Últimas notas

CREENCIA, DUDA Y FANATISMO

¿Es esencial tener algo en qué creer? Osho, uno de los hombres que ha cambiado el destino de la India, responde este cuestionamiento en “Creencia, Duda y Fanatismo” (Editorial Vergara, 186 páginas), libro que reflexiona en torno a la búsqueda de la verdad a través de la fe y las religiones, y cómo la necesidad de encontrarla, aunada a la falsa certeza de haber hallado la verdad, puede cegar a las personas al grado de sacarlas de su propio centro.

A lo largo de sus páginas, Osho invita a poner en crisis los credos personales, ya sean políticos, sociales o religiosos, para superar el miedo a lo desconocido y desarrollarse plenamente como persona.

De este hombre, considerado por el Sunday Times de Londres como ”uno de los mil creadores del Siglo XX”, desafía las clasificaciones. Sus miles de charlas cubren todo, desde la búsqueda individual del significado hasta los problemas sociales y políticos más urgentes que enfrenta la sociedad en la actualidad.

Los libros de Osho no han sido escritos, sino trascritos de las grabaciones de audio y video de sus charlas extemporáneas ante audiencias internacional. Tal como él lo expone: “Recuerden: lo que está diciendo no sólo es para ustedes…estoy hablando también para las futuras generaciones”.

…”La verdad, y sólo la verdad, libera. Todo lo demás representa una esclavitud, una carga. La verdad no se encuentra mediante un esfuerzo intelectual porque la verdad no es una teoría, sino una experiencia. Para conocerla hay que vivirla, y ahí es donde tropiezan millones de personas. Creen que si se aferran a una creencia, eso les servirá para encontrar la verdad. Al cabo, se afianzan a esa creencia, pero esa creencia no es la verdad. Es una teoría sobre la verdad, como si alguien hubiera fijado la verdad con palabras, escrituras, doctrinas, dogmas. Como si un ciego hubiera comenzado a creer que existe la luz o un hambriento lee un recetario y cree esto o aquello, pero no dejará de estar hambriento. No es esa la manera de saciar el hambre”.

Para Osho, “la verdad es un alimento. Hay digerirla, asimilarla; hay que dejar que circule por la sangre, que palpite con el corazón. La unidad del organismo tiene que asimilar la verdad. Las creencias nunca se asimilan, sino que persisten como un fenómeno inconexo.

“Alguien puede ser hinduista, pero el hinduismo no deja de ser un concepto intelectual. Otro puede ser cristiano o mahometano, pero esto no es parte orgánica de su ser. En el fondo, la duda permanece”.

Cuando se cuestiona ¿Crees en Dios?, Osho enfatiza: “No creo en creer. Es lo primero que tiene que entenderse. Nadie me pregunta si creo en el sol, si creo en la luna. Nadie me hace esa pregunta. He conocido millones de personas y durante treinta años seguidos he respondido miles de preguntas. Nadie me pregunta si creo en la rosa. No hace falta, pues es evidente está la rosa o no está. Sólo hay que creer en las ficciones, no en los hechos.

osho13.jpg

“Dios es la mayor ficción que ha creado el hombre; por tanto, tienes que creer en él”…

Por Roberto Rondero / Rondero’s Medios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: