Últimas notas

La atracción fatal de Woody Allen

WASHINGTON. – Obsesionado por las menores de edad, tal como muchos personajes de sus películas, así se muestra el cineasta estadounidense WOODY ALLEN en los contenidos de 56 cajas de notas y guiones actualmente archivados en la Universidad de Princeton, así lo afirmó el periodista Richard Morgan, que estudió a fondo todo el material, y publicó parte de sus conclusiones y del contenido en el Washington Post, que le encargó la investigación.

 

    “Leí décadas de anotaciones privadas de Woody Allen, guiones y bocetos, y puedo decir que está obsesionado con las menores”, afirmó Morgan.

    Para ser exactos se trata de trabajos que se remontan hasta 57 años atrás, muchos jamás llevados a la pantalla, y de cartas conservadas en la sección de libros raros de la Biblioteca Firestone de Princeton.

download

    Ejemplos sobran para un realizador que le “robó” en el set de “Manhattan” un beso a la adolescente Mariel Hemingway, entonces de 16 años, como una constante atracción fatal en su vida.

    “Woody fue finalmente desenmascarado”, comentó en Twitter la actriz Rose McGowan, actualmente en primera línea del movimiento #MeToo, contra los abusos en el mundo del espectáculo, espacio potenciado tras el escándalo del productor y acosador serial de Hollywood, Harvey Weinstein.

    Morgan no esconde su desprecio por el cineasta: “Allen, que fue 24 veces candidato al Oscar, no tuvo jamás necesidad de ideas que fuesen más allá del concepto del hombre licencioso y su bella conquista: una idea única que explotó mucho en su larga carrera”.

    Los guiones, en verdad freudianos, se ciñen casi religiosamente a una misma fórmula: una relación al borde del fracaso que se ve arrojada al caos con la llegada de una mujer joven, explicó el periodista.

    El objeto del deseo de un hombre adulto se repite en guiones y preliminares con una edad de jovencitas que oscila entre los 16 y los 18 años, como en el relato “Consider Kaplan”, en el que un hombre de 53 años se enamora de su vecina de 17, mientras comparten un viaje en ascensor.

WOODY.jpg

    En un boceto para el New Yorker de 1977, el protagonista de 45 años queda fascinado por una estudiante adolescente del City College de New York. En un margen, Allen escribió y luego borró, las palabras “c’est moi” (“Soy yo”).

    Es la primera vez, desde que estalló el escándalo Weinstein, que los medios de Estados Unidos apuntaron sus reflectores sobre el realizador de “Bananas”, pese a que el cineasta luego de las acusaciones generalizadas contra el dueño de Miramax, instó a evitar “una caza de brujas”.

    Allen, que en los años noventa fue acusado por su hijastra Dylan por molestias sexuales y que luego se casó con otra hijastra, Soon-Yi, es el padre biológico de Ronan Farrow, el periodista que destapó la exclusiva sobre los abusos de Weinstein para el New Yorker.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW / Rondero’s Medios

1 Trackback / Pingback

  1. El archivo de Arthur Miller a la Universidad de Texas por más de 2mdd – MEDIOS/NOTICIAS/EDITORIAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: