5 años sin el camaleónico Bowie

LONDRES.– Este domingo se cumplen 5 años sin el londinense oriundo de Brixton al sur de Londres, David Robert Jones, mejor conocido como DAVID BOWIE, una estrella de rock que pudo ser mucho más que un rockero y algo más que una estrella.

Para sus fans y seguidores fue un shock: pocos sabían que uno de los genios más revolucionarios de la historia del rock había sido un enfermo desesperado durante algún tiempo, pero en ese triste día de 2016 todo el mundo entendió que esa despedida había sido preparada como el último acto de una aventura artística que cambió el mundo. Y, en cierto modo, el shock fue aún mayor, cuando, escuchando las notas de Black Star, un álbum de una profundidad emotiva, uno se encontró frente a la obra maestra de un hombre que decidió contar su fin anulando de la manera más definitiva el límite entre el arte y la vida.

El mundo descubrió con Bowie la idea de que un músico podría ser simultáneamente una figura que, muy adelantado a los tiempos, puso en juego una ambigüedad sexual descarada y al mismo tiempo se mezcló con el Cabaret de Berlín, el teatro kabuki, el Mimo de Lindsay Kemp.

Un artista que no era Bowie probablemente habría pasado toda su vida en los laureles de Ziggy, pero decidió liberarse de ese alter ego tan engorroso para asumir primero la identidad del duque blanco delgado, el Duque Blanco lanzado para conquistar América pero esclavo de la cocaína y luego sumergirse en Berlín a mediados de la década de 1970 para producir la famosa trilogía de Berlín con uno de los muchos giros estilísticos impactantes.

Es impresionante pensar cuántas cosas ha sido David Bowie, la de Let’s Dance y la del rock muy duro y en bancarrota comercialmente de Thin Machine, un crooner con un carisma sin igual, un autor brillante, un icono de estilo, un explorador de sonido, un actor, un artista que en todo lo que se preocupaba poco sobre el mercado pero ganó montañas de dinero gracias a Bowie Bonds gracias a los bonos de Bowie , una operación financiera sin precedentes, un pintor vinculado al expresionismo alemán, un actor con un importante plan de estudios que consiste en películas como El hombre que cayó a la tierra, La última tentación de Cristo, Miriam despierta a medianoche, Furyo, Todo en una noche, Labirinth y que se permitió un cameo en Zoolander y una aparición en El Prestigio de Christopher Nolan.

Un carácter único, iluminado, impulsado por una curiosidad inconclusa y un deseo imparable de conocimiento, como para comunicar ese cambio y el descubrimiento de lo nuevo son un método para poner orden en el caos. David Bowie fue y sigue siendo uno de los artistas más influyentes en la historia de la cultura popular, como lo demuestra la exposición realizada por el Victoria y el Albert Museum de Londres.

BOWIE fue uno de los primeros en entender que el Rock’n’Roll podría ser mucho más que la música que anunció al mundo el nacimiento de los jóvenes como una categoría social, para adivinar que se podría ir más allá de los límites y convenciones, que alrededor de la música se podría construir un verdadero universo de signos. Incluso la muerte se ha transformado en algo más allá de su inevitable verdad. Cuando, frente al último acto, David Duncan Jones y David Bowie volvieron a ser la misma persona.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

“Bridgerton”, por la igualdad y la inclusión, suma fans por Netflix

LONDRES.– Ambientada en el período Regency de la primera mitad de la década de 1800, BRIDGERTON, recien estrenada en Navidad por Netflix, se ubicó de inmediato entre las diez mejores del mundo, tan sólo el tráiler ha tenido más de 580 mil visitas en Youtube y tantas en Twitter.

BRIDGERTON es una producción de Shondaland, la compañía estadounidense de SHONDA RIHMES, autora de éxitos como Grey’s Anatomy y Scandal. La firma es de Chris Van Dusen Practice, su antiguo colaborador. RHIMES tiene su primera colaboración con Netflix bajo su sello inconfundible: romance, personajes femeninos llevados a la primera vista y misterio. The Bridgertons Chronicle fue realizada en Inglaterra, en la ciudad de Bath, el lugar de nacimiento de las novelas de Jane Austen, y es uno de los ocho proyectos en los que la Shonda Rhimes está trabajando actualmente.

La serie transita entre Gossip Girl y Downton Abbey. La atmósfera de los castillos ingleses, el susurro de la maravillosa ropa en el color de moda en el momento, el polvo azul, los chismes, los escándalos, BRIDGERTON captura al espectador con una historia de época. Los protagonistas son ricos, atractivos y sus historias de amor se entrelazan y causan estragos en la corte.

Incluso dentro de ese tipo de sociedad, se llevan a cabo sutiles luchas de clase alta, con personajes que buscan una escalada social, respetabilidad. Las mujeres jóvenes, educadas en cada formalidad, sólo tienen un propósito: encontrar un marido y posiblemente una nobleza superior, como para los nobles jóvenes, la infelicidad está asegurada si el corazón late para una mujer de clase trabajadora. Tener una boda de alto linaje y al mismo tiempo de amor es como ganar la lotería.

La misteriosa Lady Whistledown -cuya identidad no conocemos hasta el penúltimo marco de la primera temporada- alimenta su periódico con estos secretos, revelando hechos privados. Esta vez dejamos a principios del siglo XX de Downton Abbey para aterrizar en el Londres de la Regencia, una época que va de 1795 a 1837. Un período de excesos para la aristocracia británica, con todo lo que sigue en términos de disfraces, muebles, fiestas deslumbrantes.

Es una serie inspirada en las novelas de Julia Quinn. Shondaland es la saga, publicada entre 2000 y 2016, escrita por la estadounidense Quinn Julia, autora de docenas de novelas premiadas y traducida a más de treinta idiomas y compuesta por ocho novelas, la primera de las cuales, El duque y yo, es la base de la primera temporada. Todas las novelas han sido reeditadas en Italia. Los tres primeros títulos son: Il duca e io, Il visconte che mi amava, La proposta di un gentiluomo. Durante 2021 se publicarán los otros cinco libros: Un hombre para conquistar, Un Sir Philippe con amor, Loving a Libertine, Everything in a Kiss, True Love Exists. Cada uno de los volúmenes contiene, además de la novela, el segundo epílogo escrito por el autor años más tarde).


LA TRAMA:

La historia tiene lugar entre 1813 y 1827 y cuenta las historias de los ocho hijos del vizconde Bridgerton: el primogénito Anthony, luego Benedicto, Colin, Daphne, Eloise, Francesca, Gregory y el pequeño Hyacinth.

En esta primera temporada seguimos a Daphne Bridgerton, interpretada por Phoebe Dynevor, la primogénita de la edad de su marido. Cuando su hermano rechaza su noviazgo, el periódico de escándalo de Londres, dirigido por la misteriosa Lady Whistledown, propaga calumnias sobre la joven. Por lo tanto, Daphne debe hacer malabarismos con su imagen pública y su atracción por el guapo duque de Hastingsun soltero buscado por todas las madres de los debutantes, rebeldes y con un pasado de gran sufrimiento interior. A pesar de que los dos fingen por diferentes razones de estar comprometidos, las chispas vuelan…

UN DATO:

El casting fue inclusivo. Se puede decir que BRIDGERTON es una de las primeras series resultantes de los acuerdos inclusivos lanzados recientemente en Hollywood para hacer el cine más igualitario, en los temas tratados y en la elección de los actores. Después de mucho tiempo favoreciendo a los actores blancos, los directores de casting ahora confían en perfiles de todos los orígenes, frente a los anacronismos.

Mientras que el papel de Daphne Bridgerton ha sido confiado a una actriz blanca, otros personajes son interpretados por personas de color y en los más altos niveles de la escalera social. Así es como la reina Charlotte (Golda Rosheuvel), el apuesto duque de Hastings, interpretado por Regé-Jean Page, originario de Zimbabue, es negro. Lidera el camino en una ola de películas llamadas ‘color color’ en las que el color de la piel no se tiene en cuenta en la elección de los artistas (hay una Mary Queen of Scots con Gemma Chan, una historia de David Copperfield con Dev Patel, por ejemplo).

¿Y LADY WHISTLEDOWN?

La voz de esa señora silbada, que lee los acontecimientos de la aristocracia británica, Lady Whistledown es la de Julie Andrews.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

El lado “B” de Paul McCartney

LONDRES.- De los temas musicales mayoritariamente interpretados, Yesterday, el sutil encanto de A Long and Winding Road, en su versión orquestada oor Phil Spector y en la que PAUL MCCARTNEY reivindicó en el álbum Let It Be… Naked; la misma Let It Be o el pedido de ayuda desgarrado de Help!, el repertorio de The Beatles es tan pródigo en grandes canciones que toda comparación está destinada al fracaso.

Pero, ¿cuál de todas esas melodías es la favorita de Paul McCartney, a esta altura, junto con Ringo Starr, los representantes de ese aluvión musical que cambió para siempre el paisaje del arte popular en Inglaterra y más allá, dejando una marca que el tiempo no hace sino resaltar a través su vigencia?

“Siempre digo You Know My Name, Look Up The Number. Es como un insignificante lado B medio loco, que nadie conoce, pero que para nosotros fue muy gracioso hacer. Recuerdo cuánto nos divertimos . Pero hay muchas canciones que me encantan de los Beatles. Creo que Strawberry Fields es una gran canción, creo que Hey Jude funcionó de manera genial. Tengo un montón de canciones favoritas: Blackbird me encanta. Eleanor Rigby también” enumeró el músico, en una entrevista hecha por Zane Lowe para Apple Music 1.

Pero el beatle no se quedó tan sólo en la selección de su Top 5 de la banda que integró, sino que le dedicó un párrafo aparte a Let It Be, a la que señaló como la que naturalmente decidiría escuchar por el resto de su vida, si se tratara de elegir sólo una.

“Es la más ubicua. De alguna manera llegó a todas partes. Omnipresente desde el latín, ubi quo, que significa en todas partes”, resaltó McCartney, que acaba de lanzar McCartney III, un nuevo álbum que suma a su discografía solista, en este caso con todos los instrumentos grabados por él mismo, en sintonía con McCartney (!970) y McCartney II (1980), ambos creados bajo el mismo concepto.

Para completar el cuadro, Macca contó -una vez más- cómo era darle forma a esas canciones imbatibles junto a JOHN LENNON. “Siempre creaba por mi cuenta, a menos que estuviera con John. Pero incluso entonces yo creaba algo por mi cuenta, él por la suya y luego nos juntábamos. Casi nunca nos sentábamos y no teníamos nada. Siempre había algún tipo de idea. Y venía de algo personal”, explicó el beatle.

“La gente pregunta ‘cuándo escribes’, y esas cosas… Y yo respondo: ‘Cuando tengo tiempo. Cuando no hay nada que hacer hoy o esta tarde, y estoy de humor’. Así que agarraré una guitarra y pensaré: ‘Tengo tiempo. Podría escribir una canción’“, redondeó.

A partir de esa explicación en torno a cómo cada uno armaba los cimientos de sus propias canciones, McCartney contó que se daba “la cosa donde yo diría una frase y él sugeriría la siguiente. Y luego yo sugeriría la siguiente”.

“Así que nos hacíamos ping pong el uno al otro. Y a menudo teníamos muy buenos resultados, porque John era una personalidad muy diferente. Así que tenías esa gran cosa de A y B. Era sólo un viaje de descubrimiento. ¿Sabes a lo que me refiero? Suena cursi, pero lo es y eso es lo que me encantaba de él. Nunca se sabía lo que iba a salir. Ni idea de si esto iba a ser una canción cálida, una canción triste, una canción de historia. Nunca se podía decir”, concluyó.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Hace 40 años la conmoción fue global: ¡asesinaron a John Lennon!

NUEVA YORK.- Hace 40 años asesinaban a John Lennon y nacía el mito más grande la música popular contemporánea. La noche del 8 de diciembre de 1980, una serie de disparos efectuados por un fan desequilibrado que lo estaba esperando en la puerta de su vivienda en Nueva York ponían fin de manera prematura a la vida de JOHN LENNON, fundador y líder carismático de The Beatles; y referente indiscutido de una generación que experimentó algunos de los cambios más importantes a nivel social y cultural del siglo XX.

Aunque al momento de su muerte el artista británico ya se erigía como una especie de leyenda viva, tanto por haber conformado junto a Paul McCartney la sociedad compositiva más importante de la música popular contemporánea, como por simbolizar una verdadera revolución cultural; el fatal desenlace lo convirtió en el mito más grande del espectáculo moderno.

Ocurre que el icónico músico no solo conmovió a millones de jóvenes en todo el mundo con las nuevas estéticas propuestas desde el famoso cuarteto, sino que además representó una era en la que la juventud alzó su voz contra un conservador orden establecido por el mundo adulto a nivel político y socio-cultural.

En tal sentido, la música de Lennon expandió a límites insospechados a la música pop, pero además expresó los sentimientos de una generación nacida en la posguerra, que buscaba un cambio de época a través de una libertad que confrontaba viejos prejuicios.

Nacido el 9 de octubre de 1940, en Liverpool, en medio de uno de los recurrentes bombardeos de la Alemania nazi a su preciado puerto, Lennon fue producto de su tiempo y de su propia historia familiar, marcada por el abandono de sus padres y las exigencias de su tía, encargada de su educación, para que diera respuesta a los mandatos sociales de la época.

John transcurrió su infancia tironeado internamente por la herencia del espíritu libre heredado de su padre Alfred, un marino amigo de la diversión; y del desparpajo de su joven madre Julia, quien delegó su crianza para poder rehacer su vida; y las severas reglas fijadas por su adorada tía Mimi.

En una ciudad y un contexto en el que solo el fútbol y el humor aparecían como alternativas para los jóvenes de eludir un inexorable destino familiar, Lennon encontró en el arte su válvula de escape; primero a través del dibujo y las historietas, y luego en el rock and roll y la rebeldía que encarnaban Elvis Presley y James Dean, respectivamente.

El sueño de replicar el furor de Elvis en su tierra natal tomó forma cuando conoció a Paul McCartney, un joven con asombrosa destreza para la música, y lo incluyó en el aficionado grupo que había formado con compañeros de su colegio. Tras varios años embrionarios –marcados a nivel personal por los severos reproches de su tía para que encauzara su vida y por la trágica muerte de su madre, de la que fue testigo-, la banda, a la que había bautizado como The Beatles y que completaban George Harrison y Ringo Starr, estaba lista para conquistar al mundo.

Sin embargo, así como en su vida personal se debatía entre las exigencias de Mimi y su espíritu rebelde, Lennon mostró signos de disconformidad hacia los mandatos que el mundo del entretenimiento concentraba en el grupo, que hacia la primera mitad de la década del `60 ya era un fenómeno mundial.

En medio de la efervescencia juvenil y el desparpajo que suponía la irrupción del nuevo orden que simbolizaba The Beatles, John se animaba a plantear reparos, a través de algunas canciones como Help! o I´m a loser; y de algunas actitudes y declaraciones provocativas que podían tener como blanco a “indiscutibles” como la Reina de Inglaterra o el propio Jesucristo.

El verdadero Lennon iría mostrando sus cartas con el correr de los años, a nivel musical con exploraciones psicodélicas, producto de su amor por el surrealismo y el consumo de drogas lisérgicas; y en el plano social, con posturas radicales que dejaban de lado los esfuerzos por agradar al público más conservador.

La segunda mitad de los `60, cuando los jóvenes que lo habían tomado como un ícono comenzaron a impulsar cambios profundos en la sociedad, la llegada a su vida de Yoko Ono, su gran amor, abrirían las puertas para que el artista encontrara su rumbo definitivo.

La vanguardista artista japonesa fue la gran responsable de la deconstrucción del músico, quien no solo se animaría a experimentaciones sonoras que lo alejarían poco a poco de sus compañeros de grupo, sino que también radicalizarían su discurso político.

El despojo final de los mandatos tradicionales estaría dado por el viraje de Lennon hacia el feminismo. Su romance con Yoko suponía la ruptura de su primer matrimonio con Cynthia Powell, la abnegada novia de la adolescencia con la que se había casado cuando supo que esperaban un hijo y a quien mantuvo relegada en todo sentido.

El joven que había escrito canciones como Run For Life, en la que le decía a su chica que “prefería verla muerta en vez de con otro hombre” y de la cual abjuraría más adelante; transitó un proceso que lo llevó en 1972 a componer Woman Is The Nigger Of The World o a lamentar poco antes de su muerte no haber incluido a Yoko como coautora de Imagine, su tema más emblemático, por presiones sociales y de la industria.

Más allá del camino recorrido, la honestidad brutal en su música fue la gran constante en la trayectoria de Lennon, lo que se reflejó en discos como Plastic Ono Band, de 1970, su primer trabajo “post-Beatles”; o en Sometime in New York City, de 1972, su álbum más politizado.

La citada deconstrucción de Lennon tuvo su punto culminante cuando en 1975 abandonó la actividad para dedicarse de lleno a la familia que conformaba con Yoko y Sean, el hijo de ambos; luego de años marcado por excesos y enfrentamientos con el gobierno estadounidense de Richard Nixon, país en donde se había radicado.

Su efímero regreso en 1980 con Double Fantasy mostró a un artista con líricas y una estética sonora lejos del riesgo y la vanguardia encarada años atrás; más orientado a sus antiguos seguidores que a seguir ofreciéndose como emblema de cambios sociales.

Sin embargo, Lennon ya era una leyenda y solo restaba el accionar criminal de un lunático a quien su arte había fascinado para que naciera el mito más grande de la música popular contemporánea.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Murió el actor británico David Prowse, Darth Vader en “Star Wars”

ROMA. – El actor británico DAVID PROWSE, quien interpretó a Darth Vader en la trilogía original de STAR WARS (La Guerra de las Galaxias), falleció a los 85 años, confirmó este domingo su agente Thomas Bowington.

 “Con gran tristeza doy a conocer la muerte de David Prowse”, sostuvo el Bowington en un mensaje en su página de Facebook, donde indicaba que falleció “ayer por la mañana, que la fuerza le acompañe siempre”.

Prowse antes de enrolarse en el mundo del cine había actuado como levantador de pesas en la ciudad inglesa de Bristol, también llegó a ser condecorado con un MBE (Miembro del Imperio Británico) por su papel en el Green Cross Code Man, un programa que promovía la seguridad vial en las carreteras de este país.

Obtuvo el papel en Star Wars principalmente por su imponente estatura, medía casi dos metros de alto. Pero debido a su fuerte acento británico del West Country, sudoeste de Inglaterra, considerado inadecuado para el papel, la voz de su personaje fue interpretada por James Earl Jones, quien con su profunda voz entró en la leyenda de la exitosa serie de películas.

Antes de iniciar su carrera en el cine, Prowse llegó a representar a Inglaterra en la modalidad de levantamiento de peso en los Juegos de la Commonwwealth a comienzos de la década de los 60.

Y antes del rol de actor, que desarrolló durante cinco décadas, sus servicios fueron requeridos dentro de los círculos de Hollywood, donde ayudó al malogrado Christopher Reeve a prepararse para las exigencias físicas del papel de Superman, como su entrenador personal.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

La familia real británica nada contenta con “The Crown 4”

LONDRES.- A la familia real británica no le agrada para nada The Crown 4, la última entrega de la serie de Netflix dedicada a la turbulenta historia de los Windsor. Fuentes cercanas a la Casa Real hacen referencia que el príncipe Carlos y su hijo William estarían “furiosos” por la reconstrucción hecha por la serie, que abarca de 1979 a principios de los noventa.

La galardonada serie creada por Peter Morgan sobre el reinado de Isabel II ya había sido muy criticada por la familia real. En este caso, la controversia se refiere a uno de los aspectos más espinosos en los acontecimientos de la casa gobernante: el matrimonio entre Carlos y Diana, interpretado por Josh O’Connor y Emma Corrin. 

Emma Corrin tenía tres años cuando Lady Diana murió en 1997. Vio su funeral en la televisión. Ahora protagoniza la cuarta temporada de The Crown. Esta joven actriz tiene escasa experiencia (The Grantchester (2014) y Pennyworth (2018).

Para la actriz originaria de Kent, de 25 años de edad, apasionada por el teatro, había un riesgo de hacer una caricatura o una copia de Diana Spencer, pero ha tenido una actuación muy natural que ha golpeado a los críticos para interpretar a la infeliz esposa de Carlos, el heredero al trono, como una joven tímida, infantil, con una mirada siempre melancólica. Antes de Emma Corrin, 15 actrices prestaron sus rostros para el personaje central, desde Julie Cox hasta Naomi Watts.

La actriz ha estado interpretando a la princesa desde que tenía 16 años, cuando England’s Rose, como Elton John la llamó en Candle in the Wind, vivió en un apartamento compartido en Earl’s Court, conoce al príncipe Charles (Josh O’ Connor) y se enamora. La boda de cuento de hadas – en el episodio lleva una reproducción idéntica a la vestido diana lucida en 1981 – “la unión llena” como ella misma llamó en una entrevista a su matrimonio con la presencia de Camilla , sus dos hijos, la difícil relación con la familia real, con la reina Isabel II (ganadora del Oscar Olivia Colman), su prisión dorada (en el episodio que convierte el palacio en patines retorciéndose escuchando duran duran), sus trastornos alimenticios.

No se salvan de los autores de La Corona 4 de la crítica a ciertos detalles: cómo la “princesa de la gente” sufre de trastornos alimenticios, que en varias ocasiones vomita en el baño porque no puede soportar la tensión de la vida de pareja y el fracaso de la unión con Charles. quien desde el comienzo de su compromiso con la joven Diana Spencer, sostiene su romance extramatrimonial con Camilla Parker Bowles, quien se convertirá en su esposa después de la muerte de Lady D.

“William no está en absoluto contento con todo esto, piensa que sus padres fueron explotados y presentados de una manera falsa y simplista, sólo para ganar dinero”, tronó un ‘insider’ de la familia real. Y de nuevo: “Todo esto es profundamente injusto, sobre todo porque muchas de las cosas que se dicen no representan la realidad”. La serie también habla del ascenso de Margaret Thatcher (Gillian Anderson) y el conflicto del norte de Irlanda, con el ataque letal del IRA contra el padrino de Carlos, Lord Mountbatten.

No todos los miembros de la realeza toman partido contra Netflix. El príncipe Harry y su esposa Meghan firmaron recientemente un mega-contrato de 75 millones de libras esterlinas con la plataforma de streaming para producir documentales y otros programas.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

David Bowie, elegido “el británico mejor vestido de la historia”

LONDRES.– El camaleónico cantante inglés DAVID BOWIE, fallecido hace cuatro años a los 69 años de edad, ha sido elegido el “británico mejor vestido de la historia”, por encima de dos monarcas del país, según una encuesta divulgada este martes por una revista histórica de la BBC.

El veterano músico, DAVID ROBERT JONES -su nombre verdadero-, autor de temas de culto como Fashion o Fame, fue uno de los diez nominados por expertos de la industria de la moda y prominentes académicos que intervinieron en la elaboración de la curiosa lista sobre la que votaron los lectores de la publicación.

Bowie, a quien nominó el diseñador Wayne Hemingway, ocupó la primera posición con un 48.5 % de los votos gracias a su característico estilo y su impacto en el mundo de la moda de este país.

Otros “aspirantes” en la selecta lista, fueron la reina Isabel I, Georgiana Cavendish, duquesa de Devonshire, y George Bryan Brummell, conocido como Beau Brummell y que fue el árbitro de la moda en la Inglaterra de la Regencia y amigo del príncipe Regente, que accedió al trono en 1820 como Jorge IV.

La monarca, la duquesa de Devonshire y Beau Brummell obtuvieron porcentajes del 13.6 %, 9.5 % y 8.4 % respectivamente.

Otros nominados fueron el rey Enrique III, un monarca conocido por su gran pasión por las telas lujosas, el político Charles James Fox, Samuel Pepys, la duquesa de Rosse, Anne Messel (1902-92) y la reina Alexandra, monarca consorte del rey Eduardo VII.

“David Bowie recibió muchos reconocimientos a lo largo de su exitosa carrera pero con seguridad ninguno se compara a ser votado el británico mejor vestido de todos los tiempos”, señaló el director de la revista, Rob Attar.

Para ocupar ese primer puesto, Bowie “ha tenido que superar a un rey, dos reinas y un peso pesado de la política en nuestra encuesta”.

La metamorfosis continua a la que se sometió el andrógino Bowie durante cinco décadas, motivó que el museo londinense Victoria & Alberto le dedicara este año una amplia exposición.

En 300 objetos de Bowie se ilustran la creatividad, magnetismo y el prolongado affaire que el veterano cantante mantuvo con la moda, el arte y lo audiovisual.

Además, el pasado 11 de marzo fue lanzado un álbum, The Next Day, que alcanzó en su primera semana el número uno de ventas y ha sido comparado con trabajos de culto como Lodger (1979) o Scary Monsters (1980).

Junto con su música, Bowie siempre dio de qué hablar a los medios por la atención que prestaba a su indumentaria, que cuida a detalle en el lanzamiento de cada uno de sus álbumes.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Rolling Stones ya tiene su propia tienda en el corazón de Londres

LONDRES.- Los legendarios ROLLING STONES regresan a Carnaby Street, la famosa calle del Soho en el corazón de Londres, donde el rock y el pop se sentían como en casa en los años sesenta, en la época del Swinging London. 

Fue en esas calles donde la banda comenzó su deslumbrante carrera y ahora está a punto de abrir una tienda oficial, totalmente dedicada a la promoción del grupo y su historia: a partir del 9 de septiembre se pueden comprar camisetas, pins, memorabilia, vinilos y otros artículos. con el inevitable lenguaje, icono y símbolo de las Piedras. La ‘tienda insignia’ se llama ‘RS No. 9 Carnaby’, se lanzó completa con un video en YouTube, y está ubicada en el número 9 de la famosa calle. 

Los productos a la venta se realizaron en colaboración con algunas marcas internacionales de renombre, como Stutterheim (abrigos) y Baccarat (cristalería). El mobiliario y la arquitectura siempre han sido diseñados de acuerdo con el espíritu y los gustos de la banda: dominan el rojo y el negro, en el piso de vidrio están las letras de sus canciones, mientras que en los camerinos se pueden encontrar las obras de arte relacionadas con los álbumes más famosos.

 “Soho siempre ha representado la música rock, por lo que Carnaby Street es ideal para nuestra tienda”, dijeron los Stones. También se trata de revivir la zona en nombre de la música después de que se haya transformado en una zona comercial normal en los últimos años, perdiendo gran parte de su originalidad. arte relacionado con los álbumes más famosos. 

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Musicales, la pasión y el legado del cineasta Alan Parker, quien falleció a los 76 años

LONDRES.- El realizador británico ALAN PARKER, director de películas como Midnight’s Escape (Expreso de medianoche), Mississippi Burning, Will be Famous y Evita, murió a los 76 años . El British Film Institute dio a conocer que el cineasta falleció después de una “larga enfermedad”. 

PARKER estaba orgulloso de su título de baronet, otorgado por la reina Isabel en 2002 para coronar una carrera exitosa, pero estaba igualmente orgulloso de sus orígenes humildes y el acento cockney, que lo exhibió casi como un signo distintivo. ALAN PARKER era un británico de pura sangre nacido y criado en el suburbio londinense de Islington, de madre costurera y padre pintor de casas. 

En la escuela no era un alumno modelo, pero con tenacidad se aplicó en materias científicas y cosechó elogios entre sus compañeros de clase por su habilidad como narrador, a gusto con los géneros más diversos. Le gustaba la fotografía y amaba la música, especialmente la estadounidense traída por los marines a Inglaterra, tal como nació, en 1944, el año del Día D. A los 18 años abandonó el estudio para ganarse su libertad como mensajero en una agencia de publicidad: él no lo sabía, pero habría sido su suerte, ya que pronto todos lo apreciaron como redactor y narrador.

Uno de los primeros en darse cuenta de esto fue uno de los grandes productores de su generación, Alan Marshall, quien junto con David Puttnam habría sido su amigo y pigmalión. Gracias a Marshall, de hecho, habría diseñado y dirigido sus primeros comerciales y luego se habría convertido en el socio creativo de una de las agencias más buscadas en el mundo anglosajón.

“En ese momento, dijo Parker, ya no había una industria cinematográfica inglesa; después de la última ola de ‘enojo’ a principios de la década de 1960, fue el turno de anunciantes como yo que se convirtieron en directores gracias a los comerciales con los que tenían pasado el desorden “. 

Después de muchos premios en publicidad y un buen debut como guionista gracias a David Puttnam (Melody de 1971), para Parker como para Ridley Scott y Hugh Hudson, el momento de su debut como director llega en 1976: elige un camino propio, que del musical ambiental estadounidense pero todos actuaron y para niños, Little gangsters. 

El protagonista es la generación de gángsters de prohibición como Al Capone y Bugsy Malone, pero sus armas se tuercen en la cara y explotan bocanadas. Los actores en ciernes son Jodie Foster y Scott Baio, la música es de Paul Williams, quien también se encuentra entre los adultos a quienes se confían las canciones. “Siempre me ha encantado trabajar con niños y adolescentes”, dijo el director, porque siempre te dan algo que no esperas. Pero no tengo reparos en admitir que con esa primera película quería sobre todo subvertir algunas reglas del género musical y hacerme notar en Hollywood “.

Vale la pena una invitación al festival de Cannes para Parker, la llamada en espera a Hollywood y el contrato para el posterior Midnight Escape con Brad Davis y John Hurt. Marshall y Puttnam producen, el guionista escribe al novato Oliver Stone, el thriller de la prisión (basado en una historia real) viaja por el mundo, corre por seis Oscar y gana dos por el guión y la música de Giorgio Moroder.

Dos años después, sin embargo, Parker vuelve a su género favorito, el musical con otra película de culto: Serán famosos (1980) ambientada en la escuela de música y danza más famosa de Nueva York con Irene Cara entre un enjambre de debutantes talentosos. “No quería la película musical habitual en la que la acción se detiene para que la gente cante”, dijo Parker, sino una verdadera odisea de jóvenes músicos enfermos de pasión, vida, Podrá abarcar desde historias íntimas (el autobiográfico Shoot the moon) hasta dramas humanos (Birdy, su obra maestra según los críticos), desde frescos sociales (Cenizas de Angela) hasta noir (Mississippi Burning), desde el juicio (David Gale) hasta el horror (el visionario Angel Heart, con Al Pacino). 

Pero la música sigue siendo su verdadera pasión y obsesión: Pink Floyd the Wall, Evita, Los compromisos (quizás su película más querida). Podrá abarcar desde historias íntimas (el autobiográfico Shoot the moon) hasta dramas humanos (Birdy, su obra maestra según los críticos); desde frescos sociales (Cenizas de Angela) hasta noir (Mississippi Burning), desde el juicio (David Gale ) hasta el horror (Angel Heart, con Al Pacino).

Su formidable habilidad técnica, el ritmo milimétrico con el que dirige cada escena, la sabiduría con la que maneja a los actores como en una coreografía al estilo del Hollywood más clásico, son los signos que lo hacen siempre reconocible incluso en la diversidad de opciones narrativas. 

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Hay Ringo para rato en sus 80 años: lo festeja por YouTube a las 19 horas

Es, desde hace dos años, todo un Caballero del Imperio Británico, es fanático del futbol -su equipo es el Liverpool- y a pesar de haber sido el último del cuarteto de Lverpool en integrarse, fue el primero en abandonar a The Beatles, luego de la disputa entre sus integrantes Paul McCartney y John Lennon. Sir RINGO STARR cumple 80 años de vida y lo celebra en tiempo real por streaming.

En sus cuentas de Twitter (@ringostarrmusic.com tiene 1.9 millones de seguidores) e Instagram (@ringostarrmusic, con 848 mil), todos sus posteos los cierra con la frase “peace&love (paz y amor)”. “Estoy contento de haber nacido y de estar aquí”, asegura.

Este festejo puede seguirse  en su canal oficial de YouTube. Participarán, entre otrosPaul McCartney​, Sheryl Crow, Ben Harper, Sheila E., Joe Walsh, Gary Clark Jr. y, dato curioso, la Orquesta Escuela de Chascomús, con la que Ringo tiene un vínculo desde el 2017, y por lo cual los invitó a sumarse, durante tres minutos, vía Zoom.

Richard Starkey nació en Liverpool, Inglaterra, el 7 de julio de 1940, en plena Segunda Guerra Mundial, tres meses y dos días antes que John Lennon​, uno de sus futuros compañeros de ruta en la banda de rock más famosa de todos los tiempos.

El seudónimo Ringo Starr llegó con los años: el nombre viene de la cantidad de anillos que usaba (rings, en inglés) aunque él también aseguró que lo había elegido porque “es nombre de perro y los perros me gustan”. El apellido surge de la abreviatura del suyo y la palabra estrella en inglés (star).

Ringo tuvo una infancia difícil. Con un padre ausente, a los seis años estuvo en coma durante dos meses por una peritonitis y a los 13, por una pleuresía, volvió a estar internado durante dos años en un hospital.

Estar alejado de la escuela, le impidió tener una educación formal, pero a cambio aprendió a tocar la batería en las clases de música mientras estaba internado. Y su padrastro le regaló una, de segunda mano, cuando fue dado de alta. El set de batería era para diestros y Ringo es zurdo, lo que derivó en su particular estilo de interpretar. 

Antes de dedicarse por completo a la música, Ringo trabajó como mensajero para los ferrocarriles británicos, como mozo en un ferry y como aprendiz de ensamblador en una compañía mecánica.

En 1960, formaba parte del grupo Rory Storm and the Hurricanes, por entonces súper popular en Liverpool. En un concierto en Hamburgo, Alemania, se cruzó con otra banda, The Beatles, que tenía como miembros a John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Pete Best, en la batería. Se hicieron amigos.

Después de suplantar a Best varias veces, en 1962, John, Paul y George decidieron echar a Pete Best y llamar a Ringo, enganchados por su carisma y simpatía. Starr aceptó aceptó con la idea de ahorrar para abrir una peluquería, poco confiado en su talento como baterista y sin imaginar todo lo que vendría después.

HAN DICHO:

“Ringo era un gran baterista. No se destacaba desde lo técnico, pero siempre fue excelente”, dijo alguna vez George Harrison​, algo que confirmó Paul McCartney: “Recién cuando hicimos el primer show en The Cavern con Ringo, en 1962, fuimos una verdadera banda. Si Ringo estaba, sabías que todo iba a salir bien”, aseguró. El solo de batería del tema The End, (del álbum Abbey Road) Starr lo hizo en una sola toma.

“Me gustó mucho vivir los ’60, cuando nació el mensaje de paz y amor. Los Beatles encajaron perfecto con eso”, contó alguna vez el baterista, que asegura que su tema preferido de la banda no es uno de los tantos hits archifamosos sino otra canción de perfil más bajo, Rain.

De los cuatro Beatles, Ringo es el que menos compuso y el que menos cantó. En With a Little Help of my Friends, donde aparece su voz, apelando a su sentido del humor la letra dice: “¿Qué harías si desentono al cantar?”. Su punto fuerte dentro del cuarteto era el histrionismo que sacaba a relucir en las entrevistas y en las películas, donde brillaba siempre como el más divertido.

Con una sonrisa optimista siempre presente, a Ringo lo asusta la edad. “¡Tengo 80 años!”, dijo. “No puedo esconder mi cumpleaños. Todos saben cuándo nací y saben exactamente cuán viejo soy. Eso no me avergüenza”, aseguró. “Cuando era un adolescente pensaba que habría que fusilar a todos los mayores de 60 porque eran inútiles y cuando cumplí 40, mi madre me dijo: ‘Hijo, supongo que ya no piensas así’“, confesó.

Siempre involucrado en la lucha por la igualdad, desde su Twitter apoyó, al igual que Paul McCartney, las protestas contra el racismo que comenzaron en todo el mundo luego del asesinato de George Floyd​ por parte de un policía.

“Como dice mi hermano Paul, Los Beatles siempre defendieron la igualdad de derechos y la justicia y desde entonces nunca he dejado de trabajar por la paz y el amor.#blacklivesmatter (las vidas negras valen) ,#peaceispossible (la paz es posible)”, escribió hace pocas semanas en su Twitter. “Envío mi pacífico, amoroso y constante apoyo a todos los que marchan y defienden la justicia por un mundo mejor”. 

Con información de El Clarín / Sandra Commisso

TV&SHOW / RONDERO’S MEDIOS

Murió a los 105 años Earl Cameron, el primer actor negro famoso del cine

LONDRES,- El actor británico Earl Cameron, nacido en Bermudas y uno de los primeros artistas negros que lograron desarrollar una carrera exitosa en Reino Unido, falleció a los 102 años en su casa de Kenilworth, Inglaterra, rodeado de su familia, reveló la prensa local. Lo consideraron “la primera estrella negra del cine”.

Nacido en Pembroke, en ese territorio británico de ultramar, el 8 de agosto de 1917, se destacó a partir de su actuación en Muelles de Londres (1950), de Basil Dearden; lo mismo que en Simba (1955), de Brian Desmond Hurst, con Dirk Bogarde.

También lo hizo en Safari, de Terence Young, con Victor Mature; Odongo (1956), de John Gilling, con Rhonda Fleming; y La sangre siempre es roja (1959), también de Dearden, con Nigel Patrick, todas rodadas en el Reino Unido.

Entre otros títulos apareció en Operación Trueno (1965), de la serie 007, dirigida por Terence Young; Amores entre extraños (1969), de Ted Kotcheff; y su última aparición en la pantalla, ya anciano, fue en El origen (2010), de Christopher Nolan.

Con infomación de ANSA

TV&SHOW / RONDERO’S MEDIOS

U2 inaugura SiriusXM, su estación de radio

LONDRES.- La banda irlandesa U2 lanzará oficialmente este día su propio canal de radio en la emisora SiriusXM, en el que aparte de mucha música del grupo (incluyendo, por supuesto, rarezas y grabaciones en vivo), el vocalista Bono y el guitarrista The Edge tendrán sus propios programas.

Close to the Edge será el espacio en el que el guitarrista conversará con amigos músicos como Tom Morello, David Byrne o Noel Gallagher, mientras que el vocalista tendrá su propio ‘Bono Calling’ para explorar cuestiones sobre “la vida, el trabajo, la esperanza y el futuro” con invitados como Chris Rock.

El DJ Paul Oakenfold, responsable de varias remezclas bailables del grupo, conducirá un programa nocturno llamado Discothèque con música orientada a la pista de baile.

Entre otros espacios, habrá lugar también para que fans famosos compartan sus canciones favoritas de U2, empezando por Matthew McConaughey, abundó un despacho.

En declaraciones a la revista Rolling StoneThe Edge explicó que el proyecto viene desde hace varios años atrás y adelantó que la intención de la banda es involucrarse todo lo posible para darle a la emisora su auténtica personalidad, tomando como referencia la E Street Radio de Bruce Springsteen.

Con informacón de ANSA

TV&SHOW / RONDERO’S MEDIOS

“The Crown 3”, los tiempos cambian, el deber perdura, desde el 17 de noviembre

La serie THE CROWN, anunció oficialmente el estreno de su tercera temporada por Netflix, el próximo domingo 17 de noviembre.

the-crown-season-3-olivia-colman-1545503139.jpg

VER TRAILER:

https://www.youtube.com/watch?v=wZNKBHGpyUk&utm_source=Netflix+M%C3%A9xico+Newsletter&utm_campaign=6759986bee-EMAIL_CAMPAIGN_2019_10_21_12_29&utm_medium=email&utm_term=0_633dcc9407-6759986bee-129317069

LA TRAMA:

Mientras la reina Elizabeth II se enfrenta a una Gran Bretaña que cambia rápidamente, su familia continúa luchando contra las necesidades de la monarquía y los deseos de sus vidas personales fracturadas.

the-crown-k0S--620x349@abc.jpg

ELENCO:

THE CROWN cuenta con la actuaciones de Olivia Colman como la reina Elizabeth II, Helena Bonham Carter como la Princesa Margarita, Tobias Menzies como el Duque de Edimburgo, Josh O’Connor como el Príncipe Carlos, Erin Doherty como la Princesa Anne, Ben Daniels como Lord Snowdon, Jason Watkins como el Primer Ministro Harold Wilson y Charles Dance como Lord Mountbatten.

the-crown-k34G--620x349@abc.jpg

EN REDES:

netflix.com/thecrown

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Aquí hay otras noticias que te pueden interesar:

LL COOL J celebra en CDMX la décima temporada de “NCIS: Los Ángeles”

Empire State Building cobra nueva vida

Se estrena en Cannes el tràiler del documental “Schumacher”, de F1

La duquesa Meghan en Topless

LONDRES.- Las alarmas sonaron en la Casa Real Británica. La dulce resaca luego de la boda de Meghan Markle y el príncipe Harry parece haber llegado a su fin. Y es que este jueves han salido a la luz unas fotografías de la ex actriz haciendo topless en una playa.

Unas imágenes que rápidamente Kensington Palace se ha encargado de desmentir, insistiendo en que se trata de un truco fotográfico. La cuestión no ha quedado aclarada ya que, por el momento, la recién casada ha preferido no hacer declaraciones personales.

El tema es cómo se han filtrado estas imágenes, pues todo apunta a que se hicieron con el mismo teléfono de la duquesa de Sussex. Un asunto que muy probablemente acabe en los tribunales, como ya pasó con Kate Middleton, cuando fue pillada de luna de miel en Francia sin la parte de arriba del Bikini.

La duquesa de Cambridge aparecía junto al príncipe Guillermo. El semanario galo Closer, encargado de sacar a la luz dichas imágenes, fue a los tribunales y acabaron pagando 190 mil euros, una cifra muy inferior a la que se pedía en un inicio: dos millones de euros.

La controversia con Markle llega porque las fotografías están tomadas por ella misma y en un lugar público por lo que alguien ha tenido que acceder a su móvil y hacerlas públicas.

TOPLESS.jpg

 CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW / RONDERO’S MEDIOS

Otras notas que te pueden interesar:

BANDA CHILENA MASSÓNICO, POR PRIMERA VEZ EN MÉXICO

Arjona en el Auditorio Nacional con su “Circo Soledad”

Harvey Weinstein se entregó a la policía