Últimas notas

EL ORÁCULO DE LAS DIOSAS

De los libros-guía que valen la pena coleccionar (atesorar), se halla “El oráculo de las diosas” (Editorial Grijalbo, 318 páginas), escrito por la periodista chilena con estudios en psicología, Silvia Selowsky (“Símbolos y oráculos. Guía de autodescubrimiento”), en el que se descubre el potencial femenino cuyo hilo conductor son los 28 arquetipos femeninos más representativos de las culturas paganas, precristianas, orientales y occidentales.

Aderezado con igual número de cartas debidamente ilustradas, “El oráculo de las diosas” pretende, como lo señala su autora, “ser un incentivo a este movimiento del femenino consciente, ecológico y espiritual. Un apoyo y una invitación a participar de algunas de las técnicas, circuitos y procesos de transmutación que se describen o en las cosmovisiones sugeridas. Las deidades ayudan y estimulan en distinto periodos de la vida, en especial durante los cambios importantes”.

    DE GAIA A LAKSHIMI

“La matriz reproductora –indica Selowsky-, dar a luz junto al ánimo de protección y el laberinto como imagen de la totalidad, son características fundamentales del femenino. Aunque la diosa es una, se le concibe en innumerables formas. Todas las diversidades que irradian de su ser son fracciones de su poder y otras son emanaciones parciales. La diosa es una sola y muchas a la vez. Cuando todas sus manifestaciones se reúnen, representan el pleno poder del arquetipo. Su veneración era monoteísta y politeísta al mismo tiempo, puesto que era el principio. Esta diosa vive a través de muchas emociones en nosotras y a lo largo de nuestras vidas aprendemos a encontrarnos y experimentarnos en espacios desconcertantes, disímiles e inesperados”.

“Hallas tu divinidad interior es contacto con tu ser más alto , verdadero y valioso. Honrar la energía de la diosa, guiarte por esa fuerza instintiva e intuitiva te ayuda a descubrirte y ser auténtica”.

En “El oráculo de las diosas” desfilan, a la vista de la y el lector: Gaia (Dios primigenia), las vírgenes e incorruptas Artemisa, Atenea, y Vesta; las vulnerables y emocionales Hera, Démeter, y Perséfone; la diosa alquímica Afrodita; las de gran fortaleza personal Isis, Freya, Pachamama, Hilandera, Oya, Coatlicue, Amaterasu; las de la sanación Birgit, Flora, Yemanyá, Oshún, las diosas de la sombra Hécate, Inana, Lilith, Kali, Sekhmet, Pelé; las diosas de la compasión Kuan Yin, Tara, y la de la buena suerte, Lakshmi.

Por Roberto Rondero / Rondero’s Medios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: