Últimas notas

Recuerdan al protagonista de “Il Postino”

Massimo Troisi con Maria Grazia Cucinotta ne 'Il Postino'. ANSA/ ++HO - NO SALES EDITORIAL USE ONLY - NO ARCHIVE++

ROMA.- El actor italiano Massimo Troisi, reconocido por su entrañable interpretación en el filme “Il Postino”, es recordado a 24 años de su fallecimiento, que se produjo apenas culminó aquel rodaje.


A Troisi, nacido el 19 de febrero de 1953 en una familia modesta de San Giorgio a Cremano, a las puertas de Nápoles, y que debió luchar para cambiar su destino, le hubiese encantado ver el éxito que tuvo “Il Postino” en todo el mundo. Tanto, que devino en un nuevo clásico del cine. Porque más allá de la gran actuación del francés Philippe Noiret como el escritor chileno Pablo Neruda, quien haya visto la película siempre tiene palabras de halago para el noble cartero Mario Ruoppolo (Troisi), hijo de un pescador del sur de Italia, que se gana lentamente la confianza del poeta y, mejor aún, lo ayudará a cortejar a Beatrice Russo (Maria Grazia Cucinotta) la mesera más despampanante del pueblo. “Il Postino” había sido un proyecto muy importante para el actor. De hecho, él había sido uno de los autores del guión, que adaptó la novela “Ardiente paciencia”, del escritor chileno Antonio Skármeta.

Y no sólo: codirigió la película con Michael Radford, quien en el tramo final del rodaje quedó a cargo en soledad debido a los problemas de salud de Troisi.

Lamentablemente, no logró apreciar los frutos de su trabajo (recibió una nominación póstuma al Oscar como Mejor Actor) ni el impacto que logró el filme. El 4 de junio de 1994, apenas 12 horas después de haber rodado la última escena de su proyecto más ambicioso y comprometido, falleció en la casa de su hermana Annamaria, en Ostia, donde había buscado refugio tras el cansancio de un trabajo exigente que no debería haber enfrentado.

Troisi no solo tuvo que luchar para salir de la pobreza, sino que desde niño debía afrontar descompensaciones cardíacas por un problema en la válvula mitral, una consecuencia que le había dejado la fiebre reumática.

Antes de rodar “Il Postino”, el actor había viajado por segunda vez a Estados Unidos para ver a un cirujano que lo había operado en otra oportunidad, en secreto, al inicio de su carrera artística. Troisi sabía que no podía afrontar el doble esfuerzo de la actuación y la dirección pero eligió hacerlo para no perderse la oportunidad de trabajar con Noiret. Por otra parte, estaba acostumbrado a jugar a las escondidas con la muerte desde siempre y, a menudo, no solo hacía chistes al respecto sino que, como ironía, elegía interpretar personajes que morían de manera prematura. Como finalmente le sucedió a él, que partió con solo 41 años.

Si bien “Il Postino” le dio fama internacional, Troisi había comenzado a trabajar a inicio de los años ’80 y el público lo amó de inmediato. Para los italianos resulta inolvidable su actuación en “Ricomincio da tre” (1981).

Era un actor instintivo que se formó en los escenarios, ostentaba una “napolitaneidad” dolorosa y sufriente que había transformado en otra cosa, en la “Nueva Nápoles” de Pino Daniele y de Roberto De Simone. Pronto saltó de las tablas pueblerinas y llevó su lengua, un napolitano vivaz, torrencial y colorido -“la única lengua que sé hablar”, decía- a las cadenas de televisión nacionales y luego al cine.

Se lo vio, entre otras películas, en “Scusate il ritardo” (1983); “Non ci resta che piangere” (1984); “Le vie del Signore sono finite” (1987) y “Pensavo fosse amore… e invece era un calesse” (1991).

Pero fue Ettore Scola quien intuyó como nadie el potencial de un autor/actor absolutamente único y lo convirtió en el alma de su apasionante “Il viaggio di Capitan Feacassa” (1990), donde le dio la oportunidad de dialogar en el set con con un maestro como Marcello Mastroiani.

En los escaparates de Troisi no faltaron premios, desde el David di Donatello al Nastro d’argento. Pero el éxito mundial de “Il Postino” dice cuánto camino tendría todavía por recorrer el joven de San Giorgio a Cremano. Todavía hoy permanece el sentimiento de un talento irrepetible y luminoso que sin Nápoles no habría existido y, a la vez, de algún modo, él le otorgó el carácter de capital mundial. Troisi tendría hoy la edad justa para ganar el Oscar que el destino le negó. Pero tanto allá arriba como aquí abajo se lo ama mucho, de todos modos.

Troisiof1.png

 INFORMACIÓN ANSA

TV&SHOW / RONDERO’S MEDIOS

Otras notas que te pueden interesar:

¿Qué le ocurre a Johnny Deep?

Los “Sabores callejeros” de América Latina con El Gourmet, hoy 17:30 hrs.

Brian de Palma prepara una película sobre el caso Weinstein

3 Trackbacks / Pingbacks

  1. Las voces de “La Familia Adams”, Charlize Theron, Allison Janney, Oscar Isaac o Chloë Grace Moretz – MEDIOS/NOTICIAS/EDITORIAL
  2. Roberto Sánchez cuenta su propia historia en la película “Sandro, en primera persona” en National Geographic – MEDIOS/NOTICIAS/EDITORIAL
  3. “Deadpool 2”, a punto de alcanzar los U$D 600 millones de recaudación – MEDIOS/NOTICIAS/EDITORIAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: