Últimas notas

El agua: ¿se agota o nueva arma política? “Proyecto Sed”, el experimento de la CNT

Hablar del agua en el contexto del 2018 no sólo alude al vital líquido, también a un elemento fundamental para la geopolítica mundial del siglo XXI, con la importancia que el petróleo tuvo para el siglo pasado. Ante este tema trascendental, el nuevo liderazgo de la COMPAÑÍA NACIONAL DE TEATRO, apuesta a proyectos experimentales para llevar el quehacer escénico más allá de las concepciones tradicionales. Tal y como lo adelantó Enrique Singer, su director artístico, en enero pasado e informado aquí en TV&Show.

Algunos especialistas como el mexicano Alfredo Jalife, han advertido sobre los intentos privatizadores del agua en nuestro país cuya evidencia manifiesta la encontramos en el estante o refrigerador de cada tienda de la esquina con el agua embotellada, impensable hace apenas 25 años. Algo demencial en lo humanitario pero con lógica para un neoliberalismo que lo entrega todo a cambio de ningún beneficio común para la sociedad aunque sí con todos los saldos de sus perjuicios.

Sin ese contexto no se explicaría la relevancia de la temática toral de Proyecto SED, estrenado en la alborada de marzo. Un laboratorio de creación escénica contemporánea que tiene como detonante la problemática del agua en México y cuyo  propósito es ser una plataforma “transdisciplinaria” que a través de diferentes disciplinas artísticas, medios digitales e intervenciones públicas, busca reflexionar sobre nuestra relación con el medio ambiente, específicamente con el agua.

Una experiencia inmersiva y experimental

A esta presentación se llega con anticipación al foro sede de la CNT en Coyoacán. El público es introducido a la experiencia en una pieza del recinto que suele servir de cafetería. El público entra por donde lo hacen los actores en las funciones convencionales para llegar a una sala que forma un rectángulo enmarcado por sillones de estilos arbitrarios donde el público se sienta y entiende el porqué del limitado cupo de 50 plazas. La mecánica teatral sobre las cabezas de la concurrencia indica que en realidad el espacio se trata del corazón del escenario del Héctor Mendoza. En medio de éste, se haya un conjunto de alfombras extendidas y un cronómetro, recibe a los visitantes. Es el indicador de cuánto agua se consume en el transcurso de la función.

Aparecen cinco actores con un vestuario que pasa desapercibido con la vestimenta del público. Han de explicar que ésta no es una obra convencional, un montaje tradicional. Que los sillones y alfombras pertenecen a cada una de las obras en las que han participado como elenco de la Compañía y que hay un vínculo emocional que los une a esos elementos. Del paso de gato bajan un mecanismo de dos cilindros con un receptáculo en la base que resulta ser un filtro de agua natural. Los participantes, que entran como público, depositan en éste el agua que han traído consigo.

proyectoSedJVL_2581b.jpg

Actriz Laura Padilla

Los actores reseñan su experiencia en la investigación en campo, en este tema. Se han formado cinco grupos y cada uno conduce a un pasaje que alberga un espacio diferente habilitado en las entrañas del recinto de Francisco Sosa en donde el personaje de cada actor en una historia que (gracias a la meta-ficción) extiende la experiencia propia y permite compartir su propio drama frente al agua.

Aunque de pronto la viñeta da un aire a “Micro-teatro” (por fortuna trasciende de eso) es lo mejor logrado a nivel dramático. A este escritor le tocaron las de Mariana Giménez y Laura Padilla, gran trabajo. No se alcanzan a ver todas las historias y quizá ello le impide una mayor conexión emotiva. El dramatismo, en todo caso, se fundamenta más en las repercusiones del tema en la vida real (y en la conciencia de éste) que en el ensamble, y eso puede hacer interferencia con los fundamentalistas del teatro.

proyectoSedJVL_2622b.jpg

La CNT asume la vanguardia

Se agradece que la CNT se permita experimentar con diferentes lenguajes, que sacuda a sus actores en diferentes experiencias más allá de los cánones del “buen hacer” y que abra las puertas a directores jóvenes con talento como Laura Uribe o David Gaitán quien estrenó el año pasado un estupendo Enemigo del pueblo de Ibsen.

La Compañía asume la vanguardia de ello en una forma digna de reconocimiento de la que debería de aprenderle hasta la televisión mexicana. Puede parecer un perogrullo, pero en tiempos de periodistas asesinados o en la cárcel por criticar gobernadores, hay que aplaudir la libertad creativa que advertimos en sus procesos de trabajo.

Atinada propuesta, con inconvenientes… para la descentralización

El gran inconveniente de la propuesta es una cuestión de formato. Por la trascendencia del tema y las implicaciones de la CNT (un organismo del INBA que funciona con recursos públicos) un montaje de esta naturaleza debe pensarse desde su proceso creativo para poder llegar, y adaptarse, a espacios de por lo menos cada capital de los estados. Si la CNT tuviera el presupuesto para hacer otros espectáculos sobre el tema, sería otro cantar. Hay que adaptarse.

Lo anterior es necesario no sólo en términos de descentralización de la actividad cultural sino en el sentido de oportunidad sobre la discusión que plantean. Proyecto SED debe llegar a tantos mexicanos como sea posible. El formato puede ser una limitante para ese cometido, aclaro, sin demérito de su propuesta artística. Se puede conciliar la libertad creativa con la necesidad de la practicidad técnica por la demanda del contexto.

Este montaje se inserta dentro del concepto de la “teatralidad expandida”, donde además se busca generar vínculos con otros medios como las redes sociales, acciones públicas y  el portal en internet: www.proyectosed.com, con actualizaciones constantes.

No pierda la oportunidad de confrontarse con este tema y reconsiderar, si es que no es suele acudir sólo “a las que dan risa”, sus prejuicios sobre el teatro mismo.

proyectoSedJVL_2624b

Título: Proyecto SED: Encuentro de aguas.

Dramaturgia: Noé Morales y Laura Uribe.

Concepto y dirección escénica: Laura Uribe.

Actúan: Ana Isabel Esqueira, Mariana Giménez, Carlos Oropeza, Carlos Orozco y Laura Padilla.

Música: voz, Claudia Arellano y percusión, Martín López.

Funciones: jueves y viernes 20 horas, sábados 19 horas y domingos 18 horas (hasta el 1 de abril).

Teatro: Sala Héctor Mendoza / Francisco Sosa 159, entre Melchor Ocampo y Encantada, colonia Barrio de Santa Catarina, Coyoacán.

Duración: 150 minutos (sin intermedio)

Admisión: Entrada libre / Cupo limitado a 50 personas. TV & Show sugiere hacer reservación previa.

Por DanielLares Muñoz (@daniel_lares). Fotos: Jorge Vargas

TV&SHOW / Rondero’s Medios

Otras notas que te pueden interesar:

CON LETRA GRANDE: “CONTRA EL CÁNCER”, LA DIETA CETOGÉNICA

NIGGA LLEGA A MÉXICO CON SU TOUR “CERQUITA DE MÍ”, CON RICKY RICK

LAFOURCADE: “LA DESIGUALDAD DE GÉNERO TIENE QUE PARAR”

 

 

3 Trackbacks / Pingbacks

  1. Otro Eclipse de sol: Luis Miguel volvió a las andadas en Acapulco – MEDIOS/NOTICIAS/EDITORIAL
  2. ¿Qué leer en la Semana Santa? – MEDIOS/NOTICIAS/EDITORIAL
  3. El canal cultural de México, el 22, celebra sus 25 años de existencia – MEDIOS/NOTICIAS/EDITORIAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: