Se cumple medio siglo de la separación nunca oficial del cuarteto de Liverpool

LIVERPOOL.- De nuevo habían utilizado a Ringo. Era el procedimiento habitual. El baterista ejercería su repetido papel de correveidile perfecto, el mensajero de las malas noticias para Paul McCartney. Un tipo simpático y bondadoso que podía suavizar el mensaje. Los que lo enviaban eran, claro, John Lennon y George Harrison. Así que una vez más el bueno de Ringo Starr se presentó en casa de McCartney. “Hmmm, que hemos decidido John, George y yo que no puedes sacar tu disco en solitario en abril. Aquí tienes el escrito”.

McCartney vociferó, insultó, señaló a Ringo con el dedo erguido y lo empujó a la salida. Era marzo de 1970. Un mes después el grupo más grande de la historia del rock se había separado. Fue un final por demás chusco. No se celebró una rueda de prensa para anunciarlo. Solo hubo mensajes entre líneas, enfrentamientos y una manipulación periodística. Un episodio enmarañado que echó un cierre amargo a diez años que hicieron felices al mundo. Esto ocurrió hace justo medio siglo.

“Ellos oficialmente nunca se disolvieron. No hubo ningún comunicado. Por eso mucha gente durante los setenta esperaba que volviesen a grabar”, cuenta por teléfono desde su encierro en su casa londinense el escritor Philip Norman (Londres, 76 años), una de las personas que más sabe de los de Liverpool, con media docena de libros publicados: Shout!: The True Story of the Beatles, Days in the life: John Lennon Remembered o Paul McCartney: La biografía (Malpaso, 2017).

0410-1.jpg

El conflicto en aquel marzo de 1970 era el siguiente: Paul McCartney se proponía editar su primer disco en solitario, en abril, con el sello del cuarteto, Apple Records. El escollo: Let It Be estaba programado para salir a la calle en mayo, también con Apple Records. Alguien reparó, no sin razón, en que aquella competencia era absurda. La solución era que Paul pospusiera su álbum.

HAN DICHO:

“Había algo de mezquino en la relación entre Paul y John. Pero esa competitividad era parte de lo que les hizo ser tan brillantes juntos: retándose para conseguir logros artísticos mayores. El amor les mantuvo unidos, pero la presión les hizo comportarse de manera lamentable, sobre todo al final”. Peter Ames Carlin, autor de Paul McCartney. La biografía.

La relación entre los cuatro beatles era demasiado tóxica en aquellos tiempos. La elaboración de Abbey Road (último álbum grabado por la banda aunque Let It Be se publicó después, se registró con anterioridad) puso al límite la capacidad psicológica de los cuatro. Todos se desahogaron en las canciones.

Harrison aprovechó la guerra entre Lennon y McCartney para colocar en Abbey Road dos de sus mejores obras, Something y Here Comes the Sun; Ringo Starr coló Octopus Garden, una metáfora que revelaba lo que sentía con los Beatles (“me gustaría estar debajo del agua”) y Paul McCartney dedicaba You Never Gime Me Your Money (Nunca me das tu dinero) a su bestia negra, Allen Klein.

Medio siglo de la desintegración, de que cada beatle tomara su camino y sus propios riesgos.

32d3b0a7d43f084955531b525cbb7942-900x600.jpg

Con Información de ANSA

TV&SHOW / RONDERO’S MEDIOS

Aquí hay otras noticias que te pueden interesar:

Lady Gaga filmará “Gucci”, dirigida por Ridley Scott bajo el sello de MGM en 2021

Medio siglo de la histórica protesta de Lennon y Yoko Ono: “Bed in for peace”

“Seguiré mientras sostenga las baquetas”: Ringo Starr

Medio siglo de la histórica protesta de Lennon y Yoko Ono: “Bed in for peace”

NUEVA YORK.– Se cumplieron 50 años de la mítica e histórica protesta que protagonizaron JOHN LENNONYOKO ONO, con aquella famosa frase “Bed in for peace” (“En la cama por la paz“), en la invasión de Estados Unidos a Vietnam.

cama3guitarra.jpg

En pijamas, contra la guerra de Vietnam y la violencia, y conocida como “Bed-in for peace”, el líder de Los Beatles y la artista japonesa protagonizaron en el Hilton de Ámsterdam. Luego hubo un segundo capítulo, en The Queen Elizabeth, de Montreal, donde se alojaron sin salir durante otra semana y grabaron el célebre himno Give peace a chance.

En la suite 1742 del Hilton, en plena composición de Dale una oportunidad a la paz, escrita por el genio de Liverpool (que tenía 28 años), con producción de su mujer (36), la japonesa Yoko. El tema, registrado en Canadá durante la semana del 26 de mayo al 2 de junio, en medio de activistas y periodistas, se convirtió en un símbolo de protesta, trascendiendo naciones y generaciones.

PAZUNO.jpg

“La paz no es algo que deseas: es algo que haces, algo que eres y algo que regalas… Podrás decir que soy un soñador, pero no soy el único”, solía repetir uno de los músicos más recordados.

lennon-yoko-cama.jpg

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Aquí hay otras noticias que te pueden interesar:

Anticipa Netflix su menú por cuarentena

El IPN da respuesta a la denuncias contra violencia de género

Aplica IPN medidas preventivas y una Comisión por el Coronavirus COVID- 19

Yoko Ono hará la reedición de “The Wedding Album” grabado junto a John Lennon

NUEVA YORK.- En el día de su cumpleaños 86, la artista japonesa Yoko Ono anunció la reedición de “The Wedding Album”, el tercer disco conceptual grabado junto a John Lennon y tercer trabajo solista del ex beatle, registrado en 1969 en medio de la luna de miel de la pareja en Amsterdam, tras su boda en Gibraltar.

Así lo dio a conocer a través de las redes sociales, en las que confirmó que el lanzamiento se producirá el próximo 22 de marzo, dos días después del 50 aniversario del casamiento. Incluirá las fotos originales y  estará disponible en vinilo, CD y en plataformas digitales.

En una de sus caras, el disco presentaba a la pareja recitando a lo largo de alrededor de 20 minutos sus nombres, con distintos tonos, sobre un fondo con los latidos de sus corazones.

La cara B se trataba de una serie de entrevistas realizadas por ellos en su famoso “Be in”, la popular protesta realizada en la cama del Hotel Hilton de Amsterdam, desde donde atendieron a la prensa para difundir su campaña por la paz.

Una edición posterior realizada por Yoko Ono incluía tres composiciones propias realizadas junto a John Lennon.

“The Wedding Album” cerró una serie de discos conceptuales realizados por la pareja, cuando aún no se había producido la separación formal de The Beatles, que incluyó el “Unfinished Music N°1: Two Virgins”, con la famosa portada con ambos desnudos y “Unfinished Music N°2: Life with the Lions”.

yoko.jpg

INFORMACIÓN ANSA

TV&SHOW / Rondero’s Medios

Otras notas que te pueden interesar:

TERROR CON “HOUSE OF DARKNESS: NEW BLOOD”, HOY 22 HRS POR LA PANTALLA DE LIFETIME

Adiós al Kaiser de la moda

“No te va a gustar” con Julieta Venegas

El show en la terraza de Los Beatles cumple 50 años

LONDRES.- Hace 50 años, The Beatles ofrecía, sin saberlo, su última actuación en un improvisado y sorpresivo concierto en la terraza del edificio donde funcionaba su discográfica Apple, a modo de punto final de las caóticas sesiones del disco y documental “Let it be”, que se convirtiría en un hito en su carrera y adquiriría una dimensión mítica con el paso del tiempo.

El mediodía de un gélido 30 de enero de 1969, los transeúntes del coqueto y apacible barrio Mayfair, en Londres, iban a detener su marcha durante 42 minutos en los alrededores del edificio del N°3 de Saville Row, para escuchar seis canciones inéditas del conjunto más famoso del mundo.

beatlesuno.jpg

En la terraza, a salvo de la vista de los transeúntes pero no de quienes se treparon a los techos para acercarse a ellos, John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr desafiaban el frío y el malhumor imperante entre ellos para brindar una vibrante actuación, rodeados por colaboradores y un equipo de filmación que los seguía desde hacía casi un mes para dar forma a un documental.

Tan icónica resultó esa imagen en la historia del rock que ha sido recreada con distintos fines en diversas ocasiones, desde el homenaje en el video “When the streets have no name” de U2 y de los locales Attaque 77 en “Beatle”, hasta la parodia en el dibujo animado “Los Simpsons”, en un capítulo en el que Homero actúa en un grupo vocal llamado Los Borbotones junto a Harrison, quien pone su voz para criticar en una escena la falta de originalidad del cuarteto de la ficticia Springfield.

beatles.jpg
En el accidentado concierto de la terraza, en el que el grupo de Liverpool contó con la participación especial de Billy Preston en el piano, se interpretaron “Get back”, “Don’t let me down”, “I’ve got a feeling”, “One after 909” y “Dig a pony”.

Cuando interpretaban nuevamente “Get back”, irrumpió la Policía, que ordenó poner final a la actuación por la alteración al orden público que había provocado el sorpresivo concierto.

En medio de una crisis terminal, The Beatles había iniciado el 2 de enero, en los estudios de cine de Twickenham, las sesiones para lo que sería su nuevo disco, que eran documentadas por el realizador Michael Lindsay-Hogg para un filme.

Tras varios años de experimentación en el estudio, la idea de registrar un disco tocando en vivo en el estudio, en un intento por recuperar la magia perdida ante la mala relación personal entre sus miembros, aparecía como una última tabla de salvación.

Sin embargo, la idea no hizo más que dejar expuestas las diferencias que había en el seno del grupo, problemas que se agravaron ante lo poco cálido que resultaba el ambiente en los estudios elegidos.

La solución para que el proyecto pudiera seguir adelante fue mudarse al familiar ambiente de Apple y sumar a Preston, viejo amigo de sus primeras giras. “Nadie quiere pelear cuando hay un invitado en tu casa”, razonó Harrison, años más tarde, en un documental.

Otro foco de conflicto en el grupo era la postura ante los conciertos en vivo, puesto que mientras McCartney insistía en retomar las giras, Lennon y Harrison se negaban rotundamente.

Tras barajar ideas como ofrecer un concierto para ponerle punto final al nuevo proyecto en las pirámides de Egipto o en Túnez, entre otras alternativas, se resolvió de manera improvisada tocar en la terraza de Apple.

“Quiero darles las gracias en nombre del grupo y espero que hayamos pasado la prueba”, cerró burlón Lennon la actuación, en lo que resultó una profética frase que resumía los años de actividad del grupo y presagiaba el inminente final.

INFORMACIÓN ANSA

TV&SHOW / Rondero’s Medios

Aquí hay otras noticias que te pueden interesar:

Telévoro en Ovaciones: “En tierras salvajes”

Dominguito sagrado con Nat King Cole: “Afraid of the Dark”, por Netflix

Telévoro en “La Esquina”: Imagen Noticias, La Rosa de Guadalupe, & Master of Photography

NUEVO DISCO DE YOKO ONO A SUS 85

NUEVA YORK.- YOKO ONO anunció que lanzará un nuevo disco a los 85 años, reivindicando que su mensaje de paz de toda la vida sigue siendo muy necesario en 2018.
En Warzone, que saldrá a la venta el 19 de octubre, Ono volverá a repasar sus canciones escritas desde 1970, concluyendo con Imagine, el legendario himno pacifista compuesto por su fallecido esposo, John Lennon.
“El mundo está tan desastroso… Las cosas son muy difíciles para todos”, dijo en un comunicado. “No es demasiado tarde para cambiar el mundo. Necesitamos a Yoko ahora más que nunca”, agregó una declaración de sus representantes.
yoko-ono-joven.jpg
La neoyorquina nacida en Japón aclaró que Warzone no será su última obra, y agregó que está trabajando en otro álbum.
Los 13 temas del disco, producido por su hijo Sean Ono Lennon, fueron arreglados nuevamente para poner en un segundo plano la música y en primer plano la voz de Ono, que bordea la declamación.
Junto con el anuncio, la también artista plástica lanzó una nueva versión de la canción que le da el título al disco, que apareció en el musical de 1994 “New York Rock” sobre su vida con Lennon.
En la versión de 2018, un elefante barrita y la percusión irrumpe como un arma de fuego, mientras Ono describe una escena violenta sobre ecos que reverberan. “Si me escuchas, ¡ayúdanos!”, concluye.
images.jpg
La carrera musical de Ono, crecida entre Tokio y Nueva York, estaba en pleno ascenso cuando conoció a Lennon y se convirtió en su segunda esposa.
La pareja usó su luna de miel para protestar contra la Guerra de Vietnam en una acción desde su lecho matrimonial.
Ono se ha mantenido activa en causas pacifistas y en la preservación del legado de Lennon después de que fuera asesinado frente a su apartamento en Nueva York en 1980.
YOKO.jpg

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Aquí hay otras noticias que te pueden interesar:

La historia del METRO hecha cortometraje, Cinema 22 Mexicano hoy 28 de noviembre, 22:30 hrs.

EEUU contra Plácido Domingo

El Premio al Mérito Empresarial Restaurantero, la gala el 5 de septiembre

Recuperan diarios robados de Lennon

BERLÍN.– La Fiscalía de Berlín informó de la detención en la capital alemana de un hombre sospechoso de intentar comerciar con “valiosos” objetos personales de John Lennon robados en 2006 a su viuda Yoko Ono en Nueva York.

Berlin-John-Lennon-Yoko-Ono_EDIIMA20171120_0258_4.jpg

En un comunicado difundido por la policía y la fiscalía, el portavoz de la Fiscalía de Berlín, Martin Steltner, explicó que los objetos, entre los que hay gafas de Lennon, miembro fundador de The Beatles, y varios diarios escritos por el músico británico, fueron detectados en Berlín en 2014 y confiscados, aunque la detención del sospechoso no se produjo hasta hoy.

El hombre, de 58 años, es investigado por fraude y hay un segundo sospechoso que se encuentra en Turquía y no puede ser por el momento detenido, añadió.

La investigación continúa, por lo que los objetos confiscados seguirán en poder de las autoridades de Berlín.

download.jpg

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW / Rondero’s Medios

A la venta disco que Lennon firmó a su asesino antes de morir

NUEVA YORK.-El disco que JOHN LENNON autografió a su asesino horas antes de morir en Nueva York fue puesto a la venta por 1,5 millones de dólares, según informó la firma vendedora Moments in Time, la cual certificó la veracidad del álbum y la firma.
341-300x232.jpg
La copia del disco Double Fantasy fue firmada por Lennon unas cinco horas antes de ser asesinado por Mark David Chapman, indicó la prensa neoyorkina.
El ex miembro de The Beatles falleció en diciembre de 1980 por los disparos de Chapman, un fanático que estaba apostado a las puertas del edificio Dakota en Nueva York.
El LP fue localizado por un hombre en el jardín del edificio donde Lennon vivía con Yoko Ono, a un costado de Central Park, según detalló el vendedor. En la portada del disco, que se acababa de publicar ese mismo año, aparece John Lennon besando a Yoko Ono, y en el cuello de ella está el autógrafo del hombre.
El disco terminó en manos de las autoridades y se convirtió en una de las pruebas que utilizó la Fiscalía para incriminar a Chapman, quien fue condenado a cadena perpetua. Tiempo después lo devolvieron a la persona que lo encontró con una nota de agradecimiento, según recordó la firma vendedora, especializada en autógrafos, fotos y documentos históricos.
destacada_mark-chapman.jpg
Chapman, de 62 años, fue condenado a un mínimo de 20 años y un máximo de cadena perpetua y sigue recluido en la prisión de alta seguridad de Wende, en el estado de Nueva York.
Debajo una escena de la película protagonizada por Jared Leto, en la que interpreta magistralmente a Mark David Chapman.
lennon.jpg
CON INFORMACIÓN DE ANSA
TV&SHOW / Rondero’s medios

Yoko Ono, coautora de “imagine”

50 años del Sargento Pimienta

En medio de rumores sobre un destino incierto para la banda luego de la decisión adoptada meses atrás de no realizar más presentaciones en vivo, el legendario grupo británico THE BEATLES, sorprendió al mundo, el 1 de junio de 1967, con el lanzamiento de Sargent Pepper’s Lonely Hearts Club Band, su revolucionario octavo disco de estudio, que contenía innovaciones musicales, tecnológicas y artísticas que marcaron a fuego la cultura pop del Siglo XX.
Además de llevar al extremo las exploraciones sonoras iniciadas en Rubber Soul y Revolver, sus dos placas anteriores, el nuevo disco del cuarteto de Liverpool dio inicio a lo que se conoció como “art rock”, una comunión entre la música y otras ramas del arte, a partir de una presentación en images.pngdonde el hilo conductor de sus canciones y la tapa conformaban un único concepto.
Considerada una de las obras clave de la psicodelia, este trabajo también se constituyó en la perfecta banda sonora del incipiente movimiento hippie, que se concentraba especialmente en la ciudad estadounidense de San Francisco, gracias al clima que logra transmitir a través de sus canciones.
A pesar de tratarse de un disco en donde se radicalizaba el espíritu experimentador de Los Beatles, tal el caso de canciones como A day in the life, Being for Mr. Kite o Lucy in the sky with diamonds; Sargent Pepper’s Lonely Hearts Club Band también contaba con temas que podían agradar a un amplio público, como ocurría con el aire de vodevil de When I’m 64. en un guiño que lograba acercar a personas mayores a la música pop.
images.jpg
Grabado en los míticos estudios Abbey Road, a lo largo de cinco meses, la realización de este disco puso a prueba la inventiva del productor George Martin, quien debió apelar a diferentes trucos surgidos de su ingenio para satisfacer los insólitos pedidos de John Lennon y Paul McCartney, para lograr los sonidos buscados.
En un principio, el cuarteto integrado por Lennon, McCartney, George Harrison y Ringo Starr iba a grabar una placa basada en la infancia de ellos en Liverpool, pero las demoras en el estudio obligó a “sacrificar” material cuando hubo que lanzar las canciones Penny Lane y Strawberry Fields Forever como simple por presiones de la discográfica Emi.
La idea conceptual del álbum surgió mientras se ensayaba el tema que le da nombre al disco, cuando a McCartney se le ocurrió que toda la obra fuera presentada como si hubiera sido grabada por la banda del Sargento Pepper a la que aludía la letra.
Años después de su lanzamiento, el propio McCartney reconoció que la idea de hacer un álbum conceptual rondaba en su cabeza desde que había escuchado el disco Pet Sounds, de The Beach Boys, para muchos, el primero de este tipo.
39057d29cdacbe36eaab8bafb9de6c02.jpg
Aunque en Sargent Pepper...” el hilo conductor se pierde un poco a lo largo de la placa, el concepto se mantiene gracias al sonido del disco y a la inclusión de un “reprise” de la canción principal sobre el final, a modo de despedida.
Si bien el beatle más entusiasmado con el proyecto era McCartney, quien prácticamente se puso al frente de la banda en el estudio de grabación, fueron las cuatro composiciones aportadas por Lennon las que le darían su personalidad al disco.
La surrealista letra de Lucy in the sky with diamonds, la polémica canción inspirada en un dibujo realizado por su hijo Julian, cuyas iniciales aludían al LSD, la droga de moda del momento; el circo psicodélico sonoro de Being for the benefit of Mr. Kite; la inclusión de sonidos de animales en Good morning, good morning; y, especialmente, el collage de A day in the life, el tema más celebrado del disco, son la prueba irrefutable del papel jugado por Lennon.
Estos temas obligaron a George Martin a apelar a recursos inéditos como tomar una cinta de un organillo de circo, cortarla en pedazos y mezclarlas al azar para lograr la cacofonía sonora que puede oirse en Being for the benefit of Mr. Kite; o la decisión de convocar a una orquesta sinfónica a la que le pidió que cada músico tocara lo que quisiera, dentro de un rango determinado de notas, para lograr “un sonido que surgiera de la nada y llegara hasta el fin de los tiempos”, de acuerdo al vago pedido de Lennon para A day in the life.
Esta grabación se llevó a cabo en una memorable sesión, en la que se celebró una fiesta con la orquesta ataviada con máscaras y narices de payaso, exóticos humos y vestimentas de colores, y la presencia de invitados de todo tipo, entre los que destacaban figuras como Mick Jagger y Brian Jones, de The Rolling Stones, en una imagen que resume el clima de época.
BAA.jpg
Por su parte, McCartney, además de idear el concepto del disco, intensificó su búsqueda de perfil de “músico serio” con piezas como She’s leaving home, con sus arreglos de cuerdas y su adulta letra. Mientras que Harrison y Starr también tendrían sus momentos con la hindú Within you without you y el clásico With a little help from my friends, respectivamente.
Sin embargo, años más tarde, ambos músicos confesarían que se aburrieron “bastante” durante las sesiones, debido a que era poco lo que tenían para tocar, habida cuenta que el gran trabajo del disco pasaba por la consola de sonido en la etapa de post-producción, una zona monopolizada por Martin, McCartney y Lennon.
El otro aspecto revolucionario del disco estuvo marcado por su presentación, con una legendaria portada en la que sobre una foto realizada por Michael Cooper, con los Beatles personificando a miembros de la banda del Sargento Pepper, como si fueran sus alter-egos, el artista Peter Blake armó un collage con imágenes de diversas figuras, entre las que destacaban políticos, filósofos, deportistas, humoristas y artistas.
Así convivían en la portada el boxeador Sonny Liston, el pensador Karl Marx, el escritor Oscar Wilde, la diva Marlene Dietrich y el músico Bob Dylan, entre otros personajes surgidos de un listado armado por los propios Beatles. Una labor para la cual el departamento de legales de la compañía Emi debió obtener permisos especiales para usar esas imágenes, en algunos casos tras arduas negociaciones.
A pesar de todo, los Beatles aceptaron la recomendación de Emi de prescindir de la imagen de Jesús y de Gandhi, para evitar conflictos con la Iglesia Católica y con la República de la India.
Sgtpeppergatefold.jpg
Celebrado hasta el paroxismo por el público y la crítica al momento de su lanzamiento, la placa se convirtió de inmediato en una referencia para toda la música pop, al punto que proliferaron discos inspirados tanto en sus sonidos como en la portada, tal el caso de Their Satanic Majesties Request de The Rolling Stones o la paródica We’re only in it for the money de Frank Zappa and The Mothers of Invention.
Prueba irrefutable del impacto que el disco tuvo resulta el hecho de que se afirma que millones de británicos y estadounidenses son capaces de precisar qué estaban haciendo cuando lo escucharon por primera vez, un fenómeno que generalmente ocurre ante una gran tragedia o un hecho determinante en la historia de la humanidad, como la llegada del hombre a la Luna.
Sin embargo, en su etapa más iconoclasta, el propio Lennon se encargó de derribar el mito cuando al ser consultado sobre el tema sentenció: “Pepper fue una cima, pero a mí me gusta más el Álbum Blanco porque allí está mejor reflejada mi música”.
CON INFORMACIÓN DE ANSA
TV&SHOW / Rondero’s Medios

El autógrafo faltal de Lennon

Dale clic a la imagen para verla en su tamaño original

NUEVA YORK.- Un álbum de John Lennon autografiado por el mismo exBeatle para Mark David Chapman, el hombre que solo horas después de conseguir la firma lo asesinó a balazos ante su residencia en Nueva York, está en venta por 1.3 millones de dólares.

Double Fantasy, el álbum de su regreso al trabajo después de un período dedicado a la paternidad de su segundo hijo Sean, es ofrecido por la californiana Moments in Time (momentsintime.com), una casa de subastas especializada en la venta de manuscritos y documentos históricos, autógrafos, fotografías firmadas y objetos que pertenecieron a personas famosas.

033-Mark-David-Chapman-victima-John-Lennon.jpg

Lennon, recuerda el sitio de Moments in Time, firmó el álbum a pedido de su asesino cinco horas antes de ser asesinado el 8 de diciembre de 1980 en la puerta del Dakota, el célebre edificio del Upper West Side de Manhattan donde el música vivía junto a Yoko Ono.

La copia de Double Fantasy, con las huellas digitales de Chapman, se la llevó originalmente un jardinero que lo halló en una maceta frente al Dakota.

hijodeputa.jpg

El álbum se hizo famoso gracias a las imágenes, que entonces dieron la vuelta al mundo, en las que se ve a Lennon mientras le firmaba el disco a su futuro asesino.

El anónimo afortunado poseedor del álbum decidió venderlo 19 años más tarde, en 1999, a un comprador privado, siempre a través de Moments in Time.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW / Rondero’s Medios

Filme de Lennon, a 35 años de su muerte

A 35 años del homicidio de John Lennon, en uno de los días más tristes no sólo en el mundo de la música sino también para millones de seres humanos que abogan por la paz, el ex beatle, ave de tempestades, es recordado por Netflix en la película In His Life: The John Lennon Story (2000, dirigida por David Carson), situada a lo largo de ocho años en la juventud del cantautor, de los 16 a los 23 años, desde que vivía con su tía Mimi Smith.

A lo largo de la cinta protagonizada por Philip McQuillian, aparecen algunos rasgos clave en el adolescente Johnn, luego del abandono por su padre,  la doble pérdida de su madre (primero en otra familia y luego en un accidente), su presentación a McCartney en el Salón de la La iglesia de San Pedro, su cortejo y el matrimonio con su primera esposa, Cynthia (Gillian Kearney), la pérdida de su mejor amigo Sutcliffe, el nacimiento de su hijo Julian, y la popularidad inicial de los Beatles en Alemania.

4162051_640px

Incluye locaciones clave en la vida de Lennon en Liverpool, como la casa real donde creció, la Iglesia de San Pedro (donde conoció a McCartney), el Colegio de Arte de Liverpool, la Caverna y la Quarry Bank High School, donde era un estudiante, así como numerosos espectáculos musicales por donde pasaron los Beatles.

Un día como hoy, pero de 1980, Mark David Chapman, un texano que escuchaba voces y solía consumir drogas, le pegó cinco tiros a Lennon, luego de haber pronunciado su nombre a la entrada del edificio Dakota, de Manhattan.

El cantante regresaba a su casa con su esposa Yoko Ono del estudio de grabación de Record Plant. Eran las 10:49 de la noche cuando una limusina los dejó delante de la entrada del edificio, donde Chapman se había pasado el día charlando con el portero y otros fans. “¡Señor Lennon!”, dijo Mark al verlo aquella noche. Y, antes de que el cantante se diera la vuelta, le disparó a boca jarro. A continuación, cogió el ejemplar de El guardián del centeno que había comprado aquella misma mañana, y empezó a leerlo.

Tras ser detenido dijo: Estoy seguro que la mayor parte de mí es Holden Caufield (protagonista del libro de J.D. Salinger). El resto debe ser el diablo“. Chapman fue condenado a cadena perpetua. Primero, estuvo en la cárcel de máxima seguridad Attica State Prison, pero, desde el 2012, está en el correccional Wende de Alden, en el estado de Nueva York. Ha intentado obtener la libertad condicional en ocho ocasiones, la última el año pasado, y, en el 2016, volverá a pedir la revisión de su condena. Chapman tiene 60 años de edad.

Rondero’s Medios / Por Roberto Rondero