Wynona Ryder revive el antisemitismo de Mel Gibson; “¿Eres evasora del horno?”, le cuestionó

NUEVA YORK. – MEL GIBSON vuelve a estar en el ojo de la tormenta por otra acusación de antisemitismo, esta vez porque su colega WINONA RYDER recordó que el actor y director una vez le preguntó si era una “evasora del horno”, en referencia a los hornos crematorios del Holocausto.

La actriz, de 48 años, recordó una historia de cuando Gibson al parecer le hizo un comentario antisemita en una referencia a la herencia judía de Ryder. “Estábamos en una fiesta llena de gente con uno de mis buenos amigos, Mel Gibson estaba fumando un cigarro, todos estamos hablando, y él le dijo a mi amigo, que es gay, ‘Oh, espera, ¿voy a contraer el sida?”, relató la actriz de Drácula (1992).

“Y luego surgió algo acerca de los judíos, y él dijo: ‘No eres una evasora del horno, ¿verdad?'”, agregó en referencia a los hornos crematorios del Holocausto.

La actriz, cuyo nombre real es Winona Laura Horowitz, agregó en una entrevista que Gibson, de 64 años, intentó disculparse en una fecha posterior.

Un representante de Gibson negó las acusaciones contra el actor. “Esto es 100% falso”, dijo el portavoz. “Ella mintió al respecto hace más de una década, cuando habló con la prensa, y ahora está mintiendo al respecto.  Además, mintió sobre él tratando de disculparse con ella en ese momento. El se acercó a ella, hace muchos años, para confrontarla por sus mentiras y ella se negó a abordar el tema con él”, afirmó el vocero.

Los rumores de antisemitismo han seguido a Gibson durante años. La pasión de Cristo, la película de 2004 que dirigió, fue criticada por la Liga Anti-Difamación por lo que llamó una representación de judíos “sedientos de sangre”. En 2006, Gibson apareció en los titulares cuando fue arrestado por conducir ebrio y gritar “judíos de mierda” y “los judíos son culpables de todas las guerras”, entre otros comentarios.

“Creo en la redención y el perdón y espero que el Sr. Gibson haya encontrado una forma saludable de lidiar con sus demonios, pero no soy uno de ellos”, dijo Ryder.

“Alrededor de 1996, mi amigo Kevyn Aucoin y yo estábamos en el extremo receptor de sus odiosas palabras. Es un recuerdo doloroso y vívido para mí”, continuó la estrella de la serie Stranger Things. “Sólo aceptando la responsabilidad de nuestro comportamiento en esta vida, podemos hacer las paces y respetarnos mutuamente, y le deseo lo mejor en este viaje de toda la vida”, concluyó.

Con información de ANSA

TV&SHOW / RONDERO’S MEDIOS

Pink no se la acaba por fotos de sus hijos jugando en el Monumento al Holocausto

NUEVA YORK. – La cantante PINK generó reacciones adversas al publicar en su cuenta de Instagram una fotografía de sus hijos corriendo y jugando en el Monumento al Holocausto de Berlín, Alemania, país en el que se está presentando como parte de su gira mundial.

“Berlín Te Quiero”, escribió la cantante de 39 años como título de la fotografía en la que se ven a sus dos pequeños hijos de espaldas corriendo dentro del monumento que se instaló en Berlín en 2005 y que homenajea a los millones de judíos asesinados por el nazismo durante la Segunda Guerra Mundial. Pink es madre de dos pequeños, Willow Sage Hart de 8 años, y Jameson Moon Hart de 2.

Las críticas contra la cantante nacida con el nombre de Alecia Beth Moore no tardaron en llegar.

“Este lugar no es para jugar al escondite”, “Mal, enseña a tus hijos a respetar”, “Un memorial para la gente muerta no es un sitio para ir a divertirse”, son algunos de los mensajes que recibió Pink en su cuenta de fotografías.

58375111_10156186177026398_5023716348690169856_o.jpg

La cantante nacida en Doylestown, Pensilvania, se sintió tocada por las críticas y emitió una declaración en las últimas horas. “Para todos los comentarios: estos dos niños son judíos, como yo y como toda mi familia materna”, expresó. “La persona que construyó este monumento creía en los niños siendo niños, y para mí eso es una celebración de la vida después de la muerte”, continuó la compositora, que se encuentra en plena gira por Europa. “Por favor, quedaos vuestro odio y los juicios de valor para vosotros mismos”.

Reconocida por su voz áspera y su presencia acrobática en el escenario, se calcula que Pink ha vendido 40 millones de álbumes y 50 millones de singles alrededor del mundo. Además, varios de sus temas le valieron tres Premios Grammy, seis MTV Video Music Awards y dos Brit Awards.

No es la primera vez que se produce una polémica similar a un monumento sobre el Holocausto. En marzo, el Memorial de Auschwitz (en Polonia) llamó públicamente la atención a sus visitantes y les pidió que no se hicieran fotos “irrespetuosas” con el sufrimiento de los que allí murieron.

En diciembre del año pasado, la Federación Española de Gimnasia recibió fuertes críticas porque uno de los equipos participantes en el Torneo Nacional de Gimnasia Rítmica llevaba unos vestidos inspirados en los judíos de los campos de exterminación nazis.

Captura-de-pantalla-2019-07-15-a-las-13.35.57.jpg

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Otras notas que te pueden interesar:

Yoko Ono reflexiona sobre la migración con el proyecto interactivo Add Color

Mexicanos destacados en Netflix

Dominguito Sagrado de Cineteca de Culto 22: “Sombra verde”, de Roberto Gavaldón

“El contador de Auschwitz”, por Netflix

Fue acusado de la muerte 300 mil seres humanos, pero sólo a sus 94 años de edad, fue juzgado OSKAR GROENING, el ex sargento de la SS, por crímenes de lesa humanidad, en lo que fue el último caso de un exoficial nazi llevado a juicio, todo expuesto en el documental de NETFLIX EL CONTADOR DE AUSCHWITZ, con diversos testimonios de los contados sobrevivientes del Holocausto.

81017506-mx.jpg

Décadas después de la Segunda Guerra Mundial, juzgan a un exoficial nazi en su Alemania natal por complicidad en el holocausto de judíos en Auschwitz. Fue condenado por la corte de Lueneburg, en el norte de Alemania, a cuatro años de prisión, acusado de concurso en el homicidio de más de 300.000 personas en el campo de concentración y exterminio de Auschwitz-Birkenau.

_102618423_gettyimages-615311130.jpg

Groening estaba imputado por haber gestionado la clasificación de los equipajes y haberes de los deportados que llegaban al campo nazi, datos que anotaba en libros, de ahi su apodo de contador.

El hombre había sido investigado en los años 70, sin que luego se diera curso a un proceso judicial. Groening falleció un año después de ser sentenciado.

B1Wsfwe4g_1256x620.jpg

Unos 60 sobrevivientes del Holocausto o sus familiares en Estados Unidos, Canadá, Israel y otros países se sumaron a la acusación como co demandantes, algo que permite la ley alemana.

Este juicio también sirvió para silenciar a quienes desmentían que el Holocausto hubiera sucedido.

Eva Pusztai-Fahidi, sobreviviente de Auschwitz y co demandante, dijo a la prensa antes del juicio que “nunca es demasiado tarde para pedir justicia, ni siquiera 70 años después de que terminara la guerra”.

AP344125921270.jpg

LA FRASE:

“Comparto la responsabilidad moral, pero si soy culpable bajo la ley penal tendrán que determinarlo ustedes”. OSKAR GROENING.

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Otras notas que te pueden interesar:

El joven actor de Disney Channel, Cameron Boyce, falleció a los 20 años

“A la Cachi Cachi Porra”, 28 años por el Once con nueva temporada y conductores

Steven Adler, ex baterista de Guns N´ Roses, se apuñaló en el estómago

A 21 años del estreno de “La vida es bella”

ROMA.- La vida es bella (La vita è bella en italiano) es una película de 1997, escrita, dirigida y protagonizada por Roberto Benigni que salió a la luz un día como hoy pero de 1997. El actor y director interpreta a Guido Orefice, un judío italiano dueño de una librería, que debe emplear su fértil imaginación para proteger a su pequeño hijo de los horrores de un campo de concentración nazi.

La historia está parcialmente basada en la experiencia real de Rubino Romeo Salmoni, uno de los pocos judíos que pudo sobrevivir al Holocausto Nazi. Benigni dijo lo siguiente acerca de Salmoní: “Podría decir que tenía un aspecto feliz, que en su modo de ser, de presentarse, había un lado cómico especial”, razón que permeó la creación del personaje de Guido Orefice. 

La película fue un éxito comercial y de critica a nivel internacional. Fue galardonada con varios premios internacionales destacando el Gran Premio del Jurado que otorga el Festival de Cannes, sus nueve premios que otorga la David di Donatello en Italia y sus siete nominaciones al Óscar, incluyendo a Mejor película convirtiéndola en la sexta película de habla no inglesa en recibir dicha nominación.

Además, fue la segunda vez que una película italiana compite el Óscar en la categoría principal desde Il Postino en 1995, así como también lograr una nominación simultanea en la categorías de Mejor película y Mejor película extranjera desde Z en 1969.

Finalmente, solo ganaría 3 estatuillas en las categorías de Mejor banda sonora, al Mejor Actor y a la Mejor Película Extranjera en la ceremonia de 1998.

download.jpg

INFORMACIÓN ANSA

TV&SHOW / RONDERO’S MEDIOS

Aquí hay otras noticias que te pueden interesar:

Con Letra Grande: “Los pilares del bienestar”, del Dr. Armando Barriguete

Remedios Varo culmina el anuario 2019 de “Mujeres Extraordinarias” de canal 22

Roger Waters alza la voz en el Festival de Venecia: “Los cerdos rigen al mundo”

 

PHARRELL WILLIAMS LE RECLAMA A TRUMP EL MAL USO DE “HAPPY”

WASHINGTON.– El cantante PHARRELL WILLIAMS envió una carta al presidente de los Estados UnidosDonald Trump, en la que se queja por el uso de su éxito Happy en una actividad proselitista realizada el sábado pasado, pocas horas después de la masacre ocurrida en una sinagoga en Pittsburgh, Pensilvania, en la que murieron 11 personas.

41-660x200.jpg

“Pharrell no le ha otorgado y no le otorgará permiso para tocar o difundir públicamente su música. El día del asesinato en masa de 11 seres humanos de manos de un nacionalista loco, usted tocó la canción Happy ante una multitud en un evento político en Indiana”, dice el texto enviado por el abogado del artista al mandatario, según consignan diarios estadounidenses.

El texto añade que “no hubo nada ‘feliz’ respecto a la tragedia infringida a nuestro país el sábado y no se concedió ningún permiso para el uso de esta canción para este propósito”.

El encuentro en el que se pudo escuchar el hit del famoso artista se enmarcó en la campaña del oficialista Partido Republicano de cara a las elecciones de medio término.

Pharrell-Williams-Net-Worth.jpg

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Aquí hay otras noticias que te pueden interesar:

Danna Paola, juez en “La Academia”; lanza también su sencillo “Polo a Tierra”

“Las historias reales” de Lifetime Movies tienen a Adela Micha en la conducción

HBO VA CON TODO PARA 2019

“Las guerras” de Oriana Fallaci en su propia pluma

BUENOS AIRES.-  “La vida es una batalla de cada día” trae a los lectores del siglo XXI las crónicas de guerra de Oriana Fallaci (1919-2006), periodista y escritora italiana que marcó con sus escritos la segunda mitad del siglo XX y fue testigo de los grandes conflictos de la época.

Desde su primera experiencia en la Segunda Guerra Mundial, cuando unió a los partisanos antifascistas con apenas 14 años, hasta su última furiosa diatriba contra el Islam después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York, desfilan por la compilación la lucha de los húngaros por sacudirse la dominación soviética (1956), la rebelión de los afroamericanos en Detroit (1967) y la infinita Guerra de Vietnam (1967-1975).


908.jpg

El libro, publicado en Buenos Aires por El Ateneo, incluye el relato de cuando fue herida en Ciudad de México durante una rebelión estudiantil en 1968 (se puede leer más extensamente también en “El miedo es un pecado”, que reunió hace dos años sus cartas inéditas), y su incursión dos años más tarde en los campamentos de los fedayines que luchaban contra el ejército israelí.

    “Una guerra de museo”, fechado en 1971, evoca el conflicto entre la India y Pakistán. Pero poco más tarde aparece otra guerra, más personal: es la que Oriana libraría consigo misma en su relación con el resistente griego Alexandros Panagulis, que sería su pareja hasta la sospechosa muerte de él en un accidente automovilístico.

    El Líbano, que la llevaría a preguntarse “de quién es hoy el Holocausto”, y la Guerra de Irak en 1991 conforman otros capítulos de su lúcida visión sobre el reguero de sangre que recorrió el siglo XX. Y precisamente de esta última guerra nace la “nube negra” causada por la quema de los pozos de petróleo que Oriana siempre consideró en el origen del cáncer que la llevaría a la muerte. Y es al cáncer, su último enemigo, al que le dedica el final del libro. En el vaivén de su mirada desde su mundo personal hacia el desgarramiento internacional, Fallaci no se vale jamás de medias tintas. En ocasión de las amenazas del fundamentalismo musulmán por la publicación de viñetas de Mahoma, escribe: “En las calles de Damasco, como hordas cantan ‘Alá es grande’. Como hordas juran que defenderán al profeta con sangre. Como hordas repiten que quieren la guerra santa. Generalizada”.

    “Son los que luego desembarcan en nuestras costas y poco a poco, según una estrategia bien pensada, bien concebida y bien ejecutada, nos invaden. Nos reemplazan. Y ustedes no dicen ni una palabra”, reclama la cronista a los “señores de los Estados y los gobiernos de la Iglesia”, afirmando que “nuestra libertad está en peligro”, “la Democracia está inerme, es débil, es suicida”.

    Esta fuerte batalla personal es la imagen que más grabada quedó de su larga trayectoria, hecha de visiones descarnadas, indagaciones profundas y también provocaciones.

Oriana-Fallaci-islam.jpg

Pero también puede reportar otra campana, como durante su incursión en los campos palestinos: “Si ganan los árabes, están terminados los judíos; si ganan los judíos, están terminados los árabes. Por lo tanto ¿quién tiene razón, quién está equivocado, a quién eliges? A los judíos los conoces. Porque sufriste por ellos, con ellos, desde niña; los viste acorralados, arrestados, masacrados por miles y millones”. “A los árabes no los conoces. Nunca sufriste con ellos, nunca lloraste por ellos, nunca fueron un problema para ti (…). Pero un día pasó algo. Leíste que cientos y cientos de miles de criaturas, de palestinos, habían huido o habían sido expulsados de un país que se llamaba Palestina y ahora se llama Israel”. “Erradicados, humillados, despojados de toda posesión y de todo derecho: los nuevos judíos de la Tierra. Y de los nuevos judíos de la Tierra nació una misteriosa palabra: fedayín”, relata en los primeros años 70. #OrianaFallaci , #famosa

De un conflicto a otro, de una guerra a otra, la conclusión de Oriana Fallaci es unívoca y nace ya desde sus primeros años como mensajera en la Segunda Guerra Mundial: “Aprendí a odiar las guerras, las bombas, los fusiles, todo lo que dispara. Aprendí a comprender su condición absurda, su estupidez, su locura”. “Debo agregar que, a pesar de mis trencitas, era totalmente consciente de lo que hacía: tal como lo sería hoy un niño vietcong. Pero nunca disparé. Nunca maté a nadie. Y hoy, con más razón, haría lo mismo. Estoy dispuesta a dejarme matar si es preciso: pero nunca a matar”.

INFORMACIÓN ANSA

DE ADOLF A HITLER, de bicho raro a líder

DE ADOLPH A HITLER (Editorial Taurus), es un apasionante relato, escrito por el prestigioso y galardonado historiador Thomas Weber.

Cómo pudo ser ante los ojos del mundo y de su propia nación, que un tipo solitario, torpe y desempleado, sin cualidades de liderazgo reconocibles y con ideas políticas fluctuantes, se convirtiera en el líder seguro de sí mismo y violentamente antisemita con quien por desgracia el mundo pronto se familiarizaría.

Hitler niña 2.jpg

No es la primera vez que Thomas Weber se adentra en la vida de uno de los hombres más crueles de todo el siglo XX: Adolf Hitler. Además de haber colaborado con Ian Kershaw en la elaboración de su biografía sobre el führer y de haber escrito más de un centenar de artículos sobre el tema, en 2012 publicó La primera guerra de Hitler (Taurus), un libro en el que desmontaba el mito del soldado valeroso que se había levantado en torno a la figura del líder nazi. Sin embargo, la escritura de aquel ensayo, así como la lectura de la bibliografía existente sobre el personaje, le hizo comprender que continuaban habiendo muchas lagunas en torno al político alemán, motivo por el cual ahora entrega De Adolf a Hitler.
De hecho, Weber reconoce en el prólogo que, durante muchos años, estuvo obsesionado con una sola pregunta: ¿en qué momento se radicalizó el joven Hitler? Para descubrirlo, rebuscó en los cientos de volúmenes existentes sobre el creador del partido nazi, así como en los documentos desperdigados por medio continente, llegando a la conclusión de que, a lo largo de las últimas décadas, se habían dado tres tipos de respuestas a dicho interrogante: en los 90 se defendió que el fanatismo de Hitler apareció en sus años de juventud, cuando todavía vivía en Austria.
Algún tiempo después, cuando se descubrió que no había sido así, los investigadores lanzaron la hipótesis de que se radicalizó durante la I Guerra Mundial y durante los convulsos años que se vivieron posteriormente en Baviera. Pero esta teoría también quedó desmontada cuando apareció una generación de historiadores que llegó a la conclusión de que Hitler endureció sus opiniones durante su estancia en el Munich posrevolucionario, momento en el que absorbió ciertas ideas que flotaban en el ambiente.
Weber no se sintió satisfecho con ninguna de esas respuestas y, harto de especulaciones poco fundamentadas, se puso a escribir De Adolf a Hitler, una biografía acotada en la que trata de responder a una única pregunta: «¿Cómo es posible que Hitler se transformara, en tan solo un año, en un consumado propagandista del incipiente partido nazi, y que muy poco después llegara a convertirse no solo en el jefe de este partido sino también en un político hábil e intrigante?». Y, para contestar, el autor se ciñe a los años de formación del líder nazi. De hecho, este libro sólo aborda el periodo comprendido entre 1918 y 1926, prestando la misma atención a la biografía de Hitler que a la de Alemania y Múnich, una ciudad que pasó de ser una república comunista a convertirse en el epicentro del nazismo.
A lo largo del medio millar de páginas que compone De Adolf a Hitler, el autor derriba no pocos mitos sobre el genocida –prestando especial atención a las mentiras que contiene Mi lucha– y lanza la teoría de que aquel soldado a quien todo el mundo consideraba un bicho raro se transformó en un político de altura en 1919, cuando sus superiores decidieron nombrarlo representante de la compañía a la que estaba destinado. Aquel salto hizo que Hitler se sintiera por primera vez capaz de liderar un grupo. Y disfrutó tanto dirigiendo los pasos de sus compañeros que, algunos años después, pretendió hacer lo mismo con el destino de Europa.

MOMENTOS CLAVES ENTRE 1918 y 1926:

El bicho raro (1918-1919): A su regreso de la I Guerra Mundial, Hitler se unió a la revolución socialista que se gestaba en Múnich. Se alistó a un ejército que defendía el comunismo e incluso defendió a los judíos que ya empezaban a ser perseguidos. Esta actitud hace que Weber lo considere un ‘oportunista’ que se unía a las causas políticas más por interés propio que por amor a su país.

El nacimiento del líder (1919): Durante sus primeros meses en Múnich, Hitler se empapó de las ideas de los radicales de izquierdas y apoyó el alzamiento del régimen revolucionario. Pero la vida de aquel soldado obediente, silencioso y burócrata dio un giro de ciento ochenta grados el día en que lo nombraron representante de la compañía militar donde está destacado. Fue entonces cuando descubrió su gusto por el liderazgo.

Transformación ideológica (1919): El día en que Múnich se convirtió en una república soviética, Hitler apoyó la alianza con Moscú. Muchos soldados abandonaron el ejército asustados ante el cariz de los acontecimientos, pero él no tenía ninguna familia a la que acudir y decidió continuar su vida castrense. Cuando Berlín envió a las tropas para aplacar la revuelta, Hitler vio su futuro tambaleándose. Pero era un «oportunista» y enseguida se cambió de bando, pasando a ser un confidente del gobierno legítimo. Además, se apuntó a un curso de propaganda contra los ideales de la izquierda y absorbió el argumentario con tanta eficiencia que acabó convertido en un ferviente opositor a cualquier movimiento político que no buscara la fortaleza de Alemania.

Los primeros apoyos (1920): Hitler empezó a dar charlas contra el bolchevismo y, poco a poco, desarrolló sus teorías antisemitas, según las cuales Alemania se estaba debilitando por culpa del materialismo de los judíos. Por tanto, su antisemitismo nació siendo una derivación de su anticapitalismo. Al mismo tiempo, Hitler se aproximó al DAP (Partido Obrero Alemán), consiguiendo ganarse a sus afiliados gracias a las dotes de oratoria que ya mostraba. Poco después, introdujo cambios en el partido para convertirlo en el NSDAP (Partido Nacional Socialista Obrero Alemán) y para alzarse como su único líder.

Un genio llamado Hitler (1920-1922): Hitler comprendió enseguida que el pueblo necesitaba un genio que le guiara y reinventó su propio pasado para que la gente le viera como tal (llegando a compararse con Jesucristo). Con todo, carecía del apoyo de las clases pudientes, algo fundamental para conseguir triunfar. La suerte le sonrió el día en que los hombres adinerados de la Liga Pangermánica le tendieron la mano. Por aquel entonces, no pocas personas se referían a él como El Mussolini alemán.

Un líder mentiroso y fracasado (1923-1926): Obsesionado por reescribir su propio pasado, Hitler escribió una autobiografía –plagada de mentiras– que hizo firmar por otra persona para que pareciera un hombre merecedor de una biografía. Después, convencido de que ya tenía la suficiente proyección nacional como para hacerse con el poder, reunió al establishment de Baviera para apoyar el famoso putschcervecero de 1923. Pero se equivocaba. Su golpe de estado fue un completo fracaso y, mientras huía hacia Austria, su coche se estropeó. Ya encarcelado, se lanzó a escribir otro libro plagado de falsedades: Mi lucha.

http_%2F%2Fi.huffpost.com%2Fgen%2F2439234%2Fimages%2Fn-HITLER-628x314.jpg
ASÍ COMIENZA “DE ADOLF A HITLER”:

adolf-hitler.jpg                                      HAN DICHO:

«El libro más importante sobre Hitler y el nazismo desde la monumental biografía de Ian Kershaw». Harold James

«Un retrato absolutamente cautivador y original de un genio perverso en toda su grandeza y horror». Michael Ignatieff

«Enormemente importante: una contribución genuina a nuestra comprensión de uno de los ogros de la historia». Rofer Moorhouse, BBC History Magazine

«Esta completa obra debería ser el libro de referencia sobre Hitler y los orígenes del partido nazi». Library Journal

«Esta impecable investigación cuenta la transformación de este oportunista sin rumbo en un orador vehemente que contaba con el apoyo de millones de personas». Booklist

«Una convincente y original investigación que ofrece una comprensión más completa de la mente y los motivos del demagogo». Kirkus Reviews

DEL AUTOR: Thomas Weber es profesor de Historia Europea e Internacional en la Universidad de Aberdeen y dirige el Centre for Global Security and Governance. Desde que se doctoró en la Universidad de Oxford ha mantenido colaboraciones y dado clase en la Universidad de Harvard, en el Institute for Advance Study de Princeton y en las universidades de Pensilvania, Chicago y Glasgow.

Su primer libro, Lódz Ghetto Album, ganó un Golden Light Award en 2004 y un Infinity Award en 2005. El segundo, Our Friend “The Enemy”, recibió el Duc d’Arenberg History Prize por su exposición de la historia y la cultura del continente europeo. También es autor de La primera guerra de Hitler (Taurus, 2012).

CON LETRA GRANDE

TV&SHOW / RONDERO’S MEDIOS

Otras notas que te pueden interesar:

Guión escrito por Stanley Kubrick, descubierto

Cher lanza un álbum con temas de ABBA

NETFLIX HARÁ SERIES Y PELICULAS DE LAS HISTORIAS DE MARK MILLAR

EL ÁNGEL DE BUDAPEST

Así como hubo un Oskar Schindler que salvó a cientos de judíos, así existió un diplomático español que evitó la muerte inminente de cinco mil judíos durante el Holocausto. ¿Su nombre? Sanz Briz, EL ÁNGEL DE BUDAPEST, cuya historia se relata de primera mano en este libro de Ediciones B, de 277 páginas, escrito por el periodista madrileño Julio Martín Alarcón (El hombre que nunca existió. Operación carne picada).

angel_sanz_bris_calle.jpg

EL ÁNGEL DE BUDAPEST es un relato detallado de lo que vivió Ángel Sanz Briz como diplomático español en Hungría y las peripecias que debió sortear –poniendo en riesgo su seguridad y la de su familia- los planes del teniente coronel de la SS Adolf Eichmann, responsable de las deportaciones del Reich y ferviente partidario de la Solución Final.

DE LA PLUMA DEL AUTOR:              

“Su sentido de lo humano y lo humanitario era el de una persona normal: por eso no comprendió jamás esa demencia colectiva de los nazis”, recordó Adela Quijano, viuda de Sanz Briz, quien vivió con su esposo momentos de angustia, temor y desesperación al final de la Segunda Guerra Mundial.

Para el escritor Julio Martín Alarcón, “el supuesto interés nacional llevó a los dirigentes de Hungría a claudicar ante los horrores del nazismo: más de medio millón de seres humanos, de húngaros, murieron en las cámaras de gas. El nacionalismo no hizo nunca nada por nadie.

1210610.jpg

“Sanz Briz amaba su tierra, por eso defendió su nombre en El Cairo, Budapest, El Salvador, Guatemala, Estados Unidos, Holanda, China y la Santa Sede. Esta es la historia de los diez meses que vivió en Budapest, cuando el Tercer Reich destruyó el último país de Europa que pudo antes de su derrota”.

Según lo registra el mismo autor, Sanz Briz no solo informaba de la situación política de Hungría a su gobierno, sino de las inevitables consecuencias de la tentación de contemporizar con el Tercer Reich. España aún mantenía representación diplomática en Berlín, y tratos comerciales con Alemania…”El bien informado diplomático español conocía ya los movimientos que había perpetrado el depuesto Gobierno de Miklós Kállay en los meses previos a la invasión para buscar una paz separada con los aliados. De hecho, la revelación sobre los tres agentes ingleses (en realidad eran estadounidenses) en suelo húngaro era solo una pequeña parte del rompecabezas que los propios británicos intentaban deshacer en torno a las operaciones en Hungría”.

1210609.jpg

                              FRAGMENTO:

“Sanz Briz explicó a Lequerica que la única posibilidad era la de proveer al mayor número de judíos con documentación española, tal y como hacían ya Suecia, Suiza y El Vaticano, independientemente de su origen, que a la fuerza tendría que justificarse de formas muy vagas”.

“Mi respuesta fue quera necesario proveerlos de documentación española, basándonos en el decreto promulgado en España el de diciembre de 1924, siendo jefe del Gobierno el general Primo de Rivera, en el que se ofrecía a los sefarditas la posibilidad de recuperar la nacionalidad española. Excuso decir a usted que en Hungría había muy pocos sefarditas”.

CON LETRA GRANDE

Por Roberto Rondero/ TV&SHOW

A DONDE TÚ VAYAS, IRÉ

Cuatro años de investigación y narrativa le llevó a la escritora Victoria Dana –hija de inmigrantes sirios, nacida en la Ciudad de México- concluir su novela A DONDE TÚ VAYAS, IRÉ (Editorial Lumen, 287 páginas), un sólido relato inscirto en la tradición de las grandes historias que acercan a las y los lectores al Medio Oriente, repleto de cosmovisión bíblica.

CON LETRA GRANDE, de TV&SHOW, conversó con Victoria Dana (Las palabras perdidas fue su primera novela) describe en A DONDE TÚ VAYAS, IRÉ, un retrato pormenorizado de la comunidad judía en Damasco a principios del siglo XX y su repercusión en México, un país tradicionalmente hospitalario.

TRADUCCIÓN SIMULTÁNEA

Dana, tu novela tiene tantos nombres y referencias que, a manera de prólogo, incluiste un árbol genealógico de Abdo Rahmane y Latife Rahmane…

-Es un árbol genealógico que ayuda a los lectores, como si fuera una traducción simultánea y así no perderse en nombres, así como incluyo un glosario de palabras . Me ayudó mucho la investigación de diarios ingleses y franceses, descubrí otro mundo. En esta novela era muy importante ahondar en la violencia de género. En Siria, por ejemplo, no se acostumbra una relación. Se sigue practicando la ablación en las mujeres, al igual que en países africanos. Latife, la niña de ocho años que vive con sus padres en Damasco, tiene una complicidad con los lectores, representa el cambio y la exigencia, quien tras la repentina muerte de su madre y el abandono de su padre, la suerte le depara ser acogida en la casa de un rico benefactor. Latife también vive un matriarcado, observa cómo va cambiando el mundo, pero ella tiene una frase de vida: “La suerte no me va a hacer a mí, yo voy a ser a la suerte”.

-¿Quedaste satisfecha con tu novela?

-Sí, sin duda. Las respuestas hasta ahora me dejan satisfecha, deseo que lean esta novela en el que se combinan deseos, sueños, la construcción de un mañana.

…”A pesar de la gran felicidad que le provocaba su embarazo, y mientras volvía a palpar la protuberancia, la incertidumbre la asaltaba. Soy una mujer vieja, durante años seca, una estéril; pero ahora Dios me ha concedido esta alegría: siento el alma que late dentro de mí. ¿Mi cuerpo cansado será suficiente refugio? ¿Podré sostener a este pequeño mientras mi vientre se hincha? ¿A mi edad tendré fuerza para traerlo al mundo? El miedo la acompañaba de día y de noche. ¿Y si este hijo mío no es del agrado del Señor? ¿Si cobijado en mi cuerpo no lograr sobrevivir? Varias veces soñó las terrible y largas horas del parto, la sorpresa y el desencanto de la comadrona al arrancar por la fuerza de sus entrañas a un niño hermoso, pero muerto, que en su pesadilla se mudaba en un hijo incompleto, un monstruo sin ojos, sin manos ni pies.

…”Yo no tengo papá, pensaba. Nos regaló. ¿Así, tan fácilmente se regala a los hijos? Como si fuéramos animales. Pero no, nunca he visto que nadie regale una gallina, mucho menos una vaca o un cabrito, ni siquiera un perro. Para ese señor que ya no es mi papá somos como los perros que todos patean al pasar. Nadie que yo conozca ha regalado a sus hijos, ni la señora Bulín, que no tiene marido y cuida de ocho que apenas puede alimentar”…

CON LETRA GRANDE

Rondero’s Medios / Por Roberto Rondero

A DONDE.jpg

LA HISTORIA DE LOS JUDÍOS

Más que un libro, LA HISTORIA DE LOS JUDÍOS (Editorial Zeta, 946 páginas), escrito por el historiador Paul Johnson, es un compendio que comprende desde el descubrimiento del monoteísmo por los israelitas hasta sus aportaciones en la creación y el desarrollo del capitalismo, el socialismo y el psicoanálisis, en el que el genio judío se percibe en todas manifestaciones artísticas, científicas y del pensamiento.

“¿Por qué he escrito una historia de los judíos” –explica Johnson-. Existen cuatro razones. La primera responde a la mera curiosidad. Cuando estaba trabajando en “Mi historia del cristianismo”, caí en la cuenta de la magnitud de la deuda que el cristianismo tiene con el judaísmo. El Antiguo Testamento no sustituyó al Antiguo, como me había enseñado a creer, sino que el cristianismo aportó una nueva interpretación a una antigua forma del monoteísmo, transformándola gradualmente en una religión distinta, pero conservando gran parte de la teología moral y dogmática, la liturgia, las instituciones y los conceptos fundamentales de su antepasada.

“Decidí entonces que, si se me presentaba la oportunidad escribiría acerca del pueblo que había originado mi fe, exploraría su historia hasta los orígenes y después hasta el presente, y formaría mis propias ideas acercad de su papel y sus significado. El mundo tendía a ver a los judíos como un pueblo que se había autogobernado en la Antigüedad y escrito su propia historia en la Biblia; que había quedado relegado durante muchos siglos; que finalmente había emergido, para ser masacrado por los nazis; y, por fin, que había creado su propio estado, controvertido y asediado. Pero ésos eran apenas los episodios más destacados. Deseaba unirlos, hablar y estudiar las porciones faltantes, reunirlas en un todo, y conferirles un sentido.

Mi segunda razón ha sido el entusiasmo que me provocaba la amplitud misma de una historia que, desde los tiempos de Abraham hasta el presente, abarca casi cuatro milenios, es decir, más de tres cuartas partes de la historia de la civilización. Soy un historiador que cree en la continuidad.

“Mi tercera razón es que la historia judía no sólo abarca amplios periodos, sino también enormes áreas. Los judíos han penetrado en muchas sociedades y han dejado su impronta en todas. Escribir una historia de los judíos es casi como escribir una historia del mundo, pero desde una perspectiva sumamente peculiar.

Finalmente, el libro me ha ofrecido la oportunidad de reconsiderar objetivamente, a la luz de un estudio que abarca casi cuatro mil años, el más difícil de todos los interrogantes humanos: ¿Para qué estamos sobre la Tierra? ¿Es la historia una simple serie de hechos cuya suma carece de significado? ¿No existe una diferencia oral esencial entre la historia de la raza humana y la historia de, por ejemplo, las hormigas? ¿O existe un plan providencial del cual somos, aunque humildemente, los agentes? Ningún pueblo ha insistido con más firmeza que los judíos en que la historia tiene un propósito y la humanidad un destino”…

paul johnson 1.jpg

Por Roberto Rondero / Rondero’s Medios