Últimas notas

50 AÑOS DE LA PRIMERA APARICIÓN EN LA TELERA DEL PROFESOR ZOVEK

Un domingo 5 de enero pero de 1969 lo presentó Nethalí López Páez en el entonces Canal 8 de Televisión Independiente de México (1969). El Increíble Profesor ZOVEK aparecía por vez primera en televisión, el mismo que solía escapar de los lugares más peligrosos con su increíble fuerza física y mental.

384.jpg

Su vida misma fue increíble, como sacada de una película de ciencia ficción. Él fue parte de una generación que nació en plena II Guerra Mundial, cuando se forjaron niños y niñas fuera de serie en la llamada era “atómica”.

Al paso de los años ZOVEK desarrolló sorprendentes habilidades innatas, alcanzó la fama realizando proezas en programas televisados y diversos escenarios. Era sólo cuestión de tiempo para que algún productor le descubriera y convenciera de proporcionar sus extraordinarias dotes físicas y mentales para las pantallas de la televisión y el cine.

Sus demostraciones insólitas, distintas y polémicas, cautivaron la atención juvenil hace cinco décadas.

En la historia de la televisión mexicana fue uno de los artistas que contribuyó a su construcción y que dejó una muy singular huella. Aunque esto sea del desconocimiento de algunos jóvenes ejecutivos de alto rango en Televisa, la empresa a la que tanto le dio y de la cual, aunque en menor reciprocidad, él también recibió.

foto1 .jpg

Considerado un icono de los mexicanos se convirtió en una leyenda, valor de orgullo para muchos en nuestro país. Su “respetable público presente y televidente”, como él solía llamarle, no le olvidó.

Asociado siempre con los valores más positivos de la juventud, el Profesor ZOVEK, con sólo poco más de dos años en las pantallas, logró trascender hasta convertirse en un símbolo para millones de personas, quienes lo ponderan ante sus hijos como un ejemplo a seguir.

Su carrera artística la inició muy joven. Durante casi una década luchó por darse a conocer en distintas facetas, tiempo en el que fue creando y madurando a su personaje, con el que finalmente se mimetizó.

foto7.jpgConvertido en el Increíble Profesor ZOVEK, su impactante como meteórica estadía en los medios, principalmente la TV, le llevó a la cúspide de los ídolos.

Célebre por sus actos espectaculares en el género de lo inverosímil, sin la utilización de truco alguno, fue la estrella artística que se presentó el mayor número de emisiones consecutivas e invariablemente con un acto distinto en cada ocasión, dentro de las también desaparecidas producciones televisivas mexicanas: Domingos Espectaculares y Siempre en Domingo.

Sus presentaciones televisadas en vivo fueron suficientes para que aún hoy día se le recuerde con admiración y respeto. Hasta el mismísimo conductor y periodista Raúl Velasco dijo alguna vez: “Cuando yo llegué al programa, ZOVEK ya era una estrella”.

Cada semana ante millones de asombrados telespectadores, el famoso artista de lo increíble hacía gala de sus facultades psicofísicas.

Con demostraciones de fuerza sobrehumana, con exhibición de fenómenos paranormales, con habilidades deportivas, con talentos histriónicos y, la mayoría de las veces, con sus peligrosos actos de escapismo en los que encapuchado o encostalado, amarrado con cadenas y pesados grilletes, enfrentaba a la muerte y venciéndola.

La faceta que más permeó en la memoria colectiva fue precisamente la del escapista, razón por la que algunos representantes de los medios de comunicación lo nombraron el Houdini mexicano.

foto12.jpg

Es indiscutible que su carismática y misteriosa personalidad sorprendió a propios y extraños. Su autenticidad le llevó a traspasar fronteras, pues nunca utilizó trucos y se expuso a peligros reales que ocasionalmente le condujeron al hospital.

Algunas de sus hazañas han sido repetidas por muchos, aunque no superadas. Nadie ha logrado lo auténticamente increíble: Que una sola persona realice tan variados como complicados y espectaculares actos. Si acaso uno de sus hijos casi logró emularlo, aunque nunca igualarlo.

Fue polémico como otras figuras populares mexicanas, convirtiéndose en el tercer “Ave de las Tempestades”; los otros eran Lorenzo Garza, en el Toreo, y Gory Guerrero, en la Lucha Libre.

ZOVEK no fue un mago, tampoco un faquir, ni un mentalista. Él fue el primero, y hasta la fecha único, Increíble Profesor de lo Increíble.

Han pasado cinco décadas desde su debut en TV y aún se le recuerda por sus inverosímiles y legendarios récords mundiales, como los 17 mil 850 ejercicios abdominales que -el domingo 4 de enero de 1970-, durante 8 horas continuas realizó ante las cámaras de TV.

Ese mismo medio ocasionalmente transmite las dos únicas películas que produjeron y dirigieron los René Cardona (padre e hijo), en las que, a pesar de la baja calidad de los argumentos, se pueden apreciar un poco los talentos y carismática personalidad de ZOVEK.

Un hombre joven de 31 años -edad que tenía  fallecer-, cuyo físico en los últimos siete años de su vida le hacía aparentar mayor, y a quien hoy, en la distancia del tiempo, se le recuerda como un ser adelantado a su era, portador de un aura de madurez intemporal.

Poseedor de una inventiva singular, desarrolló sistemas de acondicionamiento físico, de artes marciales y médicos, con los que instruyó a muchos jóvenes de los años 1960 y principio de los 1970.

La mitología alrededor de su persona empezó a forjarse en 1969. Dueño de un magnetismo misterioso llegó a la cima de la popularidad en 1972, cuando no pudo escapar al destino transitorio común de todos los seres humanos: La muerte.

El hombre más fuerte de México en su tiempo, el esposo amado y el padre admirado, el maestro incomparable, el amigo de siempre insustituible, partió dejando tras de sí desesperación y dudas.

Sus cuatro hijos, su esposa y muchos más, entre ellos este servidor, tendríamos que caminar mucho tiempo dando tumbos para encontrar la respuesta única a todas nuestras preguntas.

foto9.jpgCon admiración, su hijo menor lo califica así: “Por supuesto que había talento y no sólo histriónico, me refiero a la faceta más importante del Increíble Profesor ZOVEK”, dice su hijo Zovek Chapa Carrillo, “junto a la de hombre espectáculo, la de comunicador y líder de opinión que marcó a una generación en medio de una de las crisis más profundas que ha vivido la juventud mexicana. Crisis de identidad y de valores de los años 60´s y 70´s; en medio de la sicodelia. En México no sólo se vivió la ‘droga, sexo y rock & roll’, para muchos había alternativas, una de ellas –que llevaba consigo valores como el respeto por la salud integral del individuo como miembro de una familia y de una sociedad, sin que esto significara ser ‘ruco’ o ‘conservador’– era la del Profesor ZOVEK”.

“Muchos fueron quienes captaron su mensaje, y por eso le atribuyeron el título de Profesor. El impacto fue tal que tenemos el testimonio de muchas vidas tocadas por el ejemplo que daba a su público, vidas que quedaron marcadas para siempre abandonando quizá las drogas, haciendo del deporte su vida o bien preparándose para ser un mejor profesionista”.

“En verdad creemos que ZOVEK fue un artista que tuvo una propuesta y vivió para ella, no se limitó a ser popular, sino que tenía algo que decir y su público le escuchaba”.

“…era una persona inteligente, pensante, y un lector insaciable. Conoció muchas filosofías pero nunca se fanatizó de ninguna. Muchos grupos se le acercaban para tratar de adherirlo, porque era una persona con una vida muy interesante; pero él no se dejó, fue un libre pensador”.

“Investigó hasta el final de su vida. Entre los libros que estudió está la Biblia; la que tenemos en casa tiene varias anotaciones con puño y letra de mi padre”.

Analizando lo que fue la vida privada del Profesor ZOVEK en sus últimos días y de acuerdo con lo que su esposa Josefina Carrillo recuerda, me permito reiterar que él:

“Tuvo un choque espiritual al darse cuenta de su necesidad de Dios. Se quebrantó al descubrir que a pesar del estupendo control físico y mental, seguía vacío y sin paz”.

Poco antes de iniciar su gira por Japón donde recibiría el título del Primer Showman Mundial de tipo Increíble, sobrevino el fatal desenlace de su vida, -el 10 de marzo de 1972-, en un hecho que fue distorsionado por diversas versiones, de testigos presentes o “testigos” ausentes y, que al pasar de los años le convirtió en un mito, en parte de su leyenda.

foto13.jpg

POR CARLOS HERNÁNDEZ VALDÉS “El amigo de siempre”

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: