Últimas notas

PIENSA COMO UN FREAK

Cómo ejercitar tu cerebro para demostrar que ningún tema está vedado, de los negocios a la filantropía, pasando por los deportes o la política, Steven D. Levitt y Stephen j. Dubner lo exponen en “Piensa como un Freak” (Ediciones B, 261 páginas), un libro revolucionario de los autores de “Freakonomics”.

Levitt (profesor de Economía en la Universidad de Chicago) y Dubner (periodista en radio y televisión) han enlistado los pasos medulares para pensar como un freak: “Deja de lado tu brújula moral, porque es difícil ver un problema con claridad si ya has decidido qué hacer con él, toma una clase magistral en incentivos, porque, para bien o para mal, los incentivos gobiernan el mundo, aprende a convencer a quienes no quieren que se los convenza, porque ser bueno no basta para que para que uno se salga con la suya, y aprende a apreciar las ventajas de abandonar, porque no puedes resolver el problema de mañana si no estás dispuesto a reconocer el fracaso de la calamidad de hoy”.

¿QUÉ SIGNIFICA PENSAR COMO UN FREAK?

¿Cómo diablos vas a conseguir que todos tiren en la misma dirección cuando todos están pensando básicamente en sí mismos? Escribimos este libro para responder esa clase de pregunta. Nos da la impresión de que, en años recientes, ha surgido la idea de que existe una forma “correcta” de resolver un problema dado, y por supuesto también una forma “equivocada”.

“Esto conduce de manera inevitable a un montón de gritos y, por desgracia, a un montón de problemas no resueltos. ¿Puede mejorarse esta situación? Eso esperamos. Nos gustaría enterrar la idea de que existe una forma buena y una mala, una forma lista y una estúpida, una forma republicana y una demócrata. El mundo moderno exige que todos pensemos de manera un poco más productiva, más creativa, más racional; que pensemos desde un ángulo diferente, con un grupo de músculos diferente, con un conjunto de expectativas diferente; que no pensemos ni con miedo ni con favoritismo, que lo hagamos sin ningún optimismo ciego ni escepticismo amargo. Que pensemos como –ejemplo-, como un freak”.

Entre los capítulos de “Piensa como un freak” se encuentran: “Las palabras más difíciles, “¿Qué problema tienes?”, “Como un mal tinte, la verdad está en las raíces”, “Piensa como un niño”, “Como dar un caramelo a un niño”, “¿Qué tienen en común el rey Salomón y David Lee Roth?, “Cómo convencer a gente que no quiere ser convencida”, “Las ventajas de abandonar”, entre otros.

Por Roberto Rondero / Rondero’s Medios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: