Últimas notas

Mujer maravilla es inocente

El nuevo perfil de DC, MUJER MARAVILLA, que se estrena este día, retoma el personaje de la súper heroína al que le agrega un toque de inocencia en una película que apunta más al público adolescente que al adulto a diferencia de las entregas de Batman vs Superman o El escuadrón suicida.
wonder-woman-figura-1111En la inevitable comparación con sus competidores de Marvel (X-Men, Capitán America, Iron Man, entre otros), que DC Comics venía perdiendo tanto en crítica como en taquilla, en esta oportunidad la productora acudió a la directora Patty Jenkins para que realice el nuevo universo de la icónica amazona.

“Su motivación es filosófica. No está simplemente eliminando a los malos o luchando contra el crimen, ella cree en la bondad y el amor. (…) Es feroz y está dispuesta a luchar, pero sólo para proteger un mejor futuro para la humanidad. Es una historia sobre cómo madura”, argumentó la realizadora en una entrevista.

En esta explicación se encuentra el meollo de la trama y de la intención del filme: despegarse de la violencia y la sangre de sus antecesoras, para ubicarse en el campo del cine para adolescentes, que todavía Marvel no exploró.

Para ello, la historia empieza y termina con Diana (Gal Gadot), quien, como empleada del Louvre, recibe de Bruce Wayne una fotografía de ella tras un combate en la Primera Guerra Mundial.

Jenkins utilizó el argumento original de las míticas amazonas griegas para explicar el origen de esta heroína, la cual es hija de la reina de su tribu y tiene una conexión especial con Zeus, el dios de dioses.
df6fd18d3d9f22c8fd495ada40fae9b2.jpgLa misión de las amazonas es la de eliminar a Ares, el dios de la guerra, y, así, erradicar la maldad de la Tierra, motivo por el cual la cinta recae en la dicotomía de “buenos contra malos”, que ya había sido abandonada por el cine contemporáneo, lo cual deja fuera cualquier tipo de debate profundo o dilema moral.

Como para cimentar este nuevo plan de ingresar al mundo adolescente, la relación de amor pareciera haber sido escrita por el Vaticano (“Sólo duermen juntos los que están casados”, dice el piloto Steve Trevor); el grupo que acompaña a Diana incluye a las minorías (un borrachín escocés, un aborigen y un árabe, todos ellos asexuados) y los chistes livianos inundan la pantalla.

Además, el tratamiento cuenta con una magra rigurosidad en el diseño artístico al mezclar mitología griega con una anacrónica imagen renacentista de Zeus y un Ares con armadura medieval, aunque sobresalen las escenas de acción con un constante y muy bien utilizado stop motion y primeros planos de los rostros, en una semejanza a los movimientos que puede tener un video juego.

Aquí, más que la mano de Jenkins, quien contaba con “Monster: Asesina en serie” como único largometraje en su haber, se puede ver la de Zack Snyder, guionista de la cinta, pero con dirección en las películas de Superman y, sobre todo, en “300”, en la cual también viaja a la antigua Grecia.

Otro acierto de la producción fue el de elegir a Gadot como Mujer Maravilla: si bien su cara ilumina la pantalla cada vez que aparece, la cámara de la realizadora no abusa de los atributos de la israelí, sino que los usa para profundizar la sorpresa de los hombres al encontrar en esta mujer la salvación de la humanidad.

A diferencia de los sucedido con Margot Robbie en Escuadrón suicida, donde los primeros planos al culote intentaban salvar la estrepitosa caída de la cinta, en esta oportunidad, si bien el físico de Galdot no pasa desapercibido, lejos está de ser central para el espectador.

La competencia entre la editorial DC y Marvel no sólo está en pantalla grande, sino que puede extrapolarse también al género de las series, donde esta visión adolescente de la primera se hace más evidente.
Por un lado, casi la totalidad de las series actuales de Marvel tienen una búsqueda más adulta, con un espíritu lúgubre que no escatima en escenas violentas y lenguaje fuerte, como en las ficciones producidas por Netflix: Daredevil, Jessica Jones, Iron Fist y Luke Cage.

Aunque en el mismo sentido, merece una mención aparte Legion, también de Marvel pero elaborada por Noah Hawley (creador de la serie Fargo) para la señal FX; un thriller psicológico en el que la existencia de los mutantes y superhéroes son solo la excusa para vehiculizar una historia que explora en la complejidad de la construcción de la identidad y el peso de las experiencias pasadas en la formación del yo.

DC, por su parte, tiene en el momento varias series emitidas originalmente por la señal The CW, un canal que aloja una gran cantidad de producciones orientadas al público joven, como Arrow, Supergirl, DCs Legends of Tomorrow y Flash, producciones en las que quizá se imponga, por el hecho de no competir.
CON INFORMACIÓN DE ANSA
TV&SHOW / Rondero’s Medios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: