Últimas notas

YO NO

Hacer frente al nazismo se dice fácil, pero vivirlo y afrontarlo como lo hizo el historiador y periodista alemán JOACHIM FEST (1926-2006), resulta atípico y conmovedor. YO NO (Editorial Taurus, 317 páginas), es un libro que recoge la resistencia al régimen nazi de una familia católica alemana desde la profunda convicción moral de su padre del autor –quien falleció poco tiempo después de escribirlo-.

Prisionero en carne propia, Fest recrea en estas memorias sus años de infancia y juventud, una visión íntima de sus vivencias más directas durante esos años oscuros, con la temprana prohibición de ejercer la enseñanza que sufrió su padre, sus lecturas durante el servicio militar o su intento de fuga de un campo de prisioneros estadounidenses.

Los lectores de YO NO, el rechazo del nazismo como actitud moral, podrán hallar y comprender los rasgos y mecanismos del nazismo.

JUDIOS.jpg

“Yo no habría podido escribir sobre mis más tempranos recuerdos si a comienzos de los años cincuenta la radio no me hubiera encargado un relato sobre la historia reciente de Alemania. Como el material bibliográfico no era por entonces muy amplio, completé el estudio, hasta donde fue posible, con conversaciones con testigos de esa época, desde Johan Baptist Gradl hasta Ernst Niekisch, pasando por Heinrich Krone. Pero a quien más consulté fue a mi padre, quien como ciudadano políticamente comprometido había vivido en primera persona los conflictos y padecimientos de esa época. Por supuesto, estas conversaciones pasaron pronto al terreno personal y pusieron de manifiesto problemas familiares que yo había vivido, pero de los que apenas me había dado cuenta.

“No he pretendido hacer una historia de la época de Hitler, sino plasmar su reflejo en un entorno familiar. Por ello, predomina lo que se ha vivido, lo incidental, incluso simplemente lo anecdótico, que forma parte de la vida.

Joachim-Fest-fhd.jpg

UN FRAGMENTO:

La visita de Fengler nos llevó otra vez al pasado. Mi padre estaba furioso y divertido al mismo tiempo. Volksgemeinschaft. ¡Por Dios! ¡Ese tipo repugnante produce náuseas!”. Después de todas las cosas incomprensibles que se habían llevado a cabo de manera oficial a través de las leyes, la exclusión de todos los judíos de las profesiones civiles, incluidos médicos y farmacéuticos, la retirada de aparatos telefónicos y la “estrella amarilla”, ahora, continuaba mi padre, se atenta cada vez más contra la gente corriente de la calle y se inventan nuevas formas de acoso para las autoridades. Los judíos no se podían sentar ya en los bancos de los parques, no podían “apestar con sus paseos el fresco aire del bosque alemán”. Tampoco podían ya estar suscritos a revistas y periódicos, y el doctor Meyer, que hasta hacía poco había sido un gran “paseante”, había tenido que entregar su bicicleta y su máquina de escribir. Hacía poco se había decretado que los judíos tampoco podían tener animales domésticos como perros, gatos, canarios o hámsters”.

CON LETRA GRANDE

TV&SHOW / RONDERO’S MEDIOS

Otras notas que te pueden interesar:

Estrenará serie sobre Freud, Netflix

La radio está mejor que nunca

TELÉVORO: LA DECADENCIA SE HA INSTALADO EN LA TELERA ABIERTA

1 Trackback / Pingback

  1. Paulina Rbio hace otro “oso” – MEDIOS/NOTICIAS/EDITORIAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: