Últimas notas

“Verdades Secretas”, final por todo lo alto

Esta noche por la telera abierta de cada día (Azteca 13, 21 horas), concluye la telenovela brasileña VERDADES SECRETAS y, con ella, una de las mejores producciones del género de este año, un ejemplo de que el melodrama, dotado de una realidad inminente, humana, repleta de claroscuros, bien concluida en cada secuencia, engrandece a la telenovela misma.

Ideal para que las y productores mexicanos así como escritores y adaptadores, se den cuenta de lo que los telévoros desean hallar en una historia, en VERDADES SECRETAS, con sólo 64 episodios, producción de Rede Globo, original de Walcyr Carrasco y María Elisa Berredo,con colaboración de Bruno Lima Pendo,  no hay buenos ni malos; todos, de una u otra manera, recibirán lo que han cosechado, unos por ambición, soberbia, egoísmo, y otros por mentirosos, infieles, adictos, ingenuos, estúpidos o aprovechados.

La adolescente Arlette -Letita, como le llama su ingenua progenitora-, se prostituyó con el famoso Book Rosa en el modelaje, y ahora es la hijastra del todopoderoso empresario Alex, quien conquistó a su madre con su galanura, todo con tal de tener a Letita en su cama de nuevo, a costa de lo que fuera. En VERDADES SECRETAS nada se ve falso, desde los besos y caricias, hasta los desnudos integrales, algo que no podría verse en las novelas mexicanas.

Diferencias:

“Verdades secretas”, con numerosas locaciones en Sao Paulo, atractiva fotografía y efectos sonoros y visuales, va al fondo de un libreto que así lo exige: en las escenas sexuales se ven los cuerpos, las pieles; los senos no se tapan con sábanas ni los glúteos se esconden entre las sombras, sin caer en lo grotesco, en esa línea tan fina como sutil del erotismo.

Discriminación, bullying, clasismo, de todo ello da cuenta “Verdades secretas”, que cuenta con un sólido reparto: Drica Morales, Camila Queiroz, Marieta Severo, Guiovanna Lovateli, Rainer Cadet, y en breve la actuación especial de la top model Alessandra Ambrosio. Todos contra todos, personajes más de carne que de paja, habitan en esta producción, en la que la moraleja de “Quien a hierro mata a hierro muere” está más viva que nunca.

Sexo, erotismo, inocencia, infidelidades, más acordes al mundo real que el clásico melodrama, hacen de Verdades Secretas una relajante opción en la telera antes del besito de las buenas noches. 

 

21eaj9l.jpg

Ver para creer. Telévoros: ¡Uníos!

Rondero’s medios / Por Roberto Rondero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: