Azteca Estudios, nueva unidad de negocios de Grupo Salinas

AZTECA ESTUDIOS es una nueva unidad de negocios de Grupo Salinas, conjunto de empresas de alto crecimiento, con tecnología de punta y comprometidas con la modernización de los países en que operan, bajo la administración de Patricia Jasin, VP de Azteca Estudios y TV Azteca Internacional.

Inaugurados en el año 2012 por Ricardo Salinas, dichos estudios fueron considerados desde su nacimiento como los más vanguardistas de América Latina, los cuales además de poseer un diseño arquitectónico único, cuentan con lo más innovador que existe en el mercado en cuanto a tecnología se refiere.

Azteca Estudios es un centro de producción con los más altos estándares internacionales que brinda servicios integrales de producción para la industria audiovisual, diseñados para atender las innumerables actividades que involucran las producciones de cine, televisión, publicidad, entretenimiento o eventos en vivo.

“Azteca Estudios pretende ser una verdadera ciudadela de producción audiovisual para concentrar en un solo lugar el 100 por cien de las necesidades que involucran una producción”, declaró Patricia Jasin VP de Azteca Estudios y TV Azteca Internacional.

Cuenta con 25,000 m² de servicios integrales, entre ellos: 12 foros, 6,500 m² de oficinas, 14 salas de post producción, 46 camerinos totalmente equipados, por mencionar algunos; concentrados en un privilegiado lugar en el corazón de la Ciudad de México que ofrece las mejores alternativas de movilidad.

Además, en alianza estratégica con el CEFAT (Centro de Formación Actoral), Azteca Estudios ofrecerá a sus clientes el acceso, en las mismas instalaciones, a una variedad de alternativas de capacitación y de talento artístico.

Este innovador desarrollo, único en toda Latinoamérica, es un espacio diseñado especialmente para la realización de producciones de excelencia y calidad. Con Azteca Estudios, Grupo Salinas refrenda su compromiso con la creación de prosperidad incluyente para cada vez más familias en México.

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

LA BIBLIA GODÍNEZ, para sobrevivir al apocalipsis de la oficina

Olvídate de actuar como un Godín para transformarte en un GOD-IN, y fijarás tus metas para santificar las fiestas laborales, para no desear a tu compañero de cubículo, evitar el mal del puerco y cómo a través de la avaricia te animarás a pedir un aumento.

mail.jpg

DEL AUTOR:

ÁLVARO GORDOA es Consultor en Imagen Pública®, actividad que ejerce asesorando a distinguidos miembros de los sectores político, empresarial y del entretenimiento, en las áreas de creación y modificación de su imagen pública. Cuenta, además, con estudios de maestría y doctorado en el tema.

Es rector del Colegio de Imagen Pública®, primera facultad de esta categoría en el mundo, en donde se estudia la Licenciatura en Imagología®, la Maestría en Ingeniería en Imagen Pública®, y diversos doctorados que pueden realizarse de manera presencial o a distancia.

CON LETRA GRANDE

TV&SHOW / Rondero’s Medios

Aquí hay otras noticias que te pueden interesar:

DESARROLLA IPN SIMULADOR PARA CONDUCIR SIN INFRACCIONES

GODÍNEZ, EL PODER DE LA QUINCENA

QUERIDO DINERO, ¡TE ODIO Y TE QUIERO!

BARTLEBY, EL ESCRIBIENTE: prefería no hacerlo…

Al escritor, poeta y ensayista estadounidense HERMAN MELVILLE (1819-1991), la historia literaria lo ha catapultado siempre por ser el autor de Moby Dick, historia de profundo simbolismo llevada al cine en varias ocasiones desde 1926, pero no por BARTLEBY, EL ESCRIBIENTE (Clásicos B, 79 páginas), su mejor obra, escrita en 1853 pero intemporal hasta nuestros días, un relato enigmático que sigue suscitado distintas interpretaciones.

download.jpg

LA TRAMA:

La rutina de una oficina judicial de Wall Street empieza a desacomodarse cuando se incorpora Bartleby, un nuevo copista que en un principio parece el empleado ideal. Metódico y rigurosos, hay un contraste muy marcado entre él y Nipper y Turkey, los otros escribientes, algo disipados, que manchan con tinta los documentos y tiene repentinos cambios de humor.

Pero cuando el jefe le da una simple orden, Bartleby, imperturbable, responde que “preferiría no hacerlo”. Y esa desobediencia serena trastoca por completo el clima de la oficina.

UN DATO:

A lo largo del tiempo la rutina de una oficina se ha modificado pero mantiene sustancialmente lo que llega a ocurrir en la ubicada por Melville. Hay giros humorísticos, toques de absurdo, algo de nihilismo y la mirada compasiva hacia ese personaje de una soledad absoluta, que se planta frente al mundo con su apacible sedición.

Pero también es una historia que conmueve, abruma, y por momentos los lectores pueden sentirse identificados en algún momento en su vida laboral. Un relato que trasciende la era digital y cibernética, porque simple y llanamente, se trata de personas.

CON LETRA GRANDE

Por Roberto Rondero / TV&SHOW