Música

30 años sin Freddie Mercury; Queen es la llama de su memoria

LONDRES.- Un día como hoy pero de hace 30 años, fallecía el cantante británico FREDDIE MERCURY, víctima del SIDA, cuando apenas tenía 45 años.

El extraordinario éxito de Bohemian Rapsody, la película sobre la historia de Queen que ganó cuatro premios Oscar, incluido el de Mejor Actor para el protagonista Rami Malek, es la demostración más reveladora de lo que representó la banda en la historia del rock y, a estas alturas, en el imaginario colectivo.

Y si esta historia comienza a confundirse con el mito, es porque FREDDIE MERCURY fue uno de los cantantes más explosivos, transgresores y valientes jamás vistos en un escenario.

Mercury fue una de las víctimas más célebres del SIDA, que terminó con su vida de manera muy temprana -tenía 45 años- en su residencia londinense, cuando el diagnóstico de HIV positivo todavía significaba una sentencia de muerte. Como muchos recuerdan ahora gracias a la película, su nombre era Farrock Bulsara, nació en Zanzíbar y tenía ascendencia persa e india.

Con su banda, junto a Brian May, John Deacon y Roger Taylor había encontrado la síntesis de su personalidad de rockero enamorado de la ópera, pero que creció en los 60 y formado en los 70, amaba a Jimi Hendrix, Elvis Presley, Led Zeppelin, Black Sabbath, Liza Minnelli, David Bowie y el glam rock de Marc Bolan y T. Rex.

La banda también admiraba a Paul Rodgers, el cantante de Free que hace años estuvo de gira con Brian May y Roger Taylor llevando la leyenda de Queen alrededor del mundo, con resultados decepcionantes por decir lo menos.

Mercury fue, claramente, un hombre de gran curiosidad musical al que le encantaba mezclar géneros y era capaz de intuiciones brillantes como Bohemian Rapsody y diapositivas kitsch como Barcelona Barcelona, himno olímpico grabado junto a Montserrat Caballe, o la banda sonora de Metrópolis hecha con Giorgio Moroder.

También era un amante de la hipérbole, con un provocador sentido del humor, que sigue siendo venerado por un público transversal y que dejó una impresionante serie de éxitos, desde We Are The Champions hasta Radio Ga Ga, pasando por Love of My Life, Under Pressure, Somebody To Love, Crazy Little Thing Called Love y We Will Rock You, por nombrar solo algunos.

El líder de Queen usaba la teatralidad como arma y la exhibición de su machismo gay tenía la sensación de una burla liberadora que acompañaba a sus increíbles habilidades vocales y su talento como pianista.

Era un hombre atormentado e inseguro a pesar de su inmenso ego: también probó el camino en solitario y fracasó sensacionalmente, porque lejos de Queen no pudo encontrar la magia.

Llevó una vida temeraria llena de excesos, pero nunca hizo pública su verdad como hombre.

Tras su muerte, John Deacon decidió abandonar el escenario: son Brian May y Roger Taylor quienes mantienen en pie el mito con las giras, el musical (otro éxito rotundo) y la producción de la película.

Freddie Mercury es simplemente inimitable. Desafiando sus debilidades trabajó duro para convertirse en un mito. Murió demasiado pronto, sin embargo, por suerte para él, están sus viejos amigos que siempre mantienen viva la llama de la memoria.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

0 comments on “30 años sin Freddie Mercury; Queen es la llama de su memoria

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: