Telévoro

Se terminan los secretos

Con transmisión especial concluye esta noche de Dominguito Sagrado a las 20 horas por la telera nuestra del Canal de las Estrellas, EL HOTEL DE LOS SECRETOS, la telenovela de época que debió ser una serie pero que Televisa, a diferencia de la original española Gran Hotel, le imprimió su sello clásico de melodrama en el que sobresalió una cuidada producción y ambientación.

Y es que con todo y técnicas cinematográficas, con la dirección de Francisco Franco en foro y Ana Lorena Pérez-Ríos en locación y todo su séquito de producción –cuyo ejecutivo fue Roberto Gómez Bolaños-, además de un casting “selecto” de actrices y actores “de cine”, EL HOTEL DE LOS SECRETOS siguió al pie de la letra, como una casa prefabricada su molde español, con uno que otro desliz, en los que se notó la mano del hijo de Chespirito: secuencias burdas de charritos, de una mujer, la Manuela, que aparenta claramente ser hombre y una enredada como ilusa explicación de por qué Andrés (Carlos Rivera) no estaba muerto, sino que andaba de parranda.

EL HOTEL DE LOS SECRETOS padeció de una sólida pareja de protagonistas. Erik Elías e Irene Azuela fueron tan grises como sus numerosos y aburridos desencuentros amorosos, pleitos, reconciliaciones, abrazos, repetidas secuencias de abrir y cerrar puertas. Sus credenciales teatrales y cinematográficas en la telera abierta no les sirvieron de nada. Sus actuaciones fueron tan sosas de principio a fin que sus personajes merecían desaparecer, como el de Diego (Jorge Poza), que al igual que Erik Elías tuvieron más vidas que un gato, otro desatino de la producción.

images.jpg

Quienes sí aprovecharon tal ausencia escénica, fueron Daniela Romo como la sufrida y abnegada Ángela y su hijo Andrés (Carlos Rivera), así como  Ilse Salas, Luis Couturier, Silvia Mariscal, Alejandro de la Madrid, Pablo Ruiz-Guerrero, Claudia Ramírez, Queta Lavat, Arantza Ruiz y Moisés Arizmendi como Olegario Alarcón.

Esta noche se descifrarán los últimos secretos en un juicio que luce como los casos de Tres Patines por más que un actor como Jesús Ochoa hizo cuanto pudo por darle luz a su pintoresco detective, al igual que Diana Bracho como la mandona Teresa Alarcón, con tantos giros y saltonas ediciones que, por varios capítulos, navegó entre la mala de la historia y la víctima de las circunstancias.

Esta noche se conocerá si Doña Teresa Alarcón envenenó a su siniestro marido y quién será la o el nuevo dueño de EL HOTEL DE LOS SECRETOS.

3e8673bd453349509005c46ee0edb2d7.jpg

Ver para creer. Telévoros: ¡Uníos!

Por Roberto Rondero/ Rondero’s Medios

0 comments on “Se terminan los secretos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: