Últimas notas

HISTORIA VIVA: HILLARY CLINTON

En su camino hacia la Casa Blanca por el Partido Demócrata, no sin antes enfrentarse en el primer debate con su opositor Donald Trump el próximo 26 de septiembre, es una buena oportunidad para conocer a fondo y de carne y hueso a Hillary Rodham Clinton en sus memorias HISTORIA VIVA (Editorial Planeta, 619 páginas).

Hillary escribe en sus memorias con candor, humor y pasión su trayectoria vital: “No nací siendo primera dama o senadora. No nací siendo demócrata. No nací siendo abogada ni defensora de los derechos delas mujeres. No nacía siendo una esposa ni una madre. Nací siendo norteamericana a mediados del siglo XX, un tiempo y un lugar afortunados. Gocé de la libertad necesaria para tomar unas decisiones que las generaciones de mujeres que me precedieron no pudieron tomar y que todavía son inconcebibles para muchas mujeres en el mundo actual.

“Me hice mayor durante la eclosión de tumultuosos cambios sociales y tomé parte en batallas políticas en las que se luchaba por decidir el significado de Norteamérica y su papel en el mundo”.

unnamed.png

De Bill Clinton, a la postre su marido y padre de su única hija Chelsea, escribe: “Yo comenzaba a darme cuenta de que aquel joven de Arkansas era una persona mucho más compleja de lo que parecía a primera vista. Incluso hoy sigue sorprendiéndome con las conexiones que establece entre ideas y palabras y cómo hace que todo suene como música. Todavía adoro su forma de pensar y aún me gusta su aspecto. Una de las primeras cosas en las que me fije de Bill fue en la forma de sus manos. Tiene unas muñecas estrechas y unos dedos delgados y hábiles, como los de un cirujano o un pianista. Cuando nos conocimos siendo estudiantes me encantaba verlo pasar las páginas de un libro. Ahora sus manos empiezan a mostrar signos de envejecimientos tras miles de apretones, golpes de golf y miles de firmas. Pero todavía son manos, como su propietario, curtidas por el tiempo pero expresivas, atractivas y resistentes”.

En el capítulo “Impeachment”, Hillary describe el momento más grave en su matrimonio y en su destino político: “Aunque yo tenía el corazón roto y Bill me había decepcionado profundamente, mis largas horas a solas me habían hecho comprender que todavía lo amaba. De lo que no estaba segura todavía era de si nuestro matrimonio podía o debía continuar. Era más fácil enfrentarme al día a día  que tratar de prever el futuro. Regresábamos a Washington y a una nueva forma de una guerra apolítica sin fin. Todavía no había decidido si quería luchar por mi marido y por mi matrimonio, pero estaba decidida a luchar por mi presidente”…

Hillary2016.jpg

CON LETRA GRANDE

Por Roberto Rondero / Rondero’s Medios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: