“La guerra te cambia para poder entender la vida”: Oliver Stone

ROMA.-“Buscar luz es, para todos los directores, encontrar la tinta adecuada para escribir la película, contar las sombras sin sentirse abrumado”, así lo expresó OLIVER STONE en la masterclass inaugural de la sexta edición de Filming Italy, que se efectuará desde esta noche hasta el 21 de marzo de 2021 vía streaming, junto a la presidenta honoraria Claudia Gerini y, en representación de Estados Unidos, Harvey Keitel.

En esta reunión de seminarios web, el director, guionista, productor de cine y actor estadounidense, nacido en 1946, conversó con cientos de estudiantes conectados en línea para contar sobre su carrera y su libro LOOKING FOR LIGHT (El barco de Teseo).

“Demasiada gente y por mucho tiempo me preguntaron cómo encontré el dinero para mi primera película Salvador o para Platoon, así que decidí escribir cómo fueron las cosas realmente. Y necesitan saber que me tomó 20 años hacer Platoon, porque ninguno de los estudios quería financiarlo. Como dice el título del libro, se necesita mucho tiempo para encontrar luz, tanto para el hombre mismo como para el director cuando filma una escena y quiere un efecto particular”.

OLIVER STONE, quien obtuvo dos veces el Oscar al Mejor Director por Platoon y Nacido el 4 de julio, añade: “De niño quería ser escritor, pero luego tuve que rendirme y alistarme para ir a Vietnam. También había considerado la idea de la escuela de cine como una posible ocupación, pero no sabía si me daría la oportunidad de expresarme realmente. Pero fue allí donde seguí en la mitología griega, que en realidad no estaba en el programa, lo que cambió mi perspectiva, tanto como hombre como como escritor de guiones. De hecho, siempre me ha gustado la historia griega y romana y la forma en que vieron la guerra”.

Pero entonces el director señala: “La diferencia entonces para aquellos que fueron a la guerra como yo y sobrevivieron, es precisamente entender lo importante que es la vida y lo mucho que tienes que ser consciente de ello. Mi experiencia en Vietnam me cambió y si me tomó tantos años hacer Platoon es porque quería hacer una película en el signo de la verdad sobre cómo realmente fueron y eso no atraía en América. La guerra es una experiencia que te cambia, una experiencia definitiva que te transforma. Estados Unidos, añade, nunca ha querido ver ciertas verdades, ver veteranos en silla de ruedas como Tom Cruise en la OTAN el 4 de julio”.

“Mi país – continúa Stone – está enamorado de la guerra, es muy popular en los Estados Unidos, es parte de la mentalidad estadounidense. No lo acepto como el hecho de que Estados Unidos siempre necesitó un enemigo”.

En las series de televisión, cada vez más populares hoy en día, Oliver Stone externó: “Puedes hacer películas de muchas maneras y con duraciones diferentes. Hoy en día se puede hacer una película incluso con un teléfono móvil, el problema en todo caso es el de la distribución que ciertamente no le gustan las películas largas. También las hice y luego los vi cortar precisamente por problemas de distribución, pero esto es normal”. ¿La oportunidad de hacer una secuela del libro? Es algo que me encantaría, pero aún no lo sé”, concluyó.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

A 40 años de “Apocalypse Now”, se exhibe versión nueva y restaurada de Coppola

BOLONIA, ITALIA.- En 1979, hace 40 años, una de las mayores obras maestras de la historia del cine se estrenó en los cines, APOCALYPSE NOW, considerada la película más grande sobre la guerra en Vietnam, bajo la dirección de Francis Ford Coppola.

Cuarenta años después sale una nueva versión, restaurada y en 4K.
Apocalypse Now-Final Cut, que es la edición final, se presentó por primera vez la primavera pasada en el Festival de Cine de Tribeca en Nueva York y tiene una duración de poco más de tres horas, más que la versión original.

FRANCIS.jpg

Apocalypse Now-Final Cut es la película que Coppola mismo llamó la “versión perfecta”. Estaba convencido de que la versión original de 1979 era demasiado corta y que Redux (una versión no integral) era demasiado larga. Así que decidió devolver la mano no solo a la edición, sino también a restaurar el sonido y la imagen del negativo original.

duyeiy.jpg
La película cuenta en el reparto con Martin Sheen, Marlon Brando, Dennis Hopper, Robert Duvall, Harrison Ford e inicialmente debería haber sido filmado en 1970 por George Lucas, mientras el conflicto en Vietnam todavía estaba en curso. Las escenas fueron filmadas en Filipinas y también se dice que durante el rodaje de la película, también debido al estrés psicofísico, Coppola tuvo un ataque epiléptico.

GNYK32WGWVD23AK3ZABR7HUTJM.jpg
También temía que no se completara. Él mismo invirtió mucho dinero en producción y en tres ocasiones diferentes amenazó con suicidarse. Tomó dos años completar la película. “Dado que el original de Apocalypse Now no solo fue largo sino también inusual en estilo y sustancia para una película de la época, explicó Coppola, decidimos cortar”.
El director agregó que hace unos años volvió a verla y se dio cuenta de que la película se había vuelto más “contemporánea”. “Agreguemos, continúa, que muchos pensaron que se había descartado un material tan excelente. Todo esto llevó a lo que entonces se llamó Apocalypse Now Redux. En esa versión todo lo que había sido cortado fue restaurado. Más tarde, cuando me preguntaron qué versión prefería ver en circulación, a menudo pensé que el original de 1979 había sido demasiado corto y que Redux era demasiado largo, así que decidí a favor de lo que me parecía la versión perfecta. , que se llama Apocalypse Now – Final Cut “.

download.jpg

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Aquí hay otras noticias que te pueden interesar:

Desarrollan politécnicos del CECyT 3 guante para personas con discapacidad

Inicia cuenta regresiva de Orange Is The New Black; última temporada 26 de julio

Esta noche “La hija de la mafia”, biopic del universo criminal, por LifeTime

Stone, tarde o temprano hará una comedia sobre Trump.

TAORMINA (ITALIA).- “Todos me piden que haga una película sobre Trump, y quién sabe, tarde o temprano lo haré. ¿Qué será? Una comedia que podría recordar a W., mi película de Bush de 2008”. Así hablará hoy Oliver Stone, presidente del jurado del Taormina Film Fest en Taormina. Recogerá el premio Angelo D’Arrigo el 4 de julio después de la proyección de su obra maestra ‘Nacido el 4 de julio’ con Tom Cruise, ganador de dos oscares

2499_13184.jpg

¿Cómo ha cambiado América de esa película? “Cuando hice la película, en 1989, también era una forma de recordarle a Estados Unidos la guerra de Vietnam que ya había olvidado. Hoy, desafortunadamente, la situación no ha cambiado en absoluto”, explica el director, también porque la política exterior de Estados Unidos no ha cambiado eso. ahora mira a Irán. La gente realmente no sabe qué es la guerra, no sabe lo que significa ser herido en la batalla. Hoy para empeorar las cosas, Oliver Stone vuelve a enfatizar, también está el hecho de que la medicina ha mejorado y por eso Los heridos de guerra se encuentran ‘forzados a vivir’. La discapacidad es peor que morir joven”.

suspenso-dvd-D_NP_835172-MLM29497974634_022019-Q.jpg

Sin embargo, en los años setenta, el director de Platoon, Wall Street, JFK sostiene: “Un caso aún abierto y las intrigas del poder”, fue un debate más cuidadoso sobre la guerra por parte de los medios de comunicación, pero hoy la información es más violenta que la guerra en sí misma y las redes sociales son una especie de Pravda, belicistas. Solo hay que pensar en lo que sucedió con O J. Simpson, un caso en el que todos se han lanzado, también porque hay dinero detrás de la morbilidad de los medios. La violencia de las películas, concluye, es ridícula en comparación con los medios”.

Con respecto a la inmigración, Stone, acompañado en Taormina por su cariñosa esposa Sun-jung Jung, a quien llama “mi Julieta”, tiene ideas claras: “Sé lo que está sucediendo en Italia, sobre los desembarcos aquí. en Sicilia, gracias a las muchas imágenes que vi en la televisión rusa y francesa” (su favorita, ya que desprecia las noticias de EE. UU., edición).

Por otro lado, agrega Stone, este fenómeno es un problema mundial de época que existe. obviamente, como todos saben, incluso en Estados Unidos. Sin embargo, estoy a favor de la migración y los migrantes, pero es un fenómeno complejo, porque si es demasiado rápido puede tener un efecto disruptivo.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/RONDERO’S MEDIOS

Otras notas que te pueden interesar:

Dominguito Sagrado futbolero en “Becoming Champions”, por Netflix

Fela Domínguez será Nala para Disney

Frida Kahlo es la inspiración de Julio 2019 en el calendario de Canal 22

Medio siglo de la histórica protesta de Lennon y Yoko Ono: “Bed in for peace”

NUEVA YORK.– Se cumplieron 50 años de la mítica e histórica protesta que protagonizaron JOHN LENNONYOKO ONO, con aquella famosa frase “Bed in for peace” (“En la cama por la paz“), en la invasión de Estados Unidos a Vietnam.

cama3guitarra.jpg

En pijamas, contra la guerra de Vietnam y la violencia, y conocida como “Bed-in for peace”, el líder de Los Beatles y la artista japonesa protagonizaron en el Hilton de Ámsterdam. Luego hubo un segundo capítulo, en The Queen Elizabeth, de Montreal, donde se alojaron sin salir durante otra semana y grabaron el célebre himno Give peace a chance.

En la suite 1742 del Hilton, en plena composición de Dale una oportunidad a la paz, escrita por el genio de Liverpool (que tenía 28 años), con producción de su mujer (36), la japonesa Yoko. El tema, registrado en Canadá durante la semana del 26 de mayo al 2 de junio, en medio de activistas y periodistas, se convirtió en un símbolo de protesta, trascendiendo naciones y generaciones.

PAZUNO.jpg

“La paz no es algo que deseas: es algo que haces, algo que eres y algo que regalas… Podrás decir que soy un soñador, pero no soy el único”, solía repetir uno de los músicos más recordados.

lennon-yoko-cama.jpg

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Aquí hay otras noticias que te pueden interesar:

Anticipa Netflix su menú por cuarentena

El IPN da respuesta a la denuncias contra violencia de género

Aplica IPN medidas preventivas y una Comisión por el Coronavirus COVID- 19

Jane Fonda, icono del Star System y lo contrario de todo, cumple 80 años

ROMA. – Dos Premios Oscar, siete nominaciones, seis Globos de Oro, un Emmy y un León de Oro, son la carta de presentación en la carrera de Jane Fonda, icono del cine estadounidense, moderna encarnación de la diva en la sociedad del star system.

    Y sin embargo esta definición siempre le quedó chica a la hija rebelde Henry Fonda, que a punto de cumplir 80 fue rompiendo todas las etiquetas, desde la de “sex symbol” -en los tiempos de “Barbarella”, en los años 60- hasta la de pacifista y feminista (en los 70), reina del aerobismo (años 80) y de los papeles no protagonistas entre cine y televisión (desde los 90 hasta ahora).

    Nacida el 21 de diciembre de 1937 en Nueva York, del matrimonio entre uno de los grandes actores norteamericanos y Frances Seymour Brokaw, que murió suicida cuando Jane tenía solo 12 años, la diva tiene sangre inglesa, escocesa, francesa e italiana (la familia paterna emigró de Génova al Nuevo Mundo en tiempos de los Padres Peregrinos, y tras pasar por los Países Bajos se estableció en Estados Unidos en la localidad justamente llamada Fonda).

517264670.jpg

   En todo pensó Jane salvo en emular al padre en el arte de la actuación. Creció en los mejores colegios europeos, quiso ser modelo, gozó de la vida hasta que, casi por desafío, aceptó la propuesta de Lee Strasberg, que la admitió en el Actors Studio de Nueva York.

    Joshua Logan le ofreció muy pronto, en 1960, un debut como primera actriz junto a Anthony Perkins, en la comedia romántica “Tall Story”. La joven tenía entonces 22 años y no pasó inadvertida, aunque rechazara todo trato con los grandes estudios.

    Preferirá en cambio medirse con personajes incómodos como la vagabunda de “Walk on the Wild Side”, del veterano Edward Dmytryk, o la joven esposa de Robert Redford en “The Chase” (1966) de Arthur Penn con Marlon Brando.

    En aquellos cuatro años, sin embargo, coleccionó expertos pigmaliones (George Cukor, George Roy Hill, Robert Stevens) y dos incursiones europeas, llamada por René Clement y Roger Vadim.

    El segundo signará la primera parte de su carrera, casándose con ella en 1964, dándole una hija, Vanessa, y dirigiéndola en “La Curée” y “Barbarella”, el escándalo sexy de 1968.
Sin embargo el clima de rebelión estudiantil del Mayo Francés alejó a Jane Fonda de su marido, la llevó a rechazar los clichés de muñeca seductora y la impulsó a una carrera signada por el anticonformismo.

Jane-Fonda-en-Hanoi-1.jpg

    En su patria se confirmó como actriz de éxito junto a Robert Redford con “Barefoot in the Park”, con Donald Sutherland en “Klute”, con Michael Sarrazin en “They Shoot Horses, Don’t They?” de Sydney Pollack; en Francia con Jean-Luc Godard en “Tout va bien” junto a Yves Montand.

   Deja su señal sobre todo como icono de una nueva Hollywood capaz de compromiso y apoyo de nuevos talentos, tanto que obtuvo su primera nominación en 1969 por el filme de Pollack y luego la ambicionada estatuilla como Mejor Actriz por “Klute” en 1971.

    Volverá a actuar para los grandes de la vieja generación (Joseph Losey en “Casa de muñecas”; George Cukor en “The Blue Bird” y sobre todo Fred Zinnemann en “Julia”, junto a Vanessa Redgrave en 1977).

    Volverá al Oscar al año siguiente con otro de los “jóvenes leones”, Hal Hasby, en “Coming Home”. Allí llevó a la pantalla su compromiso pacifista contra la Guerra de Vietnam.

    Los años 70 fueron el punto culminante de su carrera de antidiva, gracias a la alianza con realizadores como Alan J. Pakula, James Bridges (que la dirigió en “Síndrome de China”) y nuevamente Pollack, que recompuso la mítica pareja con Robert Redford en “The Electric Horseman”.

    Ambos actores son realmente un símbolo de aquella época entre divismo y empeño, tanto que la Muestra del Cine de Venecia celebró, el pasado septiembre, con un doble León de Oro a la carrera el retorno de ambos en “Nuestras almas de noche”, de Ritesh Batra.

descalzos-por-el-parque_ampliacion.jpg

    En la cumbre de su éxito, en los años 80, Jane Fonda, sin embargo, cambió sorpresivamente su rumbo: actuó por primera vez con su padre en “En la laguna dorada”, de Mark Rydell, que sonó como una reconciliación familiar tras años de relaciones difíciles; espació sus compromisos en la pantalla grande; abrazó la televisión llevando al éxito la serie “Nine to five” y luego “The Dollmaker”, con la que ganará un Emmy.

    También se empeñó en la gimnasia aeróbica, creando un verdadero negocio multimedia.

    Diez años después, sorpresivamente, se casó con el millonario Ted Turner y desapareció de Hollywood pese al brillante ascenso de su marido en el mundo de los medios.

23897_foto.jpg

    Después hubo años de apariciones breves, como en la serie de HBO The Newsroom o en Grace and Frankie, así como películas de diverso impacto como “The Butler” o “Youth” (de Paolo Sorrentino), hasta el reciente “Padres e hijas” de Gabriele Muccino. En el caleidoscopio del recuerdo, Jane Fonda sigue siendo una feliz contradicción viviente.

     Fue todo y lo contrario de todo; fue feminista y rostro de la belleza sin edad; ganó premios como actriz comprometida y ofreció papeles en la más pura tradición estadounidense; encarnó las pasiones de la generación hippie y se halló bajo las banderas de un cristianismo arcaico. Pero sobre todo siempre desafió los convencionalismos, tal como sigue haciéndolo ahora como nueva octogenaria cargada de encanto y seducción.

OBJ3077441_1--644x362.jpg

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW / Rondero’s Medios