“Dirty Dancing” tendrá secuela

NUEVA YORK.- El filme Dirty Dancing, de los estudios Lionsgate, tendrá una secuela, confirmó el sitio de espectáculos Deadline.

El CEO de Studio, Jon Feltheimer, confirmó la noticia, asegurando que se trata de “uno de los secretos peor guardados en Hollywood”.

“Será exactamente el tipo de película romántica y nostálgica que los fanáticos de la franquicia han estado esperando y que la han convertido en el título de biblioteca más vendido en la historia de la compañía”, agregó Feltheimer.

La película de 1987 fue protagonizada por Patrick Swayze como el instructor de baile Johnny Castle, quien encuentra el amor al darle clases a la veraneante Frances Baby Houseman (Jennifer Gray).

Según los informes, Gray protagonizará la secuela y la producción ejecutiva. Swayze murió a los 57 años en 2009 de cáncer de páncreas.

La película original dio origen a otros proyectos, incluyendo dos series de televisión, un musical y la película de 2004 Dirty Dancing: Havana Nights.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

El último borrador de Truman Capote de “Breakfast at Tiffany’s”, fue subastado por 378 mil libras

NUEVA YORK.- Con abundantes correcciones del mismo Truman Capote, el último borrador de la recordada película Breakfast at Tiffanny’s, fue subastado en Sotheby’s por la suma de 378 mil libras, más del doble de la estimación inicial.

Holly Golightly, con la célebre sonrisa de Audrey Hepburn, ha sido uno de los personajes más distintivos de la historia del cine durante casi 60 años. ¿Habría sido lo mismo si, en lugar de llamarse así, la heroína de Breakfast at Tiffany’s hubiera respondido al nombre más prosaico de Connie Gustafson? El último borrador mecanografiado del cuento de Truman Capote que inspiró la película de Blake Edwards del mismo nombre muestra que la irresistible Holly fue bautizada in extremis, en vísperas de la impresión.

El mayor cambio que surgió de las 93 páginas mecanografiadas es el del nombre del protagonista.

Según el experto en literatura de Sotheby’s, Gabriel Heaton, un Gustanfson no tendría el mismo impacto duradero que Golightly: “Podría funcionar para una joven novia que escapa de sus obligaciones maritales en un pueblo rural de Texas, pero se hunde cuando es atacada. a una chica del mundo en Manhattan “. Uno que, en palabras de Capote, tenía que ser “un símbolo de todas esas chicas que vinieron a Nueva York y que por un momento dan una vuelta al sol. Quería salvar a una de estas chicas y preservarla para la posteridad”.

Y la posteridad así lo determinó. De esa delgada novela del entonces escritor amigo de Harper Lee, de 30 años de edad, Blake Edwards dibujó una comedia romántica que permaneció intemporalmente gracias a Hepburn, su collar de perlas y los “pequeños vestidos negros” de Hubert de Givenchy, pero también por el nombre de Golightly, que significa “ir a la ligera”, al igual que su dueño que, entre un gato y un croissant, ha estado navegando por la Nueva York de los años 40, siempre con hambre de vivir.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios