Harvey Weinstein apela su sentencia de 23 años y pide un nuevo juicio

NUEVA YORK.-El ex magnate y todopoderoso de Hollywood HARVEY WEINSTEIN apeló su condena de 23 años de prisión y pide un nuevo juicio.

En las 166 páginas de apelación presentadas, los abogados de Harvey Weinstein se quejan de que a su ayudante no se le ha dado un “juicio justo” y critican duramente al juez James Burke por permitir el testimonio de cuatro mujeres cuyos cargos no resultaron en acusación criminal: fueron escuchadas “sólo para mostrar a Weinstein como abominable”, se lee en los documentos.

Burke -según la defensa del ex productor- también es “culpable” de no permitir que Weinstein llamara a un detective del NYPD en el estrado de testigos que había estado directamente involucrado en la investigación y había escuchado de una mujer que probablemente había mentido sobre haber sido abusada sexualmente por el ex jefe de Miramax. La lista de críticas a Burke es larga e incluye el hecho de que no debería haber permitido al jurado deliberar sobre la violación en tercer grado en relación con un incidente de 2013. La fiscalía de Manhattan respondió a los cargos con una breve nota: “Responderemos en la corte”.

Weinstein fue declarado culpable en febrero de 2020 de acto sexual criminal en primer grado y violación en tercer grado: un total de 23 años de prisión, incluyendo 20 años por agredir a Miriam Hailey, una ex asistente de producción en Project Runway, y tres más por la violación en tercer grado (relaciones sexuales no consensuadas) de Jessica Mann. Los jurados lo absolvieron de dos cargos más graves de “agresión sexual depredadora”, al tiempo que se comprobaba haber también violado a la actriz Annabella Sciorra a principios de la década de 1990.


Su fallo fue la culminación del caso que estalló en 2017 cuando el New York Times y The New Yorker lo llevaron a la fama, descubriendo un escándalo aparentemente de dominio público en el mundo del cine. La condena de Weinstein fue una victoria para el #MeToo que ahora sigue a detalle el nuevo capítulo de la batalla en los tribunales.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Harvey Weinstein es juzgado culpable de violación: de 5 a 25 años de prisión

NUEVA YORK.HARVEY WEINSTEIN fue declarado culpable de dos cargos y no de otros tres en el juicio por violación.

Los veredictos de culpabilidad son por acto sexual criminal de primer grado y violación de tercer grado.

De los tres veredictos de inocencia, dos se referían al cargo más grave, agresión sexual predatoria, que implicaba una posible sentencia del ex productor a cadena perpetua. Seis mujeres testificaron contra Weinstein en el juicio de Nueva York, pero el caso del fiscal se basó en las denuncias de solo dos de ellas, la ex asistente Miriam Hailey y la aspirante a actriz Jessica Mann, mientras que el resto serviría de apoyo.

Weinstein también deberá responder a las denuncias de violación y acoso sexual en un tribunal de Los Ángeles.

eeuu-696x385.jpg

Harvey Weinstein enfrenta de cinco a 25 años de prisión por el cargo más grave por el cual fue declarado culpable por el jurado, el acto sexual de primer grado basado en las acusaciones de Miriam Haley.

El ex productor de 67 años enfrenta hasta cuatro años de libertad condicional por la violación en tercer grado de Jessica Mann, la segunda acusación por la cual se emitió un veredicto de culpabilidad.

Otra mujer violada por Roman Polanski, ahora francesa, lanza un “Yo acuso”…

PARÍS.– 44 años después, Valentine Monnier no pudo callar más. Y convencerla de que hablara fue la última película de su atacante en la vida real, el cineasta Roman Polanski. “Tenía solo 18 años”, dice Valentine, cuando Polanski la violó, “con extrema violencia”. Ella era una joven fotógrafa, modelo, ocasionalmente actriz. Hoy, en Le Parisien, lo cuenta todo.

“En 1975, escribió en un texto después de pedir repetidamente el apoyo de figuras como Brigitte Macron o la ministra Marlene Schiappa, “fui violada por Roman Polanski. No tenía conexión con él, ni personal ni profesional, y apenas lo conocía. Fue de extrema violencia, después de un descenso de esquí, en su chalet en Gstaad, Suiza. Me golpeó, me llenó de golpes hasta que me opuse a más resistencia, luego me violó y me hizo sufrir. Tenía solo 18 años “.

¿Por qué el último trabajo de Polanski, J’accuse, la ha empujado a salir? Después de haber recibido siempre respuestas evasivas o impotentes desde un punto de vista judicial dada la prescripción de los hechos, decidió revelarle todo a Le Parisien: “El retraso de la reacción no significa que haya olvidado, dice, la violación es una bomba para relojería: la memoria no se borra, se vuelve fantasma y te persigue, te cambia insidiosamente. El cuerpo a menudo termina siendo afectado por lo que la mente ha mantenido separada, hasta que la edad o un evento ocurre antes de la memoria traumática”.

download.jpg

En la película, Polanski escenifica el error judicial por excelencia, la historia del capitán Alfred Dreyfus: “es sostenible, con el pretexto de una película, escondiéndose detrás de la Historia, escuchar a J’accuse ser contado por el que lo marcó , mientras que a usted, la víctima, le está prohibido acusarlo?”

Hija de industriales alsacianos, Valentine decidió en su momento ir a celebrar a las montañas con amigos, invitados de Polanski. Valentine dice que Polanski le preguntó muy claramente si quería tener sexo con él en un paseo en telesilla. Ella dijo que no. Luego, por la noche, cenó con él en un restaurante del que volvería por la pista con antorchas. En el chalet, Polanski la llamó y cuando salió al rellano comenzó su furia: golpes, golpes, una píldora que la hizo tragar antes de violarla: “Estaba totalmente en estado de shock, pesaba 50 kilos. Polanski era pequeño pero musculoso y 42 años, en el apogeo de su fuerza: ganó en dos minutos. Luego llegó la disculpa de la directora, llorando, con su promesa de no decir nada.

Polanski, de 86 años, fue condenado en 1977 por agresión sexual infantil en los Estados Unidos, un país en el que aún no puede regresar. Su esposa, Sharon Tate, fue asesinada por un culto dirigido por Charles Manson en 1969 en los Estados Unidos mientras estaba embarazada. Actualmente vive en Francia con su última esposa, la actriz Emmanuelle Seigner, con quien tuvo dos hijos.

1ce9c26cbb42a07a636d849360654c0e.jpg

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Otras notas que te pueden interesar:

CON LETRA GRANDE: “HERMANASTRA”, LA BELLEZA NO SIEMPRE ES BONITA

Nikolás Carreón presentó bajo su sello, su más reciente disco: “Gracias Los Ángeles”

El Fitness Couch Roberto Rondero Córdoba, en competencia este sábado 9

Inconsistencias en uno de los casos contra Kevin Spacey de agresión sexual

NUEVA YORK. – El hombre que acusa al actor KEVIN SPACEY por agresión sexual no encuentra el teléfono donde estaban las supuestas pruebas, muchas de las cuales son mensajes que, según los abogados de la estrella de American Beauty, demostrarían la inocencia del actor.

Spacey, ahora de 58 años, está acusado de agresión sexual contra una persona cuya identidad es mantenida en secreto, en un club, en Nantucket, Massachusetts, en julio de 2016. En ese momento, la supuesta víctima tenía 18 años.

El sitio de espectáculos Radar OnLine informó que el abogado Mitchell Garabedian, que representa al hombre que acusa a Spacey, le dijo al juez que no han podido encontrar el teléfono móvil en el que estaban las pruebas del supuesto delito. Ante la situación, el juez reiteró que el dispositivo móvil debía ser entregado como parte de la documentación debido a que en él se encuentran las evidencias del presunto incidente que se habría producido en 2016 en el bar en Nantucket.

download.jpg

El tribunal había ordenado al acusador que entregara el teléfono antes del 21 de junio de 2019.

En el texto de la acusación se explica que su cliente “ha buscado en todos los lugares donde podrían haberlo guardado y no lo encuentran”. De esta manera, el juez extendió el plazo de entrega hasta el 8 de julio y si llegada esa fecha no tienen el teléfono tendrá que comparecer para explicar por qué no es capaz de encontrarlo.

Los abogados de Spacey exigieron que se presentara el dispositivo como prueba ya que quieren intentar recuperar mensajes de texto que, tal y como aseguran, demuestran la inocencia del actor. Afirman que el hombre eliminó ciertos mensajes de su teléfono antes de enviar capturas de pantalla de las conversaciones a un oficial que investigó el caso en noviembre de 2016. A principios de este mes Spacey visitó un tribunal de Massachusetts donde se celebró una vista preliminar al juicio que lo enfrenta por una presunta agresión sexual en 2016. En ese momento sus abogados denunciaron que las pruebas en su contra fueron manipuladas.

Kevin.jpg

La presencia de la estrella en el juzgado fue inesperada, ya que no era obligatorio que acudiera a la audiencia.

Spacey defendió su inocencia ante el tribunal, que juzga la denuncia interpuesta por un joven que trabajaba como camarero en un bar de la isla Nantucket.

Spacey fue acusado en los últimos años en varias ocasiones de conducta sexual indebida.

El primero en denunciar el presunto comportamiento de Spacey fue el actor Anthony Rapp en octubre de 2017, cuando acusó al famoso intérprete de haber abusado de él en el apartamento del actor en Nueva York cuando el joven tenía 14 años. Esa denuncia llevó a Spacey a asegurar que no recordaba ese episodio, pero que si realmente tuvo lugar, le debía “la más sincera disculpa”.

El actor también está siendo investigado en Los Ángeles y en el Reino Unido por una decena de casos más de agresión sexual.

Kevin-Spacey.jpg

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW / Rondero’s Medios

Otras notas que te pueden interesar:

Para ir a la luna nada como la canción Brain Damage/ Eclipse, de Roger Waters

El Show de Graham Norton invadido por las estrellas de “X-Men: Dark Phoenix”

Un descontón más al cine mexicano: Adiós a las Diosas de Plata este año

WEINSTEIN, EL FIN DE UN IMPERIO

HOLLYWOOD.- De ser un intocable de Hollywood a convertirse en un apestado en la industria por las decenas de acusaciones de agresión sexual en su contra, la venta de The Weinstein Company el pasado lunes puso punto final al imperio empresarial y cinematográfico que levantó Harvey Weinstein.

5b086948a5c94.jpg
Si su vida se contara en una película, algo posible dado el gusto del cine por las historias “basadas en hechos reales”, el “biopic” de Weinstein tendría tres actos: el ascenso al altar “indie” con Miramax, la ambiciosa fundación de The Weinstein Company, y su hundimiento convertido en un depredador sexual a los ojos de la sociedad, a la espera de que los tribunales dicten sentencia.

Aunque el productor fue despedido de su propia compañía en octubre, al poco tiempo de conocerse sus escándalos sexuales, The Weinstein Company continuó con su hermano Bob Weinstein al frente, pese a que para entonces ya estaba herida de muerte.

Tras unas negociaciones tumultuosas con muchas idas y venidas, el fondo de inversión Lantern Capital Partners desembolsará 289 millones de dólares para hacerse con The Weinstein Company.

Los dos copresidentes de Lantern Capital Partners, Andy Mitchell y Milos Brajovic, no tienen experiencia previa en Hollywood, pero en un comunicado de prensa mostraron su interés por “pasar página y empezar de nuevo”.

Ambos formaban parte de un intento de compra fallido por 500 millones de dólares que lideró Maria Contreras-Sweet, quien fue responsable de la Administración de Pequeños Negocios entre 2014 y 2017 con el expresidente de EE.UU. Barack Obama.

El fracaso en marzo de este plan está en la base de la denuncia que el millonario Ron Burkle, a través de su fondo Yucaipa, presentó esta semana contra Lantern Capital Partners, a quienes acusó de fraude e incumplimiento de contrato en la adquisición de The Weinstein Company.

La productora de los hermanos Weinstein se declaró en bancarrota en marzo y, según las estimaciones de los medios estadounidenses, ahora cuenta con entre 40 y 50 trabajadores de una plantilla que llegó a tener alrededor de 150 empleados.

La vida y carrera de Harvey Weinstein no se han derrumbado como un castillo de naipes, ya que ni las cartas han quedado sobre la mesa tras semejante colapso.

Aunque parezca difícil de creer, no han pasado ni diez meses desde que se desvelaran las primeras acusaciones en contra de Weinstein, que darían pie a todo un terremoto feminista en Hollywood que, articulado posteriormente bajo el movimiento “Me Too”, señaló a otros presuntos agresores y acosadores sexuales como Kevin Spacey, Brett Ratner, Louis C.K., John Lasseter o Bryan Singer.

Las decenas de acusaciones en su contra ya han llevado a Weinstein a los tribunales de Nueva York, donde enfrenta seis cargos, pero el productor también tiene abiertas investigaciones por agresiones sexuales en Los Ángeles o Londres.

images.jpg
Con incontables frentes abiertos con la justicia, Weinstein pidió esta semana al Tribunal Superior de Los Ángeles que desestime la demanda que presentó contra él la actriz Ashley Judd, quien le responsabiliza, entre otros delitos, de acoso sexual y difamación.

Pero mucho antes de su descenso a los infiernos, Weinstein fue una figura fundamental para entender el cine estadounidense de las últimas décadas.

En 1979, Harvey y Bob Weinstein crearon Miramax, compañía que capitanearía el ascenso del cine independiente desde finales de los años 80 y que descubrió a genios del séptimo arte como Quentin Tarantino, un cineasta cuya carrera ha estado totalmente vinculada a los Weinstein.

El catálogo de Miramax podía presumir de cintas como “Sex, Lies, and Videotape” (1989), “Pulp Fiction” (1994) o “Clerks” (1994).

Miramax fue vendida a Disney por 60 millones de dólares en 1993, pero, tras diversos desencuentros con sus nuevos dueños, los Weinstein abandonaron Miramax para enfocar toda su ambición en The Weinstein Company, que fue creada en 2005.

Los problemas financieros y los tropiezos en la taquilla fueron algo más que puntuales en The Weinstein Company, que, no obstante, consiguió dos premios Oscar consecutivos a la mejor película gracias a “The King’s Speech” (2010) y “The Artist” (2011).

Entre los restos del naufragio de The Weinstein Company, que todavía debe dinero a artistas como Quentin Tarantino o Bradley Cooper, han quedo varadas y con grandes interrogantes sobre su futuro películas ya terminadas y pendientes de estreno como “The Current War”, protagonizada por Benedict Cumberbatch y Michael Shannon.

cronologia_harvey_weinstein.jpg

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Aquí hay otras noticias que te pueden interesar:

Con Letra Grande: “SECRETO MAXIMILIANO”, EDITORIAL GRIJALBO

Imagen Televisión estrena “ZUMBA” hoy 19.30 hrs.

El legendario Gene Simmons, bebida a base de marihuana, su nuevo negocio