Últimas notas

CURSO DE LITERATURA RUSA DE VLADIMIR NABOKOV

Un libro de colección no solo para los fieles lectores de Vladimir Nabokov (Lolita, 1951), sino también para quienes deseen incursionar en un intensivo CURSO DE LITERATURA RUSA (Ediciones B, 563 páginas), y que comprende capítulos dedicados a Escritores, censores y lectores rusos, Nikolai Gógol, Iván Turgéniev, Diódor Dostoyevski, Lev Tolstoi, Antoón Chéjove, y Maksim Gorki.

Según afirmaba el propio Vladimir Nabokov, en 1940, antes de iniciar su carrera académica en Estados Unidos, “afortunadamente me molesté en escribir cien lecciones .unas dos mil páginas- sobre literatura rusa…Con esto tuve para veinte años académicos en Wellesley y Cornell”.

Parece ser que esas lecciones (cuya extensión estaba cuidadosamente ajustada a los cincuenta minutos que suele durar una clase en las universidades estadounidenses) fueron escritas antes de su llegada a Estados Unidos en mayo de 1940 y su primera experiencia docente, un curso de literatura rusa dado en la Escuela de Verano de la Universidad de Stanford, en 1941.

De su puño y letra, Nabokov expresó en su libro: “Es difícil abstenerse de ese respiro que es la ironía, de ese lujo que es el desprecio, cuando se pasa la vista por la ruina a que unas manos sumisas, tentáculos obedientes guiados por el abotargado pulpo del Estado, han conseguido reducir cosa tan fiera, tan caprichos y libre como es la literatura. Aún más: yo he aprendido a atesorar mi repugnancia, porque sé que reaccionando tan vivamente conservo lo puedo del espíritu de la literatura rusa.

“Después del derecho a crear, es el derecho a criticar el don más valioso que la libertad de pensamiento y de expresión puede ofrecer. Ustedes, que viven en libertad, en ese campo abierto espiritual donde nacieron y se criaron, acaso tendrán a ver, en las historia de una vida carcelaria que les llegan de tierras lejanas, las noticias exageradas que va sembrando el fugitivo sin aliento. Un pueblo para el cual escribir libros y leerlos es sinónimo de tener y expresar opiniones personales, juzgará inverosímil que exista un país donde desde hace casi un cuarto de siglo la literatura no tiene otra función que la ilustrar los anuncios de una empresa de tráfico de esclavos”.

1101690523_400.jpg

CON LETRA GRANDE

Por Roberto Rondero / Rondero’s Medios

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: