Últimas notas

EL ESPÍRITU DE LA CIENCIA FICCIÓN

Mario Vargas Llosa ha dicho de él: “Fue un escritor experimental que inventó formas nuevas y fue una voz muy independiente y muy crítica”; y Jorge Edwards apunta: “Se convirtió en un cuentista y novelista central, quizás el más destacado de su generación, sin duda el más original y el más infrecuente”, así se refieren distintos autores al legado del narrador y poeta chileno Roberto Bolaño (1953-2003), quien tiene en EL ESPÍRITU DE LA CIENCIA FICCIÓN (Editorial Alfaguara, 223 páginas, incluidos sus apuntes), una novela que, a decir de Christopher Domínguez Michael, es de iniciación literaria, pero también lo es de iniciación sexual y amorosa”.

Considerado una de las figuras más importantes de la literatura contemporánea en español, Roberto Bolaño (Llamadas telefónicas, Putas asesinas, Monsieur Pain, La pista de hielo, La literatura nazi en América, Estrella distante, Entre paréntesis, Los sinsabores del verdadero policía, El espíritu de la ciencia-ficción, entre otros), “ha probado que la literatura lo puede todo”, como lo aseveró Jonathan Lethem.

                                                    UN ARCÓN QUE NO SE CIERRA

EL ESPÍRITU DE LA CIENCIA FICCIÓN muestra, como lo hace ver Christopher Domínguez Michael, “los dolores, las dificultades, las angustias del joven varón ante lo que Henry Miller llamaba con exactitud “el mundo del sexo”.

“La ciencia ficción no era para Bolaño, como lo sería para un lector ordinario, una mera premonición de viajes espaciales, planetas extraterrestres habitados por alienígenas o colosales adelantos tecnológicos, sino un estado moral, la búsqueda invertida del tiempo perdido, y por ello su obra es incomprensible sin la lectura de Ursula K. Le Guin o Philip K. Dick, quienes moralizaron el futuro como una extensión catastrófica del siglo XX”.

…”Pero incluso esto último ¿qué importancia tenía? ¿Acaso, paulatinamente, Laura no se fue convirtiendo en todos y en todo? Como la madre impoluta y condenada, como la princesa azteca impoluta y condenas, como la vagabunda del Tepeyac impoluta y condenada, como el fantasma de María Félix”.

…”Laura y yo no hicimos el amor aquella tarde. Lo intentamos, es verdad, pero no resultó. O al menos eso fue lo que creí entonces. Ahora no estoy tan seguro. Probablemente hiciéramos el amor. Eso fue lo que dijo Laura y de paso me introdujo en el mundo de los baños públicos, a los que desde entonces y durante mucho tiempo asociaría el placer y el juego”.

SU MUERTE:220px-Roberto_bolaño.jpg

Bolaño falleció el martes 15 de julio de 2003, luego de estar diez días en coma, a consecuencia de una insuficiencia hepática. No pudo nunca recibir un donante para trasplante de hígado. Los derechos de toda su obra escrita los dejó en manos de su esposa e hijos.

CON LETRA GRANDE

Por Roberto Rondero / Rondero’s Medios

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: