Últimas notas

LA MUJER INEXISTENTE & escandalosa de Jaime Mesa

Si algo tiene el novelista poblano de 40 años JAIME MESA, es su obstinada franqueza: “El medio literario no perdona, tiene condiciones muy estrictas, con más de perder que de ganar, y de dar paso al que sigue”, sustancia elemental de su más reciente novela LA MUJER INEXISTENTE (Editorial Alfaguara, Narrativa Hispánica, 201 páginas), un compendio de los males (concretos y metafísicos) que aquejan a quien se propone escribir, de y sobre la escritura y los escritores.

Puedes ver aquí el video de Jaime Mesa & su libro “La Mujer Inexistente”

Entrevistado CON LETRA GRANDE para TV&SHOW, JAIME MESA (Rabia, 2008), Los predilectos, 2013), y Las bestias negras (2015), resalta en LA MUJER INEXISTENTE que responde al nombre real de Beatriz Mella pero que firma su diario como Milena Betancurt, aquella máxima que no suele gustar a muchos intelectuales y escritores: “Hay algo que le gusta al ambiente literario más que los buenos libros: los buenos escándalos”.

PALABRA INNOMBRABLE: EL FRACASO

-Jaime, ¿cómo salió a la luz LA MUJER INEXISTENTE?

-Creo que del fracaso. Entre los novelistas lo traemos de nacimiento, forma parte de nuestra genética, porque suele ser terrible que la novela no puede ser nunca como la tienes en la mente, te educas como novelista con el fracaso cantado de tu coordinador, de tus compañeros de taller, con tus alumnos, sea el caso, e incluso cantado por ti mismo, y se puede fracasar una y otra vez, porque la escritura y el fracaso son casi simbióticos. Más que temerle al fracaso comercial, mediático o de fama, está el fracaso de la escritura que está en tus manos.

-¿Te tomas muy en serio las críticas?

-Daniel Sada me decía que la novela cuando se publica se vuelve cultura y puedes moverte para promocionarla con todo y no pase nada o no hacer nada y pase todo. El libro como objeto se vuelve cultura y deja de ser del escritor. Muchos se toman muy en serio las críticas, reseñas y entrevistas, el famoso top diez. Hay escritores que se lamentan de su “fracaso” porque sólo lo leyeron cinco mil gentes. El gran juego del escritor es fracasar en la escritura. Es el gran pecado pecar.

-Pero Milena, tu personaje central, busca y hace de todo para no fracasar…

-Beatriz Mella quiere absorver el talento de otra persona, de un escritor famoso. Ya como Milena se considera maestra de noveles escritores, y ya llegarán la fama, el poder y la gloria. Pero no llegan. Así va conociendo distintos fracasos hasta que cobija al ex premio Cervantes, quien padece Alzheimer, pero ella cree que sosteniendo una relación con él conseguirá, por fin, por única vez en la vida, un estatus real y decoroso. Pero no hay nada más paradójico que un autor que no recuerda absolutamente nada de su obra ni de su carrera literaria.

-Milena, para acabarla, es obsesiva…

-No se puede derrotar al arte, al talento por encima de la enfermedad. Pero Milena sí lo cree. Piensa que el arte puede revivir a un muerto, sanar la enfermedad. Uno escribe cuando quiere escribir, la vida es mucho más rica que la escritura. Yo por lo menos prefiero estar vivo. Milena no entiende eso, su gran alumno Jaime Abril piensa que la traicionó, que su éxito es suyo. “Yo soy tan cabrona que voy a revivirte”, cree ella. Milena peca de creer que la literatura sana pero hay pecados que no.

-Tu novela es para todo tipo de lectores…

-Es una novela que tiene que ver con todos, con nuestro mundo actual. Todos queremos el éxito, se nos ha dicho que hay que competir, y ganar. En esta historia hay un diario de Milena, que por cierto nadie ha leído. Es el gran mito de la gran obra literaria desconocida, de que todo es una mafia, eso permite justificar que tu bodrio siga en el cajón. Para qué le intento, siempre es más fácil fracasar. Cuando escribí mi primera novela Rabia me rechazaron diez editoriales.

-Pero Milena, para acabarla, es obsesiva…

-Esa lectura nunca la tuve, quizá porque soy obsesivo y paranoico. Es una novela sobre la angustia, me lo dijo un amigo escritor, Gastón García Marinovsky. Los novelistas somos muy obsesivos y ansiosos de por sí, la ansiedad como respuesta a la obsesión. Agradezco a los lectores todas sus opiniones.

-¿Qué te han dicho?

-Los lectores me agradecen este ticket para meterse en el cerebro de los escritores, a ese cuarto oscuro de la mente, eso es una gran revelación para mí.

–Y qué sigue para Jaime Mesa?

-Resucitar literariamente. Si no estoy escribiendo, hablo de un animal muerto, dos años disecado, pero al lector sí le interesa, es como una contradicción. Sólo queda volver a la escritura, porque es lo único que nos conecta.

20799183_10155616267794105_2565513567138319551_n.jpg

UN FRAGMENTO:

…”Milena tuvo una idea. La cuestión era simple pero , considerándola bien, profunda. Con todos sus años de maestra a cuestas, se había percatado de las diferencias entre los escritores. Los muy malos que siempre serían malos. Los mediocres. Los brillantes que nunca terminaban un proyecto. Los que sí, aunque eran torpes; los débiles de espíritu pero fuertes en cuanto a constitución física. Etcétera. Sin embargo, la constante era que, salvo raras excepciones, no había un cambio de timón de último momento. Esas cosas se notaban, casi, desde el principio. Aunque era raro, uno de vez en cuando se encontraba con gente que estaba destinada”.

CON LETRA GRANDE

Por Roberto Rondero / TV&SHOW

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: