“La Jauría”, nada tan presente como la violencia de género en el mundo

NUEVA YORK.- La violencia ejercida contra las mujeres, en todas sus formas, junto con un reclutador de hombres agresivos que se hace llamar El Lobo, son la base argumental de la serie chilena LA JAURÍA estrenada por Amazon Prime.

Esta serie codirigida por la argentina Lucía Puenzo, le hace frente a uno de los temas más polémicos y urgentes que enfrenta el mundo: detener la violencia contra las mujeres en todas sus expresiones, desde el abuso verbal hasta su peor extremo: el feminicidio.

Basada en un caso real e España que se conoció en la prensa como La manada -porque de esa manera actuaron los cinco hombres que violaron a una joven y filmaron el hecho- la serie compuesta de ocho capítulos de unos 45 minutos en promedio, es un ejemplo de una idea interesante.

LA JAURÍA tiene un elenco de destacados actores, desde Daniela Vega (la protagonista de Una mujer fantástica, filme chileno que ganó el Oscar a Mejor Película Extranjera en 2018) hasta Luis Gnecco (quien protagonizó Neruda y El bosque de Karadima, entre otras). A esto se suma un productor ejecutivo como Pablo Larraín, director de filmes como Neruda, No, El club, Jackie y que en su rol de producción ha posibilitado cintas como Una mujer fantástica (de Sebastián Lelio) y la reciente ópera prima del talentoso Gaspar Antillo, Nadie sabe que estoy aquí.

LA TRAMA:

Se inicia con Blanca, una joven de 17 años que encabeza las protestas en su colegio católico, llamado Santa Inés, contra un profesor acusado de abuso sexual de varias de sus alumnas. En medio de ese conflictivo contexto, la desaparición de la joven y la posterior viralización de un video que muestra que es violada por varios hombres, desespera no sólo a los familiares de Blanca, sino a la comunidad educativa y a la sociedad en general.

Pero no se trata sólo de que el profesor o los agresores de Blanca son repudiables, casi todos los hombres en esta serie son abusadores –verbal o físicamente- corruptos, partícipes de actividades turbias (como la venta de bebés recién nacidos), apáticos o encubridores. Si esto se tratara de una distopía, como El cuento de la criada, donde un estado patriarcal totalitario ha sojuzgado a las mujeres y las ha obligado o aceptar un orden social de castas (donde las mujeres que aún conservan la posibilidad de engendrar son las criadas) se justificaría que los hombres funcionen como un bloque perverso, aunque en la novela de Margaret Altwood -que bien reflejó también la serie-, hay hombres que se apartan del mandato de su género y luchan para volver a una situación de igualdad de derechos entre hombres y mujeres.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

“El Swing del mono”, éxito musical del actor chileno Gustavo Becerra

CIUDAD DE MÉXICO.- En Chile es conocido como el comediante que apareció en un comercial hace 18 años, y que ha realizado campañas para una marca de  jugos durante todo ese tiempo, con más de 75 mensajes publicitarios grabados, en donde representa al Guatón de la fruta (en algunos países de Sudamérica, se le llama ‘guata’ al estómago que es prominente.

Pero GUSTAVO BECERRA es algo más que eso. Es un artista integral, completo, polifacético y divertido, entregado a la comedia, a la dirección, a la dramaturgia, un estudioso incansable de todo lo que tenga que ver con el arte escénico e incluso, un profesional de la música, con la que piensa conquistar México, gracias a su proyecto denominado SWING DEL MONO.

“Toda mi vida he amado la música y hasta tengo obsesión por las guitarras. Tengo nueve de colección y me han costado caritas, entre ellas tengo una joyita que es una guitarra sueca de una empresa y es del año 57. Debe haber unas diez en Chile y debe costar unos 2 millones de pesos. En mi vida no he tenido muchas cosas, pero siempre he tenido plata para comprarme una guitarra, y me endeudo y todo el cuento, pero no me duele”.

Luego de 28 “horas de vuelo” en las tablas, participando en obras como El Hombre de la Mancha y My Fair Lady, siendo dirigente del Sindicato de Actores, haciendo televisión, tocando con sus grupos (entre ellos, La Sonora Guatón), y tomando cuanto seminario, taller y curso se pueda, Becerra al fin tiene un espacio para armar y desarmar lo que quiera.

“De alguna manera, la música siempre ha formado parte de mi carrera, pero ahora quiero dedicarle más tiempo. De hecho, mi carrera de actor la pagué en parte con lo que ganaba cantando en restaurantes, más adelante cantaba en bares y hasta hoy día, en mis shows siempre hay música. 

“Es por eso que ahora necesito darle a la música el lugar que corresponde en mi vida. Estoy haciendo mi tercer intento de disco profesional, pero ahora con mayor madurez y además una sensibilidad más acorde con el resultado musical. Creo que es el trabajo más autentico que he hecho”.

“Estamos trabajando para llegar a México y que conozcan mi música, que es romántica y con una influencia musical entre Mont Laferte y los Ángeles Negros. Viajé  hace dos años y me enamoré de la Ciudad de México y de todo. Es un lugar donde todo pasa al mismo tiempo, dan ganas de vivir ahí. Creo que los chilenos estamos íntimamente ligados con México y obvio que seria una gran ventaja ser escuchado allá, ya que el mercado chileno es demasiado pequeño. Si se da la oportunidad, como estamos planeando, será maravilloso empezar por allá esta nueva faceta”.

Y es que a GUSTAVO BECERRA, le une con nuestro país una anécdota personal: “Luego de una separación amorosa, hace dos años, estaba yo en México el 2 de noviembre, para el Día de Muertos, y fue entonces cuando compuse Vida, una de las canciones puntales para mi nuevo trabajo, donde hago referencia directa a la ciudad y a esa celebración. Creo que sólo es una o intuición artística, pero es tan fuerte, que deseo que mi producción musical sea escuchada en tierra azteca primero, sería genial”, concluyó.

GUSTAVODOS.jpeg

 Por Óscar Velázquez

TV&SHOW / RONDERO’S MEDIOS

Otras notas que te pueden interesar:

ESTRENO DE “25 AÑOS DE CANAL 22”

TODO POR EL “BIENESTAR TOTAL”

The Walking Dead tendrá saltos temporales en su novena temporada

PUTAS ASESINAS, 13 relatos de desolación, humor y lirismo

En la nueva edición revisada de PUTAS ASESINAS (Editorial Alfaguara, 223 páginas), el escritor, narrador y poeta chileno ROBERTO BOLAÑO (1953-2005), mezcla emociones, sentimientos y una buena parte de autobiografía, con la ruptura puntual entre la tradición y homenaje a los maestros

LA TRAMA:

 “Ahora no hay tiempo para aburrirse, la felicidad desapareció en algún lugar de la tierra, y solo queda el asombro.” En esta frase, pronunciada por el protagonista de uno de los relatos incluidos en Putas asesinas, reside la esencia que atraviesa todo el libro. En él, Roberto Bolaño trata algunos de los temas que conforman su universo literario y que están, por tanto, entretejidos en los argumentos de sus obras más emblemáticas: la sexualidad; las vidas de seres comunes –como el propio autor o como sus lectores–, a medio camino entre lo extraordinario y lo cotidiano, entre la rebeldía y la vulnerabilidad; el poder subversivo de la literatura: el viaje como huida; la necesidad de develar lo incierto; la juventud; la violencia, y la lucha del desarraigado por encontrar un espacio propio en un lugar ajeno.
El mejor Bolaño, el que en 2001 ya se había consagrado como uno de los escritores en español más importantes del siglo XX, está presente en cada página.FRAGMENTOS. 

Buba
Para Juan Villoro

“La ciudad de la sensatez. La ciudad del sentido común. Así llamaban a Barcelona sus habitantes. A mí me gustaba. Era una ciudad bonita y yo creo que me acostumbré a ella desde el segundo día (decir el primer día sería una exageración), pero los resultados no acompañaban al club y la gente como que te empezaba a mirar raro, eso siempre pasa, hablo por experiencia, al principio los aficionados te piden autógrafos, te esperan en las puertas del hotel para saludarte, no te dejan en paz de tan cariñosos que son, pero luego enhebras una racha de mala suerte con otra y ahí mismo te empiezan a torcer el gesto, que si eres un flojo, que si te pasas las noches en las discotecas, que si te vas de putas, ustedes ya me entienden, la gente empieza a interesarse por lo que cobras, se especula, se sacan cuentas, y nunca falta el gracioso que públicamente te llaman ladrón o algo mil veces peor.”El retorno.
“Tengo una buena y una mala noticia. La buena es que existe la vida (o algo parecido) después de la vida. La mala es que Jean Claude Villaneuve es necrófilo”.
 Me sobrevino la muerte en una discoteca de París a las cuatro de la mañana. Mi médico me lo había advertido pero hay cosas que son superiores a la razón. Erróneamente creí (algo de lo que ahora me arrepiento) que el baile y la bebida no constituían la más peligrosa de mis pasiones. Además, mi rutina de cuadro y medio en FRACSA contribuía a que cada noche buscara en los locales de moda de París aquello que no encontraba en mi trabajo ni en lo que a gente llama vida interior: el calor de una cierta desmesura.

Pero prefiero no hablar o hablar lo menos posible de eso. Me había divorciado hacía poco y tenía treintaicuatro años cuando acaeció mi deceso. Yo apenas me di cuenta de nada. De repente un pinchazo en el corazón y el rostro de Cecile Lamballe, la mujer de mis sueños, que permanecía impertérrito, y la pista de baile que daba vueltas de forma por demás violenta absorbiendo a los bailarines y las sombras, y luego un breve instante de oscuridad.”

Gómez Palacio

“Fui a Gómez Palacio en una de las peores épocas de mi vida. Tenía veintitrés años y sabía que mis días en México estaban contados.
Mi amigo Montero, que trabajaba en Bellas Artes, me consiguió un trabajo en el taller de literatura de Gómez Palacio, una ciudad con un nombre horrible. El empleo acarreaba una gira previa, digamos una forma agradable de entrar en materia, por los talleres que Bellas Artes tenía diseminados en aquella zona. Primero unas vacaciones por el norte, me dijo Montero, luego te vas a trabajar a Gómez Palacio y te olvidas de todo. No sé por qué acepté. Sabía que bajo ninguna circunstancia me iba a quedar a vivir en Gómez Palacio, sabía que no iba a dirigir un taller de literatura en ningún pueblo perdido del norte de México.”
dae0eba7-b27c-43d4-a901-f1703884ad6a.png
DEL AUTOR:
ROBERTO BOLAÑO es autor de libros de cuentos (Llamadas telefónicasPutas asesinasEl gaucho insufribleDiario del bar, en colaboración con A. G. Porta, y El secreto del mal), novelas (Consejos de un discípulo de Morrison a un fanático de Joyce, en colaboración con A. G. Porta,Monsieur PainLa pista de hieloLa literatura nazi en América, Estrella distanteLos detectives salvajesAmuleto, Nocturno de ChileAmberesUna novelita lumpen2666El Tercer ReichLos sinsabores del verdadero policía y El espíritu de la ciencia-ficción), poesía (Reinventar el amorLa Universidad DesconocidaLos perros románticosEl último salvaje y Tres) y libros de no ficción (Entre paréntesis).
Está considerado una de las figuras más importantes de la literatura contemporánea en español. Fue galardonado, entre otros, con los premios Rómulo Gallegos, Salambó, Altazor, National Book Critics Circle Award y Ciudad de Barcelona.
Foto: Daniel Mordzinski
CON LETRA GRANDE
TV&SHOW / Rondero’s Medios

Muerte de Neruda, misterio sin resolver

SANTIAGO DE CHILE. – Un panel de expertos internacionales sesionará a partir del lunes en la capital chilena para resolver las dudas sobre la muerte del Premio Nobel de Literatura 1971, Pablo Neruda, ocurrida 12 días después del brutal golpe de estado de 1973.

Los médicos convocados son los españoles Aurelio Luna y Francisco Exzeberría; el francés Xavier-Jean Olivier y los daneses Marie Louise Kampmann y Niels Morling.

Además, los canadienses Debi y Hendrik Poinar; los estadounidenses Charles Brenner, George Sensabaugh, John Swartzbeg y el chileno-norteamericano Cristian Orrego. Junto a los especialistas chilenos Gloria Inés Ramírez, Leonardo Gaete, Andrei Tchermitchin, Cecilia Albala y Javier Domínguez.

El Caso Neruda se abrió en 2011 cuando el Partido Comunista y el sobrino del poeta, Rodolfo Reyes, interpusieron una querella para establecer la verdad sobre el deceso del autor del Veinte Poemas de Amor y una Canción Desesperada tras las revelaciones de quien fuera su chofer, Manuel Araya. El también guardaespaldas del vate lo acompañaba en la Clínica Santa María hasta donde fue llevado, según contó a ANSA el abogado del Partido Comunista, Eduardo Contreras, por razones de seguridad, pues el lunes 24 partiría al exilio en México luego que el presidente Luis Echeverría le ofreciera asilo político. Era de público conocimiento que Neruda sufría de cáncer a la próstata, motivo por el cual renunció como embajador en Francia y regresó a Chile para terminar su libro Confieso que he vivido.

Pero según lo muestran las últimas fotografías “no estaba en estado de caquexia”, es decir desnutrición y colapso muscular.

Contreras reconoce que a partir de la publicación en la revista mexicana Proceso de la entrevista a Manuel Araya donde sostiene que a Neruda lo mataron, el Partido Comunista revisó paso a paso las declaraciones del chofer, a lo que se sumaron las coincidencias con la muerte del ex presidente Eduardo Frei Montalva, también en la Clínica Santa María en 1982, producto de un schock séptico. El chofer contó a ANSA que Neruda le pidió a su mujer Matilde Urrutia que fuera a buscar algunas cosas a la casa de Isla Negra que se le habían olvidado por lo que la llevó hasta el litoral distante a unas dos horas de Santiago. Estaban allí cuando Neruda llamó por teléfono para decir que le habían colocado un calmante pero que se sentía muy mal.

Funerali-Neruda-1974.jpg

Regresaron de inmediato y a su llegada lograron ver un color violáceo en su abdomen, donde le habían colocado la inyección.

Llamaron al médico, quien dijo que lo único que podía servir era un medicamento que no estaba en el recinto hospitalario, por lo que fue a comprarlo a una farmacia distante del lugar. Pero Araya fue detenido en la calle bajo toque de queda y trasladado hasta el estadio Nacional, donde semanas después se enteró que su jefe había muerto. A 44 años de los hechos, el chofer dice sentirse “orgulloso de haber llegado a esta meta” que se propuso. “Me costó mucho dolor y una pena que no he podido superar por este crimen tan alevoso”, añadió.

El abogado Contreras aguarda con tranquilidad la verdad. “Que el país y el mundo conozcan la verdad en forma oficial, tal cual, buena o mala. Lo que no es posible aceptar es el olvido, y hacerse el loco. Aquí no hay ni ánimo de venganza ni revancha, este país nunca va a volver a ser el mismo si no sabemos lo que pasó”, indicó.

El abogado Rodolfo Reyes, sobrino del poeta y parte querellante en la causa, espera también confiado. “Pablo Neruda no puede hablar hoy con su pluma pero lo hará a través de su cuerpo”, advirtió. 

CON LETRA GRANDE

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW / Rondero’s Medios