Con el deceso de Eduardo Moreno Laparade, sobrino de “Cantinflas”, culminaron 20 años de litigios

Por años el rostro de Eduardo Moreno Laparade, sobrino de Mario Moreno Cantinflas, quien falleció la tarde este sábado a consecuencia de haber contraído el Covid-19, ocupó repetidamente espacios en los espectáculos por los dimes y diretes en el conflicto legal en contra de Mario Moreno Ivanova por los derechos legales de las películas del cómico mexicano, litigio que finalmente ganó.

Moreno Laparade quien fuera periodista, había sido sometido a una traqueotomía y fue intubado.

La noticia fue dada a conocer en redes sociales por el actor y productor Jorge Ortiz de Pinedo, quien en su cuenta de Twitter, lamentó la sensible pérdida del sobrino de “Cantinflas”.

Eduardo Moreno Laparade era hijo de Eduardo Moreno Reyes, hermano de Mario Moreno Cantinflas, y quien fungió como su apoderado legal por más de 45 años.

Tras la muerte de su padre, Moreno Laparade asumió el mismo puesto que le valió un largo y desgastante pleito legal contra Mario Moreno Ivanova, hijo único de Canfinflas, por los derechos legales de los filmes del cómico mexicano. Pero en 2014, la corte concedió el fallo a favor del hoy difunto Moreno Laparade, como el titular de las películas de su tío.

Eduardo Moreno Laparade creó la Fundación Mario E. Moreno en honor a Cantinflas, y estuvo al frente de ella desde su conformación.

A Eduardo Moreno Laparade su tío, Mario Moreno Cantinflas, lo apodaba El Mariachi porque se la pasaba todo el tiempo a caballo en el rancho El Detalle, una de las propiedades que tenían en San Luis Potosí.

Hijo de Eduardo Moreno Reyes, quien fuera el apoderado de Cantinflas durante más de 45 años, siempre acompañaba a su padre y a su tío en los asuntos legales, sin sospechar que luego del fallecimiento de El mimo de México, el 20 de abril de 1993, se inscribiría en un pleito legal desgastante de más de 20 años en contra de su primo, Mario Moreno Ivanova, el único hijo de Cantinflas.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

El hijo de Cuauhtémoc Blanco fue eliminado de Masterchef 2020

Ya se había salvado y se la habían perdonado a Cuau, hijo del ex futbolista y hoy gobernador del estado de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, quien no dio una en su breve participación en MASTERCHEF, y fue eliminado por su platillo “Asado de bodas”, luego del veredicto de los jueces, los chefs Betty Vázquez, Adrián Herrera y José Ramón Castillo.

Durante la cuarta entrega del reality por Azteca Uno, se contó con la compañía del chef invitado Franco Noriega, quien visitó la cocina más famosa de México para compartir sus mejores consejos y conocimientos culinarios a los participantes con el objetivo de sobresalir en los difíciles retos y exigencias de los chefs.

Pare el reto de salvación de la noche, quedaron siete participantes que prepararon un “Caldo Rompecolchón” en donde los cuatro chefs explicaron la importancia en la preparación de la base principal que era el caldo aunado a la caramelización de los ingredientes.  

En esta preparación los cocineros más destacados fueron Soldado Esquivel con su propuesta “La Negra” y Atilana con el “Caldo Tamiahua”, recibiendo una “estrellita” de parte del Chef Herrera y comentarios positivos en general. Los menos favorecidos fueron el de Salime, Cuau, Meche, Eubiel e Itzel quien terminó con un sentimiento que la llevó a las lágrimas al no lograr sobresalir como ella lo esperaba. En este reto la ganadora fue Soldado Esquivel quien se libra del reto final.

El momento de anunciar el “Reto de Eliminación” llegó, en esta dinámica cada uno de los participantes pasó al frente en donde un gran pastel los esperaba y en el interior de cada una de las seis rebanadas contenía un anillo en donde el color de éste definió el platillo que tenían que presentar. La temática fueron tres platos típicos para una boda.

Erubiel obtuvo la opción de Postre al igual que Meche; Itzel y Salime “Mole Blanco”; finalmente, Atilana y Cuau obtienen la preparación de “Asado de Bodas”.

La primera en presentar su platillo fue Itzel, obteniendo buenos comentarios aunque hubo algunos detalles al igual que la segunda Atilana; Salime logró muy buenos comentarios mientras que Cuau y Erubiel no lograron convencer el exigente paladar de los jueces; finalmente, Meche logra buenos comentarios aunque falta estética en su platillo.  

Cuau fue el cuarto participante en entregar su mandil y abandonar su sueño de continuar en la competencia de cocina. 

TV&SHOW/ Rondero’s Medios