Últimas notas

Tarantino en Cannes no conquista con su filme “Once Upon a Time in Hollywood”

CANNES. – Veinticinco años después de la Palma de Oro ganada por Pulp Fiction, QUENTIN TARANTINO vuelve a Cannes con Once Upon a Time in Hollywood (Erase una vez Hollywood, filme en concurso en esta 72 edición del Festival de Cine, pero que no ha conquistado de la misma forma a la sala de periodistas del teatro Calude Debussy.

El filme, proyectado en 35mm, con Leonardo DiCaprio, Margot Robbie y Brad Pitt, se convierte en tarantiniana y toma ritmo sólo al final con abundancia de huesos rotos y sangre.

5ce2e14fb2c86.jpg

Once Upon a Time in Hollywood, la novena de las 10 películas que el cineasta estadounidenses se comprometió a realizar, es “una carta de amor para el Hollywood de su infancia” (así lo definió más de una vez), que se remonta a aquel 1969 (Tarantino por entonces tenía 7 años) en el que todo el mundo cambió.

Eso es lo que sucede en el filme, en los límites de la invitación del mismo director de Pulp Fiction de no “spoilear” (adelantar) tanto.

Tres personajes principales: Leonardo DiCaprio encarna a Rick Dalton, un actor de western televisivo de serie B lleno de fragilidad, una vez cada tanto llora y no tiene ninguna estima de sí mismo (“lleno de conflictos interiores y autocompasión por el hecho de no encontrarse en un posición mejor”, así lo define Tarantino).

Su viejo amigo Cliff Booth (Brad Pitt), es como la parte faltante de Dalton: “Héroe de la segunda guerra mundial y una de las personas más mortales del planeta. Podría matarte con una cuchara, un pedazo de papel en una tarjeta de visita”, según dijo el director.

Para completar el cuadro la bella Margot Robbie en los zapatos de Sharon Tate (asesinada en 1969 por la secta Manson) que, por cierto, es una vecina de la villa de Rick Dalton.

Una presencia constante, la suya, en el filme como de otra parte de la secta de Charles Manson (Damon Herriman) en la que se encuentra más veces Cliff Booth.

 “Érase una vez Hollywood’, a primera impresión, resulta ser la película más íntima de Tarantino en cuanto a introspección humana, aquella en la que se encuentran menos diálogos demenciales sobre la nada, pero vistas con pasión desenfrenada. Quedan en cambio las tantas menciones, estructura sustentadora de todo su cine, pero por desgracia, también citas creativas de sí mismo ya utilizadas.

15585119045915.jpg

En el filme también hay una pieza de Italia. El gerente de Dalton, Marvin Schwarz (Al Pacino), al tirarlo al mar, decide enviarlo a Italia para hacer aquellos “spaghetti westerns”‘ que él odiaba. Él sólo le dice: “Ve con Antonio Margheriti, Sergio Corbucci y trabaja con ellos”. Y en Italia el insensible Dalton allí está bien seis meses, e incluso con cierto éxito también se casa con una italiana.

Pero cuando vuelve a Hollywood, con una esposa italiana y unos ahorros no es más de lo mismo de antes.

La escena de culto de la película es la que ve contrapuestos a un Bruce Lee (Mike Moh) farandulero y Brad Pitt. El maestro de kung fu advierte al doble de riesgo de que sus manos son “armas letales”, pero esto ciertamente no le da miedo Cliff Booth.

El elenco “monstruoso” incluye a Dakota Fanning, Damian Lewis, Tim Roth, Kurt Russel y Micheal Madsen.

TARANTINO.jpg

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: