La realizadora italiana Lina Wertmuller, recibió a los 91 años el Oscar honorífico

LOS ÁNGELES.- La realizadora italiana LINA WERTMULLER, de 91 años, recibió anoche en Los Ángeles un Oscar a su trayectoria, otorgado durante los Governors Awards de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood.

1280x720_cmsv2_cb252b15-f3ce-58be-935a-8761d952c36f-4256754.jpg

Wertmuller no perdió su gracia e ironía, transformando la gala en un divertido “happening”. Sobre todo cuando bromeó con Isabella Rossellini, hija del realizador Roberto Rossellini, quien estuvo sobre el escenario vestida de violeta y causó la reacción de la cineasta, evidentemente supersticiosa, que hizo varias veces el gesto de los cuernos ante las risas del público.

Presentaron el reconocimiento a la primera mujer candidata al Oscar por la dirección, en 1976, sus colegas Greta Gerwig y Jane Campion. Luego la celebraron en el escenario, sorpresivamente, Rossellini y Sophia Loren.

LINA.jpg

Lina Wertmuller, que tenía a su lado a su hija Maria Zulima Job, tomó la palabra y con ironía subrayó que “hay que cambiar el nombre a esta estatuilla. ¿Por qué Oscar? Llamémoslo con un nombre de mujer, llamémoslo Anna”.

En la ceremonia realizada en el Hollywood & Highline Center fueron premiados por su trayectoria también David Lynch, Geena Davis y Wes Studi.

img2.rtve.jpg

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Aquí hay otras noticias que te pueden interesar:

Lo que le sucedió en la cama con Liam Hemsworth, no se lo guarda Miley Cyrus

El cantante regio Jerónimo Sada tiene en “Mariachi de autor” su onceavo disco

Aretha Franklin, pericia caligráfica del testamento

Murió a los 75 años Max Wright, el popular actor de la serie ochentera “Alf”

HOLLYWOOD.- Este día TMZ dio a conocer la muerte de MAX WRIGHT, el popular actor que de la serie ochentera Alf, una de las favoritas de la televisión, compañero de aventuras y buen humor del célebre personaje de otro planeta.

De acuerdo con el portal de espectáculos, el histrión conocido por interpretar a Willie Tanner en la sitcom, murió en su casa de Hermosa Beach, California a los 75 años.

En 1995, diagnosticaron con linfoma a Wright: cáncer en el sistema linfático, contra el que luchó casi 24 años.

willietanner.jpg

A través de redes sociales, los usuarios lamentaron el fallecimiento del popular actor de Alf, Max Wright.

La esposa de quien encarnó por cuatro temporadas a Willie Tanner en la serie, Linda Ybarrondo, falleció en 2017 por cáncer de mama. Estuvieron casados desde 1965 y tuvieron dos hijos, Daisy y Ben.

En junio 2016, falleció Michu Meszaros, quien interpretó al personaje principal de la sitcom, ALF (siglas en inglés de Forma de Vida Alienígena). Tenía 76 años.

 

 

alf.jpg

Según el portal TMZ, Wright había luchado contra el cáncer durante años. Fue diagnosticado con linfoma en 1995, pero había estado en remisión durante buen tiempo.
Si bien es reconocido por actuar en la serie furor de los 80, también trabajó en programas como Buffalo Bill, Cheers, Misfits of Science, Dudley y Norm.

 

a68faef8b58d737941610b5723b19532.jpg

Además protagonizó una gran cantidad de películas: All That Jazz, Reds, The Sting II, Soul Man, The Shadow, entre otras.

En total, el actor tenía más de 60 filmes desde 1974.

download.jpg
CON INFORMACIÓN DE ANSA

La comediante Kathy Griffin llamó “idiota y nazi” a Donald Trump

NUEVA YORK.- La comediante estadounidense Kathy Griffin consideró que el presidente Donald Trump es “un idiota y un nazi en el Salón Oval”, al que le tiene mucho temor.

Reconocida por su humor irónico y ofensivo con personajes famosos, la actriz de 56 años tuvo una breve aparición en el programa The Project, de Network Ten, pero le bastaron para disparar una serie de ataques contra el presidente norteamericano.

“Tengo miedo de este tipo”, dijo en referencia a Trump, a quien consideró un “presidente accidental.  Estuve bajo una investigación federal durante dos meses por tomarme una foto con una máscara”, recordó en referencia a la polémica que provocó hace algunos meses, cuando protagonizó una sesión de fotos en la que sostenía la cabeza decapitada y ensangrentada del jefe de la Casa Blanca.

“Me excomulgaron de mi propio país haciendo una gira mundial”, dijo Griffin, que está iniciando un tour por Australia. “Voy a considerarlo un imbécil y nazi… Los estadounidenses están asustados por llamarlo nazi, pero él lo es”.

“Hay un nazi en la Oficina Oval”, reiteró. “Es un gran mentiroso y todos deberían deshacerse de él pronto, no violentamente. Votarlo para que se vaya”.

kathy.jpg

Griffin recibió miles de reacciones negativas a través de Twitter a principios de este año cuando se publicaron las fotos de ella con una cabeza cortada falsa de Trump, bañada en sangre.

Trump afirmó que esa imagen traumatizó a su hijo Barron de 11 años, pero Griffin dijo que el republicano la estaba utilizando como un “objeto brillante” para distraer al mundo de las investigaciones sobre la presunta vinculación de su campaña presidencial con Rusia.

Cuando Griffin protagonizó la polémica sesión de fotos con la cabeza decapitada, miles de usuarios reclamaron en Twitter que la comediante sea encarcelada por incentivar la violencia contra el presidente de la nación.

 La actriz describió entonces su proyecto, que subió en su cuenta de Instagram, como una “declaración pseudoartística”.

 Sin embargo, rápidamente salió a disculparse ante la avalancha de críticas recibidas. “Me disculpo sinceramente… soy comediante, me pasé de la raya, fui demasiado lejos. La imagen es muy perturbadora”, escribió en Twitter.

“He cometido errores en mi carrera, lo seguiré haciendo”, había considerado la actriz ganadora de dos Premios Emmy, que participó de filmes como Pulp Fiction (1994) y The Cable Guy (1996).

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW / Rondero’s Medios

Cuatro Décadas sin un genio llamado Groucho Marx

LOS ÁNGELES.-El genial humorista estadounidense GROUCHO MARX, de cuya muerte se cumplirán 40 años este sábado, fue -además de un actor desopilante, creador de un estilo inconfundible- un verdadero genio de los llamados “one-liners”, comentarios cáusticos que dejaban a su interlocutor preguntándose qué corno era lo que ese señor de bigotes negros, anteojos redondos y habano inacabable había querido decirle.
Dueño de una comicidad caótica, anárquica y surrealista, desde su legendaria afirmación de que “nunca pertenecería a un club que me acepte como socio”, Groucho Marx dejó a la humanidad un legado en forma de frases agudas e hirientes marcadas con su inconfundible sello de ironía, entre las que puede mencionarse una de las más famosas: “Nunca olvido un rostro, pero en su caso haré una excepción”.
Comediante inigualable, parangonable a Buster Keaton, Jacques Tati, Charles Chaplin o Laurel y Hardy, Groucho nació en Nueva York el 2 de octubre de 1890 con el nombre Julius Henry Marks, y falleció en Los Angeles el 19 de agosto de 1977, a los 86 años, afectado de una neumonía.
Ganador en 1972 de un premio especial del Festival de Cannes y en 1973 de un Oscar Honorario, este hijo de inmigrantes alemanes se hizo famoso como miembro fundamental de los Hermanos Marx, grupo dentro del cual parodiaba a un hombre de la alta sociedad, “decidor -según Georges Sadoul- de chistes de almanaque”, con un frac que le quedaba mal y un puro que nunca terminó de fumar.
Cínico, ingenioso, dueño de un amplio bagaje cultural, Groucho practicaba la verborragia, la ironía, los juegos de palabras y una sinceridad descarnada para socavar los cimientos, desestabilizar y revelar las miserias de una sociedad donde la hipocresía, el egoísmo y los intereses materiales llevaban la delantera.
“¿A quién va a creerle? ¿A mí o a sus propios ojos?”, “Esos son mis principios. Si no le gustan, tengo otros” o “He tenido una velada maravillosa, pero no ha sido ésta”, son algunas de las frases que escribió en su libro “Las cartas de Groucho”, en cuyo prólogo el escritor Arthur Sheekman -autor de diálogos en “Héroes de ocasión” o “Sopa de ganso” (Leo McCarey, 1933)- describió los rasgos más salientes de este “divertido insolente”.
“Dicen que Groucho es un personaje cómico porque dice descaradamente, y por supuesto con presteza, lo que nosotros podríamos pensar pero somos demasiado tímidos para decir. Esto no es verdad. Lo que realmente caracteriza a su insolente comicidad no es el descaro sino el ingenio”, escribió Sheekman.
Tanto en el teatro de variedades, donde se iniciaron, como en el cine, Groucho y sus hermanos Leonard (Chico), Arthur (Harpo), Milton (Gummo) y Herbert (Zeppo) poseían un gran poder de improvisación para satirizar sin piedad los puntos más negativos de la sociedad contemporánea, en sus aspectos sociales, económicos y políticos.
Groucho empezó su carrera artística en 1908, a los 18 años, como cantante en una compañía de teatro y luego, bajo la dirección de su madre (Minnie Marks) formó junto a sus hermanos varios.
Grupos como The Four Nightingales y Six Musical Mascots, antes de aparecer definitivamente en los años ’20 como los Hermanos Marx.
Desde 1912 aparecieron en breves comedias musicales o “Tab Shows”, con una fórmula que buscaba imponer la carcajada a través del caos, y su triunfo más resonante llegó en 1923, al presentarse en Broadway con la comedia musical I’ll Say She Is.
Seis años después fueron contratados por el productor de cine Walter Wagner y con él adaptaron para la pantalla grande sus espectáculos teatrales The Cocoanuts, filmada en 1929 por Joseph Santley y Robert Florey, y Los cuatro locos, dirigida en 1930 por Victor Heerman.
Groucho -que además era un escritor de finísima ironía y sentía una debilidad especial por las mujeres- impuso un formidable sentido de la irrisión verbal, que para el crítico uruguayo Homero Alsina Thevenet “podía introducir el caos en la ópera, en las carreras, en la historia del Oeste, en una intriga policial, con una fecundidad sólo comparable a los mejores ejemplos de la comedia muda clásica”.
“A pesar de los muchos chistes verbales de Groucho, los Marx ratificaron la noción de que la comedia cinematográfica, aún en el período sonoro, debía ser primordialmente visual, desde la vestimenta, los bigotes y las pelucas hasta la loca idea de hacer bajar de un taxi a 25 personas, sin dar explicaciones”, agregó Alsina Thevenet.
Una anécdota que los distingue ocurrió en 1936, cuando trabajaban en la Metro y subieron por azar al ascensor donde viajaba Greta Garbo: como la diva no saludaba, Groucho le levantó el sombrero, la miró de frente y le dijo: “Disculpe, la confundí con un tipo que conocí en Pittsburgh”, pero ella no contestó. Los filmes Una noche en la ópera (1935) y Un día en las carreras (1937), ambos dirigidos por Sam Wood, señalaron el comienzo de una nueva etapa y el fin del cuarteto, convertido en un trío al retirarse del grupo Zeppo.
Al terminar The Big Store (Charles Riesner, 1941), el grupo se separó y recién volvió a reunirse en Una noche en Casablanca (Archie Mayo, 1946) y Locos de atar (David Miller, 1949), donde una joven Marilyn Monroe tuvo uno de sus primeros papeles, pero la decadencia del trío ya era imparable.
Mucho después, en 1957, trabajarían separadamente en La historia de la humanidad, de Irwin Allen, pero luego sólo Groucho continuó en el cine, aunque en forma esporádica, para iniciar paralelamente una fructífera labor en radio y TV, donde trasladó su humor anárquico y surrealista al programa You Bet Your Life.
Al final de su carrera Groucho participó en forma solitaria en seis filmes -además coescribió el guión de otro-, entre los que se destacan El amor vigila (Richard Haydn, 1950), En busca de un hombre (Frank Tashlin, 1957), y Skidoo (Otto Preminger, 1968), su última película.
CON INFORMACIÓN DE ANSA
TV&SHOW / Rondero’s medios

JANE AUSTEN Y SUS HEROÍNAS SIN TIEMPO, BICENTENARIO LUCTUOSO

LONDRES.- JANE AUSTEN fue y seguirá siendo una de las figuras de mayor relieve de la narrativa inglesa, quien murió hace 200 años, un 18 de julio de 1817, dejando un vacío difícil de llenar.
JANE.jpg

En vida, sus novelas fueron publicadas anónimamente, pero para muchos hoy en día es una de las grandes escritoras de todos los tiempos.

Jamás se casó pero ello no impidió que escribiera con tanta sabiduría acerca del amor: desde Orgullo y prejuicio, Emma, La abadía de Northangel, a Razón y sentimiento, Parque Mansfield, Persuasión, y luego novelas incompletas como Sanditon, Lady Susan, y Los Watson.

JANE AUSTEN describió la época como una comedia humana y lo hizo con un arte tan profundo como para crear novelas sin precedentes por su formal perfección, equilibrio irónico y sabiduría en lo relativo a las diferentes exigencias del individuo y la sociedad.

De Austen dijo Virginia Woolf: “Cualquier cosa que ella escriba es completa, perfecta y calibrada. El genio de Austen es libre y activo. Pero, ¿de qué cosa se trata todo esto? De un baile en una ciudad de provincia, de parejas que se encuentran y rozan sus manos en un salón, de comidas y bebidas, y, en la cima del drama, de un jovencito abandonado por una muchacha y tratado gentilmente por otra. No hay tragedia, no hay heroísmo. Empero, por alguna razón, la pequeña escena se desplaza en un modo del todo desproporcionado en relación a su apariencia mesurada. Jane Austen es dueña de emociones bien profundas de cuanto aparece en la superficie: nos conduce a imaginar aquello que no expresa. En ella tienen lugar las cualidades perennes de la literatura. (The Common Reader, Hogarth Press, Londres 1925)“.
PREJUCIO.jpg

En estos días se celebra con su bicentenario entre grandes eventos en Inglaterra (que comenzó ya en enero los festejos), Europa y otros lugares.

Reimpresiones de sus libros y numerosos billetes nacionales de 10 esterlinas que la representan. Para quienes, en cambio, han pensado ver personalmente los lugares donde la escritora vivió, pueden programarse un tour para visitarlos.
Sense and Sensibility DVD cover.jpg

El recorrido incluye en pocos kilómetros toda la existencia de la escritora, desde el condado de Hampshire, Steventon, la ciudad en la que nació y vivió hasta los primeros días de 1801 (cuando fue obligada a trasladarse a Bath), Chawton, donde habitó en los últimos ocho intensísimos años de su vida en el ‘cottage’ que hoy es La Casa Museo de Jane Austen.

También Winchester, donde transcurrió, muy enferma, los últimos dos meses de su vida y cuya espléndida catedral custodia sus restos mortales en una tumba siempre repleta de visitantes.

Austen encantó a generaciones enteras con la ironía de su escritura que aún continúa emocionando.
                                                   CON LETRA GRANDE
CON INFORMACIÓN DE ANSA
TV&SHOW/ Rondero’s medios

LA PERRA DE MI VIDA

La perra Rita, la desastrosa Rita, es un pretexto para interrogarnos sobre nosotros mismos en LA PERRA DE MI VIDA (Editorial Malpaso, 103 páginas -incluye E-Book), escrito por el narrador, filólogo, historiador, productor y actor francés Claude Duneton (1935-2012), que habla del descubrimiento de la vida, de su crueldad, del egoísmo, de la lucha por la supervivencia en un mundo hostil, y, sólo de una forma solapada, de la ternura.

La ironía, el humor, la sensibilidad y la barbarie se mezclan de modo natural, como en la vida, aunque aquí lo hace a la luz del día, sin el disimulo de la educación urbana. La pupila de un niño sensible va captando y ejercitando la brutalidad, aprendiendo a distinguir el drama de su parodia, intentando, sin conseguirlo nunca, que su perra, él, su mundo, escalen un peldaño y alcancen ese paraíso burgués en que los peros tienen collar y sus dueños buenas maneras.

“Escribir sobre su perra podría parecer singular, pero he aquí el acierto de este texto breve e incisivo donde las palabras vibrantes desprenden amor y autenticidad”, ha referido Le Fígaro de este libro con prólogo y traducción de Antonio Soler.

…”Ah, mi Rita! Ella sí que pasaba de todo! Resultaba molesto cuando mi padre iba a la casa de alguien con aquel chiquillo que seguramente habría estado mejor en cualquier otra parte, en la cama por ejemplo, que allí, pegado a sus piernas, en medios de unas conversaciones que no eran para él, ¡y la puta perra! Mi padre andaba bien acompañado! ¡Ouïssi!. La perra entraba en las casas detrás de él”.

claude-duneton-e1471563630719
Foto: letrasexplicitas.com

CON LETRA GRANDE

TV&SHOW/ Rondero’s Medios