Don Ignacio López Tarso deleita en la obra ‘El Cartero’

El teatro San Jerónimo es el recinto para el reestreno de la puesta en escena “El Cartero”, donde Ignacio López Tarso demuestra, a sus 93 años, su profesionalismo en el escenario para ser, como siempre, el protagonista de la historia de quien fuera uno de los más importantes escritores, el también poeta chileno Pablo Neruda.

Helena Rojo es la comparsa ideal para detonar las risas del público por la interpretación de su personaje.

Junto a este dueto de primeros actores se encuentran Emmanuel palomares y Sofía Castro, ambos talentos nuevos que pisan tan importante escenario.

El Cartero 2

TV&SHOW recomienda disfrutar “El Cartero”, una obra que mantiene a los asistentes cautivos por el desarrollo de la historia, de principio a fin, una producción para un público que busca el buen teatro que ofrece la Ciudad de México.

La escenografía, iluminación y la música recrean el refugio de Neruda en Isla Negra, lugar donde se dedicaba a pensar y crear.

Don Ignacio recibió, una función más, el reconocimiento con un prolongado aplauso del público a su trabajo actoral en sus diversas facetas a lo largo de sus 70 años de trayectoria.

El Cartero 3.png

La develación de la placa estuvo a cargo de Aracely Arámbula, actriz que ha trabajado al lado de Don Ignacio López Tarso.

Elenco

Ignacio López Tarso (Pablo Neruda).

Helena Rojo (Doña Rosa).

Sofía Castro (Beatriz).

Emmanuel Palomares (Mario, el cartero).

Daniel Gómez Casanova (productor).

¿Dónde y cuándo verla?

Teatro San Jerónimo: Periférico Sur 3400, colonia San Jerónimo, Teléfono: 5595 2117.

Funciones: Viernes 19.30 y 21.30 horas, sábados 18.30 y 20.30, domingos 17.30 y 19.30.

Boletos: en la taquilla del teatro o Ticketmaster: 53259000.

Precio: $375, $475 y $600.

Twitter: @TSanJeronimo, Facebook: Teatro San Jerónimo Independencia, Cartelera de Teatro en la CDMX.

ALGUNOS DATOS:

  • La novela fue escrita por Charles Bukowski en 1971, considerada una novela autobiográfica del autor.
  • El cartero, también fue llevaba a la ópera por el mexicano Daniel Catán y se estrenó en Los Ángeles el 23 de septiembre de 2010.
  • Il Postino, fue llevada al cine en dos ocasiones, 1983 y 1994.
  • Massimo Troisi fue el escritor y protagonista de la película realizada en el 1994, al día siguiente de terminar la filmación, el italiano muere mientras dormía por una enfermedad cardiaca que sufría tiempo atrás. Obtuvo una nominación póstuma al mejor actor en los Oscars en 1995.

Por Saelim Fernando

TV&SHOW / RONDERO’S MEDIOS

Recuerdan al protagonista de “Il Postino”

ROMA.- El actor italiano Massimo Troisi, reconocido por su entrañable interpretación en el filme “Il Postino”, es recordado a 24 años de su fallecimiento, que se produjo apenas culminó aquel rodaje.


A Troisi, nacido el 19 de febrero de 1953 en una familia modesta de San Giorgio a Cremano, a las puertas de Nápoles, y que debió luchar para cambiar su destino, le hubiese encantado ver el éxito que tuvo “Il Postino” en todo el mundo. Tanto, que devino en un nuevo clásico del cine. Porque más allá de la gran actuación del francés Philippe Noiret como el escritor chileno Pablo Neruda, quien haya visto la película siempre tiene palabras de halago para el noble cartero Mario Ruoppolo (Troisi), hijo de un pescador del sur de Italia, que se gana lentamente la confianza del poeta y, mejor aún, lo ayudará a cortejar a Beatrice Russo (Maria Grazia Cucinotta) la mesera más despampanante del pueblo. “Il Postino” había sido un proyecto muy importante para el actor. De hecho, él había sido uno de los autores del guión, que adaptó la novela “Ardiente paciencia”, del escritor chileno Antonio Skármeta.

Y no sólo: codirigió la película con Michael Radford, quien en el tramo final del rodaje quedó a cargo en soledad debido a los problemas de salud de Troisi.

Lamentablemente, no logró apreciar los frutos de su trabajo (recibió una nominación póstuma al Oscar como Mejor Actor) ni el impacto que logró el filme. El 4 de junio de 1994, apenas 12 horas después de haber rodado la última escena de su proyecto más ambicioso y comprometido, falleció en la casa de su hermana Annamaria, en Ostia, donde había buscado refugio tras el cansancio de un trabajo exigente que no debería haber enfrentado.

Troisi no solo tuvo que luchar para salir de la pobreza, sino que desde niño debía afrontar descompensaciones cardíacas por un problema en la válvula mitral, una consecuencia que le había dejado la fiebre reumática.

Antes de rodar “Il Postino”, el actor había viajado por segunda vez a Estados Unidos para ver a un cirujano que lo había operado en otra oportunidad, en secreto, al inicio de su carrera artística. Troisi sabía que no podía afrontar el doble esfuerzo de la actuación y la dirección pero eligió hacerlo para no perderse la oportunidad de trabajar con Noiret. Por otra parte, estaba acostumbrado a jugar a las escondidas con la muerte desde siempre y, a menudo, no solo hacía chistes al respecto sino que, como ironía, elegía interpretar personajes que morían de manera prematura. Como finalmente le sucedió a él, que partió con solo 41 años.

Si bien “Il Postino” le dio fama internacional, Troisi había comenzado a trabajar a inicio de los años ’80 y el público lo amó de inmediato. Para los italianos resulta inolvidable su actuación en “Ricomincio da tre” (1981).

Era un actor instintivo que se formó en los escenarios, ostentaba una “napolitaneidad” dolorosa y sufriente que había transformado en otra cosa, en la “Nueva Nápoles” de Pino Daniele y de Roberto De Simone. Pronto saltó de las tablas pueblerinas y llevó su lengua, un napolitano vivaz, torrencial y colorido -“la única lengua que sé hablar”, decía- a las cadenas de televisión nacionales y luego al cine.

Se lo vio, entre otras películas, en “Scusate il ritardo” (1983); “Non ci resta che piangere” (1984); “Le vie del Signore sono finite” (1987) y “Pensavo fosse amore… e invece era un calesse” (1991).

Pero fue Ettore Scola quien intuyó como nadie el potencial de un autor/actor absolutamente único y lo convirtió en el alma de su apasionante “Il viaggio di Capitan Feacassa” (1990), donde le dio la oportunidad de dialogar en el set con con un maestro como Marcello Mastroiani.

En los escaparates de Troisi no faltaron premios, desde el David di Donatello al Nastro d’argento. Pero el éxito mundial de “Il Postino” dice cuánto camino tendría todavía por recorrer el joven de San Giorgio a Cremano. Todavía hoy permanece el sentimiento de un talento irrepetible y luminoso que sin Nápoles no habría existido y, a la vez, de algún modo, él le otorgó el carácter de capital mundial. Troisi tendría hoy la edad justa para ganar el Oscar que el destino le negó. Pero tanto allá arriba como aquí abajo se lo ama mucho, de todos modos.

Troisiof1.png

 INFORMACIÓN ANSA

TV&SHOW / RONDERO’S MEDIOS

Otras notas que te pueden interesar:

¿Qué le ocurre a Johnny Deep?

Los “Sabores callejeros” de América Latina con El Gourmet, hoy 17:30 hrs.

Brian de Palma prepara una película sobre el caso Weinstein

Pablo Neruda no murió de cáncer de próstata, como se aseguró

SANTIAGO DE CHILE. – El poeta Pablo Neruda no murió de cáncer de próstata el 23 de septiembre de 1973, como aseguraba el certificado de defunción de la época, concluyó el panel de 16 científicos internacionales que sesionaron por cinco días en esta capital.

“Hemos concluido la no validez del certificado de defunción en cuanto al establecimiento de la caquexia como causa de muerte, se excluye a través de todos los estudios”, informó el médico español Aurelio Luna, al concluir esta noche las deliberaciones.

Mchado.jpg

Añadió que los científicos definieron que “no es un problema de toxinas sino de una determinada especie bacteriana que hay que establecer” pero que para ello se “necesitan una serie de estudios complementarios que se están desarrollando en laboratorios en Copenhague y Canadá”.

Sólo con dichos análisis, precisó, se podrá establecer “si se trata de un origen endógeno o si han podido ser administradas por un tercero con intención criminal o se trata de un tema de contaminación y no tiene relevancia en el caso”.

Luna explicó que el vate padecía de un cáncer a la próstata grado cuatro pero la caquexia es un estado final de extrema debilidad, y que en esa situación no estaba de acuerdo a la documentación gráfica, el cinturón con el cual se le enterró y otros testimonios.

Luna ratificó el adelanto que hiciera el juez de la causa, Mario Carroza, de la presencia de una nueva bacteria pero indicó que se carece de datos concluyentes por la “ausencia absoluta de información clínica con relación a esta circunstancia”.

En el plazo de un año podría estar los resultados de laboratorio y consultado por ANSA si este panel de expertos volverá a reunirse, el doctor Cristián Orrego, coordinador de esta instancia, dijo que lo que se viene es la interpretación, comparación y análisis de los datos probando las millones de fórmulas que proporcionan las nuevas tecnologías computacionales. Aclaró que durante dos años han trabajado a distancia, “y eso nos ha permitido trabajar muy bien”.

Rodolfo Reyes, abogado y sobrino del poeta, expresó los sentimientos duales que hay en la familia. Por un lado, “satisfacción, porque los resultados concluyentes dan cuenta que Pablo Neruda no murió de caquexia ni de cáncer a la próstata”, lo que “nos permite afirmar en consecuencia que se falseó la causa de muerte”.

Pero también, “como sobrinos de Pablo Neruda, al igual que el mundo de las letras y la cultura, sentimos una profunda tristeza, porque estos resultados científicos periciales dan cuenta de una acción súbita que le mató”.

 Añadió que “están en un nuevo duelo, esta vez confirmando que él tenía una salud deteriorada pero compatible con la vida que le permitía salir de Chile al día siguiente, como tenía planificado para ponerse a salvo de la dictadura militar”. Eduardo Contreras, abogado querellante en representación del Partido Comunista en el que Neruda militaba y por el cual fue senador y precandidato presidencial, dijo que la conclusión a que ha llegado el panel de expertos “es muy grave. Nos mintieron”.

NERUDA (2).jpg

Planteó que el fallecimiento del vate tiene que plantearse en el contexto en que se vivía. Un país intervenido, una Clínica Santa María intervenida, donde los médicos si no eran militares trabajaban para el Hospital Militar. Recordó también la frase del jefe de la Junta Militar Golpista, el general de Ejército Augusto Pinochet, quien el 15 de septiembre de 1973 declaró que “Neruda está bien, y si se muere será por causas naturales”. Existía una fuerte presión internacional por conocer el estado de Neruda, luego que sus casas fueran saqueadas. El presidente del Partido Comunista, diputado Guillermo Teillier, declaró estar “conmocionado” por un certificado “que se hace para ocultar las causas exactas de la muerte de Neruda” y coincidió que su muerte fue para “impedir que saliera del país”.

El embajador de México en Chile, el recientemente fallecido Gonzalo Martínez Corbalá, lo llevaría a vivir a su país al día siguiente en un avión ya dispuesto por el entonces presidente Luis Echeverría.

CJzO8ARWIAAbb7h.jpg

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW / Rondero’s Medios

Otras notas que te pueden interesar:

La muerte de Pablo Neruda abre panel de 16 científicos por su posible asesinato

Muerte de Neruda, misterio sin resolver

Muerte de Neruda, misterio sin resolver

SANTIAGO DE CHILE. – Un panel de expertos internacionales sesionará a partir del lunes en la capital chilena para resolver las dudas sobre la muerte del Premio Nobel de Literatura 1971, Pablo Neruda, ocurrida 12 días después del brutal golpe de estado de 1973.

Los médicos convocados son los españoles Aurelio Luna y Francisco Exzeberría; el francés Xavier-Jean Olivier y los daneses Marie Louise Kampmann y Niels Morling.

Además, los canadienses Debi y Hendrik Poinar; los estadounidenses Charles Brenner, George Sensabaugh, John Swartzbeg y el chileno-norteamericano Cristian Orrego. Junto a los especialistas chilenos Gloria Inés Ramírez, Leonardo Gaete, Andrei Tchermitchin, Cecilia Albala y Javier Domínguez.

El Caso Neruda se abrió en 2011 cuando el Partido Comunista y el sobrino del poeta, Rodolfo Reyes, interpusieron una querella para establecer la verdad sobre el deceso del autor del Veinte Poemas de Amor y una Canción Desesperada tras las revelaciones de quien fuera su chofer, Manuel Araya. El también guardaespaldas del vate lo acompañaba en la Clínica Santa María hasta donde fue llevado, según contó a ANSA el abogado del Partido Comunista, Eduardo Contreras, por razones de seguridad, pues el lunes 24 partiría al exilio en México luego que el presidente Luis Echeverría le ofreciera asilo político. Era de público conocimiento que Neruda sufría de cáncer a la próstata, motivo por el cual renunció como embajador en Francia y regresó a Chile para terminar su libro Confieso que he vivido.

Pero según lo muestran las últimas fotografías “no estaba en estado de caquexia”, es decir desnutrición y colapso muscular.

Contreras reconoce que a partir de la publicación en la revista mexicana Proceso de la entrevista a Manuel Araya donde sostiene que a Neruda lo mataron, el Partido Comunista revisó paso a paso las declaraciones del chofer, a lo que se sumaron las coincidencias con la muerte del ex presidente Eduardo Frei Montalva, también en la Clínica Santa María en 1982, producto de un schock séptico. El chofer contó a ANSA que Neruda le pidió a su mujer Matilde Urrutia que fuera a buscar algunas cosas a la casa de Isla Negra que se le habían olvidado por lo que la llevó hasta el litoral distante a unas dos horas de Santiago. Estaban allí cuando Neruda llamó por teléfono para decir que le habían colocado un calmante pero que se sentía muy mal.

Funerali-Neruda-1974.jpg

Regresaron de inmediato y a su llegada lograron ver un color violáceo en su abdomen, donde le habían colocado la inyección.

Llamaron al médico, quien dijo que lo único que podía servir era un medicamento que no estaba en el recinto hospitalario, por lo que fue a comprarlo a una farmacia distante del lugar. Pero Araya fue detenido en la calle bajo toque de queda y trasladado hasta el estadio Nacional, donde semanas después se enteró que su jefe había muerto. A 44 años de los hechos, el chofer dice sentirse “orgulloso de haber llegado a esta meta” que se propuso. “Me costó mucho dolor y una pena que no he podido superar por este crimen tan alevoso”, añadió.

El abogado Contreras aguarda con tranquilidad la verdad. “Que el país y el mundo conozcan la verdad en forma oficial, tal cual, buena o mala. Lo que no es posible aceptar es el olvido, y hacerse el loco. Aquí no hay ni ánimo de venganza ni revancha, este país nunca va a volver a ser el mismo si no sabemos lo que pasó”, indicó.

El abogado Rodolfo Reyes, sobrino del poeta y parte querellante en la causa, espera también confiado. “Pablo Neruda no puede hablar hoy con su pluma pero lo hará a través de su cuerpo”, advirtió. 

CON LETRA GRANDE

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW / Rondero’s Medios