Últimas notas

LOS SECRETOS DE JUDAS

La historia del discípulo incomprendido y de su evangelio extraviado se da a conocer en LOS SECRETOS DE JUDAS (Editorial Planeta, 233 páginas), escrito por James M. Robinson (A New Quest of the Historical Jesus y The Gospel of Jesus), director y fundador emérito del Instituto para la Antigüedad y la Cristiandad, profesor de Claremont Graduate University.

El mayor experto de Estados Unidos en antiguos textos religiosos, según Associated Press, se pregunta qué puede significar para nosotros la larga desaparición de El evangelio de Judas, que durante mil 800 años estuvo extraviado y que su reciente descubrimiento ha conmovido a la sociedad cristiana. El texto ha pasado por muchas manos y cruzado varias fronteras, ha sido manipulado tantas veces que incluso parte de su contenido original se ha deteriorado.

Robinson deja constancia de si una vez restaurado y publicado, ¿reivindicará la condenada figura de Judas? ¿Le dará un giro distinto a la cristianadas? Los secretos de Judas responden tanto a este tipo de interrogantes, que tienen que ver con los dogmas y creencias de la mayor religión moderna, como a cada una de las dudas suscitadas por la polémica y publicitada difusión de El evangelio de Judas.

Ningún otro libro como éste aclara y responde los grandes enigmas sobre el verdadero papel de Judas y sobre la publicación de su evangelio perdido.

1.jpg

El evangelio de Juan presenta a Judas como el tesorero del movimiento de Jesús, como una forma de desacreditarlo en la historia de María y Marta (Juan 12, 4-6):

…”Pero Judas Iscariote, uno de sus discípulos, quien lo habría de entregar, dijo: “¿Por qué no se ha vendido este perfume por trescientos denarios y el dinero se  ha dado a los pobres?. (Pero no decía esto porque le preocuparan los pobres, sino porque era ladrón y como tenía la bolsa comunal se llevaba todo cuanto se echaba en ella).

Hay enseguida una escena retrospectiva de este relato en la Última Cena (Juan 13, 27-29):

…”Entonces Jesús le dice: “Lo que vas a hacer, hazlo pronto”. Pero ninguno de los comensales entendió por qué se lo decía. Como Judas tenía la bolsa, algunos pensaban que Jesús quería decirle: “compra lo que nos hace falta para la fiesta”; o que diese algo a los pobres.

Por Roberto Rondero / Rondero’s Medios

los-secretos-de-judas-de-james-m-robinson-3800-MLM66484637_6257-F.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: