De Francia con amor la miniserie “El agente inmobiliario”, por el 22

Entre el absurdo y la hilaridad, mezclados con saltos en el tiempo, en la que se abordan la paternidad y la memoria a través de un hombre que, en su ocaso profesional y en la ruina, trata de recoger los pedazos de su vida sin morir en el intento, se estrena este domingo por Canal 22 la elogiada miniserie francesa El agente inmobiliario.

El agente inmobiliario fue escrita y dirigida por Etgar Keret -escritor israelí considerado uno de los máximos exponentes de la literatura hebrea contemporánea; publicado en México por la editorial Sexto Piso – y coescrita con la actriz, guionista y escritora Shira Geffen.  

LA TRAMA:

Estrenada en 2019 y presentada en México en febrero de este año en la Cineteca Nacional, esta serie de cuatro episodios trata sobre Oliver Tronier (Mathieu Amalric), un hombre a la deriva que se dedica a los bienes raíces; endeudado y prácticamente en bancarrota, tiene que dormir en los lugares que debería de vender. Además, atraviesa por una crisis emocional y familiar. Inesperadamente, y como un aparente rayo de luz en medio de la oscuridad, recibe una herencia de su madre recién fallecida: un edificio a las afueras de París. Esta chispa de esperanza para Oliver, podría hacerlo salir de sus deudas, ayudar a su padre irresponsable, hacerse cargo de sus hijos y mejorar su relación con su hija adolescente.  

Sin embargo, la probable solución a sus problemas podría traer más dolores de cabeza que dicha, pues el inmueble está en ruinas y tiene una inquilina ilegal que no planea mudarse. En medio de amenazas, chantajes y problemas financieros, el protagonista busca mantener la mente serena, con nada más que la compañía de un pez dorado que se vuelve un interlocutor para enriquecer la trama.  

UN DATO:

El agente inmobiliario no es el primer proyecto en el que trabaja el matrimonio de Keret y Geffen; en 2007 se estrenó su cinta Jellyfish, que cuenta pequeñas historias individuales para mostrar distintos trazos de humanidad en un mundo caótico. Esta cinta les otorgó a ambos directores el premio de la Cámara de Oro en el Festival de Cine de Cannes por Mejor Ópera Prima.  

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

El recuento de los daños

En la telera nuestra, abierta y pública de cada día, la transición hacia la nueva “anormalidad” tiene en el modelo de producción su más grande reto: el control médico de elenco, crew y equipo creativo, las medidas sanitarias exhaustivas y la logística, que han modificado desde los llamados, la distribución de los foros en tiempo y forma, camerinos, maquillaje, peinados y vestuario. La pandemia sigue vigente y por más que existan estas condiciones de prevención en las televisoras, el riesgo está vigente a la hora de grabar donde la sana distancia no existe y las tramas compliquen los besos, abrazos, arrumacos, llanto, risa, enojos y escenas de acción. Una prueba de fuego para quienes hacen que no se detenga esta fábrica de sueños.

Ver para creer. Telévoros: ¡Uníos!

TV&SHOW / RONDERO’S MEDIOS

Mayrin Villanueva, de Silvita en Vecinos a Refugio, madre de Camila Sodi en Rubí

La actriz MAYRIN VILLANUEVA comparte en entrevista con TV&SHOW su sentir al formar parte del elenco central de RUBÍ, la producción que en solo 25 capítulos condensa una larga trama en la nueva versión que enmarca la Fábrica de Sueños de Televisa, además de grabar la novena temporada del programa de comedia VECINOS, con su personaje de Silvia.

Luego de figurar en numerosas telenovelas, MAYRIN VILLANUEVA encarna a Refugio, la madre de la protagonista de RUBÍ, Camila Sodi, personaje que interpretara en su versión original Ana Martin…”Así es la carrera de las actrices y actores, de momento te toca hacer otros personajes. RUBÍ es una nueva forma de ver las telenovelas, en tan solo 25 capítulos se da a conocer toda la historia. Apenas te acomodas cuanto ya te despides”, dice la también compañera de vida de Eduardo Santamaría, quien participó en la primera versión de esta producción.

A lo largo de la entrevista con TV&SHOW, Mayrin hace referencia de Camila Sodi y de las grabaciones de VECINOS en su novena temporada, dedicándose varios capítulos al confinamiento de todos los inquilinos por la pandemia.

MAYRIN VILLANUEVA en TV&SHOW

Por Roberto Rondero

TV&SHOW / RONDERO’S MEDIOS

Alfonso Villalpando en “La Parodia a domicilio”, el buen humor ante todo

¡Viva la comedia! y más en estos momentos donde el confinamiento, el distanciamiento social, familiar y del círculo de amigos no puede ser igual que antes de la pandemia. El comediante de tiempo completo y guionista tamaulipeco ALFONSO VILLALPANDO (El privilegio de mandar, La hora Pico), se emocionó hasta las lágrimas en una entrevista suigéneris con TV&SHOW mientras conducía su automóvil a Televisa San Ángel, para una de las grabaciones de LA PARODIA A DOMICILIO, que inicia este domingo a las 19:30 horas por Las Estrellas.

Villalpando, quien fuera ampliamente conocido por su imitación del ex presidente Vicente Fox, nunca se dedicó a la comedia para ser famoso. “No busqué el ego para ser famoso. Para mí el humor en México es una catarsis, siempre nos ha sacado adelante, recurrir al humor como desahogo está en nuestra naturaleza, distraernos, no olvidarnos de esta tragedia, porque la vida va a seguir, vivimos momentos muy graves pero saldremos de ésta”.

Este domingo le rendimos homenaje a uno de los más grandes actores, que ha dejado escuela, al señor Héctor Suárez. Haremos también una parodia del gran Roberto Gómez Bolaños.

ALFONSO VILLALPANDO va con todo en LA PARODIA A DOMICILIO.

Por Roberto Rondero

TV&SHOW / RONDERO´S MEDIOS

Camila Sodi, ¡vaya año!

No van ni seis meses de este 2020 pero desde ahora no lo olvidará la actriz y cantante, ex de Diego Luna con quien tuvo dos hijos. Salió avante luego de contagiarse de Covid-19 y en contraste se estrena el remake de Rubí, telenovela inscrita en la fallida Fábrica de Sueños de Televisa, quizá la última de las producciones que serán realizada luego de varios desaciertos, el más grande de ellos Cuna de Lobos. A la Sodi el 2020 le dio los claroscuros para apreciar el valor de la vida, ni más ni menos.

Por Roberto Rondero / TV&SHOW

¿Normalidad o anormalidad?

El show business en general y la telera nuestra de cada día en particular bien saben que el lema “renovarse o morir” adquiere más relevancia que nunca. Además de los protocolos, filtros sanitarios, distanciamiento y medidas cautelares para evitar los “rebrotes” en un México que ni siquiera ha controlado la propagación del Covid-19 y menos aún tiene un mínimo de certeza de si la curva es plana, achatada o cóncava, la industria del entretenimiento no puede esperar.

Televisión, teatro, cine, música, masivos, museos, presentaciones, conferencias de prensa, shows, se alistan a una de las mayores crisis y retos por enfrentar. Productores, directores, guionistas, crews, logística, equipos de producción, maquillistas, peinadores, staff, camarógrafos, directores de escena y de locación, asistentes, personal de seguridad, escenógrafos, ambientadores, no deberán dar nada por sentado. La previsión y prospectiva de escenarios, a saber el catastrófico, el neutral y el ideal, será la clave para reactivar el vital entretenimiento. Que si no puede haber besos –sean de mejilla, boca, lengua o apasionados- arrumacos, escenas de cama y regadera, luchas cuerpo a cuerpo, numerosos actores y actrices en escenas tanto en foro como en locación, la nueva normalidad no debe volverse ante el espectador reflejo de una nueva anormalidad, sino del momento real de un mundo que ya no es ni será el mismo. Ver para creer. Telévoros: ¡Uníos!

Por Roberto Rondero

TELÉVORO / TV&SHOW

La comedia de luto con el deceso de Héctor Suárez: actor popular, irreverente y sin miedo al qué dirán

La mañana de este martes 2 de junio Héctor Suárez Gomís, hijo del comediante, confirmó el fallecimiento de su padre. El actor mexicano fue diagnosticado con cáncer en la vejiga en 2015 y durante cuatro años se sometió a varias cirugías para tratar su enfermedad.

“A los amigos, a los compañeros y a todos los medios de comunicación:
Con profundo dolor, queremos compartir con ustedes el fallecimiento de Héctor Suárez Hernández. La familia Suárez, les pedimos que por favor comprendan este momento de gran tristeza que estamos viviendo y también esperamos que puedan respetar nuestro duelo. Para nosotros se va el papá, el abuelo, el hermano, el esposo y no la figura pública que merece todo el reconocimiento de la familia artística y los medios de comunicación. Dennos oportunidad de procesar este duelo y en unos días podremos conversar con ustedes. ¡Gracias!
Atentamente.
Su viuda, Zara Calderón.

Sus hijos: Héctor Suárez Gomís, Julieta Suárez Gomís, Rodrigo Suárez Calderón e Isabella Suárez Calderón.
Sus nietos: Paula Suárez Gomís, Ximena Suárez Palacio y Pablo Suárez Quiroz”, compartió el también actor. Héctor Suárez Gomís/Instagramparticipo en series muye exitosas como “Que nos Pasa?”, El mil Usos, Puros Locos y La cosquilla.

De los tutores en la carrera de HÉCTOR SUÁREZ sobresalen Carlos Ancira, quien le dio las bases para el teatro de tesis, mientras alternaba con Alejandro Jodorowsky, Susana Alexander, Héctor Bonila y Alfonso Arau.

Héctor formó parte de puestas en escena de Franz Kafka, Eugene Ioneso y August Strindberg, mientras recibía clases de pantomima con el gran mimo Marcel Marceau.

En cine, su trayectoria es consistente con su legado: inició en 1964 con El asalto, a la que siguió un amplio repertorio, como Despedida de soltera, La mujer de a seis litros, La marcha de Zacatecas, Picardía meixcana, Lagunilla mi barrio, El milusos -por un tiempo la película más taquillera del cine mexicano-, y Mecánica Nacional, entre otras.

Como actor, su estilo espontáneo, cargado de humor negro, le permitió hacer lo que más le gustaba: la denuncia social, y así escapó a las normas de censura establecidas en la telera nuestra de cada día. Con programas como ¿Qué nos pasa? y Verdá o fixión, logró crear un sinnúmero de personajes populares que reflejaban el día a día de la idiosincrasia mexicana. Personajes caricaturescos como Flanagan, con su clásico estribillo ¡queremos rooock!, Doña Zoyla, la madre dominante y manipuladora; El no hay, un dependiente de tienda que nunca atendía bien; El Burócrata, el típico empleado público que pone más obstáculos que soluciones, etc. Meseros, choferes, vendedores, porteros de condominios y otros más formaron parte de su variado repertorio.

Una de las aportaciones más trascendentes de HÉCTOR SUÁREZ fue para el gremio artístico: nunca se quedó callado ante las injusticias laborales -de cualquier televisora, produtores o empresas-, generó fuentes de trabajo y elevó el nivel de la comedia para una mayor conciencia social.

Héctor llevaba en cuerpo y alma la identidad del mexicano, su idiosincracia, la manera de ser y comportarse…”Somos muy valemadristas los mexicanos pero cuidado con que nos toquen lo más sagrado: nuestra madrecita y la religión. No le he robado nada a nadie. O sea, no traigo guaruras, como esos candidatos que nos quieren gobernar. No tengo que cuidarme de nada. Soy libre…

“Porque las mentiras se regresan. Lo malo se regresa. Un día mi abuela me dio una lección cuando mentí. Me dijo “Agarre usted esa pelota y rebótela en la pared”. Lo hice, la reboté y la agarré de vuelta. “¿Ya vio?, todo lo que haga se regresa!”, me dijo mi viejita.

“Mi mayor debilidad es la deshonestidad, no me gustan las pinches mentiras. Aunque soy muy cursi, soy muy amoroso, aparentemente soy puro pájaro nalgón, porque me veo acá como muy cabrón, pero, si me ves con mis hijos… Soy un hombre que llora mucho.

Por Óscar Velázquez / Roberto Rondero

TV&SHOW / RONDERO’S MEDIOS