Últimas notas

YO FUI PLUTARCO ELÍAS CALLES

En este auténtico Dominguito Sagrado en el que se canonizará al Niño Mártir Cristero José Sánchez del Río “Joselito”, asesinado a sangre fría a los 14 años en 1946 por huestes federales en la sangrienta guerra Cristera, que dejó al menos 200 mil muertos en México, es más que oportuno revisar el libro YO FUI PLUTARCO ELÍAS CALLES (Suma de Letras, 337 páginas), escrito por Alfredo Elías Calles, descendiente del ex presidente mexicano, fundador del PNR, a la postre el PRI (Partido Revolucionario Institucional).

En esta versión jamás contada , el llamado “Hombre fuerte de México”, fallecido en 1945, de su propia voz se conoce buena parte de su vida y se descubre su propia versión respecto a la Guerra Cristera y el conflicto con el Clero: “Habían transcurrido sólo quince meses desde que asumí la presidencia, cuando se presentaron dos problemas que amenazaban convertirse en tormentas. El clero católico inició su oposición al gobierno desde que Obregón expulsó al delegado apostólico Filippi, con motivo de la organización del evento en el Cerro del Cubilete. A partir de entonces, cada facción se consagró al culto de sus propios dioses. Ellos, el del oro. Nosotros, la obediencia la carta suprema de la nación: la Constitución.

josesanchez-1-1.gif

“El clero -continúa Elías Calles- hizo intentos para obligarnos a cambiar el contenido de los artículos de ley que tenían que ver con la propiedad eclesiástica, el registro de los sacerdotes dedicado al culto de los templos, la prohibición de operar escuelas confesionales y fijar las limitaciones que impedían que la iglesia llevara actos de culto públicos fuera de los templos, como había ocurrido en el Cerro del Cubilete en años recientes, y que condujo a la expulsión del nuncio apostólico, el señor Filippi”.

Este día en el Vaticano, el Papa Francisco canonizará a Joselito, quien fue torturado y asesinado el 10 de febrero de 1928 por oficiales del gobierno de Plutarco Elías Calles porque se negó a renunciar a su fe, y a quien antes de ajusticiarlo le arrancaron la piel de los pies y lo acuchillaron en repetidas ocasiones.

CON LETRA GRANDE

Por Roberto Rondero / Rondero’s Medios

image_1165_1_100314.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: