“La Dolce Vita”, a 60 años de la obra maestra e inspiradora de Federico Fellini

ROMA.- Baste decir LA DOLCE VITA, obra maestra fílmica y de inspiración, para pensar en Italia, en la bella Anita Ekberg en la Fontana di Trevi y en el indolente y apuesto Marcello Mastroianni.

La Dolce Vita” es Italia en todo el mundo. El filme de Federico Fellini, que ganó la Palma de Oro en el Festival de Cannes con un jurado presidido por George Simenon, que logró el Oscar al Vestuario (Piero Gherardi) y otras decenas de premios internacionales, cumple 60 años y otros tantos de influencia cultural.

Está incluida en todas las clasificaciones de películas que hicieron la historia del cine mundial, y pese a una recepción negativa de la crítica, pedidos de censura eclesiástica y prohibición para menores de 16 años, es el sexto film más visto en Italia desde 1950 hasta ahora.

DOLVE VITADOS.jpg

Solo en el año de su estreno lo vieron 13.6 millones de personas, y las fotos de las filas fuera del cine fueron inmortalizadas en Divorzio all’italiana de Pietro Germi y Nuovo Cinema Paradiso de Giuseppe Tornatore.

El preestreno fue en cine Fiamma de Roma (hoy cerrado) en la noche del 2 al 3 de febrero, y en el Capitol de Milán el 5 de febrero: los silbidos cubrieron el sonido de los aplausos.

Según la leyenda, el maestro de Rímini recibió hasta escupitajos. La sconcia vita (La vida indecente) tituló el Osservatore Romano en un comentario anónimo (atribuido a Oscar Luigi Scalfaro, futuro presidente de la República).

Los jóvenes pensaron en un “filme del pecado”, de esos que se van a ver con un hermano mayor, mientras Fellini recibió en un solo día en Milán 400 telegramas que lo acusaban de ser comunista, traidor y ateo.

Escrito con Ennio Flaiano, Tullio Pinelli (y Brunello Rondi), fotografiado por Otello Martelli y con la célebre música de Nino Rota, el film producido por Angelo Rizzoli y Peppino Amato (después de que Dino De Laurentiis se fue), fue rodado en Roma entre la primavera y el verano boreal de 1959, entre la casa de Fellini -es decir Cinecittà- y varias locaciones en la capital.

DOLCE VITATERES.jpg

Via Veneto fue totalmente reconstruida en estudios, mientras la Fontana di Trevi: según la leyenda, la nórdica “Anitona”, Anita Ekberg, no tuvo problemas para permanecer en el agua gélida, mientras un Mastroianni recalcitrante tuvo que darse fuerza con bebidas alcohólicas.

Pero la gran protagonista del filme es Roma, aquella a caballo entre los años 50 y 60 donde se mueve Marcello (Mastroianni), un periodista que se ocupa de chismes mientras se ve frustrado en su ambición de ser escritor, atraído por la buena vida, la aristocracia y mujeres como la inquieta y aristocrática Maddalena (Anouk Aimee).

“El grotesco sacado a la luz por la mirada antropológica de Fellini se toma por un elogio acrítico de la Italia eufórica y mundana en las temporadas del boom. Una confusión debida al título azucarado del filme, cuya ironía fue superada por el escándalo”, escribió el crítico Óscar Iarussi en Amarcord Fellini, publicado para el centenario del realizador.

Sesenta años después, más allá de las escenas de culto y del imaginario que instaló, incluyendo varios neologismos (como “paparazzo”), está claro que el visionario Fellini anticipó una muy actual época de “fake news” y mezcla de crónica con chismes, además de crisis de las élites sociales y culturales cuyos decadentes ritos aristocráticos rozan lo patético.

images.jpg

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ RONDERO’S MEDIOS

Aquí hay otra noticias que te pudieran interesar:

¿Quiénes compiten contra Joaquin Phoenix para arrebatarle el Oscar?

Las mujeres en la industria fílmica tienen más participación que nunca

“Los Duques de Hazzard” cumple 40 años; los autos y la velocidad, sus protagonistas

Magna expo de Fellini en Rimini, previo al centenario de su nacimiento en 2020

RIMINI, ITALIA.- En vísperas de las celebraciones por el centenario de su nacimiento, programado para 2020 cuando se quitarán los velos en el Museo Internacional dedicado a él, Rimini recuerda a FEDERICO FELLINI con la exposición itinerante Exposición Fellini 100 y La dolce vita, que abrirá sus puertas el 14 de diciembre.

images.jpg

El Ayuntamiento en sesión extraordinaria dio luz verde al proyecto ejecutivo, el último acto del proceso para el Museo que se desarrollará entre Castel Sismondo, Piazza Malatesta y el Cinema Fulgor.

La exposición gira en torno a tres núcleos de contenido: el primero cuenta la historia de Italia a partir de los años veinte y treinta a través de la imaginación de las películas de Fellini; el segundo está dedicado a la historia de los compañeros de viaje del director, colaboradores reales, imaginarios, y el tercero a la presentación del proyecto permanente del Museo Internacional Federico Fellini.

FELLINITRES.jpg

Después de la exposición de Rimini, la exposición comenzará su viaje, deteniéndose en Roma en abril hasta junio de 2020, antes de cruzar las fronteras nacionales con exposiciones en Moscú y Berlín.

Gracias a la exposición Fellini 100 y La dolce vita será posible sacar a la luz material inédito adquirido por la administración municipal. Una sección, en particular, estará dedicada al Fondo Nino Rota, que contiene material sobre las 15 películas que vieron la colaboración entre el famoso compositor y Fellini, desde The White Sheikh de 1952 hasta Orchestra Trial de 1978.

Se exhibirá por primera vez una serie de cuadernos originales, en los cuales el colaborador historiador de Fellini expuso las indicaciones del Maestro con respecto a la música que debería haber acompañado y mejorado sus elecciones de dirección. Luego se exhibirán algunos cuadernos, incluidos los relacionados con La Dolce Vita, Otto e 1/2, Le notti di Cabiria.

FELLINI.jpg

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Aquí hay otras noticias que te pueden interesar:

“Ser natural”, el mejor secreto del cirujano plástico Salvador Franco

El Canal 22 incrementa su audiencia

La civilización maya en un golpe de tecla

“Federico Fellini en cuadros”, adelanto de celebraciones a cien años de su natalicio

ROMA.- El Instituto Luce Cinecittá presentará el proyecto Federico Fellini in frames en la próxima edición del Festival de Venecia, como adelanto de las celebraciones que tendrán lugar en 2020, cuando se cumpla el centenario del nacimiento del genial cineasta italiano.

Como si se tratara de una recomendación terapéutica, al igual que caminar 30 minutos al día, quienes asistan a la Mostra, del 28 de agosto al 8 de septiembre, recibirán cada día una “píldora” de Fellini para sentirse mejor. Con Federico Fellini in frames (Federico Fellini en cuadros) el festival se anticipa a los festejos del año próximo y celebra también al cine, porque las historias del director de Amarcord (1973) son sueño y magia plasmados en películas.

FELLINI.jpg

Estas “píldoras” que llevará el Istituto Luce a Venecia forman parte de su Archivo Histórico. Este año el homenaje es para el realizador oriundo de Rímini y es agradable pensar que a él le hubiese gustado esta “biografía en píldoras”: crónicas cinematográficas, galas de estreno, premiaciones, filmaciones de los detrás de escena y otras de él mientras trabaja en el set de rodaje.

Esos videoclips se verán en la sala antes de la exhibición de las películas de la Selección Oficial.

También se proyectará la restauración del filme El jeque blanco (1952), realizada por la Fundación Cineteca de Bologna en el marco del Proyecto Fellini 100, junto a Rti-Mediaset e Infinity.

FELLINICUATRO.jpg

Se trató de la primera película suya en absoluto, en la que el cineasta Michelangelo Antonioni fue coautor de la historia; el escritor Ennio Flaiano coautor del guión; Nino Rota de la música y el gran Alberto Sordi su protagonista (a propósito, en 2020 también se cumplen cien años de su nacimiento).

Además, en la sección Venezia Classici se exhibirá en concurso el documental “Fellini fine mai” (Fellini nunca termina) con el que Eugenio Cappuccio homenajea de manera no convencional al maestro de maestros con materiales de archivo de Teche Rai.

En el Festival de Venecia Fellini presentó su segunda película, I Vitelloni (Los inútiles, 1953), que se llevó el León de Plata al Mejor Director, y al año siguiente repitió el premio con La Strada.

En 1955 la crítica no recibió muy bien a Il Bidone (Almas sin conciencia), lo que lo convenció de no llevar más sus películas a Venecia e ir, en cambio, al Festival de Cannes, donde La Dolce Vita (1960) ganó la Palma de Oro.

Recién volvió en 1969 con Satyricon y luego con E la Nave Va en 1983.

En Federico Fellini in frames, en las 18 piezas de archivo, se encuentran las crónicas de la Mostra por la presentación de I Vitelonni y La Strada y los aplausos en Via Veneto, en Roma, por Notti di Cabiria (1957), con Giulietta Masina y Amedeo Nazzari. También se ven imágenes del rodaje de La Dolce Vita, con los recorridos de la pulposa Anita Ekberg desde el set hasta la Fontana di Trevi; el estreno en el cine Fiamma y finalmente, los aplausos en Cannes.

Se suman las postales de Estados Unidos, cuando se llevó el Oscar a la Mejor Película en 1964, y de Cinecittá, con las pruebas de Giulietta Masina y Sandra Milo para Giulietta degli Spiriti (1965); las pruebas técnicas en el set de La cittá delle donne (1980) y el doblaje con Oreste Lionello y Gigi Proietti para Casanova (1976).

En ese archivo hasta está la chica del anuncio del film jamás realizado, Duet Love (1969), con Fellini e Ingmar Bergman, que iba a ser producido por Universal.

En orden cronológico cierra Venecia: con la llegada del realizador italiano en lancha al Lido para la presentación de E la nave va.

FELLINITRES.jpg

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Aquí hay otras noticias que te pueden interesar:

LYNDA CARTER RECHAZA LAS CIRUGÍAS

FALLECIÓ LA ACTRIZ Y PRODUCTORA LOURDES DESCHAMPS

“I want to hold your hand”, 55 años de ser el sencillo más vendido de The Beatles

El genio de Fellini en magna exposición

PADUA – Shakespeare escribió: “somos parte del asunto de los sueños” y Federico Fellini es uno de sus mejores ejemplos. El director, dibujante, poeta, el hombre que a su esposa Giulietta Masina antes de ser operado, en 1993, el año del Oscar, dejó una carta en la mesita de noche en el hospital con la frase inicial: “Todavía un beso antes de ir a dormir”.

Fellini.jpg

FELLINI fue un artista de la imagen donde la realidad, las mil caras de la realidad, se convierten en visión de sueño y viceversa.

La carta a su esposa, protagonista de películas como La Strada, Giulietta degli spiriti o Ginger and Fred, con otro compañero de viaje en el campo del séptimo arte como Marcello Mastroianni, es una de las muchas piezas significativas que integra la exposición en Padua, desde esta día y hasta el 1 de septiembre (catálogo de Skira), dedicada a Fellini, el genio del cine nacido en Rimini el 20 de enero de 1920 y fallecido el 31 de octubre de 1993 en Roma, después de un ataque cerebral unos meses antes en su ciudad natal.

TRAILER LA DOLCE VITA:

La exposición, comisariada por Vincenzo Mollica, Alessandro Nicosia y Francesca Fabbri Fellini, y organizada por el Departamento de Cultura y con la colaboración de Rai y Rai Teche, titulada HACIA EL CENTENARIO. FEDERICO FELLINI. 1920-2020, comienza las celebraciones que recordarán los cien años transcurridos desde el nacimiento del director. 

Una exposición destinada no solo a rendir homenaje a uno de los protagonistas más conocidos del mundo del cine italiano, ganador de cinco Premios Oscar, para mostrar a través de los diversos signos de su obra, incluidas muchas obras inéditas, la complejidad humana y cultural, sino también para dar a conocer su trabajo a las nuevas generaciones con la esperanza de que una vez que salgan todos “tienen el deseo de ir a casa y ver una película propia”, como dice su sobrina Francesca.

download.jpg

El itinerario de la exposición abarca desde imágenes de la familia en Rimini hasta documentos de principios de la década de 1940 en Roma para revistas de teatro o comedias de radio, ahora con Marcello Marchesi, como “Primer trabajo”, ahora con Ruggero Maccari. Luego el cine es el maestro, con los documentos en Sceicco Bianco de 1952, con la escritura de la carta de Alberto Sordi o el plan de trabajo, el guión de Dolce vita de 1960, los contratos de Mastroianni y Anita Ekberg, las cartas de protesta de las asociaciones católicas contra la proyección de la película, los carteles de las muchas obras maestras, 8 1/2 o Amacord, la cabeza en papel maché de Satyricon, el modelo de “La nave va”, los papeles Salida de los archivos ministeriales de “revisiones preventivas”.

Están los trajes de Casanova, historia veneciana con Donald Sutherland; solo los recuerdos transmitidos en el monitor de quienes trabajaron con él, como Tonino Guerra. Hay casi 200 de los dibujos que Fellini ha creado durante su vida para dar cuerpo a sus personajes, sus fantasías, incluso eróticas en la eterna confrontación entre el hombre y la mujer: se titula una habitación “prohibida a los menores”.

c0d7e0ef1f56e026df603b57b7c33214--anouk-aimée-marcello-mastroianni.jpg

 “Lo que sé, dijo Fellini, es que quiero contarlo. Francamente parece ser el único juego que vale la pena jugar”.

FELLINI (1).jpg

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Aquí hay otras noticias que te pueden interesar:

Christina Aguilera traerá “The X Tour” a México los días 3, 5 y 7 de diciembre

JANE AUSTEN Y SUS HEROÍNAS SIN TIEMPO, BICENTENARIO LUCTUOSO

ADELGAZA EN 15 MINUTOS

LA DOLCE VITA, DE ORIANA FALACCI

ROMA.- Los secretos, la belleza y las debilidades de la Italia de la DOLCE VITA (Editorial Rizzoli), son algunas de las claves de los artículos publicados en aquellos años por una jovencísima ORIANA FALACCI.   

ORIANA.jpg
Oriana Fallaci in una foto di archivio che la ritrae durante il processo contro Pelosi per l’omicidio Pierpaolo Pasolini. La piu’ grande giornalista italiana, la prima italiana inviata ad andare al fronte (il Vietnam), scrittrice di dodici best seller tradotti in tutto il mondo, fiera oppositrice del fondamentalismo islamico sotto cui il mondo occidentale dopo l’11 settembre starebbe soccombendo: ad Oriana Fallaci è dedicato un nuovo progetto televisivo appena avviato. Due puntate sulla giornalista vittima dell’alieno, come chiamava lei il cancro che l’aveva colpita e uccisa il 15 settembre 2006. ARCHIVIO ANSA/CRI

La editorial Rizzoli acaba de recolectar algunas de las piezas más brillantes de los años 50 y 60 que la gran escritora y periodista florentina publicó en el semanario L’Europeo.

“En un país donde los negocios más complicados se cierran a menudo comiendo en un restaurante es obvio que la mesita de un café a la moda puede convertirse en la oficina de un estudio cinematográfico”, afirma en uno de sus artículos Fallaci.

Artículos que, leídos con la mirada de hoy día, son aún más interesantes quizá que en esa época, dada la capacidad de la periodista de ir más allá de la simple descripción de los sitios, los personajes y las anécdotas de la DOLCE VITA.
download.jpg

Fallaci es despiadada y liviana al mismo tiempo, en un libro literario-periodístico muy agudo, que logra divertir y al mismo tiempo invita a la reflexión sobre algunos rasgos de la Italia de esos años dorados.

Decir Dolce Vita es decir Via Veneto, la célebre calle llena de curvas del centro de Roma a lo largo de la cual la Italia del “boom” económico de esa época desplegó toda su magia.

De esta manera, la Via Veneto se convirtió en el símbolo del cine de esos años, de actores y actrices, escritores, artistas e intelectuales. Fue también el emblema de una Italia enriquecida, quizás efímera, que quería lucirse y mostrarse a un nivel más internacional.
En muchos de los artículos del libro la pluma de Fallaci ridiculiza a ese mundo y pone en evidencia las distorsiones, la ingenuidad, además del cinismo, de la Dolce Vita romana.

Desde Via Veneto, Fallaci pega el salto hacia algunos de los otros símbolos de la época, por ejemplo Cinecittá o la Capri veraniega, sin dejar de lado el Festival de cine de Venecia y -de más está decir- de personajes como los siempre presentes paparazzi.

Fellini, Visconti, Antonioni, Germi y Rossellini son algunas de las figuras que aparecen en las páginas del libro.

Todos estos lugares y personalidades permiten a la periodista “investigar” temáticas como la fama, la riqueza y los innumerables escándalos amorosos de esos años.

Quizá algunas de las páginas más bellas del libros son aquellas en las que la escritora retrata a algunos personajes de la época.
la-dolce-vita.jpg

Por ejemplo, una bellísima, gélida y racional Claudia Cardinale, que daba sus primeros pasos de la que sería una carrera imparable, o Alberto Sordi, quien era muy prudente tanto en administrar su dinero como sus amores.

En el libro también se asoma Vittoria Gassman, bello, culto y siempre perfecto, pero en el fondo -según se desprende de lo que escribe la autora- incapaz de divertirse.

Los detalles de las descripciones, incluso los que aparentemente son los más insignificantes, se entrecruzan con las reflexiones más profundas y con los hechos o eventos vinculados al cine, la cultura y los espectáculos.

Entre un perfil y el otro, el libro desemboca en el que es el relato más potente, centrado en Marcello Mastroianni, quien se rinde ante Fallaci y cuenta sin tapujos quién es realmente. El del gran Marcello fue un artículo que disparó gran admiración por la periodista italiana, hecho que al mismo tiempo tuvo para ella un precio muy alto: tras la publicación, el actor de La Dolce Vita no le dirigió nunca más la palabra.
CON LETRA GRANDE
CON INFORMACIÓN DE ANSA
TV&SHOW / Rondero’s Medios

Filme inédito de Fellini cobra vida

VIAREGGIO, ITALIA. – Una legendaria película jamás rodada por Federico Fellini, y que debía ser protagonizada por Marcello Mastroiani, cobra vida ahora en una muestra que incluye bocetos, pruebas de vestuario y entrevistas.

Se trata de IL VIAGGIO DI MASTORNA (El viaje de Mastorna), filme incompleto, y por eso eterno, del maestro italiano, que de hechoha sido “deconstruido” en la exposición El viaje de Mastorna. El sueño de un filme hecho puesto en escena.

Presenta 50 claquetas de director con escenas de la película, como si todo estuviese dispuesto para filmar; bocetos de vestuario y una banda sonora, además de una video-entrevista a Fellini, quien habla de su película jamás realizada, y una prueba actoral realizada al gran Marcello Mastroianni para el personaje de Mastorna, en el estudio 5 de Cinecittá.

El director de Amarcord y La dolce vita, entre otros clásicos del cine mundial, había empezado a pensar en esta película a inicios de los años sesenta. Escribió notas; diseñó escenarios y vestuario; esbozó el guión y llegó a hacer pruebas a los actores, aunque nunca concretó el proyecto.

012-federico-fellini-theredlist.jpg

Imagen: The Red List

UN DATO:

Los encargados de recrear los bocetos y la banda sonora fueron los alumnos de los cursos de escenografía y vestuario y de sonido del Centro Sperimentale di Cinematografia, que conserva parte de los materiales originales de ésta y de otras cuatro obras inconclusas –Paradiso Interno, Gesualdo Da Venosa, de Bernardo Bertolucci; Porno Teo Colossal, de Pier Paolo Pasolini; A la recherche du temps perdu, de Luchino Visconti e I Fiorentini, de Franco Zeffirelli- y ha decidido “dar vida” a aquellos guiones jamás filmados.

El primero de estos proyectos ejecutivos, que se muestran como listos para empezar a rodar, es el de Fellini, presentado como premier mundial en Viareggio.

La muestra, abierta hasta el 30 de abril en la Galería de Arte Moderno y Contemporáneo (GAMC) Lorenzo Viani de Viareggio, fue montado por el Lucca Film Festival y Europa Cinema, curada por Alessandro Romanini y Francesco Frigeri y producida por el Centro Sperimentale di Cinematografia de Roma. 

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios