Los Globos de Oro 2021, en medio de la polémica y la controversia

NUEVA YORK.- ¿Ganará Mank o Nomadland? ¿Promising Young Women, The Father o The Trial of the Chicago 7? Con Amy Pohler y Tina Fay haciendo los honores en la singular conducción (Amy en Los Ángeles y Tina desde el Rainbow Room en Nueva York) y los hijos de Spike Lee como “embajadores”, los GLOBOS DE ORO se transmitirán este domingo por la noche por la señal internacional de la NBC en un formato híbrido, virtual y “en vivo” (TNT, 18:30 horas en Latinoamérica).

Dos semanas antes del anuncio, el 15 de marzo, de las nominaciones al Oscar, los premios al mejor cine y mejor televisión otorgados anualmente por miembros de la Prensa Extranjera de Hollywood, han sido considerados durante mucho tiempo los primos más frívolos de los Premios de la Academia, o como dijo el comediante británico Ricky Gervais durante la ceremonia de 2012: “Lo que Kim Kardashian es a Kate Middleton”. La controversia siempre ha permeado en los Golden Globe, y más en este año transcurrido durante la pandemia.

Este año no sólo está la pandemia que eclipsa la noche con una audiencia esperada de entre 18 y 20 millones de espectadores: además de lamentar la muerte del presidente Lorenzo Soria, asesinado de cáncer el verano pasado, la HFPA (Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood) tiene que lidiar con las acusaciones de Los Angeles Times de ser una “casta” fácilmente influenciada por los estudios y dispuesta a dar una gran compensación a sus miembros desafiando el estatus sin fines de lucro de la organización.

La anterior no es la única polémica suscitada por el periódico, ya que señala que entre los 87 miembros de la HFPA no hay ni un solo afroamericano.

El anacronismo contrarresta con el hecho de que ninguno de los potenciales nominados al Oscar al Mejor Drama con un elenco negro ha entrado en la carrera. Entre los excluidos se encuentran: One Night in Miami (que tiene tres nominaciones en otras categorías) de Regina King y Ma Rainey’s Black Bottom (dos), mientras que Da 5 Bloods de Lee ha sido totalmente cortado.

Un Globo de Oro a Chadwick Boseman por Ma Rainey, su última actuación, que sería el primer premio póstumo después de Peter Finch por Fifth Power.

Los Globos de 2021, sin embargo, han hecho historia en nombre de la inclusión. Con Chloe Zhao (Nomadland) y Emerald Fennell (Promising Young Woman), King es una de las tres directoras nominadas. Si una de ellas ganara sería la primera.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Carey Mullingan con Promising Young Woman va por Globo y Oscar

HOLLYWOOD.– Una mujer está medio inconsciente y borracha en una cama mientras un hombre intenta quitarse la ropa interior mientras ignora sus débiles protestas. De repente, la mujer, que de repente parece completamente sobria, se sienta, se sorprende y lo asusta agarrándole la mano y preguntándole en un tono amenazante: “¿Qué estás haciendo?”, es una de las secuencias de PROMISING YOUNG WOMAN, comedia de suspenso protagonizada por CAREY MULLINGAN, nominada al Globo de Oro.

La británica Emerald Fennell es la guionista (firmó como showrunner la segunda temporada de Killing Eve), para escribir su debut como directora, la comedia de suspenso/negro Promising young woman, una de las sorpresas de la temporada. La película ha ganado recientemente cuatro nominaciones a los Globos de Oro.

Fennell es también uno de los nombres de los que se habla mucho en la nueva ola de mujeres en el cine: “Quería hacer una película de venganza desde el punto de vista de una mujer real, que tenía todas las delicias del género y al mismo tiempo contaba la realidad de lo que son la venganza y el luto”, explicó Emerald Fennell en el Q&A online junto a Carey Mulligan, organizado por Hollywood Reporter.

La “joven promesa” que ha renunciado a su sueño de convertirse en doctora es Cassie (Mulligan), una mujer de 30 años que todavía vive con sus padres (Clancy Brown y Jennifer Coolidge) y sigue trabajando en el bar de Gail (Laverne Cox). Su rutina diaria hecha sólo de hogar y trabajo es contrarrestada por las noches mucho más impactantes, en las que Cassie lleva a cabo el plan de “castigar”, en varios tonos, a los hombres dispuestos a aprovecharse (a menudo escondidos detrás de un trabajo educado) de mujeres que parecen incapaces de defenderse.

Una misión de venganza motivada por traumas severos y luto. Sin embargo, la reunión con un ex compañero de clase de la universidad, Ryan (Bo Burnham) también le presenta la posibilidad de diferentes opciones. Adam Brody, Connie Britton y Alison Brie también protagonizan este film.

“El guion estaba tan bien escrito”, explica Carey Mulligan . “Y cuando conocí a Emerald, supe de inmediato que su visión de la película era completamente clara, desde el humor, hasta la música, pasando por la mirada de Cassie. La historia y el personaje me fascinaban, no podía soportar ver a alguien más en este papel, absolutamente tenía que ser yo, era una oportunidad increíble”.

La actriz inmediatamente sintió que “la confianza total de Emerald y lidiar con la película era divertido, liberador, seguro y emocionante. Necesitábamos un intérprete capaz de encontrar un equilibrio muy delicado y estaba convencido de que sólo Carey sería capaz de encontrarlo” -subraya el director- .

Emerald Fennell necesitaba “una actriz que pudiera comunicar la verdad con un camino emocional claro y Carey lo hace muy bien”. En comparación con los muchos personajes negativos de la película “pedí a todos los actores que no se vieran a sí mismos como ‘malos’ o depredadores, sino ‘buenos’ que conocen a un maníaco que llegó a arruinar su vida. Para el elenco quería artistas talentosos, incluso en comedia y que les gustara el público, porque a lo largo de la historia vemos gente afable capaz de hacer cosas terribles”.

La intérprete de An Education, una película que le trajo su primera y hasta ahora única nominación al Oscar en 2009, también se ha preparado para Promising Young Woman documentando la propagación de agresiones sexuales en los campus universitarios, con un libro como Missoula de Jon Krakauer y el documental de Kirby Dick The Hunting Ground: “Si entiendes por qué Cassie está de luto también entiendes por qué hace lo que hace”. Se trata de una película de venganza “que muestra lo inútil, vacía y en mal estado que puede ser la venganza”, añade el director.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Bill Murray busca el Globo de Oro y el Oscar con “On The Rocks”

LOS ÁNGELES.- Una nominación a los Globos de Oro para actor de reparto, y la oportunidad de participar en la carrera por los Oscar, refleja el éxito de la nueva colaboración de Bill Murray con Sofia Coppola en On The Rocks, comedia familiar protagonizada por Rashida Jones y Marlon Wayans, disponible en Apple TV+.

“Sofía siempre sabe lo que quiere” -explica Murray en un encuentro en línea organizado en la noche de San Valentín por la Cinemateque Americana, de la que fue el protagonista junto con el cineasta y Jim Jarmusch en el papel inédito de moderador. “Hace que todo sea soñador. Ella cuida de ti, está atenta a todos a su alrededor, como directora y como mujer. Es genial trabajar con ella”.

Después de Lost in translation (2003) y el especial de televisión A Very Murray Christmas (2015), la realizadora escribió ON THE ROCKS pensando en Murray: “Sé que el público ama mucho a su personaje en Lost y quería que este papel estuviera a la altura de eso. Tener a Bill en mente, su personalidad, sus gestos, me ayudaron mucho en el desarrollo del personaje. Entonces, por supuesto, siempre es la sorpresa de lo que es capaz de crear en el set”.

La película se centra, según Murray, en “la búsqueda de una verdad invisible, que empuja a los personajes a dar la vuelta a las alfombras en busca de pistas también”.

La historia, ambientada en Nueva York, inicia con un breve interludio en México, gira en torno a Laura (Jones), escritora, esposa y madre de dos hijos pequeños, que escucha a su esposo Dean (Wayans), a menudo por trabajo, cada vez más separado. Laura teme que pueda haber otra mujer en el camino y confía por teléfono con su padre, Felix (Murray), un antiguo dueño de la galería, bon vivant y seductor incurable. El hombre llega rápidamente de París y se ofrece a ayudar a su hija a descubrir la verdad. En sus aventuras como investigadores aficionados (incluyendo acecho, fiestas, encuentros con la policía, descubrimientos y viajes inesperados), padre e hija tienen la manera de cuestionar su relación.

Sofia Coppola había tenido durante años la idea de hacer la película: “Tenía en mente durante mucho tiempo la historia de este padre y esta hija en las calles de Nueva York, pero había decidido filmarla sólo cuando encontré el camino correcto”.

Entre las claves de la película, fue la alquimia entre el protagonista y Murray: “Ya había trabajado con Rashida en otras ocasiones. Habíamos pasado tiempo juntos y lo habíamos pasado muy bien, estaba feliz de que estuviera en la película”.

Rashida (hija de Quincy Jones y la cantante y actriz Peggy Lipton) perdió a su madre poco antes del rodaje: “Es una circunstancia que nos hizo sentir aún más unidos -señala Murray-, nos basamos el uno en el otro. Estas son situaciones en las que es muy útil trabajar con alguien como Sofía que piensa no sólo en la película, sino también en ti como persona”.

La película también le dio a Murray la oportunidad de improvisar en algún momento: “Los guiones están escritos en dos dimensiones, luego en el set nos enfrentamos a una vida tridimensional -explica-. “Además de que un guion se puede escribir bien, siempre falta algún detalle, y directores como Sofía saben cómo captar estas diferencias, están abiertos a la colaboración y saben cómo mantener viva la escena”.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

“Allen vs. Farrow”, la punta del iceberg, documental de HBO

NUEVA YORK.- “No importa lo que creas que sabes: es sólo la punta del iceberg”, apunta Dylan Farrow, la hija adoptiva que sostiene haber sido abusada por Woody Allen, durante el tráiler que anticipa la nueva serie de cuatro partes ALLEN VS. FARROW, que se transmitirá a partir del 21 de febrero por HBO.

Los realizadores son los documentalistas Kirby Dick y Amy Ziering, la miniserie contiene elementos inéditos de una batalla legal e imagen de décadas.

Inicialmente ambos documentalistas habían dudado: “Es un caso del que se ha hablado mucho, pero al seguir adelante descubrimos mucho más”, dijo Dick. “La historia completa nunca ha sido contada.” 

Woody y Mia habían estado juntos durante 12 años sin casarse y manteniendo residencias separadas en lados opuestos de Central Park. La vida privada y el cine se habían entrelazado en las 13 películas rodadas juntos. Después de adoptar dos hijos (Dylan y Moses), tuvieron un hijo (Satchel, que cambió su nombre a Ronan después de que sus padres rompieron). La relación se derrumbó en 1992 cuando Mia descubrió fotos no escaladas de su hija adoptiva Soon-Yi Previn en la casa de Woody. Durante ese verano, Dylan, entonces de siete años, había acusado a Woody de acoso. Investigaciones separadas en Connecticut y Nueva York habían terminado en nada.

El documental contará con películas filmadas por Farrow en Connecticut cuando sus hijos eran jóvenes y grabaron en secreto el audio de sus conversaciones con Woody. También aparece el video en el que Dylan cuenta sobre el acoso que habría sufrido. Hablan amigos de la familia como Carly Simon, el fiscal Frank Maco, familiares, investigadores, expertos y testigos.

Ni Woody ni su esposa Soon-Yi participaron en la serie que también examina las películas del director y cómo las acusaciones llevaron a una reconsideración de todo su trabajo. La serie es el último ejemplo de la lenta pero inexorable distancia de Hollywood de uno de sus autores más ilustres. Desde que Dylan, ahora un adulto, regresó a los cargos en 2017 a raíz del movimiento #MeToo, actores de Hollywood como Greta Gerwig, Colin Firth y Mira Sorvino se comprometieron a no trabajar más con Allen, mientras que en 2019 Amazon rompió un acuerdo de 68 millones de dólares después de que el director insinuó que la investigación sobre Harvey Weinstein parecía una “cacería de brujas”.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Wuhan, la ciudad en la que nace el coronavirus, inspiración fílmica

WUHAN, China.– La realidad siempre supera a la ficción, máxime en la pandemia, el cine no es la excepción. ¿Cuál será el mejor documental del año? Se perfila IN THE SAME BREATH, de la cineasta Nanfu Wang, quien comenzó a conocer más sobre el virus que apareció en Wuhan en diciembre de 2019 y por tal razón contrató a varios camarógrafos para que documentaran todo lo que veían en los hospitales.

Sin embargo, según Nanfu Wang, los trabajadores de la salud fueron capacitados para que no revelaran información sobre el tema.

La cineasta aumentó su interés tras ver unas imágenes de un hombre que aseguró que se había infectado un mes antes de que las autoridades chinas reconocieran la existencia de este virus.

Otras imágenes que capturó la cineasta son de adultos mayores siendo rechazados en los hospitales ante la saturación de la capacidad. “No podemos mantenerla en su ambulancia para siempre”dijo uno de los pacientes.

Nanfu Wang se basó en los testimonios de varias personas que aseguraban vieron morir a sus familiares y no pudieron abrazarlos.

Wuhan, la ciudad china de 11 millones de personas que se volvió mundialmente conocida por ser donde la pandemia comenzó.

El 1 de enero de 2020, tras las celebraciones del año nuevo en China, una noticia pasó inadvertida. Ocho doctores fueron “castigados por esparcir rumores sobre una neumonía falsa”.

La realizadora de este controversial documental tomó esta noticia como base para explorar la manera en cómo el gobierno encubrió la letal propagación del virus y cómo, más tarde, Estados Unidos cometió errores similares, derivando en una ola de muertes. Una de las acusaciones más fuertes (y convincentes) del documental es que las cifras del gobierno chino fueron una mentira; la cantidad real de víctimas es diez veces más grande que las reportadas por autoridades. Y claro, esto es acompañado por datos y testimonios concisos.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Murió Christopher Plummer a los 91 años, el inolvidable capitán de “La novicia rebelde”

El veterano actor CHRISTOPHER PLUMMER falleció a los 91 años en su hogar en Connecticut en compañía de su esposa y mejor amiga por 53 años, Elaine Taylor.

Deadline dio a conocer el deceso del inolvidable intérprete de La novicia rebelde y All the money in the world.

Su manager y amigo por 46 años, Lou Pitt, señaló que “Chris era un hombre extraordinario que amaba y respetaba profundamente su profesión con excelentes modales a la antigua, un humor autocrítico y la música de las palabras”.

“Era un tesoro nacional que disfrutaba profundamente de sus raíces canadienses. A través de su arte y su humanidad, tocó todos nuestros corazones y su vida legendaria perdurará para todas las generaciones venideras. Él estará para siempre con nosotros”, añadió.

Plummer pasó los últimos 75 años como un incondicional del escenario y la pantalla, el último de los cuales cubrió más de 100 películas. Es mejor conocido por interpretar al Capitán John Von Trapp en el clásico de 1965 dirigido por Robert Wise The Sound of Music, pero ganó su Oscar por la película Beginners de 2010, y recientemente fue nominado al Oscar por la película All The Money In The Worls, dirigida por Ridley Scott. 

Plummer se crió en Montreal y comenzó su carrera profesional en el teatro y la radio tanto en francés como en inglés. Después de que Eva Le Gallienne le diera su debut en Nueva York (1954), protagonizó muchas producciones célebres en Broadway y el West End de Londres y ganó elogios a ambos lados del Atlántico.

Ganó dos premios Tony por el musical Cyrano y por Barrymore, además de siete nominaciones al Tony, la última por su King Lear (2004) y por Clarence Darrow en Inherit the Wind (2007); también tres premios Drama Desk y la medalla del National Arts Club.

Ex miembro destacado del Royal National Theatre de Sir Laurence Olivier y de la Royal Shakespeare Company de Sir Peter Hall, donde ganó el premio Evening Standard de Londres al mejor actor en Becket; también ha dirigido el Festival Stratford de Canadá en sus años de formación con Sir Tyrone Guthrie y Michael Langham.

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

“Mank” se perfila para el Globo de Oro por Mejor Film Dramático

NUEVA YORK.- MANK, el film de David Fincher sobre la época de oro de Hollywood y la creación de Citizen Kane, encabeza las nominaciones a los próximos Golden Globe, con seis candidaturas, incluyendo Mejor Film Dramático, al igual que la serie televisiva The Crown.

Las nominaciones dejaron dos grandes excluidas, Sophia Loren y Meryl Streep, pero distinguieron a tres realizadoras candidatas, numerosos británicos y una cantante italiana, Laura Pausini. Además de un homenaje póstumo a Chadwick Boseman por Ma Rainey’s Black Bottom.

Producida por Netflix y filmada en blanco y negro, Mank superó por una nominación a otro film de Netflix, The Trial of the Chicago Seven de Aaron Sorkin.

Siempre de Netflix, la cuarta temporada de The Crown superó ampliamente a los canadienses de Schitt’s Creek, que arrasaron en los últimos Emmy, en tanto The Undoing de HBO y Ozark de Netflix obtuvieron cuatro nominaciones cada una.

Los Golden Globes son asignados cada año por la prensa extranjera en Hollywood. La edición 2021, presentada por Amy Pohler y Tina Fey, desde Los Ángeles y Nueva York, se emitirá el 28 de febrero, fecha que dejaron libres los Oscar.

Entretanto el film de Edoardo Ponti The Life Ahead obtuvo dos candidaturas: a Mejor Film en Lengua Extranjera y por la canción Io sì/Seen interpretada por Laura Pausini y fruto de la colaboración con Diane Warren y Niccolò Agliardi.

Hubo también reconocimiento para tres realizadoras: un récord para una sola edición y una gran noticia tras la exclusión, el año pasado, de Greta Gerwig.

Este año Chloe Zhao (Nomadland), Regina King (One Night in Miami) y Emerald Fennell (Promising Young Woman) se sumaron a Barbra Streisand, Jane Campion, Sofia Coppola, Ava DuVernay y Kathryn Bigelow, que ya habían recibido el mismo honor en diferentes años.

Son muchos los grandes excluidos: entre las películas, Da Five Blood de Spike Lee (cuyos hijos tendrán el papel de “embajadores” de la ceremonia) y Ma Rainey’s Black’s Bottom, incluso si además de Boseman también Viola Davis obtuvo una candidatura.

 Y además de Loren, fue olvidada también Meryl Streep, que podría haber sido postulada por The Prom y Let them talk, así como Zendaya por Malcolm and Marie.

También se llevaron nominaciones hacia el Viejo Continente varias estrellas británicas, empezando por Olivia Colman, Emma Corrin y Josh O’Connor (respectivamente la reina Isabel, Lady Di y el príncipe Carlos), de The Crown, y Daisy Edgar Jones, la atormentada adolescente de la miniserie Normal People.

Y además Riz Ahmed (Sound of Metal), Anthony Hopkins (The Father), Gary Oldman (Mank) y Sasha Baron Cohen por Trial of the Chicago 7, donde tiene el papel del activista Abbie Hoffman y por la secuela de Borat, que también le dio una nominación a la actriz búlgara Maria Bakalova.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios
   

Reencuentro virtual Anthony Hopkins-Foster, 30 años después

LONDRES.- ANTHONY HOPKINS y JODIE FOSTER se vuelven a ver los rostros, de manera digital, 30 años después del estreno de El Silencio de los Inocentes.

“Estaba en Londres en 1989 protagonizando Mauritain, rememora Hopkins. Mi agente me envió un guion. “¿Qué es, un cuento de hadas para niños?, le pregunté después de ver el título”, cuenta Hopkins en la “reunión” virtual de una hora de duración.

El resto es historia. Sólo leyó diez páginas del guion de la novela de Thomas Harris para que el actor galés, hoy de 83 años, se diera cuenta de que ese texto era lo mejor que tenía en sus manos. “Tenía que interpretar el personaje del sádico psiquiatra y asesino en serie Hannibal Lecter.

“Yo tenía miedo de usted. Ganaste un Oscar”, le confió Hopkins a Foster, quien en la película dirigida por Jonathan Demme, era la aspirante a agente del FBI Clarice Starling. “Recuerdo su voz, muy específica, en un tono metálico. Todos nos inspiramos en el libro”, recuerda la actriz. Y explica que para ella, “Con Clarice, también era la voz, porque había sido traumatizada por los corderos sangrando mientras eran llevados al matadero (la imagen que inspiró el título original de la película, ed) y no había nada que pudiera hacer para ayudarlos”.

Jodie también reveló que su madre no podía entender por qué aceptó el papel de una chica “tan tranquila”.

Hopkins y Foster hablan con la familia de viejos amigos, incluso si no están en contacto frecuente: “¿Pero alguna vez te pasa -ella pregunta- que alguien se te acerca y te pregunta si quieres una botella de Chianti?”.

El caníbal más famoso del mundo del cine y su némesis pronto tendrán la oportunidad de volver a encontrarse en los próximos Premios de la Academia. Hopkins está en la pole position a la mejor nominación a actor por su papel como padre enfermo de Alzheimer en The Father de Florian Zeller con Olivia Colman. Mientras Foster regresaba a protagonizar The Mauritanian de Kevin Macdonald como un abogado que luchaba por liberar a su cliente inocente de la Bahía de Guantánamo. Para Foster sería la tercera nominación al Oscar después de Bajo acusación y de El silencio de los inocentes.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

James Earl Jones, 90 años del actor tartamudo de voz privilegiada

LOS ÁNGELES.- Es el actor con una de las voces más inconfundibles del cine americano y protagonista con papeles que han hecho historia. Es JAMES EARL JONES, quien cumple este día 90 años.

EARL JONES nació el 17 de enero de 1931 en Mississippi pero criado en Michigan. JONES es conocido, entre otras destacadas actuaciones, por su papel como Alex Haley en Roots, seguido de Thulsa Doom en Conan el Bárbaro, y el Almirante Greer en The Hunt, en filmes como Octubre Rojo, Power Games, Under the Sign of Danger. Su papel como el rey Joffy Joffer en Coming to America (1988), el padre del príncipe Akeem interpretado por Eddie Murphy, también es inolvidable.

Pero su fama también está ligada a su carrera como actor de voz. La suya es la voz de Dart Fener en las sagas de Star Wars y Mufasa en El Rey León (así como en su secuela y remake).

También es la voz detrás del anuncio de This is CNN. Sus actuaciones le valieron diez nominaciones al Emmy, ganando 3 de ellas, 5 premios Globo de Oro y un Premio de la Academia al Mejor Actor Principal por la película To Rise Lower, mientras que en 2012 recibió el Premio de la Academia a la Trayectoria. Por sus obras de teatro, ganó dos premios Tony.

Sin embargo, JONES, una de las voces más reconocibles del mundo, tiene un pasado como tartamudo. Como él mismo relató en el pasado en una entrevista, cuando era niño, criado por sus abuelos maternos, luchó con una forma de tartamudeo que lo dejó casi mudo durante los primeros ocho años de su vida. “Como un niño- recodó – sólo me comunicé con mi familia o al menos con aquellos que no se sentían avergonzados por mi tartamudez y vergüenza. En cambio, me comuniqué con animales con bastante libertad, a saber, cerdos, vacas y pollos. A ellos no les importa cómo suene tu voz”.

JONES también fue presa de las burlas de sus compañeros de clase en la escuela y en un momento dejó de hablar. En cambio, lo hizo en la escuela secundaria y gracias a un profesor de inglés que comenzó en la poesía.

El actor una vez escribió un poema tan hermoso que el mismo maestro dudó que fuera original. Así que lo invitó a recitarlo de memoria delante de la clase. Lo cual hizo porque fueron sus palabras y desde entonces ha estado en el camino de ponerse detrás del trastorno del habla.

Hoy, a pesar de los éxitos de su carrera, no se siente capaz de decir que ha salido completamente de ella. “No puedo decir que estoy curado – comentó ¡trabajo en ello!”.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Faye Dunaway cumple 80 años

LOS ÁNGELES.- FAYE DUNAWAY cumple 80 años, icono de los setentas, durante su carrera la actriz ganó un Premio Oscar, tres Globos de Oro, un Bafta y un Emmy, mientras que en 2011 el gobierno francés le otorgó el honor de Oficial de la Orden de las Artes y las Letras.

DUNAWAY nació en Bascom, Florida, hija de un militar del Ejército de los Estados Unidos, hizo su debut en los escenarios en la década de 1960, cuando a sus 20 años consiguió un pequeño papel en Broadway, en el programa And The Night Came.

El despegue para la juvenil actriz fue en 1966 cuando Elliot Silberstein la quería para Empezó a jugar con Anthony Quinn. Dunaway fue elegida por Arthur Penn para Gangster Story (1967), inspirada en la historia de Bonnie y Clyde, donde alternó junto a Warren Beatty y Gene Hackman. Su interpretación de Bonnie le valió una nominación al Oscar a la Mejor Actriz en un Papel Protagonista.

Después de trabajar junto a Jane Fonda en E venne la notte de Otto Preminger y The Thomas Crown Case con Steve McQueen, de Norman Jewison, a finales de la década de 1960 la actriz aterrizó en Italia, donde tuvo el papel de Julia en la película Lovers (1968) dirigida por Vittorio De Sica. El otro protagonista fue Marcello Mastroianni, como Valerio. Un romance nació entre los dos personajes y pronto la ficción se trasladó al mundo de la realidad y Dunaway y Mastroianni comenzaron una historia de amor que tendría tres años de duración. La actriz más tarde regresó a Hollywood.

El pináculo de su carrera llegaría en la década de 1970 con películas como Chinatown de Roman Polanski (1974), como Evelyn Cross Mulwray, que le valió su segunda nominación al Oscar, y The Crystal Hell (1974), dirigida por John Guillermin, cuyo elenco incluía a Paul Newman, Steve McQueen, William Holden, Fred Astaire, Jennifer Jones y Robert Wagner.

El Oscar a Mejor Actriz llegó con la interpretación de Diana Christensen en la película de Sidney Lumet de 1976 Fifth Power, sobre el abuso de las noticias. Por el mismo papel también ganó el Globo de Oro.

En la década de 1980 Faye Dunaway se dedicó principalmente a la televisión apareciendo en algunos episodios de la serie Lieutenant Colombo y también regresó a trabajar en Italia, interpretando a la reina Isabel de Castilla en el guion Cristoforo Colombo de Alberto Lattuada, en la película de Carlo Vanzina The Match y con Lina Wertm’ller en In a Moonlight Night.

En 2017, Dunaway, a quien Hollywood también dedicó una estrella a lo largo del famoso Paseo de la Fama, participó en la ceremonia de los Oscar, y junto a Warren Beatty se equivocó al mencionar a La La Land como Mejor Película en lugar de la ganador oficial Moonlight.

De hecho, el error no fue de los presentadores, sino de los encargados de entregar los sobres con los nombres de los ganadores. En una entrevista con Variety, Dunaway reveló que se siente un poco culpable. “Yo podría haber hecho algo – admitió –. ¿Cómo no pude ver el nombre de Emma Stone en la tarjeta?

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Robert Duvall, actor “naturalista”, 60 años de carrera y 90 de vida

LOS ÁNGELES.- Hay actores que encarnan una generación, ROBERT DUVALL es uno de ellos, el que escribió en su rostro los años 70 del cine estadounidense, la era de Nuevo Hollywood. Pero su historia es mucho más variada y merece ser releída en su onomástico 90 porque si hay una voz fuera del coro en América ayer y hoy, es la suya.

La calvicie apareció desde una edad temprana en ROBERT DUVALL, imponente por su físico, hoy trae los años como una de las estatuas talladas en el monte Rushmore. Y no por una mera casualidad: su familia tiene sangre francesa (uno de sus antepasados huyó después de la persecución contra los hugonotes), además de alemana y británica. Por parte de su padre, es descendiente directo del general confederado Robert Edward Lee, a quien el propio Duvall llevó a la pantalla en Dioses y generales (Robert Maxwell, 2003).

Robert Selden Duvall nació en San Diego el 5 de enero de 1931, hijo de un almirante y una actriz amateur. Se entrena en la dura escuela militar en casa, así como una estricta observancia religiosa, pero su pasión por el escenario no lo deja en silencio: hizo su debut en el escenario en 1952 en el Gateway Playhouse, en Long Island, donde encontró a su amigo y mentor Ulu Grosbard como director.

Asistió a las clases de actuación de Sanford Meisner en Nueva York, compartiendo una casa con Dustin Hoffman y Gene Hackman: “¿Qué es un amigo? – él dirá más tarde-. Es el que te presta sus últimos 300 dólares si tienes que ir al hospital”.

El nombre de ese amigo es Gene Hackman. En 1953, sin embargo, se alistó en el ejército y a los dos años fue enviado al frente en Corea. De vuelta a casa, Meisner le dio el primer papel importante en el teatro y poco después se estableció en obrass como Bus Stop, The Perfect Crime, A tram called desire, ésta última en la que rivaliza con Marlon Brando.

Experimentó por primera vez la emoción de la cámara en Up There Someone Loves Me (1956) con Paul Newman, pero tendría que esperar seis años para que Hollywood lo ubique como el enfermo mental en The Dark Beyond the Hedge junto a Gregory Peck. Mientras tanto, aparecía como una “estrella invitada” en la televisión: dirá que ésa era su escuela, citando la serie Lonely Dove de finales de los 80 como su interpretación favorita.

En cambio, es el cine que lo convirtió en un personaje memorable a finales de la década de los sesenta cuando su destino cruza a los jóvenes maestros de esa formidable generación: después de The Hunt (1966) de Arthur Penn y Countdown de Robert Altman (1968), apareceCoppola en su debut con I’m Not Coming Home Tonight (1969), George Lucas (The Man Who Escaped from the Future, 1971) al inesperado triunfo de The Godfather (1972), que derivó con la primera de seis nominaciones al Oscar. Ganó en 1984 con Tender Mercies de Bruce Beresford.

Su director-pigmalión ha sido Francis Coppola, quien le da el papel de Tom Hagen, los “concejales” de la familia Corleone en El Padrino junto a Don Vito (Marlon Brando) y su hijo Michael (Al Pacino) en la exitosa secuela de 1974.

El director y el actor volvieron a reunirse en The Conversation y en Apocalypse Now (1979) cuando Duvall usa el uniforme del coronel Kilgore, pronunciando una de las líneas más famosas en la historia del cine: “Me gusta el olor del napalm por la mañana”. Pero hay muchos directores de los años 70 que encuentran en esa “cabeza de piedra” a la co-estrella ideal, como Bob Altman con MASH; Sam Peckinpah en Killer Elite, Sidney Lumet en Quinto poder, Monte Hellman en Soy el más grande.

En el 79 alcanzó popularidad con Il Grande Santini, que lo llevó de vuelta a los finalistas de los Oscar y en 1981 ganó la Copa Volpi en Venecia con La Absolución, de su amigo/maestro Ulu Grosbard.

Paradójicamente, después de estos premios y los Oscar de 1984, ROBERT DUVALL se alejó del éxito, cada vez más elegido por la televisión, se apasionó por una nueva carrera como productor, probó suerte dirigiendo 5 veces, obteniendo un gran éxito (y otra nominación al Oscar) con El Apóstol (1997). Le gusta decir de sí mismo: “No me ven como un protagonista, pero nunca me ha apasionado este juego: nunca he estirado los dientes delante o ese tipo de cosas. No quiero cambiarme de cara para conseguir esto. Incluso cuando hice una película ‘grande’, lo único que me importaba era hacer del personaje un hombre de verdad”.

DUVALL se considera un actor naturalista, en el molde de Spencer Tracy y, mientras admira la lección del Actor’s Studio, nunca lo ha convertido en una obsesión, prefiriendo la soledad libertaria como un viejo vaquero. Sus elecciones políticas lo confirman: siempre fue un republicano (especialmente raro en Hollywood), recompensado por una cierta familiaridad en la Casa Blanca en la época de los Bushes, padre e hijo, e incluso hizo campaña por John McCain y Sarah Palin a pesar de tener vínculos familiares con Barak Obama.

En 2016, después de apoyar a Donald Trump, dejó a los republicanos llamando al partido “un verdadero desastre”. Fiel a su independencia moral, junto con su última esposa, Luciana Pedraza, mucho más joven que él y casado por cuarta ocasión en 2004, se dedica a trabajos sociales para los pobres de Argentina (su país de elección donde se refugia tan pronto como puede) la construcción de escuelas, dispensarios, vivienda social.

“En Buenos Aires – le encanta recordar – hay un pequeño café, La Biela, en el distrito de la Recoleta donde se puede sentarse al atardecer, ver enjambres de personas hasta la noche y disfrutar de su café a las ocho de la mañana. No hay mejor lugar en el mundo.

En este año DUVALL aparecerá en 12 poderosos huérfanos de Ty Roberts, con su amigo Martin Sheen, y en Hustle de Jeremiah Zagar.

A todo esto, ¿habrá otro Oscar o un reconocimiento a DUVALL por 60 de su carrera?

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Scorsese sigue muy activo: estrena el documental “Pretend It’s a City”

NUEVA YORK.- El realizador estadounidense MARTIN SCORSESE, quien hace un año confió a los medios su convicción de haber llegado “tal vez” al final de su obra, está más activo que nunca y The Irishman no será su último trabajo.

Pretend It’s a City, cuyos estreno el 8 de enero en Netflix, es un viaje pre coronavirus a la Gran Manzana, a través de los ojos y la sensibilidad de su amiga y conciudadana Fran Lebowitz.

“La gente se enoja conmigo porque tengo demasiadas opiniones”, dice Dorothy Parker en el trailer del documental, que apunta la cámara hacia sus frustraciones por la forma en que la gente navega su amada Nueva York, como cuando Fran ve un nuevo puesto de la librería Strand en la “trampa para turistas” de Times Square y le dice al vendedor: “¿No te parece injusto traer aquí un libro? Injusto para los libros…”.

No es la primera vez que Scorsese y Lebowitz trabajan juntos: hace diez años, la autora de Dos pandas en Nueva York fue tema de Public Speaking, para HBO, donde se la veía pontificar sentada en su mesa preferida del Waverly Inn, el restaurante del entonces director de Vanity Fair, Graydon Carter.

En 2013 la humorista apareció en dos papeles distintos como extra en The Wolf of Wall Street. Ahora septuagenaria, Fran ofrece a Scorsese “temas que van de los turistas al dinero, el metro, el mercado inmobiliario y el arte, no tan sencillo, de atravesar Times Square”.

A lo largo de las décadas, desde que en 1978 publicó Metropolitan Life, Fran Lebowitz fue para Nueva York una intelectual política capaz de réplicas cortantes como pocas, aunque quedando a los márgenes del modo de vivir contemporáneo: no tiene computadora, teléfono, dirección de mail o cuenta de Twitter.

Pero el humor con los pies en la tierra siguió brindándole adeptos: Scorsese la filma por la calle mientras pasan muchachas que arrastran pesados neumáticos como forma de ejercicio.
Perpleja, Fran comenta: “A la gente le gusta inventarse desafíos. Yo creo que la vida es suficiente”.

El documental es el último de una serie que Scorsese dedicó a personajes famosos como Bob Dylan, George Harrison,Elia Kazan y los Rolling Stones, y que precede a un “trabajo en curso” sobre David Johansen, líder de la banda de hard-rock New York Dolls.

Además, en el pasado agosto estrechó un acuerdo con Apple: el realizador, de 78 años, que ya tiene en marcha Killers of the Flower Moon con la compañía tecnológica, producirá y dirigirá películas para Apple TV+.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

“La madre del Blues”, tributo a Chadwick Boseman por Netflix

De los estrenos decembrinos por Netflix, sobresale LA MADRE DEL BLUES (MA RAINEY’S BLACK BOTTOM), última película de Chadwick Boseman (Black Panther), quien falleció a finales de agosto derivado de un cáncer de colón detectado hace cuatro años y que el actor guardó en el secreto.

Boseman comparte su último rol con VIOLA DAVIS en una destacada actuación como la popular cantante e blues Ma Rainey, quien destila a lo largo del filme su fama de diva en una larga sesión de grabación en la que todo sucede…hasta una tragedia.

LA MADRE DEL BLUES (Ma Rainey’s Black Bottom) es una película biográfica estadounidense de drama y musical dirigida por George C. Wolfe, bajo la producción de Denzel Washington. Está basada en la obra homónima de 1982 escrita por August Wilson.

Para este Dominguito Sagrado una acertada elección para disfrutarse por Netflix.

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Steven Spielberg, el cineasta de los récords, celebra 75 años de vida

ROMA.- Incluido por la prensa internacional entre los 100 genios vivientes, y por la revista Forbes entre los 500 hombres más ricos del mundo, con un patrimonio que supera los 3 mil millones de dólares, el productor y realizador estadounidense STEVEN SPIELBERG cumple este día 75 años consagrado como un mito del cine.

Nacido en Cincinnati el 18 de diciembre de 1946, Spielberg tiene en su haber 57 películas realizadas, 179 producciones dirigidas con éxito y unos 40 proyectos abandonados (o cedidos a otros).

Conviven en Spielber el soñador y el hombre de negocios, el jovencito que vive en una nube y el perfecto liberal estadounidense, el eterno muchacho aún signado por el racismo y el bullying que le hicieron un infierno la adolescencia y el “pater familia” que trajo al mundo cuatro hijos, con dos mujeres distintas, y tiene otros tres adoptados con su actual pareja, Kate Capshaw.

En el día de su cumpleaños todos estarán a su alrededor y no faltaran los mensajes de augurio de sus amigos más queridos: George Lucas, Martin Scorsese, Francis Coppola, todos unidos por la etiqueta de “movie brats”, los campeones de la Nueva Hollywood en sus comienzos en los años 70.

Pero el demonio de la dirección se había apoderado del joven Steven mucho antes. Hijo de un ingeniero electrónico y de una pianista -ambos judíos-, “esclavizó” a todos desde niño, dirigiéndolos en un corto rodado con una cámara 8 mm.

Los temas del entonces joven Steven fueron siempre aventureros y épicos, incluso tras al traslado de la familia a Nueva Jersey, donde la etiqueta de “sucio judío” hería a diario al adolescente Spielberg, oscureciendo también el tono de sus historias.

En 1957, a los 11 años, rodó un catastrófico choque entre dos trenes de juguete (The Last Train Wreck) y luego un western (The Last Gun), donde también actuó.

En 1961 realizó su primer mediometraje, un relato de guerra filmado en su casa, llamado Escape to Nowhere.

La influencia de su amado David Lean se funde con su pasión por las historietas de ciencia ficción y de aventura: simuló un incidente entre aeroplanos filmando en el aeropuerto de Phoenix, y adaptó una historia escrita por su hermana Nancy en Firelight, una saga futurista de 140 minutos que su padre hizo proyectar en un cine alquilado para la ocasión.

En compensación, no se destacó como estudiante modelo en Saratoga y en Los Ángeles, donde asistió con poco provecho a la universidad estatal. Prefirió pasar sus jornadas de estudio en Universal, donde se fingió empleado durante meses hasta que, descubierto, indujo al jefe de personal a contratarlo realmente.

Su historia de amor con el cine está emparentada con numerosos récords: a los 22 años debutó con su primer “corto” profesional (Amblin), que le valió un contrato de siete años con Universal.

Dos años después dirigió el episodio piloto de la serie El teniente Colombo, y logró financiación para su primer filme, Duel, comprometiéndose a rodarlo en diez días a partir de un relato de Richard Matheson, que escribió el guion con él.

Entregó la película terminada en 13 días, dejando con la boca abierta a los productores, que decidieron distribuirlo primero en el cine y solo después en televisión.

Duel le ganó también la estima de su amigo George Lucas, quien había apostado a su fracaso y en cambio terminó dándole un porcentaje de la recaudación del primer episodio de “La guerra de las galaxias”.

Luego de una road movie al estilo de la Nueva Holllywood, Sugarland Express, invitada a Cannes en 1974, concluyó de hecho ese movimiento llevando al éxito planetario Tiburón, en 1975, con 470 millones de dólares de recaudación y una cosecha de tres Premios Oscar.

Dos años después, en 1977, reescribió el modelo de la ciencia ficción Encuentros cercanos del tercer tipo, con su actor fetiche Richard Dreyfuss y uno de sus autores predilectos, François Truffaut.

A principios de los años 80 batió otros dos récords: coronó su sueño de autor con el triunfo de E.T. El Extraterrestre, que lo llevó a la historia del cine, y dirigió para su amigo, el productor Lucas, el primer episodio de la saga de Indiana Jones.

Tras Los cazadores del arca perdida filmará otros tres episodios y tiene otros dos guiones en el cajón.

En 1985 mostró por primera vez su lado más comprometido con El color púrpura, dedicado a los temas de la esclavitud en Estados Unidos”. El filón del compromiso civil dará obras como Amistad, Lincoln, The Post y sobre todo La lista de Schindler, la obra maestra de 1993 con la que ganó dos Premios Oscar, como Mejor Película y Mejor Director.

En esa ocasión donó toda su ganancia a una fundación en memoria de la Shoah, considerando que ese dinero estaba “teñido de la sangre” de las víctimas. Pero en el mismo año confirmó su vocación de realizador de éxitos de taquilla con una historia de dinosaurios ideada por Michael Crichton: Jurassic Park fue su mayor éxito comercial.

En 1998 logró otro récord, el filme de guerra más verídico jamás filmado, Salvar al soldado Ryan, con el que ganó otro Oscar (cuatro en total hasta ahora).

La pandemia frenó el estreno de su nuevo trabajo como director y productor, una ambiciosa remake del musical West Side Story, con un joven elenco de actores, cantantes y bailarines de toda etnia, rodado íntegramente en Nueva York y con la aparición de Rita Moreno, descubierta por Robert Wise en el film original, que cumplirá 60 años en 2021.

El estreno de la remake parece reservarse ya un récord de candidaturas al Oscar para el año próximo.

 “Mi mamá -contó el realizador a Vanity Fair– era una pianista clásica. Nuestra casa estaba llena de álbumes de música clásica. La columna sonora del musical fue el primer álbum de música popular que mi familia haya dejado entrar en casa alguna vez. De niño, me enamoré de ella por completo. La de West Side Story es una tentación que me acompañó mucho tiempo y a la que finalmente cedí”.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

“El jardín secreto”, los traumas ocultos con Colin Firth, por el Oscar

ROMA.- Una historia mágica, de renacimiento emocional, que trata temas como la comparación con el luto y la profundidad de los traumas ocultos, EL JARDÍN SECRETO rinde culto a la literatura infantil, con la actuación estelar de COLIN FIRTH y la pluma de Frances Hodgson Burnett (también autor de El pequeño señor), publicado por primera vez en 1909 y adaptado repetidamente del cine, la televisión y el teatro.

27 años después de la última versión cinematográfica, filmada en 1993 por Agnieszka Holland, la historia vuelve en una nueva película (también el origen de un estreno literario con Goddess). El elenco está compuesto además por Dixie Egerickx, Dan Hayhurst y Amir Wilson. Se les unen maestros como Colin Firth (Archibald), el misterioso y solitario tío de Mary, y Julie Walters, como una ama de llaves eficiente pero aparentemente helada.

El largometraje, que llegó con Lucky Red en asociación con 3Marys Entertainment en Amazon Prime Video, revive la trama, condensando el tono gótico en una forma más actual, dando a la historia un respiro más amplio, también reflejado en el enfoque visual, de la representación del jardín, para lo cual el director evitó los efectos digitales en el estudio. Munden prefirió lo real en varias partes de Gran Bretaña, desde los páramos del norte de Yorkshire hasta el Arco mayocindolo y las praderas floridas de Bodnant Garden en el norte de Gales; desde los jardines de Trebah en Cornualles hasta el antiguo bosque en el bosque de Dean.

El aura de cuento de hadas se ve reforzada por el entorno en el pasado, aunque se trasladó, desde principios de 1900 a la India, donde comienza la historia, hasta 1947, en la víspera de la partición entre India y Pakistán. Little Mary (Egerickx), nacida en Asia de padres ingleses, ambos elegantes y ausentes, se queda repentinamente sola después de la muerte de su padre y su madre a causa del cólera. Así que el niño es llevado de vuelta a Gran Bretaña, donde ella accedió a acoger a su tío, Archibald (Firth), que nunca pasó la muerte de su esposa.

LA TRAMA:

Recibida por la estricta ama de llaves Sra. Medlock (Walters), Mary, que esconde el dolor, se encuentra en una imponente y sombría mansión, inmersa en el luto y el silencio. El hijo de Archibald, su primo Colin (Hayhurst), discapacitado y enfermo, también vive allí, aislado. Poco a poco, gracias también al encuentro con un perro callejero cariñoso (nuevo personaje comparado con el libro) y con el emprendedor y amable Dickon (Wilson), la niña comienza a reabrirse a la vida. Un renacimiento en el que el descubrimiento de un enorme jardín aparentemente encantado y dotado de poderes beneficiosos que también ayudarán a Colin juega un papel central. Los pequeños protagonistas se encuentran en un continuo viaje entre el presente y el pasado marcado por fantasmas, cartas, recuerdos, que termina involucrando a Archibald también.

HA DICHO:

“Visto a través de los ojos de la niña, tiene algo muy monstruoso -explica sobre su personaje COLIN FIRTH-. María está en un universo amenazante, infundiendo miedo, vacío y desesperación. Y todas son sensaciones propagadas por Archibald. Es un hombre que se olvidó de los demás, o al menos los silenció. A todos les causó un daño enorme proyectando de sí mismo el disgusto que siente por sí mismo. Y su hijo es la primera víctima de la depresión de este hombre”.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

“The Prom”, el musical por Netflix rumbo al Oscar, con Meryl Streep

NUEVA YORK.- Casi 20 años después de Mamma mia, la indomable y siempre inquieta MERYL STREEP regresa desde el próximo 11 de diciembre al género de los musicales con THE PROM, la adaptación cinematográfica de Ryan Murphy, con música de Matthew Sklar y Chad Beguelin, los galardonados Premios Tony de Elf y The Wedding Singer, del libro del mismo nombre de Bob Martin.

En THE PROM, un grupo de estrellas de Broadway venidas a menos revoluciona a un pueblito de Indiana en defensa de una adolescente que quiere ir a la fiesta de graduación con su novia.

Ha sido la misma Meryl Streep quien se enamoró del papel, una reina del drama desprovista de empatía. Y esta vez, Streep, además de los bailes musicales clásicos, también actúa en un rap, lo que demuestra que no hay nada que la galardonada actriz no pueda hacer.

Esta es la historia que a su vez se convirtió en una novela publicada en Italia por De Agostini. Antes de terminar la escuela secundaria, Emma y Alyssa sólo quieren ir al baile de graduación, e ir allí juntos. Un deseo casi imposible si el baile del estudiante está en un lugar remoto, Edgewater, del Indiana perdido. Emma (Jo Ellen Pellman) ha estado viviendo con su abuela desde que sus padres la echaron de la casa después de que ella salió. Y la afroamericana Alyssa (Ariana DeBose), está bajo el yugo de su madre, que tiene altas expectativas sociales.

Las estrellas son Dee Dee Allen (Meryl Streep) y Barry Glickman (James Corden), junto con la corista Angie (Nicole Kidman).

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Coppola reescribe “El Padrino 3”, un “corte de director” desfasado

NUEVA YORK.– Francis Ford Coppola reescribe una de sus películas más discutidas de principio a fin. Treinta años después de ser desfasado por los críticos en el lanzamiento de la Padrino-Parte Tres, el director estadounidense se prepara para distribuir en un número limitado de teatros y en video casero el “corte del director” del tercer y último episodio de la famosa trilogía.

“Para esta versión del final de la saga de El Padrino, he creado un nuevo principio y final, he rehecho algunas escenas, planos y partes musicales. Con estos cambios y la restauración de la imagen y el sonido, es una conclusión más apropiada para El Padrino (1972) y El Padrino: Parte II (1974)”, señaló el cineasta en un comunicado recogido por medios estadounidenses.

“Estoy agradecido a Paramount y a su presidente Jim Gianopulos por permitirme revisitarla”, añadió.

Al Pacino interpretó por última vez a Michael Corleone en esta nueva entrega de El Padrino en la que el emblemático mafioso trataba, una vez más y con escaso éxito, de liberar a su familia de los peligros de la vida criminal.

Diane Keaton dio vida de nuevo a Kay, la esposa de Michael Corleone, y Sofia Coppola se ocupó del personaje de Mary, la hija de ambos. Andy García, Joe Mantegna y Eli Wallach también dejaron su marca en esta pieza de la trilogía.

Para el regreso a la prominencia a partir de este fin de semana, Coppola también cambió el título. El Padrino Coda: La Muerte de Michael Corleone de Mario Puzo rinde homenaje al escritor y co-escritor restaurando el elegido por ambos y que fue cambiado por Paramount para recordar el éxito de las dos primeras películas. El director de 81 años ha hecho ajustes en todas partes para aclarar la trama centrada en los temas de la mortalidad y la redención. En Italia estará disponible a partir del 10 de diciembre con Universal Pictures Home Entertainment en DVD y Bluray.

“Coda” ahora comienza por ir “en medias res” con la escena en la que Michael Corleone (Al Pacino) negocia un préstamo multimillonario con el Banco Vaticano, mientras que al final, en lugar de hacer morir al padrino anciano, el nuevo montaje le muestra viejo pero vivo: “Cuando los sicilianos te desean ‘Cent’anni’… significa “larga vida”… Y un siciliano nunca olvida”, lee la pantalla antes de los créditos. El nuevo final deja a Michael Corleone en un ‘purgatorio’ de su creación total: “Dejar vivo a Michael es la verdadera tragedia”, comentó Al Pacino dando, junto con Diane Keaton (la esposa de Michael, Kay Adams), su imprimatur en el “corte del director”.

Sofia Coppola

Las dos primeras cintas de El Padrino (1972 y 1974), recogieron nueve premios Oscar y casi mil millones de dólares en ingresos. “La tercera parte, con siete nominaciones pero sin estatuillas y una taquilla de 136 millones, siempre ha sido considerada la Cenicienta de la trilogía. Coppola había sido arrastrado por el pelo en la empresa después de los fracasos de Cotton Club y el musical A Dream Long One Day.

“Necesitaba dinero para salir de una crisis en la que había perdido casi todo”, dijo el director al New York Times. Paramount estaba presionando para salir a los cines para la Navidad de 1990. Coppola cumplió con sus compromisos, pero en el debut de la película la crítica fue despiadada: “No sólo una decepción, sino un fracaso de tales proporciones que rompe el corazón”, escribió el Washington Post.

Coppola no sólo fue blanco de ataques. Las críticas en ese momento más atacaron la actuación amateur de su hija Sofía, quien fue elegida para interpretar a la hija de Michael, Mary, en lugar de Wynona Ryder, quien se había rendido en el último momento.

“Golpearon a Sofía con la bala que estaba destinada para mí”, comentó el director con el New York Times, evocando una de las últimas escenas de la película en la que María es asesinada por un sicario enviado por la mafia en las escaleras del Teatro Massimo de Palermo.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Para 2021, los premios Oscar serían presenciales, anhelo de Academia

WASHINGTON.– “Basta de ceremonias a través las plataformas virtuales, los Oscar 2021 serán en persona y en vivo”, anunció un portavoz de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas en exclusiva a la revista Variety.

La anual “Noche de las estrellas” televisada por la cadena ABC fue trasladada este año para el 25 de abril de 2021 debido a la pandemia.

La esperanza es que las salas vuelvan a estar abiertas en esa fecha (permitiendo así más películas para participar) pero aunque esto no ocurra la idea es organizar la entrega de premios como en el pasado.

No obstante, queda la duda de cuántas personas serán admitidas en el Dolby Theatre, donde tradicionalmente se lleva a cabo la ceremonia y que tiene una capacidad de 3,400 asientos, y si muchas estrellas “mayores de 60” aceptarán participar.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

“American Elegy” rumbo al Oscar, con Glen Close y Amy Adams

HOLLYWOOD.- Un drama familiar social, AMERICAN ELEGY, reúne por vez primera el talento de GLENN CLOSE y AMY ADAMS, amigas del mismo dolor al haber sido nominadas varias veces para el Oscar (siete veces Glenn Close, seis Amy Adams) sin ganar nunca la estatuilla.

2021 podría tener a ambas en la línea directa del Oscar, especialmente para Glenn Close, a pesar de que la película ha sido recibida en gran parte negativamente por la crítica.

La clase trabajadora, en su mayoría desplazada y marginada, la del Cinturón de Rust, el área, empobrecida por la crisis industrial que se extiende en los Estados Unidos desde las montañas de los Apalaches hasta los Grandes Lagos, incluyendo Illinois, Indiana, Michigan, Ohio, Wisconsin y Pensilvania, que se convirtió en 2016 en un bastión del voto blanco para Trump, pero en parte conquistado este año por Joe Biden, forma parte de la narrativa de la cinta.

Un mundo complejo y rico en contradicciones, que justo en el año de la victoria de Trump, fue contado con una mirada íntima y social, de las memorias Hillbilly Elegy: una memoria de una familia y una cultura en crisis por el entonces abogado de 32 años J.D Vance, quien se convirtió en sorpresa hace cuatro años primero en la lista de best-sellers del New York Times.

Una historia familiar, entre la violencia, la pobreza, las adicciones y la capacidad de renacimiento, de la que Ron Howard dibujó su nueva película del mismo nombre, llegó a Netflix con el título para Italia como American Elegy.

LA TRAMA:

El poder de una atractiva historia de dolor y crecimiento personal que teje el camino de J.D. como adolescente y en sus veinte años, cuando es un estudiante de derecho en Yale (es interpretado a diferentes edades por Owen Asztalos y Gabriel Basso), en su relación con una familia afectuosa pero a menudo con violencia física y psicológica.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Murió el actor británico David Prowse, Darth Vader en “Star Wars”

ROMA. – El actor británico DAVID PROWSE, quien interpretó a Darth Vader en la trilogía original de STAR WARS (La Guerra de las Galaxias), falleció a los 85 años, confirmó este domingo su agente Thomas Bowington.

 “Con gran tristeza doy a conocer la muerte de David Prowse”, sostuvo el Bowington en un mensaje en su página de Facebook, donde indicaba que falleció “ayer por la mañana, que la fuerza le acompañe siempre”.

Prowse antes de enrolarse en el mundo del cine había actuado como levantador de pesas en la ciudad inglesa de Bristol, también llegó a ser condecorado con un MBE (Miembro del Imperio Británico) por su papel en el Green Cross Code Man, un programa que promovía la seguridad vial en las carreteras de este país.

Obtuvo el papel en Star Wars principalmente por su imponente estatura, medía casi dos metros de alto. Pero debido a su fuerte acento británico del West Country, sudoeste de Inglaterra, considerado inadecuado para el papel, la voz de su personaje fue interpretada por James Earl Jones, quien con su profunda voz entró en la leyenda de la exitosa serie de películas.

Antes de iniciar su carrera en el cine, Prowse llegó a representar a Inglaterra en la modalidad de levantamiento de peso en los Juegos de la Commonwwealth a comienzos de la década de los 60.

Y antes del rol de actor, que desarrolló durante cinco décadas, sus servicios fueron requeridos dentro de los círculos de Hollywood, donde ayudó al malogrado Christopher Reeve a prepararse para las exigencias físicas del papel de Superman, como su entrenador personal.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Sophia Loren va viento en popa con su filme “La vida por delante”

ROMA.- “Me gustaría agradecerles todos los mensajes de afecto y amor que he recibido por LA VIDA POR DELANTE“, comentó la diva SOPHIA LOREN, quien a sus 86 años, volvió a un set de filmación dirigida por su hijo Edoardo Ponti, lo que a la fecha le ha valido situarse en el tipo 10 de lo más visto en Netflix y estar considerada para representar a Italia en la nominación por Mejor Película Internacional.

“Saber que esta película ha tocado corazones, a pesar de los tiempos que estamos viviendo, me llena el alma”, comentó Sophia Loren desde su casa en Ginebra.

LA VIDA POR DELANTE, producida por Palomar, trajo a Loren, de 86 años, de nuevo en el set después de 10 años, y se encuentra entre las 25 películas en las que mañana se elegirá el trabajo que Italia nominará para el Oscar extranjero. El anuncio oficial de todas las nominaciones está programado para el 15 de marzo de 2021, y la ceremonia de los Oscar se llevará a cabo en Los Angeles el 25 de abril de 2021.

La película alcanzó el Top 10 (del contenido más popular) en 37 países, incluyendo Estados Unidos, Italia, España, Rumania, Portugal, México, Colombia, Polonia, Grecia, Francia y Brasil.
Finalmente, en el agregador de reseñas estadounidense Rotten Tomatoes, la película suma 94% de elogios de la crítica. 

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios