Baron Cohen se despide de Borat con una secuela de acción al límite

NUEVA YORK.- Borat decidió colgar su característico traje gris para siempre, anunció su creador, el británico Sacha Baron Cohen, quien el domingo se llevó a casa un par de Globos de Oro por la segunda y última versión del periodista kazajo que pone en ridículo a la sociedad estadounidense.

El actor y guionista de 49 años afirmó que la película para Amazon Prime, la esperada secuela de Borat: Glorious Nation of Kazakhstan, era la última vez que interpretará al periodista de grandes bigotes negros.

“El traje gris está guardado y no volverá a salir”, dijo Cohen durante una sesión de preguntas y respuestas tras la ceremonia virtual de premios, que le dio a Borat dos victorias sobre tres nominaciones.

El satírico británico se llevó el premio al Mejor Actor en una Película, Musical o Comedia, y el otro premio fue para la categoría de Mejor Película, Musical o Comedia.

La coprotagonista Maria Bakalova, quien interpretó a la hija adolescente de Borat, Tutar, que puso en ridículo a Rudy Giuliani, también fue nominada a Mejor Actriz en la categoría de Musical o Comedia.

“Éste fue probablemente el proyecto más peligroso en el que tuve que trabajar”, dijo Baron Cohen, quien había revelado que llegó a usar un chaleco antibalas mientras filmaba.

Aseguró que le fue útil después de que Borat se vio en medio de una manifestación por los derechos de la Segunda Enmienda en el estado de Washington.

“Sentimos que valía la pena correr los riesgos”, explicó.

“Estaba muy preocupado por (Donald) Trump y el trumpismo, y la elección y nuestra democracia estaban en riesgo”.

El actor de la miniserie The Spy señaló que “hubo situaciones que nunca volvería a hacer” por lo que decidió que el “traje gris no volverá a salir”.

A pesar de las amenazas contra su vida, Baron Cohen, está orgulloso de lo que sugiere que fue una obra vital de parodia política en su carrera.

“Si Trump hubiera ganado el 3 de noviembre y yo no hubiera podido hacer esta película, no podría vivir conmigo mismo”, concluyó.

La primera vez que Sacha Baron Cohen se convirtió en su personaje Borat, en un largometraje de 2006, la comedia le valió un Globo de Oro, una nominación al Oscar por el guion y recaudó 262 millones de dólares en todo el mundo.

El actor nunca tuvo la intención de traerlo de regreso para una secuela, pero la situación del mundo y las elecciones presidenciales de Estados Unidos en noviembre de 2020, donde temía que Trump pudiera ganar un segundo mandato, lo hicieron cambiar de opinión.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s