Inclusión, prioridad en los Oscar

NUEVA YORK.– Cinco años después de la polémica sobre la exclusión de afroamericanos en los premios Oscar, la Academy of Motion Picture Arts and Sciences revoluciona los criterios de inclusión para su premio más importante, el de Mejor Película.

En la primera acción concreta para responder a las presiones para promover la diversidad en el mundo del cine, la Academia anunció que, a partir de la edición 2024 de la entrega de premios, para ser incluido entre los candidatos a la estatuilla más deseada, un film deberá responder a al menos dos de los cuatro estándares aplicables, tanto frente a la cámara como en bambalinas.

En junio pasado, los organizadores de los premios habían hecho un anuncio previo sobre la reforma y no explicaron cómo sería aplicada. En su momento, hubo muchos aplausos pero también críticas y se desataron nuevas controversias.

La actriz, productora y guionista Kistie Alley, definió a la decisión como “orwelliana” y dijo que es “una desgracia para los artistas de todo el mundo”.

También criticó hasta el exdirector de Inteligencia estadounidense, Richard Grenell, quien afirmó -sin fundamento y si bien es abiertamente gay- que los nuevos criterios demuestran que “los demócratas controlan Hollywood”.

Entre los nuevos estándares solicitados por la Academia, se prevé que al menos uno de los actores protagonistas pertenezca a una minoría étnica. Como alternativa, el 30% del elenco deberá estar integrado por dos mujeres, personas LGBT, otras minorías y/o discapacitados. La iniciativa está inspirada en aquella adoptada en 2019 por el British Film Institute.

“La idea es reflexionar acerca de la diversidad de la población global tanto en la creación de películas como en el público”, dijeron el presidente de la Academia, David Rubin, y la directora ejecutiva, Dawn Hudson. Ambos desean que los estándares “oficien de catalizadores para cambios duraderos y esenciales en la industria del espectáculo”.

En tanto, a partir de 2022, y luego en 2023, cada candidatura a Mejor Película deberá estar acompañada por una declaración de aceptación de los estándares, un primer paso para alentar a los estudios a pensar concretamente cómo ser más inclusivos. Luego, a partir de 2024, cada película deberá responder a dos de los cuatro estándares: minorías representadas en el elenco;, en la dirección creativa; en las oportunidades de prácticas y aprendizaje; en los equipos de marketing, de comunicación y de la distribución.

Estos nuevos criterios habían sido una promesa en junio, tras las protestas por el asesinato del afroamericano George Floyd por parte de la policía blanca de Minneapolis.

La decisión es parte de los pasos que Hollywood se comprometió a dar hace cinco años tras la polémica #OscarSoWhite por no haberle entregado el Oscar a Selma, el film de la afroamericana Ava DuVernay sobre las marchas por el derecho al voto de los afroamericanos y, más en general, sobre la escasa presencia de películas protagonizadas, dirigidas y producidas por minorías en las nominaciones.

David Rubin, presidente de la Academia y Dawn Hudson (CEO)

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero´s Medios

Ahora sí abrirá el Museo Oscar para 2021 con expo de Miyazaki

LOS ÁNGELES.– Varias veces pospuesto y fuera de presupuesto, el Museo Oscar diseñado por Renzo Piano, abrirá sus puertas a finales de abril del año entrante, con una exposición inaugural dedicada al gran cine de Hayao Miyazaki. 

Los problemas de construcción antes y después de la pandemia habían retrasado al Museo de la Academia de Cinematografía durante años. Ahora, salvo imprevistos, el corte de cinta en el distrito de Miracle Mile, programado para el próximo diciembre, se estima para el 30 de abril con la primera exposición temporal dedicada al animador japonés ganador del Oscar en 2003 por El viaje de Chihiro.

La exposición está organizada en colaboración con Studio Ghibli del que Miyazaki fue fundador junto con su colega y mentor Isao Takahata: presentará 300 objetos relacionados con las películas del cineasta, muchos de los cuales salieron de Japón por primera vez. También habrá proyecciones de las obras maestras de Miyazaki, considerado uno de los más grandes, si no el más grande maestro del cine de animación vivo.

“Honrar la gran carrera de este destacado artista internacional es la forma más adecuada de abrir nuestras puertas, un símbolo del propósito global del Museo de la Academia”, dijo el director Bill Keller. 

La muestra se organiza como un recorrido por siete secciones, cada una centrada en un tema de la obra del cineasta de 79 año,s que en 2014 fue galardonado con el Oscar a la trayectoria. Una sección está dedicada a la colaboración con Takahata que dio lugar a obras maestras para la televisión como Heidi, otra fascinación ejercida en Miyazaki por complejas estructuras verticales.

El museo de la Academia estaba originalmente programado para abrir en 2017. En febrero, la noche de los Oscar, Tom Hanks anunció una nueva fecha de corte de cinta: diciembre. Pero luego estalló la pandemia, lo que obligó a un nuevo aplazamiento. 

El edificio futurista diseñado por Piano se eleva a poca distancia de Lacma (Museo de Arte del Condado de Los Ángeles), cuyo Resnick Pavilion también fue diseñado por el arquitecto genovés. En el proyecto Piano, las dos almas del edificio coquetean, apenas tocándose, gracias a los pasillos aéreos que conectan el ala histórica, creada en la sede de los grandes almacenes May de 1939 transformada en espacios expositivos, y una “nave voladora” desde la quese sube a un teatro con mil butacas que lleva el nombre de David Geffen, que en el futuro debería albergar la noche de los Oscar.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios