Últimas notas

ZOMBIS, CANÍBALES Y OTRAS MUERTES

Lo único que le faltaba a la Ciudad de México ha llegado: “Zombis, caníbales y otras muertes” (Editorial Alfaguara), tercera y última parte de la novela escrita por José Luis Trueba Lara, en el que después de la muerte en vida de sus seres más entrañables y sus adversarios de la escuela, tres amigos siguen lucha contra los devoradores de carne humana.

“Lo que crea problemas al hombre no es la muerte, sino el saber de la muerte”, dice Norbert Elias en “La soledad de los moribundos”, en la nueva saga de Trueba, dividida en tres partes: “La santa muerte”, “Los cazadores” y “Huir”.

Entrevistado por El Sol de México, Trueba está convencido que esta novela y su saga las terminó “a tiempo, con precisión cronométrica”.

NO SE MUEREN TODOS

-José Luis, ¿estás convencido de haberle puesto el punto final a tu novela?

-Me da gusto haberla terminado a tiempo, llegamos al final y ya. La respuesta de los lectores ha sido maravillosa, en las redes me sugerían distintos desenlaces y personajes, algunas de estas propuestas aparecen en este libro, incluso una lectora me propuso por qué no incluir un zombie ‘regio’ y pensé por qué no un zombie charro. Los lectores han sido muy generosos con esta trilogía, pero estoy convencido que hasta aquí llegué, no hay ni habrá más secuelas, no da para más.

-¿Hay final feliz en este apocalipsis zombi que inunda el cine, la televisión y la literatura?

-No se mueren todos, por supuesto, pero algunos “sí se los carga el payaso”. La humanidad, con crisis o sin crisis, con virus o sin ellos, no se termina. Lo que sí es que no termina la historia tan bonito como una telenovela.

En una última nota para curiosos, Trueba explica: “En el momento en que empecé a trabajar en la tercera parte de esta novela no sólo necesitaba un final definitivo, sino que también requería una nueva visión de la ciudad y los sobrevivientes tras el triunfo de la muerte. Tenía que lograr algo parecido a lo que ocurre en las películas que han continuado la saga iniciada por George A. Romero, pues en ellas –permitáseme aventurar una hipótesis descabellada- sólo se muestran las distintas facetas del apocalipsis y los sobrevivientes: la idea de suponer que estos filmes ocurren en el mismo tiempo, pero en distintos lugares, siempre me ha parecido fascinante, aunque no sé si es verdadera”.

Con el libre albedrío del autor, en “Zombis, caníbales y otras muertes” está presente la Santa Muerte: “el culto a la Santa Muerte (en su versión de nota roja) me permitió resolver el segundo interrogante: los mejor dotados para sobrevivir al apocalipsis zombie) debía ser los narcotraficantes, los secuestradores y el resto de la fauna criminal que hoy habita en la Ciudad de México y el resto del país. Ellos, sin duda alguna, tenían que convertirse en los nuevos personajes. La solución estaba en el cine de Robert Rodríguez, en las películas donde actúan Michelle Rodríguez y Danny Trejo (“Del crepúsculo al amanecer”, “Machete”). A diferencia de muchas películas, donde la epidemia zombi es responsabilidad del ejército o de una corporación multinacional, en las poco más o menos 600 páginas que forman esta trilogía la causa de la epidemia nunca se explica”…

Por Roberto Rondero / Rondero’s Medios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: