Con Letra Grande

La autoconciencia del cuerpo, el caso de Nora

El aprendizaje no debería ser una experiencia sosa y lineal, no hay una fórmula generalizada para que todos aprendamos igual. Así lo planteó el doctor MOSHÉ FELDENKRAIS y lo dedujo cuando trató a una de sus pacientes llamada Nora. (La autoconciencia del cuerpo, el caso de Nora, editorial Grijalbo, impreso en junio 2005, páginas 179).

Nora era una mujer inteligente, educada e independiente que llevaba una vida normal, pero una mañana despertó con problemas motrices y de lenguaje. Posteriormente comenzó a presentar otras dificultades, no podía leer ni escribir.

En una clínica de Zúrich determinaron que tenía una lesión en el lado izquierdo de su cerebro. Los doctores tenían la esperanza de ver resultados positivos en su salud a la larga, pero no sucedió. La paciente tuvo algunas mejoras, pero seguía sin poder escribir ni leer. Su desplazamiento era torpe y perdía el sentido de la orientación hasta en su propia casa.

Ahí fue como el doctor Moshé hizo su aparición: fue contactado por la hermana de Nora para curarla de una vez por todas. Él aceptó tratarla sin garantizar algún resultado positivo, pero sí prometió dar lo mejor de sí en beneficio de Nora y sus familiares. Lo único que se sabía sobre su condición fue que su infarto cerebral era muy severo.

El doctor determinó el plan a seguir. Primero, fue descubrir el nivel de aprendizaje y la edad física a la que regresó Nora por culpa de la lesión y sobre ese punto trabajaría para mejorar su salud. El primer criterio que llamó su atención fue cómo trabajaba su cerebro con respecto a las funciones corporales. A un niño le toma tiempo controlar su cuerpo con diversas enseñanzas, lo mismo requiere un adulto que ha sufrido un accidente. «El aprendizaje de un niño dura muchos años; el reaprendizaje de un adulto con un trauma puede durar muchos meses».

Doctor Moshé Feldenkrais

Así comenzó tratamiento planteado

La fase inicial era recordarle al cerebro sus dos lados. Primero con ejercicios enfocados al lado derecho de su cerebro, así fue durante semanas, posteriormente trabajó con el lado izquierdo. Durante el proceso hubo recaídas ya previstas por parte del especialista.

La segunda fase fue un gran reto, los problemas visuales de la paciente. Ella no podía leer nada, aunque físicamente sus ojos se encontraban bien. No entendía lo escrito en las hojas como para pronunciarlo; sin embargo, sí captaba algunas frases. Recordaba palabras al azar con los ojos cerrados (las que pasaban por su mente) y efectivamente eran del texto que intentó leer con anterioridad y curiosamente eran las que se encontraban del lado izquierdo de las hojas. Con esto descubrió que sí podía ver, pero no comprender o asimilar lo que había visto.

Después se enfocó en la escritura, no fueron letras ni números, el trabajo se empezó con líneas sencillas. «La gente ignora de tal modo la manera como aprenden a hacer las cosas, que cree que darse cuenta de un esfuerzo consciente es indicación de que no son normales». Aquí nos refiere el Doctor Moshé sobre el aprendizaje que debería tener el ser humano; el aprendizaje debería ser más natural, relajado y agradable. Si no lo vemos como un esfuerzo será más fácil de comprender.

«Lo habitual es una sensación atávica; la mejoría es un conocimiento aprendido queda libertad de elección. Esta libertad es la prerrogativa principal del Homo Sapiens».

Un dato curioso. Nora recordaba que en su juventud le provocaba ansiedad llegar tarde a sus clases, aunque nunca pasó eso, fue una niña muy responsable, pero siendo una adulta siguió manifestando su ansiedad al llegar 30 minutos tarde a sus terapias.

El doctor Moshé Feldenkrais comparó el desarrollo de un niño con el trabajo que realizó con Nora. Lo manejó desde un punto terapéutico al que llamó «Realidad Objetiva», una realidad que mejoró notablemente a su paciente.

Al final, Nora pudo retomar su vida. Su reaprendizaje fue el adecuado para ser independiente y feliz… ¡Otra vez!

DATOS:

1) Moshé Pinchas Feldenkrais, nació en Slavuta, imperio ruso, el 6 de mayo de 1904 y murió en Israel el 1 de julio de 1984.

2) El doctor Moshé Feldenkrais creó el método Feldenkrais, un sistema que intenta restaurar el funcionamiento normal del ser humano, así como desarrollar sus habilidades mentales nuevamente. El Método se enseña en Europa y América.

3) Asociación Mexicana del Método Feldenkrais, A.C., página web: www.fedenkrais.org.mx

Por Saelim Fernando

Con Letra Grande / TV&SHOW

0 comments on “La autoconciencia del cuerpo, el caso de Nora

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: