“Las nueve vidas de Ozzy Osbourne” comienzan esta noche por A&E

A&E estrena esta noche a las 22:50 horas, LAS NUEVE VIDAS DE OZZY OSBOURNE, una producción original sobre el legendario músico, ícono del heavy metal, que narra la extraordinaria vida y carrera de esta leyenda de la música.

Bajo el sello de Biography -la franquicia ganadora del Emmy que destaca a las personalidades y eventos de interés periodístico con puntos de vista reveladores y contundentes, fuente concreta y definida de algunas de las narraciones de no ficción más exitosas de nuestro tiempo sobre historias reales-, este especial de A&E de dos horas, sin filtros y contado en primera persona, celebra a una de las estrellas más importantes del rock a través de entrevistas exclusivas y material de archivo que profundizan en las etapas de la vida de Osbourne y la increíble carrera de este ícono de la música.

Durante más de cinco décadas, OZZY OSBOURNE, conocido como el ‘padrino’ del heavy metal y apodado El Príncipe de las Tinieblas (The Prince of Darkness), ha personificado la rebelión del rock and roll. Con entrevistas exclusivas con Ozzy mientras reflexiona sobre las muchas fases de su vida, LAS NUEVE VIDAS DE OZZY OSBOURNE traza la historia del músico a lo largo de distintas etapas: desde su infancia en la pobreza en Birmingham, Reino Unido hasta su tiempo en prisión; su vínculo temprano con la música y cómo Los Beatles le “cambiaron la vida”; su nombre como vocalista y líder del grupo de metal Black Sabbath, uno de los períodos más duros de su vida luego de la separación de su primera mujer, la muerte de su padre y la expulsión de la banda; su exitosa carrera como solista en la que fue ganador de un Grammy; sus graves problemas con las drogas y el alcohol, hasta erigirse como uno de los estadistas más veteranos del rock y un adorable padre de la televisión en el siglo XXI.

Como un gato, con nueve vidas, siempre aterrizando de pie e impulsándose hacia un mayor éxito, y casi muriendo varias veces en el camino, esta BIOGRAPHY de dos horas explora cómo Ozzy se ha reinventado continuamente a sí mismo y a su carrera para impulsarse hacia un mayor éxito a través de nueve etapas -vidas- categorizadas en el especial: Pobreza y prisión, El Nacimiento del Heavy metal, Drogas, muerte & divorcio, Diario de un loco, Matrimonio y Caos, El Pecado Definitivo, No más giras, Papá lo sabe todo y Retiro.

La razón por la que hago lo que hago es porque es lo que todos quieren hacer, pero no tienen las agallas para hacerlo. Y todo lo que soy es ser honesto”, se sincera Ozzy.

En este especial, Ozzy, de 70 años, reflexiona sobre los detalles íntimos de sus éxitos, fracasos y su capacidad única de supervivencia y perseverancia, incluidas entrevistas nunca antes vistas sobre su diagnóstico reciente de Parkinson. “¿Saben el momento en que me retiraré? Cuando pueda escucharlos poniendo los clavos en mi ataúd. Y aun sí, luego haré un maldito bis. Porque soy el Príncipe de las Tinieblas”, sentenció Ozzy en una de sus más recientes entrevistas.

Acompañado por material de archivo y animaciones que apoyan el relato, LAS NUEVE VIDAS DE OZZY OSBOURNE, incluye además entrevistas con Sharon – la mujer y representante de Ozzy y celebridad de la tv-, sus hijos Aimee, Kelly y Jack Osbourne, los otros miembros de Black Sabath, el guitarrista Toni Ionni, el bajista Geezer Buttler y el baterista Bill Ward; así como con amigos y compañeros músicos como el productor Rick Rubin, Ice-T, Rob Zombie, Jonathan Davis, Post Malone y más.

Es el loco más irresistible que jamás hayas conocido en tu vida. Él es el verdadero Iron Man”, describe su hija Kelly en el especial estreno de A&E. “Dejó una de las bandas de rock más grandes del mundo y se hizo más grande, un artista creíble por su cuenta, encontró un gran talento nuevo y luego lo hizo enorme en la televisión. Nadie había hecho eso”, revela Sharon. Y agrega: “Ozzy siempre ha sido un hombre del pueblo, lo que para mí es…es solo una de las cosas que amo de él”.

El estreno de esta producción original en América Latina está acompañado del lanzamiento en Spotify de una lista de reproducción especial en la cuenta de A&E con todas las canciones que son parte de esta biografía, una playlist de 13 temas -con Black Sabbath así como también de él como solista- integrada por: No Bone movies, Revelation, Crazy Train, Goodbye to romance, Over the mountain, Diary of a Madman, Paranoid, Hand of Doom, N.I.B., Children of the Grave, Changes, Iron Man y Black Sabbath.

Una vez más, ha sido un absoluto placer trabajar con el equipo de A&E“, dijo el productor ejecutivo del especial e hijo de Ozzy, Jack Osbourne. “Este documental llevará a los espectadores a un viaje increíblemente honesto y emocional en la vida de mi padre que siento que conectará con personas de tantas formas. No solo hablo por mí, sino también por toda la familia Osbourne cuando digo lo emocionados y honrados que estamos de este documental”.

LAS NUEVE VIDAS DE OZZY OSBOURNE es una producción de Osbourne Media y Critical Content para A&E Network. El documental está producido y dirigido por R. Greg Johnston. Los productores ejecutivos de Osbourne Media son Sharon Osbourne, Ozzy Osbourne, Jack Osbourne y Peter Glowski. La productora ejecutiva de contenido crítico es Jenny Daly. LB Horschler es coproductor ejecutivo. Los productores ejecutivos de A&E Network son Elaine Frontain Bryant y Brad Abramson. A+E Networks posee los derechos de distribución mundial de LAS NUEVE VIDAS DE OZZY OSBOURNE.

Ozzy Osbourne: el ‘padrino’ del heavy metal

Nacido en Aston, Birmingham en 1948, el músico y compositor británico Ozzy Osbourne encabezó la banda de heavy metal Black Sabbath antes de embarcarse en una exitosa carrera en solitario. Más tarde se convirtió en una estrella de reality con ‘The Osbournes‘.

¿Quién es Ozzy Osbourne?

Ozzy Osbourne saltó a la fama en la década de 1970 como el líder de la banda de heavy metal Black Sabbath, con canciones tan icónicas como “War Pigs”, “Iron Man” y “Paranoid”. Se embarcó en una exitosa carrera en solitario en 1979, ganando atención por sus escandalosos actos públicos y provocando la ira de grupos conservadores. Más tarde, Osbourne obtuvo una nueva legión de fanáticos al protagonizar con su familia el improbable reality show ‘The Osbournes’.

Vida temprana y carrera

John Michael Osbourne nació en una familia de clase trabajadora en Birmingham, Inglaterra, el 3 de diciembre de 1948. El cuarto de seis hijos – con tres hermanas mayores Jean, Iris y Gillian y tres hermanos más chicos Paul y Tony -su madre Lilian, trabajaba por días en una fábrica y su padre John Thomas era un fabricante de herramientas que “nunca faltaría un día al trabajo”, cuenta Ozzy.

“El dormitorio que tenía en ese entonces no era más grande que dos camas individuales una al lado de la otra. No había inodoro interior, era un balde para orinar al final de la cama. No tenías papel higiénico, tenías periódico. No tenías agua y jabón, lo cual fue un gran estigma para mí. Tuve mucha vergüenza cuando era niño porque siempre me sentí sucio. Siempre me sentí impuro”, relata la estrella.

Adquirió el apodo de Ozzy mientras estaba en la escuela primaria, donde luchó contra su dislexia. “Fue mucha vergüenza para mí, porque si tenías esa discapacidad de aprendizaje, te ponían en la esquina con un cono en la cabeza y te llamaban el tonto de la clase y toda la clase se reía de ti, lo que me hizo ver más adentro de mí, cuenta Ozzy.

Estos y otros desafíos llevaron a Osbourne a dejar la escuela a los 16 años, momento en el que trabajó en una serie de empleos de baja categoría, incluida una temporada en un matadero. “No quería trabajar en un trabajo diurno, no podía soportar levantarme para trabajar por la mañana. Pasaba de plomero a constructor”, explica Osbourne.

Una vez  en el matadero le dije a este tipo: ‘¿Cuánto tiempo llevas haciendo esto?’ Él dice, ‘35 años. Y me retiro y me van a dar un reloj de oro’- Recuerdo que me volví hacia él y le dije: ‘Si quiero un reloj de oro, será mejor que vaya y arroje un ladrillo por la ventana de un joyero’. Tuve que al menos intentar divertirme un poco con mi vida cuando era joven”, justifica Ozzy. Pronto pasó a actividades más ilícitas al cometer una serie de delitos menores, que culminaron con una breve sentencia de seis semanas en prisión por robo.

Sin embargo, a lo largo de este turbulento período de su vida, Osbourne cultivó un profundo amor por la música y, después de salir de prisión, comenzó a explorar su potencial como vocalista. “La música era como una parte muy integral de la familia. Siempre había música con el tocadiscos, en la radio, el piano. Cuando tenía 14 años, descubrí la música a través de los Beatles. Cambió mi vida. Me dio la semilla para querer hacerlo yo mismo”, asegura Ozzy.

En 1968 se asoció con el bajista Terence “Geezer” Butler, el guitarrista Tony Iommi y el baterista Bill Ward para formar la banda de rock Polka Tulk Blues, que pronto rebautizaron como Earth. Si bien Earth ganó algo de notoriedad local, no fue hasta que el grupo comenzó a experimentar con el sonido intenso y amplificado -que luego caracterizaría al género del heavy metal- que llamó la atención de los productores de discos. Dado que el apodo de la banda ya estaba en uso por otro grupo, adoptaron el nombre de Black Sabbath, una referencia a la película clásica de Boris Karloff.

El estrellato de Black Sabbath

Lanzado por Vertigo Records en 1970, el álbum debut homónimo de Black Sabbath fue enjuiciado en gran medida por los críticos, pero se vendió bien en Inglaterra y en el extranjero. “Despegamos tan rápido. Nos subíamos a la furgoneta, subíamos al ferry, nos emborrachábamos en el ferry. Fue simplemente genial”, asegura Osbourne. Con temas destacados como la canción principal, “The Wizard” y “Evil Woman”, Black Sabbath alcanzó el Top 10 en el Reino Unido y el puesto 23 en las listas de álbumes estadounidenses. El segundo trabajo del grupo, Paranoid (1971), incluyó los himnos de metal seminal “War Pigs”, “Iron Man”, “Fairies Wear Boots” y “Paranoid”, y llevó Black Sabbath a nuevas alturas, encabezando las listas en el Reino Unido y alcanzando el No. 12 en los Estados Unidos.

No podía creer que mi voz llegaba por la radio y toda Inglaterra me escuchaba cantar. No lo podía creer”, asevera el cantante. “En unos tres años, habíamos pasado de ser una banda nada a la banda número 1 en Inglaterra. Ocurrió muy rápido”, agrega.

El uso de simbolismo religioso y temas míticos por parte de la banda le dio un toque gótico a sus personajes públicos. También les valió críticas constantes de grupos de derecha, publicidad negativa que simplemente alimentó la popularidad de la banda con su base de fans, en su mayoría hombres jóvenes. Como fue el caso de sus dos primeros álbumes, sus trabajos posteriores Master of Reality (1971), Vol. 4 (1972) y Sabbath Bloody Sabbath (1973) tuvieron éxito en las listas de éxitos, y finalmente alcanzaron el estado de platino en los Estados Unidos gracias a la fuerza de clásicos del metal como “Sweet Leaf”, “After Forever”, “Snowblind” y “Sabbath Bloody Sabbath”.

Abuso de sustancias y dejar Black Sabbath

Con el lanzamiento de Sabotage de 1975, la suerte de la banda empeoró. A pesar de la fuerza de canciones como Symptom of the Universe y Am I Going Insane, el álbum no logró alcanzar el mismo estatus que sus predecesores. Acentuando este cambio, también se vieron obligados a interrumpir su gira posterior cuando Osbourne resultó herido en un accidente de moto.

La ingesta constante de drogas y alcohol de la banda, principalmente de Osbourne, también se sumó a la tensión, junto con la pérdida de fanáticos del floreciente movimiento punk rock. “Hicimos el álbum Volume 4 y estuvimos en Los Ángeles grabando eso durante unos tres meses y fue la primera vez que todos nos metimos realmente en la cocaína. Recuerdo hacerlo todos los días, como las 24 horas del día, prácticamente”, cuenta Geezer, miembro de Black Sabbath. “A veces nos quedábamos despiertos dos o tres días”, añade el baterista Bill Ward.

Tras los lanzamientos de Technical Ecstasy (1976) y Never Say Die (1978), Osbourne y sus compañeros de banda se separaron. Aunque Black Sabbath continuaría con varios líderes en las próximas décadas, incluidos Ronnie James Dio, Dave Donato, Ian Gilliam, Glenn Hughes y Tony Martin, el grupo nunca alcanzaría las mismas alturas alcanzadas durante la era de Osbourne, cuando escribieron y grabaron algunas de las canciones más memorables del heavy metal.

Éxito como solista: ‘Blizzard of Ozz’ y más

A diferencia de algunos artistas, que se desvanecen en la oscuridad después de dejar los grupos que los hicieron famosos, y a pesar de la muerte de su padre, “el periodo más doloroso” de su vida según Ozzy, Osbourne en 1980 presentó un debut en solitario, Blizzard of Ozz, que fue un rotundo éxito comercial. Con los singles “Crazy Train” y “Mr. Crowley ”, el álbum alcanzó el Top 10 en el Reino Unido y el No. 21 en los Estados Unidos, donde eventualmente alcanzaría el estatus de multiplatino. “El álbum simplemente se esparció como un incendio forestal. Entró directamente en las listas de éxitos, las críticas fueron increíbles. ¿Quién no ama “Crazy Train”? Es solo un clásico. Todos en Estados Unidos tenían un álbum de Ozzy y lo conocían. Fue solo un milagro”, cuenta Sharon.

Su seguimiento de 1981, Diary of a Madman, funcionó igualmente bien: “fue el mejor escenario con el que he trabajado. Fue tan genial”, confiesa Ozzy.

La gira que siguió, sin embargo, estuvo cargada de desgracias, incluido un accidente de avión que mató al guitarrista Randy Rhoads y a otros dos miembros de su séquito. “Ozzy y yo estábamos durmiendo en la parte trasera del autobús y nos despertó una enorme explosión”, cuenta Sharon. Randy Rhoads, el guitarrista principal de 25 años del grupo de Ozzy Osbourne murió en un accidente aéreo junto con el piloto del avión y Rachel Youngblood, la peluquera del grupo. El propio Ozzy Osbourne estaba en el autobús de la gira cuando una de las alas del avión lo cortó.

A lo largo de la década de 1980, Osbourne continuó cultivando la imagen del rebelde enfadado y solitario con problemas, y su teatralidad antisocial contribuyó a su notoriedad pública. Entre sus payasadas, bañó a su público con carne cruda y le mordió la cabeza a un murciélago en vivo en el escenario. “Los murciélagos son los mayores portadores de rabia en el mundo y después tuve que ir al hospital y empezaron a ponerme vacunas contra la rabia. Tenía una en cada gluteo y tenía que tenerlo todas las noches”, detalla Osbourne.

Sin embargo, no todo el mundo encontraba tan atractivo su personalidad y su música oscura, y con frecuencia los conservadores religiosos lo señalaban con la esperanza de demostrar los impactos negativos de la música rock en la sociedad.

A pesar de estos y otros desafíos, incluido un período en rehabilitación en 1986, Osbourne continuó logrando el éxito comercial, con los álbumes Bark at the Moon (1983), The Ultimate Sin (1986) y No Rest for the Wicked (1988), todos múltiples platino en los EE. UU. Marcó el comienzo de la década de 1990 con su sexta oferta en solitario, No More Tears (1991), que alcanzó el Top 10 en los EE. UU. y contó con el exitoso sencillo del mismo nombre. “En ese momento estoy vendiendo más discos que nunca, estoy tocando para un público más grande que nunca, y conseguí que mi disco No More Tears se esté vendiendo como loco aquí. Quiero decir, es mi disco más vendido hasta la fecha”, cuenta Ozzy.

En 1992 Osbourne anunció que la gira No More Tears Tour sería la última y Ozzy y su familia regresaron a Inglaterra. “Los niños lo pasaron increíble y fue realmente un gran momento porque no había presión para hacer nada. Definitivamente fue el tiempo más largo de estar con su padre en familia, eso es todo lo que hizo Ozzy, ser familia. Así que no estaba bebiendo ni consumiendo y era simplemente genial”, recuerda Sharon.

Sin embargo, la popularidad del álbum en vivo doble publicado posteriormente, Live & Loud (1993), hizo que Osbourne reconsiderara su retiro, y la versión del álbum de I Don’t Want to Change the World le valió a Osbourne su primer premio Grammy. Regresó al estudio para Ozzmosis de 1995, y al año siguiente comenzó a hacer giras como parte de un festival de metal itinerante, Ozzfest.

Hacia el final de la década, la estrella de Osbourne estaba en decadencia y él continuaba luchando con los problemas de abuso de sustancias que lo habían acosado a lo largo de su carrera. Sin embargo, encontró su camino de regreso al centro de atención en 2001 con el lanzamiento de su octavo álbum de estudio, Down to Earth, que alcanzó el número 4 en los Estados Unidos y el número 19 en el Reino Unido.

The Osbournes

Osbourne pronto aumentó aún más su estatus de celebridad con su propia marca de reality de televisión. “Pasé de espectáculos con entradas agotadas y Ozzfest a tener cámaras de televisión en mi casa”, rememora Ozzy. Debutando a principios de 2002, The Osbournes se centró en la vida doméstica de Osbourne y su clan y se convirtió en un éxito instantáneo.

El atractivo cómico del anciano que sacude su cabeza completando tareas tan aburridas como sacar la basura cautivó incluso a los conservadores que una vez habían denostado a Osbourne. Sin embargo, también dio un giro más serio ese verano, cuando la esposa de Ozzy, Sharon, fue diagnosticada con cáncer de colon. “Al ver a mi madre enferma, no pudo soportarlo. Empezó a beber y consumir más de lo que jamás le había visto”, recuerda Kelly. El programa duró hasta 2005, ganando un Primetime Emmy y convirtiéndose en uno de los programas de mayor audiencia de todos los tiempos de MTV.

Salón de la fama

En 2005, Osbourne se reunió con Black Sabbath para una gira, y al año siguiente las leyendas del heavy metal fueron incluidas en el Salón de la Fama del Rock and Roll. En la ceremonia de inducción, Metallica, uno de los innumerables grupos para los que Black Sabbath fue una influencia principal, interpretó “Iron Man” en honor a la banda.

A pesar de los años de abuso a su cuerpo, Osbourne mostró un impresionante poder de permanencia al continuar de gira como parte del Ozzfest. Regresó al estudio para grabar Black Rain (2007), que alcanzó el puesto número 3 en las listas de Estados Unidos y siguió con el igualmente bien recibido Scream (2010). En 2012, Osbourne se reunió con sus compañeros de banda de Sabbath para realizar una serie de conciertos y grabar un nuevo álbum de estudio, 13, que obtuvo su lanzamiento al año siguiente.

En 2015, la banda anunció planes para una gira final, apropiadamente apodada The End. Al año siguiente también lanzaron un álbum con ese nombre, compuesto por pistas inéditas de 13 y varias presentaciones en vivo. La gira concluyó en Birmingham, la ciudad natal de los miembros de la banda, en febrero de 2017.

Un año después, Osbourne anunció las fechas de la etapa norteamericana de No More Tours 2, la última gira de su carrera. Aunque señaló que quería pasar más tiempo con su familia, el legendario headbanger insistió en que no se jubilaría como músico y que continuaría tocando en conciertos más pequeños y permaneciendo involucrado con Ozzfest.

Matrimonio con Sharon, vida familiar y World Detour

Osbourne se casó con su manager, Sharon Arden, en 1982. Tuvieron tres hijos juntos, Aimee, Kelly y Jack. Jack y Kelly aparecieron con sus padres en The Osbournes, pero Aimee objetó. Osbourne también ha tenido tres hijos de un matrimonio anterior con Thelma Riley -Jessica, Louis y Elliot-, y ahora también tiene varios nietos.

Luego y durante el nacimiento de los tres hijos que tuvo con Sharon, Ozzy tuvo un gran decaimiento en las drogas y el alcohol. “Ozzy sobrio es la mejor compañía del mundo: divertido, entretenido, amable, dulce. Ozzy usando alcohol o drogas, es un completo idiota. Eso es. Es como el día y la noche. Eso es”, explica Sharon, quien inclusive acusó a Ozzy por intento de homicidio. “Los niños fueron a la cama, al baño, teníamos una niñera viviendo en la casa entonces, y yo estaba sentada leyendo. Y él entró en la habitación. No tenía idea de quién estaba sentado frente a mí en el sofá, pero no era mi esposo. Fue probablemente el momento lo más asustada que he estado”, detalló la mujer. “Podría haber matado a Sharon, y ese es un sentimiento desolador. Ella es mi alma gemela, yo la amo”, asegura Ozzy.

En mayo de 2016, Sharon y Osbourne anunciaron sus planes de divorciarse después de más de tres décadas juntos. Según Us Weekly, la separación se produjo después de que Sharon se enterara del supuesto romance de Osbourne con una famosa estilista. Sin embargo, dos meses después, la pareja que había soportado tantos altibajos juntos decidió intentar que la relación funcionara. En julio, Osbourne, que apareció en Good Morning America con su hijo, Jack, dijo que el matrimonio no había terminado. “Es solo un bache en el camino“, aseguró, y “Está de nuevo en marha“.

Por esa época, padre e hijo también regresaron al ámbito familiar de los reality shows con “Ozzy & Jack’s World Detour. Con una duración de tres temporadas, el espectáculo capturó a los dos trotamundos que visitaban lugares emblemáticos y atracciones fuera de lo común.

El diagnóstico de Parkinson y el ‘hombre ordinario’

En una entrevista de enero de 2020 con Robin Roberts de Good Morning America, Osbourne reveló que le habían diagnosticado la enfermedad de Parkinson. Al mes siguiente, canceló la etapa norteamericana de su gira No More Tours 2, citando la necesidad de viajar a Europa para recibir tratamiento y recuperación.

Unos días después, sin embargo, el artista demostró que todavía estaba luchando furioso contra la muerte con el lanzamiento de su duodécimo álbum de estudio en solitario, Ordinary Man, con colaboraciones con Elton John, Post Malone y el guitarrista de Guns N ‘Roses, Slash.

EN REDES:

LATAM: @AELATAM / www.facebook.com/AELATAM   / aeplay.tv

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

“Venga la Alegría” baila sus XV años con estrenos por Azteca Uno

El matutino VENGA LA ALEGRÍA (lunes a viernes, de 08:55 a 14:00 horas), celebró al aire 15 años de transmisiones, con estreno de escenografía en el foro, imagen gráfica y secciones, además de contar con enlaces de algunos de los conductores que han sido parte del programa, tales como: Fernando del Solar, Vanessa Claudio y Mauricio Mancera, quienes se unieron a la celebración.

Los conductores de VLA recibieron la felicitación del primer actor de cine, teatro y televisión, Ignacio López Tarso y de la cantante Lupita D’Alessio.

En el foro Se disfrutó la actuación de JoJoJorge Falcón y de Nora Velázquez Chabelita en su ya famoso “confesionario”. Por último, el Productor Ejecutivo Dio Lluberes y varios de los conductores recibieron el reconocimiento “Micrófono de Oro”, otorgado por la Asociación Nacional de Locutores de México A.C.

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Un nuevo Batman negro llegará en versión de DC Comics

NUEVA YORK. – DC Comics anunció que habrá un nuevo Batman que será negro, noticia que dejó sorprendidos a los fanáticos del encapuchado, quienes reaccionaron en las redes sociales con opiniones encontradas.

La nueva serie de cómics estará escrita por el guionista de 12 Years a Slave, John Ridley, con arte de Nick Derington y Laura Braga.

El próximo en ponerse la capa y la máscara con orejas de murciélago se llamará Tim Fox y será el hijo separado del gerente comercial de Bruce Wayne, Lucius Fox. Fox apareció por primera vez como personaje de Batman en 1979, y poco a poco fue ganando importancia tanto en los cómics como en las versiones cinematográficas.

La nueva serie de Batman se desarrollará en una futurista ciudad de Gotham, que estará controlada por un magistrado, quien será el villano de la historia.

En esta versión de Gotham, todos los justicieros urbanos han sido prohibidos y el Batman original ha sido asesinado. Esa es la explicación para la aparición de Fox como el nuevo hombre-murciélago, quien tendrá la tarea de salvar a la ciudad de la corrupción del magistrado.

“En este futuro, Gotham City está controlada por el Magistrado. Este malvado régimen ha tomado el control de la ciudad, ahora bajo constante vigilancia. Todos los vigilantes enmascarados han sido proscritos y Batman ha sido asesinado”, informó DC Comics a través de un comunicado.

“Pero liderado por un Batman completamente nuevo, una nueva asamblea de guardianes de Gotham se levanta para dar esperanza a todos aquellos que la perdieron!”, continuó la compañía dueña de los derechos de personajes como Superman y Wonder Woman.

El guionista Ridley había revelado previamente al New York Times que el próximo Batman sería una persona de color.

Hablando sobre la emoción de su nuevo proyecto, Ridley dijo: “Ellos aprecian las cosas que hago. Están felices por mí. Son grandes partidarios. Pero preferirían ver Black Panther a 12 Years a Slave , seamos honestos”.

“Entonces, para poder escribir el próximo Batman, para que sepan que este próximo Batman será negro, todos los demás en el planeta pueden odiarlo, tener un problema con él, denigrarlo, pero yo tengo mi audiencia, a quienes les encanta”, agregó.

Fox hará su primera aparición en el nuevo Future State de cuatro números, The Next Batman, a partir de enero. 

EL PRIMER BATMAN EN LA PANTALLA

Desde que Batman apareció en el número 27 de Detective Comics en 1939, su poderosa y nocturna imagen caló de manera profunda en el imaginario ficcional de los lectores. En esencia, aquellos primeros superhéroes del cómic eran la revisión de los personajes extirpados de los seriales pulp, auténticos fenómenos de las emisiones radiofónicas antes de la llegada de la televisión como gran medio de comunicación de masas.

Tanto fue el éxito del implacable justiciero que pronto se decidió lanzar a Batman a su propio serial cinematográfico. Como decíamos, la televisión no era precisamente a principio de los 40 el omnipresente aparato en cada casa, así que esta clase de productos se estrenaban en los cines como previo a las películas de la cartelera.

El primer actor que se enfundó la capa del murciélago fue Lewis Wilson, en el serial que duró quince episodios producidos por Columbia Pictures. El producto final queda para la historia como curiosidad delirante, puesto que la escasez de presupuesto y las limitaciones de la época distan bastante de las intenciones de trasladar las intrépidas aventuras de Batman a la imagen real. Además, como casi todos los seriales creados en aquella época, el fuerte tono propagandístico, con los Estados Unidos inmersos en la Segunda Guerra Mundial, hacen el visionado algo indigesto.

Cambios importantes, como el hecho de que el justiciero fuera un agente al servicio del gobierno, trastocaban la esencia del original creado por Bill Finger y Bob Kane. A pesar de estos tropiezos conceptuales, sí que es cierto que introdujo aspectos que han quedado como canónicos a lo largo de la historia del Caballero Oscuro, como la aparición de la Baticueva o el aspecto de Alfred, representado hasta entonces como un hombre pasado de peso en la páginas del cómic.

A pesar de sus muchos tropiezos, el serial fue un éxito, y consiguió una secuela en 1949, con Robert Lowery en el papel del héroe, y que recibió el título de Batman y Robin.

AQUELLOS LOCOS AÑOS 60

La serie de los años 60 se ha convertido en un objeto de culto con el paso del tiempo. Hija de su época, el producto es una colorida alucinación pop que ha marcado a varias generaciones. Lo cierto es que poco tiene que ver con la imagen de Batman como oscuro vengador nocturno, y el tono de la serie, emitida de 1966 a 1968 con 120 episodios en total, se centra en la comedia y las situaciones disparatadas.

Entre el absurdo talento detectivesco y los descabellados planes de la pintoresca galería de villanos, cada episodio se convierte en auténtico desbarre que provoca sentimientos dispares, entre la perplejidad y la risa. Las míticas escenas de acción llenas de referencias comiqueras y la banda sonora, que es parte de la cultura popular por méritos propios, redondean esta esencia de producto de culto.

Muchos son los que reniegan del espíritu burlón de la serie, pero, para ser justos, las rocambolescas historias de Batman y Robin en estos 120 episodios no difieren mucho del tono que impregnaba las páginas del Batman de la viñeta durante esa época, alejado del aspecto gótico y casi vampírico de los primeros años de carrera del personaje.

BATMANÍA

En 1989 el cine de superhéroes no era, ni de lejos, la máquina de hacer dinero que es hoy en día. Pocas productoras apostaban por adaptaciones del noveno arte, y los pocos productos que llegaban a las pantallas tenían resultados entre lo cómico y lo insultante. Salvo excepciones, como el innovador Superman de finales de los 70, dirigido por Richard Donner, los héroes en la pantalla eran un yermo de falta de presupuesto sustentado en la idea de que el espectador que llega desde el cómic no es muy exigente.

Pero entonces apareció Warner, que tiró la casa por la ventana con la ambiciosa adaptación del torturado héroe de DC. Como director de orquesta, Tim Burton, joven realizador que ya había demostrado ser dueño de un surrealista universo personal, perfecto para la adaptación de la oscuridad inherente al cruzado de la capa.

Que Burton tenía una idea muy determinada de lo que significa Batman quedó claro desde los primeros compases de la producción, y certificó las preferencias personales para hacer un Caballero Oscuro a su imagen y semejanza al imponer el papel protagonista. Nadie apostaba porque el papel recayese en las manos de Michael Keaton, un tipo de imagen casi anodina, de tipo normal, actor que venía de la comedia que incendió las iras de los fanáticos del personaje.

Hablamos de un mundo sin redes sociales, pero el ruido también fue bastante evidente, con miles de cartas en las oficinas de Warner y DC mostrando frustración y desencanto ante la elección más inesperada de la historia del cine. Como decíamos al principio, las polémicas con todo lo que rodea una película de Batman no son cosa del siglo XXI, y, efectivamente, llegaron quejas no solo por Keaton. El traje, el aspecto de Gotham, las licencias que estaba tomando Burton (más cercano a la serie de Adam West que a los cómics de DC)…

BATMAN DESPUÉS DE BURTON

Tras dos entregas de las aventuras del protector de Gotham, Tim Burton cedió el testigo al recientemente desaparecido Joel Schumacher. Lo que hizo el nuevo director fue aumentar la sensación circense del espectáculo, cambiando el gótico por la psicodelia de neón y excesos. El primer elegido tras la espantada de Michael Keaton fue Val Kilmer. Actor todoterreno, su porte elegante parecía ideal para la personificación del melancólico millonario Bruce Wayne. Es curioso que, a pesar de ser a priori más aristocrático en apariencia que su antecesor, pasó sin pena ni gloria, un carisma cercenado por el propio tono de la película, Batman Forever (Joel Schumacher, 1995).

No tuvo que terminar muy convencido de la experiencia, puesto que para la siguiente entrega de la franquicia, decidió bajarse del barco. En otra de esas decisiones fuera de toda lógica, George Clooney aceptó la responsabilidad de vestir el manto. Nadie entiende muy bien qué le llevó a aceptar el papel, curtido en papeles muy diferentes a lo que proponía el universo Batman por entonces. El desastre estaba servido, y Clooney es otro de los absurdos que pueblan la que fue última entrega de aquel Batman exagerado hasta la parodia que Burton inició.

BATMAN Y SU MAJESTAD NOLAN

Pasaría un tiempo hasta que Warner recupera el interés por recuperar a su personaje insignia. Cuando llegó el momento, se apostó fuerte por el retorno. Como punto de partida, signo de lo ambicioso del proyecto, la visión de Christopher Nolan, director llamado a ser de los grandes de su generación, y que pondría el ladrillo definitivo de su carrera con el éxito de la trilogía alrededor del Caballero Oscuro.

Christian Bale, actor de método, intenso y dedicado, se vestía del superhéroe en la que es, quizá, la versión más realista de la leyenda del justiciero. Bale dotaba de humanidad a su Bruce Wayne, lleno de conflictos internos, dividido entre la responsabilidad de su cruzada y el sueño de una vida alejada del camino solitario del justiciero. Para muchos, el Batman definitivo, con el que Bale demostró su capacidad para afrontar las partes tanto físicas como emocionales del personaje.

BATFLECK Y LA LIGA DE LA JUSTICIA

La elección de Ben Affleck para la versión de Zack Snyder del icono de DC también fue motivo de tirones de pelos y alzamiento de puños en señal de venganza. Nadie tenía esperanza en que un actor en plena decadencia fuese capaz de dar sentido a la leyenda. Para sorpresa de todos, Affleck dio en el clavo con un Batman crepuscular, alejado del héroe sin tacha de moral incuestionable de otras versiones. Sin duda, es de lo mejor de la excesiva y, en ocasiones ridícula, visión de Snyder de los personajes de DC, y su uniforme es especialmente cercano a lo que podemos ver el cómic, punto diferente a las armaduras de combate urbano que habíamos visto hasta el momento.

Por desgracia, los problemas del universo cinematográfico de DC han cercenado las posibilidades de la lectura que Affleck hizo del personaje, que, a pesar de todas las licencias que se tomó Snyder en su construcción, consiguió hacer suyo.

El futuro es Pattison, actor que, por lo que parece, nunca se quitará el estigma de los comienzos de su carrera como ídolo adolescente. Ha demostrado con convicción y riesgo que hay mucho talento en sus intenciones, y tablas de sobra como para el manejo de un Batman que promete, por lo visto en los avances, grados desconocidos de introspección. Esperemos que las polémicas den paso al atronador silencio y el convencimiento hasta del escéptico combativo. Ya queda menos para que disfrutemos de The Batman (Matt Reeves, 2021). ¿Aportará algo al colapsado universo de los superhéroes? ¿Será más de lo mismo?

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Se calla el “Monstruo”: No habrá Festival de Viña del Mar en 2021

SANTIAGO DEL CHILE. – El concejo municipal de Viña del Mar decidió suspender la realización de la 61ra edición del Festival Internacional de la Canción a raíz de las medidas sanitarias adoptadas por la pandemia mundial de Covid-19.

A la reunión de esta tarde fueron invitados los directivos de los canales de Televisión Nacional y Canal 13, dueños de la transmisión y organización del principal certamen musical de América Latina.

La próxima versión del certamen se traslada al verano de 2022, manteniéndose las cuatro versiones del actual contrato de concesión.

 “Ha sido una muy buena reunión que hemos mantenido junto al concejo con los ejecutivos de los dos canales de televisión, TVN y Canal 13, y hemos llegado a un acuerdo para aplazar el próximo festival, se aplaza un año, y en eso vamos a seguir conversando para tener las mejores soluciones, especialmente para la reactivación del comercio, el turismo, para que Viña del Mar vuelva a ser lo antes posible la ciudad que todos queremos”, expresó tras la cita la alcaldesa Virginia Reginato.

En esta última línea, contó que “se suscribirá un acuerdo para apoyar al comercio y al turismo local mediante una campaña de promoción y la realización de un programa de televisión cuya protagonista sea la ciudad de Viña del Mar”, indicó la municipalidad a través de un comunicado.

Los canales organizadores difundieron una declaración conjunta donde confirmaron el acuerdo sostenido con el municipio y que “obedece al interés y la preocupación de todos los actores por cuidar la salud y el bienestar de las personas, debido a las condiciones sanitarias de la pandemia”.

Añadieron que “una vez formalizada la suspensión y efectuadas las modificaciones correspondientes al contrato de concesión, TVN y Canal 13 evaluarán alternativas de promoción del turismo de la ciudad de Viña del Mar entendiendo la relevancia que tiene el Festival para la V región”.

La semana pasada, Reginato había anticipado las dificultades para la realización del Festival al considerar que “estamos en noviembre y las condiciones sanitarias todavía impiden la realización de eventos masivos y sobre todo internacionales” añadiendo que “el país aún se encuentra en estado de excepción, sujeto a normas y a los estrictos protocolos establecidos por la autoridad sanitaria, la que, al igual que expertos, estiman que las restricciones se mantendrán para el próximo verano dado el desarrollo que muestra la pandemia por Covid-19?.

El 29 de septiembre, el ministro de Salud, Enrique Paris, también se había pronunciado en contra del certamen señalando que “en febrero, aunque tengamos vacuna, no vamos a tener a toda la población vacunada y podemos tener un brote gigante”.

El Festival de la Canción de Viña del Mar se realiza la última semana de febrero y cierra el verano austral atrayendo a turistas extranjeros y nacionales.

 París argumentó en esa oportunidad que en la Quinta Vergara, pese a ser un recinto al aire libre, “ahí no hay cómo controlar a la gente” durante las seis noches del evento.

En 2021 no volarán las Gaviotas de Viña del Mar.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Walt Disney World Resort Florida, padece estragos por la pandemia

NUEVA YORK.- Walt Disney World Resort, en la Florida, el sitio autodenominado como “el más feliz de la Tierra”, perderá algo de magia en la próxima temporada navideña como consecuencia de la pandemia de Covid-19, que tienen a Estados Unidos como el país con mayor cantidad de casos y víctimas fatales del mundo.

La compañía de entretenimiento anunció esta semana que algunos de sus tradicionales eventos navideños anuales fueron cancelados ante el avance de la pandemia, que no parece bajar su ritmo en el país.

Mickey’s Very Merry Christmas Party, celebración que generalmente se lleva a cabo desde noviembre hasta comienzos de enero en Magic Kingdom Park, uno de los cuatro parques del complejo de Walt Disney Word, fue cancelado este año.

Lo mismo ocurrió con el evento “Candlelight Processional”, en el parque Epcot, el de la enorme esfera plateada.

En lugar del show Dream Lights, el Castillo de Cenicienta en el Magic Kingdom, al final de la pintoresca Main Street, será decorado cada noche con proyecciones de coloridas animaciones.

La compañía decidió que también se mantendrán cerrados por ahora los encuentros cara a cara con los personajes como Mickey Mouse, Minnie Mouse, Donald y las princesas, así como los espectáculos de fuegos artificiales y los tradicionales desfiles de carrozas temáticas.

Sin embargo, a partir del 6 de noviembre, los visitantes podrán ver a los soldados de juguete, renos y los hombres de pan de jengibre actuando como parte de desfiles navideños que tendrá a Santa Claus como anfitrión.

También se llevarán a cabo pequeños desfiles con temas navideños en los parques Epcot, Hollywood Studios y Animal Kingdom.

Se brindará la experiencia gastronómica especial “Hollywood & Vine” en Hollywood Studios, donde Minnie Mouse, Santa Goofy y otros personajes aparecerán para selfies socialmente distantes con los comensales.

En Epcot, el Festival Internacional de Fiestas será a partir del 27 de noviembre alrededor del paseo World Showcase, con puestos que exhibirán alimentos de temporada y dulces de todas partes del mundo.

The Voices of Liberty, el grupo a capella que normalmente se presenta dentro de la rotonda del pabellón American Adventure, cantará villancicos al aire libre en el America Gardens Theatre.

Los vestíbulos de los hoteles de Walt Disney World tendrán sus pasillos decorados con árboles de Navidad, guirnaldas y luces, aunque debido a las pautas de distanciamiento social, se evitarán ciertas exhibiciones anuales.

Para visitar los parques en los próximos meses, como ocurre ahora, necesitarán una reserva previa, realizada a través de los sistemas on line.

Los parques temáticos de Disney World reabrieron en julio luego de un cierre de cuatro meses.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios
   

Pitt tiene escapada romántica con modelo alemana Nicole Poturalski

LE CASATELET, FRANCIA.- El actor ganador del Oscar, Brad Pitt, fue visto llegando al aeropuerto Le Castellet en Francia el miércoles junto a la modelo alemana Nicole Poturalski, de 27 años.

Desde que su mediática separación de Angelina Jolie sacudiera Hollywood en 2016, a Brad Pitt se le ha vinculado románticamente en los últimos años con compañeras de profesión como Charlize Theron o Alia Shawkat. No obstante, ninguna de ellas fue confirmada como su primera relación oficial desde el divorcio hasta que apareció la modelo alemana Nicole Poturalski, de 27 años, con quien está en pareja desde el año pasado. Y no fueron pocos los que señalaron que tiene un gran parecido físico a Jolie.

El romance data de 2019 y es la primera relación que se confirma desde que el intérprete estadounidense se separó de Jolie. Pitt y su novia fueron fotografiados juntos en el VIP en una actuación de Kanye West en el Hollywood Bowl en Los Ángeles en noviembre de ese año; nueve meses antes de que se conociera públicamente la relación.

La pareja fue captada al llegar a la terminal aérea con sus cubrebocas y gafas de sol, la revista People citó a una fuente cercana a la la pareja que confirmó que están pasando algún tiempo juntos de vacaciones y disfrutan de la mutua compañía.

Pitt y Poturalski se desplazaron desde allí al Château Miraval, el espectacular castillo rodeado de viñedos que posee el intérprete en un pueblo de Correns, y donde, precisamente, le dio el “sí quiero” a Jolie en el 2014. El ex matrimonio compró la propiedad por más de USD 60 millones de dólares en 2011.

Brad Pitt y su nueva novia, Nicole Poturalski, ya habían hecho una aparición pública el pasado noviembre durante un concierto de Kanye West en el Hollywood Bowl en Los Ángeles. 

Nicole Poturalski, la nueva novia de Brad Pitt, es una modelo internacional que ha aparecido en varias revistas importantes como Harper’s Bazaar, ELLE, Cosmopolitan y Marie Claire, entre otras, actualmente está firmada con Next Management en Los Ángeles y A Management en Alemania.

La modelo ha mantenido su vida personal relativamente privada y fuera de las redes sociales pero se sabe que es madre de un pequeño.

Brad Pitt se encuentra con los trámites de divorcio de la también actriz Angelina Jolie, un proceso que se han extendido por cuarto año años debido a las diferencias entre la expareja.

El actor se separó de Angelina en 2016 luego de un matrimonio de un par de años y una relación que duró en total 12 años, Pitt y Jolie tienen seis hijos en común

Los medios señalan que Brad Pitt podría pasar sus vacaciones con su nueva novia en una finca que compró en el sur de Francia con su exesposa  Angelina Jolie  en 2011.

Porutralski mide 1.78, tiene ojos azules y sus medidas son 86-61-89.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios