Celebra 20 años de trayectoría César López “Le Chicharé” con el taller de StandUp y Comedia, ¡Para todo público!

Con 20 años en la comedia, CÉSAR LÓPEZ “LE CHICHARÉ” es garantía con su show de diversión, risas, humor e ingenio, en una carrera de resistencia que retribuye con la impartición de su taller STANDUP y COMEDIA, para todo tipo de público, tanto amateur como profesional, a partir del próximo 7 de mayo.

Quien se formara como actor en el Centro Cultural Virginia Fábregas, LE CHICHARÉ ha compartido escenario con diversos comediantes, entre ellos con quienes fueron sus maestros, Miguel Galván y Gustavo Munguía, a los que han seguido, entre otros, Javier Carranza “El Costeño”, con quien ha formado parte de La Cofradía de la Comedia, que reúne a una decena de compañeros para mejorar sus rutinas y compartir vivencias.

 

“El escenario te revitaliza, de quienes he recibido consejos y ejemplos en la comedia puedo decir que hay que perder nunca la humildad, porque de todos se puede aprender, es necesario reconocer los errores para no volver a fallar y para crecer. Mi cambio de mentalidad fue clave para superarme en esta profesión”, reitera el comediante, quien añade una frase que lo acompaña en el día a día: “Que hablen de tí aunque sea bien”.

Los temas a tratar en el Taller de Stand up y Comedia, que inicia el próximo 7 de mayo, de 19 a 21:30 horas, contempla una duración de 20 horas (martes y jueves todo el mes), en la calle de La Quemada 236, Colonia Narvarte.

TEMAS DEL TALLER:

  • Teoría de la Comedia
  • Stand Up Comedy
  • Herramientas de comedia
  • Improvisación
  • Activación creativa
  • Manejo de público
  • Delivery
  • Escritura de rutina de 10 minutos

UN DATO:

El costo del Taller es de $4,500.00, pero si se aparta el lugar antes del 30 de abril con la cantidad de $500.00, el costo total es de $4,000.00.

INFORMES:  6831 2039

EN REDES:

FACEBOOK       Le Chicharé

TWITTER           @lechichare

INSTAGRAM      Le Chicharé

PÁGINA             www.lechichare.com.mx

TV&SHOW / Rondero’s Medios

Aquí hay otras noticias que te pueden interesar:

CON LETRA GRANDE: El Dr. Jekyll y Mr. Hyde y otros cuentos

El thriller “Mesías”, ¿un falso profeta?, es la serie que inicia el año por Netflix

Diseña IPN nanofármacos para combatir enfermedades cardiovasculares

El nuevo periodismo “huérfano”, murió Tom Wolfe

NUEVA YORK.- Tom Wolfe, escritor estadounidense reconocido como el padre del “nuevo periodismo”, falleció a los 87 años.

Autor de libros como “The Kandy-Kolored Tangerine-Flake Streamline Baby”, “The Right Stuff” y “Bonfire of the Vanities”, el autor falleció en un hospital de Manhattan, confirmó su agente, Lynn Nesbit, quien precisó que Wolfe había sido hospitalizado con una infección.

El notable escritor, que había nacido en Richmond, Virginia, vivía en Nueva York desde que había sido contratado por The New York Herald Tribune en 1962.

Creador de “La hoguera de las vanidades”, la gran novela sobre Nueva York, está considerado uno de los padres del “Nuevo Periodismo”, una corriente periodística que contaba la realidad desde la riqueza de la literatura, con técnicas narrativas propias de la ficción, pero siempre respetando el rigor de los hechos.

Para el escritor y periodista, había cuatro premisas básicas para hacer más vívido un relato realista. “Construir el texto escena a escena como en una novela; usar la mayor cantidad de diálogo posible; concentrarse en los detalles para definir a los personajes y adoptar un punto de vista para relatar la historia”, aseguró alguna vez.

Su gran novela, “La hoguera de las vanidades”, salió a la venta en el otoño de 1987, el año del lunes negro de Wall Street, la época en que los homicidios se contaban por miles, la discoteca Studio 54 vivía su declive y Donald Trump ya dueño de su torre de la Quinta Avenida.

El debut en la ficción de Wolfe narraba la historia de McCoy, un joven y triunfador vendedor de bonos que una noche se pierde junto a su amante por el South Bronx, atropellan a un negro y huyen. A partir de ahí, empieza su caída libre y, en paralelo a ella, Wolfe retrata el submundo de la ciudad.

Al principio la novela no cayó nada bien, ya que se tomaba en tono de burla las cuestiones raciales entre negros y blancos, así como las miserias políticas.

“Tom Wolfe no deja prisioneros en su comedia”, decía la crítica de The New York Times, escrita por Christopher Lehmann-Haupt.

En una entrevista en 2014, el autor se animó a hablar sobre los efectos negativos que tuvo el Nuevo Periodismo en la profesión.

“El abuso de la primera persona del singular. Un fallo que yo mismo he cometido”, admitió. “A menos que seas una parte de la trama, creo que es un error escribir en primera persona”.

La historia narrativa de Wolfe comenzó al finalizar la escuela media. Estudió literatura y periodismo en la Universidad Washington and Lee, donde se graduó en 1952.

Tras un intento en el béisbol profesional, comenzó como colaborador en The Washington Post, Enquirer y New York Herald, donde afirmó haber comprendido la potencia de la no ficción, de la literatura basada en hechos reales.

libro-la-hoguera-de-las-vanidades-tom-wolfe--D_NQ_NP_245925-MLM25525994385_042017-F

 INFORMACIÓN ANSA

TV&SHOW / RONDERO’S MEDIOS

Otras notas que te pueden interesar:

GRINBERG Y SU FURIOSA SERENIDAD

Adiós Margot Kidder, Luisa Lane Superman

Veinte años sin Franklin Sinatra

Monchito, el otro niño fantasma del sismo del 85 y que el Presidente buscó

Monchito fue el niño fantasma del sismo del 85, antes de Frida Sofía, la niña que nunca existió y que mantuvo en vilo a la opinión pública nacional e internacional en la escuela Enrique Rébsamen de la CDMX, en el reciente sismo de 7.1 grados Richter, y que provocó una de las coberturas más extensas e ininterrumpidas de la telera nuestra y abierta de cada día.
POR ÓSCAR VELÁZQUEZ/ AGENCIA ANSA.- YO LO VIVÍ…La noche del 18 de septiembre de 1985, Luis Ramón “Monchito”, pasó la noche en aquella vecindad del centro, ubicada en La Merced, propiedad de su abuelo, donde días más tarde quedaría enterrado bajo los escombros del terremoto… O al menos eso se creyó.
No fue sino hasta el 4 de octubre cuando la prensa nacional e internacional comenzó a darle difusión a la historia de “Monchito”. El País fue uno de los medios que siguió la noticia con especial interés. Esta fábula llamo la atención de la prensa internacional, tanto que hasta la esposa del embajador de Los Estados Unidos, la señora de John Gavin. se mantuvo al tanto, así como grandes personalidades del mundo político y de la sociedad.
FANTASMA.jpg
El mismo presidente Miguel de la Madrid dio órdenes estrictas de que no cesara la búsqueda y rescate de Monchito; la sociedad mexicana buscaba una noticia de esperanza y fe, tras aquél doloroso terremoto que se llevó la vida de cientos de personas.

Sucede que Ángel Arias, reportero del diario Ovaciones, quien cubría la fuente policíaca ante la magnitud de la tragedia, lo enviaron a reportear zonas afectadas. Un día, por razones no aclaradas, no cumplió una orden que tenía en agenda. Le hablaron de la redacción pasa solicitar su nota que serviría para la versión vespertina de este diario, uno de los de mayor circulación en la época.

Habló a un colega para que le pasaran un “tip” sobre las zonas afectadas, y le dijeron que un niño de nombre Luis Ramón “Monchito”, junto con su abuelo, estaban sepultados en su casa ubicada en el barrio de La Merced. El reportero, para no ser suspendido, puso a trabajar su instinto inventivo…de periodista.

Su nota “Monchito habla con 2ª de Ovaciones” le valió la portada, noticia que nadie reportó en otros periódicos. Su editor le pidió que continuara con esta gran nota. Su inventiva fue más allá hasta charlar con el abuelo de “Moncho”, quien le declaró que estaban vivos y sobreviviendo, porque comían galletas que habían encontrado y tomado su orina para hidratarse.

Ante esta serie de artículos, dignos de obtener el Premio Nacional de Periodismo, concentró la atención de los cuerpos de rescates de aquel año, y apresuraron a remover los escombros, pero cuando terminaron esta labor, sin importar cuántas maniobras se hicieron, Monchito nunca apareció.
La búsqueda cesó el 11 de octubre y con ella se difuminaron las esperanzas de la familia, de los amigos, de los vecinos… de la sociedad.

“Hasta donde supimos los reporteros que cubrimos la nota, el supuesto padre lo único que deseaba era rescatar una caja fuerte que había dejado olvidada. El tal Monchito nunca existió”. Así fue la gran “mentira” del “Niño fantasma del 85” y a su abuelo.
*32 años después la niña Frida Sofía, es otro fantasma mediático…
TV&SHOW / Rondero’s Medios