Un clásico: El viejo y el mar

El viejo y el mar (Ernest Hemingway, Editorial Dante, libro digital, 1989, 69 páginas.). Narra la experiencia de Santiago, un viejo pescador que ha tenido la mala suerte de no pescar nada durante varios días, pero el mar le tiene preparado un reto personal. La historia se desarrolla en La Habana, Cuba en los años cincuenta y ya es considerado un clásico de la literatura y sobre todo un modelo de cómo se debe de enfrentar uno ante cualquier reto en la vida.

El antiguo marinero vive solo y es reservado en su persona. El orgullo ha sido su consejero para no demostrar sus carencias ante los demás; la mala racha en la que se encuentra es temporal y deberá pasar en algún momento aunque ya duró varias semanas.

Santiago tiene que salir a pescar para realizar su jornada diaria como todas las mañanas, pero esta vez lo hará sólo sin su joven amigo Manolo, un niño que podría ser su nieto, que siempre lo acompañaba en todos los viajes en bote, sin embargo esta vez deberá estar sólo con su caña de pescar pues el niño irá con otros pescadores. En su primer día el viejo lobo de mar atrapa algo con su anzuelo y no sabe el tamaño de pez que ha picado por la oscuridad del agua, a grado tal que al pescador lo jala con todo y bote a lo profundo del océano.

La lucha entre ambos dura varios días. El anciano sufre algunas heridas por ello, en sus manos y rostro. En el enfrentamiento el hombre se da cuenta que su contrario es un gran pez espada, el anciano cubano debe plantarse frente a un extraordinario reto como marinero y demostrar que su edad no será un impedimento para lidiar contra el inmenso pez. Al final la victoria es para el viejo, pero no todo termina ahí, ahora debe regresar con su pesca y enfrentar a varios tiburones que querrán reclamar el botín como suyo. Nada le será fácil y tal vez el final no será lo esperado.

Filme de 1989

Lo sucedido con el viejo Santiago en el mar es comparable con aquellos retos que nos acontecen en la vida diaria, los desafíos están en cada amanecer y se nos presentan con diversos rostros; dan miedo, son inciertos y a veces nos paralizan por un instante, pero al mismo tiempo nos invitan a confrontarlos, a desafiar ése adversario que pone a prueba nuestra la resistencia mental y capacidades.

Enfrentar lo desconocido es dar un salto de fe y creer en lo que uno desea en la vida. Nadie más tiene el deber de creer en nosotros, pero es la obligación de uno creer en sí mismo y aprovechar cualquier oportunidad. La voluntad, la constancia, la sabiduría y el conocimiento fueron determinantes para que Santiago triunfara sobre el pez espada y sus virtudes serán determinantes para que un futuro lo vuelva intentar una vez más a pesar de lo que digan los demás.

Se puede estar cansado, pero no acabado.

DATOS:

  • Hay algunas versiones de la obra hechas filme. La versión original de 1958 tuvo como protagonista a Spencer Tracy, bajo la dirección de John Sturges, Herny King y Fred Zinnemann. Obtuvo el Oscar por Mejor Música de una Película Dramática o Comedia. Tracy fue candidato al Oscar por Mejor Actor.
  • La versión más reciente es la realizada en 1989 y fue estrenada en marzo de 1990. Para la película en mención el viejo marinero Santiago fue interpretado por Anthony Quinn. La dirección corrió a cargo de Jud Taylor.
  • Los hijos de Anthony Quinn, Francesco Quinn y Valentina Quinn, participaron en la película. de 1989.

Por Saelim Fernando

Con Letra Grande / Rondero’s Medios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s