La familia real británica nada contenta con “The Crown 4”

LONDRES.- A la familia real británica no le agrada para nada The Crown 4, la última entrega de la serie de Netflix dedicada a la turbulenta historia de los Windsor. Fuentes cercanas a la Casa Real hacen referencia que el príncipe Carlos y su hijo William estarían “furiosos” por la reconstrucción hecha por la serie, que abarca de 1979 a principios de los noventa.

La galardonada serie creada por Peter Morgan sobre el reinado de Isabel II ya había sido muy criticada por la familia real. En este caso, la controversia se refiere a uno de los aspectos más espinosos en los acontecimientos de la casa gobernante: el matrimonio entre Carlos y Diana, interpretado por Josh O’Connor y Emma Corrin. 

Emma Corrin tenía tres años cuando Lady Diana murió en 1997. Vio su funeral en la televisión. Ahora protagoniza la cuarta temporada de The Crown. Esta joven actriz tiene escasa experiencia (The Grantchester (2014) y Pennyworth (2018).

Para la actriz originaria de Kent, de 25 años de edad, apasionada por el teatro, había un riesgo de hacer una caricatura o una copia de Diana Spencer, pero ha tenido una actuación muy natural que ha golpeado a los críticos para interpretar a la infeliz esposa de Carlos, el heredero al trono, como una joven tímida, infantil, con una mirada siempre melancólica. Antes de Emma Corrin, 15 actrices prestaron sus rostros para el personaje central, desde Julie Cox hasta Naomi Watts.

La actriz ha estado interpretando a la princesa desde que tenía 16 años, cuando England’s Rose, como Elton John la llamó en Candle in the Wind, vivió en un apartamento compartido en Earl’s Court, conoce al príncipe Charles (Josh O’ Connor) y se enamora. La boda de cuento de hadas – en el episodio lleva una reproducción idéntica a la vestido diana lucida en 1981 – “la unión llena” como ella misma llamó en una entrevista a su matrimonio con la presencia de Camilla , sus dos hijos, la difícil relación con la familia real, con la reina Isabel II (ganadora del Oscar Olivia Colman), su prisión dorada (en el episodio que convierte el palacio en patines retorciéndose escuchando duran duran), sus trastornos alimenticios.

No se salvan de los autores de La Corona 4 de la crítica a ciertos detalles: cómo la “princesa de la gente” sufre de trastornos alimenticios, que en varias ocasiones vomita en el baño porque no puede soportar la tensión de la vida de pareja y el fracaso de la unión con Charles. quien desde el comienzo de su compromiso con la joven Diana Spencer, sostiene su romance extramatrimonial con Camilla Parker Bowles, quien se convertirá en su esposa después de la muerte de Lady D.

“William no está en absoluto contento con todo esto, piensa que sus padres fueron explotados y presentados de una manera falsa y simplista, sólo para ganar dinero”, tronó un ‘insider’ de la familia real. Y de nuevo: “Todo esto es profundamente injusto, sobre todo porque muchas de las cosas que se dicen no representan la realidad”. La serie también habla del ascenso de Margaret Thatcher (Gillian Anderson) y el conflicto del norte de Irlanda, con el ataque letal del IRA contra el padrino de Carlos, Lord Mountbatten.

No todos los miembros de la realeza toman partido contra Netflix. El príncipe Harry y su esposa Meghan firmaron recientemente un mega-contrato de 75 millones de libras esterlinas con la plataforma de streaming para producir documentales y otros programas.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

“La Jauría”, nada tan presente como la violencia de género en el mundo

NUEVA YORK.- La violencia ejercida contra las mujeres, en todas sus formas, junto con un reclutador de hombres agresivos que se hace llamar El Lobo, son la base argumental de la serie chilena LA JAURÍA estrenada por Amazon Prime.

Esta serie codirigida por la argentina Lucía Puenzo, le hace frente a uno de los temas más polémicos y urgentes que enfrenta el mundo: detener la violencia contra las mujeres en todas sus expresiones, desde el abuso verbal hasta su peor extremo: el feminicidio.

Basada en un caso real e España que se conoció en la prensa como La manada -porque de esa manera actuaron los cinco hombres que violaron a una joven y filmaron el hecho- la serie compuesta de ocho capítulos de unos 45 minutos en promedio, es un ejemplo de una idea interesante.

LA JAURÍA tiene un elenco de destacados actores, desde Daniela Vega (la protagonista de Una mujer fantástica, filme chileno que ganó el Oscar a Mejor Película Extranjera en 2018) hasta Luis Gnecco (quien protagonizó Neruda y El bosque de Karadima, entre otras). A esto se suma un productor ejecutivo como Pablo Larraín, director de filmes como Neruda, No, El club, Jackie y que en su rol de producción ha posibilitado cintas como Una mujer fantástica (de Sebastián Lelio) y la reciente ópera prima del talentoso Gaspar Antillo, Nadie sabe que estoy aquí.

LA TRAMA:

Se inicia con Blanca, una joven de 17 años que encabeza las protestas en su colegio católico, llamado Santa Inés, contra un profesor acusado de abuso sexual de varias de sus alumnas. En medio de ese conflictivo contexto, la desaparición de la joven y la posterior viralización de un video que muestra que es violada por varios hombres, desespera no sólo a los familiares de Blanca, sino a la comunidad educativa y a la sociedad en general.

Pero no se trata sólo de que el profesor o los agresores de Blanca son repudiables, casi todos los hombres en esta serie son abusadores –verbal o físicamente- corruptos, partícipes de actividades turbias (como la venta de bebés recién nacidos), apáticos o encubridores. Si esto se tratara de una distopía, como El cuento de la criada, donde un estado patriarcal totalitario ha sojuzgado a las mujeres y las ha obligado o aceptar un orden social de castas (donde las mujeres que aún conservan la posibilidad de engendrar son las criadas) se justificaría que los hombres funcionen como un bloque perverso, aunque en la novela de Margaret Altwood -que bien reflejó también la serie-, hay hombres que se apartan del mandato de su género y luchan para volver a una situación de igualdad de derechos entre hombres y mujeres.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios