Boy George alcanza el sexto piso

LONDRES.- BOY GEORGE cumple 60 años, que lo evoca como aquel líder de los Clubes Culturales en Gran Bretaña.

GEORGE ALAN O’DOWN nació en el Reino Unido el 14 de junio de 1961. Se le considera un cono pop de los años 80, gracias a canciones como Do You Really Want To Hurt Me y Karma Chamaleon.

Desde hace varios años su actividad principal es ser DJ. Para el gran negocio de la farándula sigue siendo un protagonista y una presa; por otro lado su historia de nuevo icono romántico en la versión gay de los años 80 y 90 precipitada en un torbellino de drogas, escándalos sexuales, arrestos, inevitables períodos de desintoxicación y dependencia de los servicios sociales acaparó los tabloides y las revistas de chismes.

BOY GEORGE sigue siendo el muñeco gay de Culture Club, la banda de pop inglesa que, con una música pegajosa y un tinte de soul inofensivo y vetas reggae, despobló el mundo entre los años 80 y 90, época en la que, gracias a la explosión de la música de video, la ambigüedad sexual era una especie de código obligatorio. Pero si bien la homosexualidad exhibida por su personaje fue el elemento decisivo del éxito del grupo, en su vida privada se vio obligado a mantener oculto su vínculo con el baterista del club cultural Jon Moss.

Mientras que con temas como Do You Really Want To Hurt Me, Karma Chamaleon, It’s a Miracle hizo bailar al mundo, vivió un drama personal que ayudó a volar las relaciones entre los miembros de la banda hasta la ruptura.

Luego, con una progresión inexorable, la situación comenzó a salirse de control: la adicción a la heroína, las detenciones (incluso una por la denuncia de un falso robo en la casa como consecuencia de la cual la policía lo encontró en la casa de cocaína), la muerte por sobredosis de un amigo en la casa, la detención por el secuestro de un chico escoltado esposado en su apartamento lo convirtieron en un ‘caso”, para avanzar hacia la carrera de la ex estrella.

A decir verdad, aparte del DJ, algo más hizo: escribió el musical autobiográfico Taboo, que en Londres permaneció en escena durante dos años (en Nueva York solo cien actuaciones), hizo grabaciones de música electrónica y exitosas antologías de baile.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s