Últimas notas

Cat Stevens ya es septuagenario

LONDRES. – El músico británico CAT STEVENS, actualmente conocido como Yusuf Islam, nombre que adoptó tras su conversión al Islam, y autor de canciones amadas como Father and Son, cumple 70 años. 

Podría decirse que el también compositor e instrumentista tiene una historia y tres vidas.

Nació el 21 de julio en Londres como Demetre Georgiu, en el seno de una familia de origen griego, y desde pequeño trabajaba en el restaurante familiar, donde se escuchaban canciones folclóricas griegas.

Ellas, y el piano que había en su casa, despertaron un pronto interés por la música que lo llevaría finalmente, en los años ’60, a convertirse en Cat Stevens (seudónimo que adoptó porque su novia le decía que tenía ojos de gato).

La tercera vida comenzó en los ’70, cuando decidió convertirse al Islam y adoptó el nombre de Yusuf Islam. 

CAT.jpg

Stevens creció durante la llamada “Swingin London”, una revolución cultural que se gestó en los años ’60, en parte, por músicos como Los Beatles, The Rolling Stones, The Who y The Kinks, quienes se encargaron de disipar los fantasmas de una época oscura de postguerra e inauguraron en Londres una etapa hedonista, repleta de optimismo, que cambió la moda, el color, el sonido y la vida toda en Londres.

Muy influenciado por estas bandas, Stevens presentó unos demos en 1965 y cerró un contrato con Ardmore & Beechwood para grabarlos. Entre esas canciones estaba la ya clásica “The First Cut Is the Deepest” (El primer corte es el más profundo).

En 1966, con solo 18 años, su canción “I Love My Dog” llegó al puesto N°28 en la lista UK Singles Chart y “Matthew and Son”, que luego dio nombre a su primer long play, ocupó la segunda posición en el Reino Unido.

ILoveMyDog.jpg

Lo demás, es historia. Son inolvidables canciones como “Moonshadow”, “Wild World”, “Morning Has Broken” y álbumes como “Tea For The Tillerman”; “Teaser and the Firecat” y “Catch Bull At Four”.

Luego vino la conversión al Islam y su retiro de la escena. Incluso dejó de tocar la guitarra por considerarla un “instrumento peligroso” y solo producía música para un público que profesaba la fe islámica. También rechazó su nombre de Cat Stevens y decidió llamarse Yusuf Islam.

Entre las mil historias increíbles del rock es difícil hallar una historia similar, a punto de ser digna de una novela. Al parecer, el origen de su conversión religiosa fue un episodio que vivió en 1975.

Después de años de “dolce vita”, cuando ya se sentía cansado por los avatares del mundo de los negocios, estaba nadando en Malibú y casi se ahoga. Relató que en ese momento le pidió ayuda a Dios que, según contó, se manifestó ante él en una ola enorme que lo arrastró hacia la playa. 

Fue entonces cuando comenzó a estudiar el Corán y dos años más tarde se convirtió al Islam radical, rechazando por completo su vida anterior: a los pocos que lograron hablar con él les dijo que Cat Stevens ya no existía.

Se las había arreglado tan bien para que se perdiera su rastro que en 1985, cuando el cantante y activista político irlandés Bob Geldoff lo invitó a participar en el concierto “Live Aid” (por un evento benéfico incluso Yusuf podía hacer una excepción) y Elton John extendió su presentación más de la cuenta, cancelaron su presentación, sin siquiera avisarle. 

La historia reciente de los horrores cometidos en todo el mundo en nombre del extremismo religioso dejó su huella en Yusuf que llegó a aprobar la “fatwa” (edicto religioso que ordenó la muerte del escritor Salman Rushdie, por su libro “Versos satánicos”. 

En los últimos años, el músico parece haber reencontrado el equilibrio y volvió a grabar discos y ofrecer conciertos con su seudónimo más famoso, Yusuf a secas. Y volvió a recordar con diversión aquel pasado de Cat Stevens del que alguna vez había huido. 
En 2014, el reconocido productor Rick Rubin lo volvió a llevar a una sala de grabación para el álbum de estudio “Tell’em I’m gone” (Diles que me he ido). Ese mismo año fue invitado al Festival de Sanremo.

En 2017 grabó otro álbum, “The Lughing Apple” (La manzana sonriente) que tiene 11 canciones y se vende en formado Cd y vinilo. 

Ahora, con 70 años -y 51 de carrera- puede volver a darse el gusto de escribir y cantar canciones. Y de ser, otra vez, reconocido por el público. 

father-cat-stevens-590x350.jpg

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW / RONDERO’S MEDIOS

Otras notas que te pueden interesar:

La fiebre por Luis Miguel

BELLADONA VS. CÁNCER DE PRÓSTATA, INVESTIGACIÓN EN LA ENMH DEL IPN

“INTO THE BADLANDS”, POR EL DIOS RATING EN TERCERA TEMPORADA

1 Trackback / Pingback

  1. Adrenalina pura en la cuarta temporada de “NCIS: New Orleans” – MEDIOS/NOTICIAS/EDITORIAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: