Samuel L. Jackson en su primera serie documental: “Esclavizado”

LOS ÁNGELES.ESCLAVIZADO (ENSALVED) es mucho más que una serie de televisión. “Para mí es un intento de devolver la voz a millones de personas: una voz que había sido silenciada, siempre hablamos de los barcos que han llegado a su destino, no de los que nunca han llegado. Hubo barcos que se hundieron junto con nuestros antepasados, queremos contar sus historias”, así lo describe el actor SAMUEL L. JACKSON, quien presenta ESCLAVIZADO (ENSALVED), el cruel tráfico atlántico de esclavos afroamericanos, la serie de televisión de seis episodios dirigida por el propio Jackson, junto con los periodistas y documentalistas Afua Hirsch y Simcha Jacobovici, emitida por Sky’s History Channel (canal 407).

ENSALVED es la dramática reconstrucción de los 400 años de trata de seres humanos de países africanos al nuevo mundo: más de 12 millones de personas secuestradas y vendidas en esclavitud, de las cuales al menos 2 millones murieron durante el viaje.

En el primer episodio Samuel L. Jackson se embarca en un viaje personal, después de descubrir que su ADN se remonta a la tribu bengasi de Gabón. Acogido como un hijo perdido hace mucho tiempo que ha regresado a casa, participa en un rito de iniciación. Pero Jackson va un paso más allá: convierte su viaje personal en un esfuerzo por crear conciencia sobre la historia del Comercio Transatlántico de Esclavos Afroamericanos. Para ello, se trata de la asociación de buceo Diving With a Purpose (DWP), para ir en busca de barcos negros hundidos en el Océano Atlántico.

Samuel L. Jackson, actor de Pulp Fiction, Jurassic Park, Django Unchained, Shaft, Star Wars, sin olvidar el universo cinematográfico de Marvel, por primera vez accedió a dirigir una serie documental que le permitió no sólo volver a su primer amor académico, el océano (Jackson se graduó en biología marina de Morehouse College) sino sobre todo hablar de derechos civiles una vez más.

En 1968, asistió al funeral de Martin Luther King. En la serie por primera vez la nueva tecnología submarina, como el mapeo 3D avanzado y el radar penetrante en el suelo, ha permitido localizar y examinar numerosos barcos negros hundidos, revelando una perspectiva completamente nueva sobre la historia del comercio transatlántico de esclavos. En varios sitios de buceo, entre el Reino Unido, Jamaica y Florida, un experimentado equipo de buzos localizó seis barcos que se hundieron con esclavos a bordo.

Mientras tanto, en el continente, los expertos han investigado historias que vinculan esclavos ghaneses, las casas señoriales de Inglaterra y plantaciones estadounidenses. La labor investigadora y científica, las pistas recuperadas en el fondo del mar, el reportaje y las reconstrucciones describen la ideología, la economía y la política de la esclavitud, y sacan a la luz los detalles perdidos de los acontecimientos del pasado y las historias olvidadas del sufrimiento de millones de personas.

En la segunda entrega de su búsqueda de contar la historia del comercio de esclavos, ¿cómo trataron los dueños de esclavos de justificar 400 años de trata y la explotación y asesinato de millones de personas de países africanos? En el mundo antiguo el color no era un criterio por el cual las personas se juzgaban mutuamente. Entonces, ¿cómo surgió la ideología del racismo? Jackson envía a Jacobovici y Hirsch en una misión para entender el proceso que llevó a los europeos a considerar la esclavitud no sólo económicamente viable, sino también racionalmente fundada.

Paralelamente a esta investigación, en el Canal de la Mancha, los buzos de DWP identifican uno de los restos más antiguos de barcos negros, recuperando un objeto que data de hace 350 años.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

80 años de la cantautora Joan Báez, activista e inspiradora

LOS ÁNGELES.- Este sábado la cantautora y activista JOAN BÁEZ celebrará 80 años de una vida, que comprende desde la música hasta la pintura. La reina de la canción popular y de protesta será la protagonista virtual de una recepción en honor a la exposición “Mischief Makers 2”, en una galería de un valle de molino en California.

Baladas populares y espíritu popular, derechos civiles y condenas por todas las formas de discriminación, comprende buena parte de la vida y trayectoria en más de medio siglo de música y militancia de JOAN BÁEZ, una de las fundadoras de la sección estadounidense de Amnistía Internacional. BÁEZ se convirtió no sólo en la voz femenina más famosa y comprometida de los años 60, sino también en el símbolo de un momento histórico.

Fue la primera en grabar canciones de Bob Dylan, a quien había tomado bajo su protección y con quien tuvo una relación romántica problemática. BÁEZ prestó su voz a canciones icónicas que acompañaron las protestas contra el racismo y la guerra de Vietnam. Más recientemente apoyó las protestas contra la invasión de Irak, subió al escenario con Nelson Mandela en el Hyde Park de Londres mientras el mundo celebraba su 90 cumpleaños.

Hace dos años apareció con su último álbum, Whistle Down the Wind y una gira internacional titulada Fare thee Well. La última gira “formal”, con una parada en Roma en agosto de 2018, había dejado abierta la posibilidad de apariciones ocasionales y, de hecho, en medio de una pandemia, Joan había dedicado a Italia su versión de Un Mondo d’Amore de Gianni Morandi identificando en el país golpeado por la furia de Covid “una fuente de inspiración para todo el mundo”.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

La familia real británica nada contenta con “The Crown 4”

LONDRES.- A la familia real británica no le agrada para nada The Crown 4, la última entrega de la serie de Netflix dedicada a la turbulenta historia de los Windsor. Fuentes cercanas a la Casa Real hacen referencia que el príncipe Carlos y su hijo William estarían “furiosos” por la reconstrucción hecha por la serie, que abarca de 1979 a principios de los noventa.

La galardonada serie creada por Peter Morgan sobre el reinado de Isabel II ya había sido muy criticada por la familia real. En este caso, la controversia se refiere a uno de los aspectos más espinosos en los acontecimientos de la casa gobernante: el matrimonio entre Carlos y Diana, interpretado por Josh O’Connor y Emma Corrin. 

Emma Corrin tenía tres años cuando Lady Diana murió en 1997. Vio su funeral en la televisión. Ahora protagoniza la cuarta temporada de The Crown. Esta joven actriz tiene escasa experiencia (The Grantchester (2014) y Pennyworth (2018).

Para la actriz originaria de Kent, de 25 años de edad, apasionada por el teatro, había un riesgo de hacer una caricatura o una copia de Diana Spencer, pero ha tenido una actuación muy natural que ha golpeado a los críticos para interpretar a la infeliz esposa de Carlos, el heredero al trono, como una joven tímida, infantil, con una mirada siempre melancólica. Antes de Emma Corrin, 15 actrices prestaron sus rostros para el personaje central, desde Julie Cox hasta Naomi Watts.

La actriz ha estado interpretando a la princesa desde que tenía 16 años, cuando England’s Rose, como Elton John la llamó en Candle in the Wind, vivió en un apartamento compartido en Earl’s Court, conoce al príncipe Charles (Josh O’ Connor) y se enamora. La boda de cuento de hadas – en el episodio lleva una reproducción idéntica a la vestido diana lucida en 1981 – “la unión llena” como ella misma llamó en una entrevista a su matrimonio con la presencia de Camilla , sus dos hijos, la difícil relación con la familia real, con la reina Isabel II (ganadora del Oscar Olivia Colman), su prisión dorada (en el episodio que convierte el palacio en patines retorciéndose escuchando duran duran), sus trastornos alimenticios.

No se salvan de los autores de La Corona 4 de la crítica a ciertos detalles: cómo la “princesa de la gente” sufre de trastornos alimenticios, que en varias ocasiones vomita en el baño porque no puede soportar la tensión de la vida de pareja y el fracaso de la unión con Charles. quien desde el comienzo de su compromiso con la joven Diana Spencer, sostiene su romance extramatrimonial con Camilla Parker Bowles, quien se convertirá en su esposa después de la muerte de Lady D.

“William no está en absoluto contento con todo esto, piensa que sus padres fueron explotados y presentados de una manera falsa y simplista, sólo para ganar dinero”, tronó un ‘insider’ de la familia real. Y de nuevo: “Todo esto es profundamente injusto, sobre todo porque muchas de las cosas que se dicen no representan la realidad”. La serie también habla del ascenso de Margaret Thatcher (Gillian Anderson) y el conflicto del norte de Irlanda, con el ataque letal del IRA contra el padrino de Carlos, Lord Mountbatten.

No todos los miembros de la realeza toman partido contra Netflix. El príncipe Harry y su esposa Meghan firmaron recientemente un mega-contrato de 75 millones de libras esterlinas con la plataforma de streaming para producir documentales y otros programas.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

“La Jauría”, nada tan presente como la violencia de género en el mundo

NUEVA YORK.- La violencia ejercida contra las mujeres, en todas sus formas, junto con un reclutador de hombres agresivos que se hace llamar El Lobo, son la base argumental de la serie chilena LA JAURÍA estrenada por Amazon Prime.

Esta serie codirigida por la argentina Lucía Puenzo, le hace frente a uno de los temas más polémicos y urgentes que enfrenta el mundo: detener la violencia contra las mujeres en todas sus expresiones, desde el abuso verbal hasta su peor extremo: el feminicidio.

Basada en un caso real e España que se conoció en la prensa como La manada -porque de esa manera actuaron los cinco hombres que violaron a una joven y filmaron el hecho- la serie compuesta de ocho capítulos de unos 45 minutos en promedio, es un ejemplo de una idea interesante.

LA JAURÍA tiene un elenco de destacados actores, desde Daniela Vega (la protagonista de Una mujer fantástica, filme chileno que ganó el Oscar a Mejor Película Extranjera en 2018) hasta Luis Gnecco (quien protagonizó Neruda y El bosque de Karadima, entre otras). A esto se suma un productor ejecutivo como Pablo Larraín, director de filmes como Neruda, No, El club, Jackie y que en su rol de producción ha posibilitado cintas como Una mujer fantástica (de Sebastián Lelio) y la reciente ópera prima del talentoso Gaspar Antillo, Nadie sabe que estoy aquí.

LA TRAMA:

Se inicia con Blanca, una joven de 17 años que encabeza las protestas en su colegio católico, llamado Santa Inés, contra un profesor acusado de abuso sexual de varias de sus alumnas. En medio de ese conflictivo contexto, la desaparición de la joven y la posterior viralización de un video que muestra que es violada por varios hombres, desespera no sólo a los familiares de Blanca, sino a la comunidad educativa y a la sociedad en general.

Pero no se trata sólo de que el profesor o los agresores de Blanca son repudiables, casi todos los hombres en esta serie son abusadores –verbal o físicamente- corruptos, partícipes de actividades turbias (como la venta de bebés recién nacidos), apáticos o encubridores. Si esto se tratara de una distopía, como El cuento de la criada, donde un estado patriarcal totalitario ha sojuzgado a las mujeres y las ha obligado o aceptar un orden social de castas (donde las mujeres que aún conservan la posibilidad de engendrar son las criadas) se justificaría que los hombres funcionen como un bloque perverso, aunque en la novela de Margaret Altwood -que bien reflejó también la serie-, hay hombres que se apartan del mandato de su género y luchan para volver a una situación de igualdad de derechos entre hombres y mujeres.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios