La familia real británica nada contenta con “The Crown 4”

LONDRES.- A la familia real británica no le agrada para nada The Crown 4, la última entrega de la serie de Netflix dedicada a la turbulenta historia de los Windsor. Fuentes cercanas a la Casa Real hacen referencia que el príncipe Carlos y su hijo William estarían “furiosos” por la reconstrucción hecha por la serie, que abarca de 1979 a principios de los noventa.

La galardonada serie creada por Peter Morgan sobre el reinado de Isabel II ya había sido muy criticada por la familia real. En este caso, la controversia se refiere a uno de los aspectos más espinosos en los acontecimientos de la casa gobernante: el matrimonio entre Carlos y Diana, interpretado por Josh O’Connor y Emma Corrin. 

Emma Corrin tenía tres años cuando Lady Diana murió en 1997. Vio su funeral en la televisión. Ahora protagoniza la cuarta temporada de The Crown. Esta joven actriz tiene escasa experiencia (The Grantchester (2014) y Pennyworth (2018).

Para la actriz originaria de Kent, de 25 años de edad, apasionada por el teatro, había un riesgo de hacer una caricatura o una copia de Diana Spencer, pero ha tenido una actuación muy natural que ha golpeado a los críticos para interpretar a la infeliz esposa de Carlos, el heredero al trono, como una joven tímida, infantil, con una mirada siempre melancólica. Antes de Emma Corrin, 15 actrices prestaron sus rostros para el personaje central, desde Julie Cox hasta Naomi Watts.

La actriz ha estado interpretando a la princesa desde que tenía 16 años, cuando England’s Rose, como Elton John la llamó en Candle in the Wind, vivió en un apartamento compartido en Earl’s Court, conoce al príncipe Charles (Josh O’ Connor) y se enamora. La boda de cuento de hadas – en el episodio lleva una reproducción idéntica a la vestido diana lucida en 1981 – “la unión llena” como ella misma llamó en una entrevista a su matrimonio con la presencia de Camilla , sus dos hijos, la difícil relación con la familia real, con la reina Isabel II (ganadora del Oscar Olivia Colman), su prisión dorada (en el episodio que convierte el palacio en patines retorciéndose escuchando duran duran), sus trastornos alimenticios.

No se salvan de los autores de La Corona 4 de la crítica a ciertos detalles: cómo la “princesa de la gente” sufre de trastornos alimenticios, que en varias ocasiones vomita en el baño porque no puede soportar la tensión de la vida de pareja y el fracaso de la unión con Charles. quien desde el comienzo de su compromiso con la joven Diana Spencer, sostiene su romance extramatrimonial con Camilla Parker Bowles, quien se convertirá en su esposa después de la muerte de Lady D.

“William no está en absoluto contento con todo esto, piensa que sus padres fueron explotados y presentados de una manera falsa y simplista, sólo para ganar dinero”, tronó un ‘insider’ de la familia real. Y de nuevo: “Todo esto es profundamente injusto, sobre todo porque muchas de las cosas que se dicen no representan la realidad”. La serie también habla del ascenso de Margaret Thatcher (Gillian Anderson) y el conflicto del norte de Irlanda, con el ataque letal del IRA contra el padrino de Carlos, Lord Mountbatten.

No todos los miembros de la realeza toman partido contra Netflix. El príncipe Harry y su esposa Meghan firmaron recientemente un mega-contrato de 75 millones de libras esterlinas con la plataforma de streaming para producir documentales y otros programas.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Nueva temporada de “The Crown” con Emma Corrin como Lady Di

LONDRES.- Netflix tendrá disponible desde el próximo domingo 15 de noviembre la cuarta temporada de THE CROWN, la serie que retrata el reinado de Isabel II. En los nuevos episodios aparece un personaje muy controvertido para la realeza y promete dejar mucha tela para cortar, se trata de Lady Di, quien será protagonizada por la actriz Emma Corrin.

La temporada comprende 10 episodios, que se centrarán en la agitada relación del príncipe Carlos y Diana Spencer. Si existe un personaje controvertido para la realiza británica es el de Diana de Gales.

Al igual que en la tercera temporada, Olivia Colman volverá a meterse en la piel de la Reina Isabel de Inglaterra. Le acompañarán Tobias Manzies como el duque Felipe de Edimburgo, Helena Bonham Carter como la princesa Margarita, Ben Daniels como Tony Armstrong-Jones, Josh O’Connor como el príncipe Carlos, Marion Bailey como la Reina Madre y Emerald Fennell como Camilla Parker Bowles. Entre los nuevo srostros podremos ver a Emma Corrin interpretando a la Princesa Diana de Gales y a Gillian Anderson como Margaret Tatcher.

UN DATO:

En estos capítulos la serie se trasladará a los 80 y llegará hasta el cese de Margaret Tatcher, la histórica primera ministra inglesa apodada como la Dama de Hierro. Josh O’Connor declaró que “las temporadas 3 y 4 seguirán algunos de los eventos más turbulentos en la vida del Príncipe de Gales y nuestra historia nacional y estoy emocionado de darle vida al hombre en medio de todo”.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

La noche de copas, una noche loca entre Freddie Mercury y Ladi Di

LONDRES.- Una de las historias menos conocidas de FREDDIE MERCURY, vocalista de Queenes la de su amistad con la Princesa Diana de Gales, Lady Di. Medios internacionales dan cuenta de una noche salvaje y poco revelada entre ambos.

Lady Di, una revolucionaria en la realeza, mantuvo algunas amistades muy famosas con estrellas como George Michael, Elton John y por supuesto, Freddie MercurySegún se supo, con él salía a escondidas rompiendo toda clase de protocolos.

Una noche de 1988Freddie Mercury Lady Di compartían la noche en casa de Kenny Everett con Cleo Rocos. Sobre los planes de salida, Diana le preguntó a Freddie y éste le contestó que iba a ir al Royal Vauxhall Tavern, un conocido bar gay en Londres.

Diana, de 27 años por aquel entonces, no paró hasta convencerlos de que la dejaran ir con ellos. “Dejen que la chica se divierta un poco, vamos”, habría dicho Freddie en pleno auge de la princesa.

Para que Diana pasara inadvertida, Mercury la disfrazó de hombre. Vestida con una chaqueta militar, una gorra de cuero y lentes oscuros, Lady Di fue al boliche con sus amigos para divertirse en una noche de copas inolvidable y no compartida con el riguroso protocolo de la realeza.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios