marcel Marceau y el striptease en gravedad cero de Jane Fonda, han hecho de la película una obra de culto.

25 y 26 / Intriga Internacional (1959)

0065.jpg

Previo al furor que en los años sesenta comenzaría a provocar el cine de espías al estilo de James Bond, el “amo del suspenso” dirigió una entrega que se inscribe en este subgénero cumpliendo con todos sus tópicos y sin dejar de lado un estilo personal. Cary Grant interpreta al desafortunado Roger Thornhill, un ejecutivo de publicidad neoyorkino que es confundido con un agente del gobierno por un grupo de espías extranjeros. Su persecución a lo ancho de todo Estados Unidos le dio a Hitchcock la oportunidad de realizar un filme de absoluto entretenimiento con fascinantes tintes de suspenso, muy emparentados con su trabajo en películas como La ventana indiscreta, Topaz (1969), e inclusive Psicosis.

Diciembre:

1 y 2 / Rosenda (1948)

MV5BMmRkYjcyNjAtNWY4Zi00NjRhLTllNmUtNGMyODg1MjNiZjEwXkEyXkFqcGdeQXVyMTk4MDgwNA@@._V1_UY1200_CR108,0,630,1200_AL_.jpg

El solterón Ponciano Robles acostumbra ayudar a la gente de su pueblo. Un arriero le ruega que pida por él la mano de una campesina llamada Rosenda. El padre de la joven acepta, pero el arriero se arrepiente y se va del pueblo. Dejándose llevar por su buen corazón, Ponciano acepta la tarea de velar por la joven abandonada. El director Julio Bracho presentó en esta película costumbrista un retrato de las “fuerzas vivas” pueblerinas, además de una interesante historia de amor entre la debutante Rita Macedo y el experimentado Fernando Soler. Evitando el folclorismo y lo pintoresco, Rosenda resultó un filme con la más pura sensibilidad mexicana, fiel retrato de la provincia michoacana.

8 y 9 / Tarde Perros (1975)

tarde de perros cartel.jpg

Inspirado en hechos reales, este thriller recrea un peculiar atraco sucedido en 1972 durante un caluroso día de verano neoyorkino. Antes del cierre, Sonny (Al Pacino) y su compañero Sal (John Cazale) irrumpen en un banco de Brooklyn para asaltarlo rápidamente, sin embargo, todo sale mal comenzando por el hecho de que casi no hay dinero. La situación poco a poco empeora: los policías los tienen acorralados, la muchedumbre rodea el lugar y la presencia de las cámaras de televisión hacen del evento todo un circo mediático. Colaboradores en Serpico (1973), Pacino y el director Sidney Lumet, hacen equipo nuevamente en esta vibrante película que se llevó el Óscar al Mejor Guión en 1976.

15 y 16 / Ascensor para el cadalso (1957)

ascensorparaelcadalso1.jpg

Julien Tavernier, un exoficial ahora empleado de un influyente empresario, y Florence Carala, esposa del patrón, planean el asesinato de éste. Ellos prevén reunirse después de lograr su objetivo, sólo que un infortunio provoca una serie de hechos que complica su plan para estar juntos. Considerada por algunos como el primer trabajo formal de la Nueva Ola Francesa, la opera prima de Louis Malle conjuntó una atmósfera melancólica en torno a una pareja envuelta por la desesperanza y el azar, potencializada por la música a cargo del trompetista Miles Davis y una fotografía en claroscuros que retrata París bajo un candor que recuerda el imaginario del film noir estadounidense.

22 y 23 / ¡Ay, qué tiempos, señor don Simón! (1941)

download.jpg

La Cineteca cierra el año y su quinta edición con uno de los grandes clásicos de la filmografía mexicana. Dirigida por Julio Bracho y con fotografía de Gabriel Figueroa.

México, principios del siglo XX. Inés, una joven y bella viuda, asiste a un espectáculo nocturno sólo para hombres y comprueba que su novio Miguel le es infiel con una tiple de teatro. Su visita al evento provoca un escándalo; pero esto no impide que ella coquetee con don Simón, presidente de la Liga de Defensores de las Buenas Costumbres, para así darle celos a Miguel. Considerada una apuesta ágil dentro del llamado cine de añoranza porfiriana, la ópera prima de Julio Bracho se convirtió en un gran éxito de taquilla y de crítica gracias a una irónica historia de enredos amorosos que hace eco de las vicisitudes sociales de la época, encabezada por el talento del actor Joaquín Pardavé.

PARA NO OLVIDAR:

Lugar: Cineteca Nacional.

Dirección: Av. México-Coyoacán, No. 389, Col. Xoco.

Metro Coyoacán, (L3). Al salir caminar sobre Mayorazgo. Existen dos estaciones de Ecobici en esta calle. También se puede llegar en auto desde Av. México-Coyoacán.

Horarios: Funciones desde la mañana (consultar cartelera en www.cinetecanacional.net [*])

Costos: $50 entrada general y $30 para menores de 25 años, estudiantes y adultos mayores. Martes y miércoles, ambos días el costo del boleto es de $30 para cualquier función (Este descuento no aplica para Muestra, Foro y Talento emergente).

* La Cineteca ya cuenta con sistema de compra electrónica anticipada.

Estacionamiento: El costo es de $25; motos, $15, por tiempo indefinido al adquirir boleto.

POR DANIEL LARES MUÑOZ (@daniel-lares)

TV&SHOW / Rondero’s Medios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: