Últimas notas

TU MENTE ES EXTRAORDINARIA

”Nuestro cerebro, que apenas pesa un 2% de nuestra masa corporal, consume sin embargo más del 20% de las calorías que ingerimos cada día. Sería como si, por cada 80 litros de capacidad del combustible que tiene un Ferrari, 16 de ellos los consumiera el ordenador de a bordo”, así lo equipara Gregory Cajina (“Rompe con tu zona de confort”) en “Tu mente es extraordinaria” (Ediciones B, 283 páginas).

Un viaje de lo posible a lo real, un libro que va más allá de la autoayuda, un viaje tanto al exterior (desde Florencia hasta Alaska, pasando por Zaire y Dublín), como al interior (por los recientes descubrimientos de los mecanismos que gobiernan nuestro cerebro y nuestras decisiones), que desvela 35 propuestas para alcanzar la excelencia y dejar un legado asombroso a nuestro alrededor.

RÁPIDA PERO COSTOSA

De acuerdo con Cajina, licenciado en ciencias empresariales por ICADE en Madrid y Bachelor of Arts en International Business Administration por MUBS, en Londres, “nuestro proceso perceptivo no se sustenta en ver – entender, sino que se basa en ver- reconocer- entender. Nuestra maquinaria mental es rápida, pero también costos, por lo que buscará los modos de ahorrar lo máximo posible en cualquier proceso mental, comenzando por automatizar esos procesos hasta cerca del 95%.

“Así, quizá no nos movamos por la vida zombificados (al menos, no todos y no siempre), pero cerca del 95% de las veces podría parecerlo”.

Para Elisabeth Roux, directora general para España de Penna PLC, “Tu mente es extraordinaria” es “un libro recomendado para el desarrollo del liderazgo y la inteligencia emocional”.

Dividido en 35 capítulos, “Tu mente es extraordinaria” incluye en el viaje episodios como Corazón, Química: Estresándose bien o Hábitos: Cayendo en la tentación y Visualización: Memorizando el futuro.

“Al principio de este viaje –puntualiza el autor-, llenos de esperanza o quizá de incertidumbre, no tendremos la seguridad de cómo proceder, como aquel que despierta en la noche tanteando a ciegas lo que le rodea en una remota habitación que no acierta a reconocer, pues no es la suya. S buena señal: después de todo nadie más podrá cartografiar un destino que solo a nosotros pertenece.

“Viajaremos ligero en nuestro ímpetu por cuestionar lo que hasta ahora era intocable. Perforaremos el invisible muro que nos recluye en nuestro desierto magníficamente decorado y elegiremos, antes que caminar amordazados por la rutina de los seguro, el vértigo de explorar las nuevas sendas. O de abrirlas ahí donde no hay ninguna”.

Un dato: De los cerca de diez mil pensamientos que sobrevienen a nuestra mente cada día, únicamente tenemos un control sobre aproximadamente un 5% de ellos; el resto se manifiesta de forma involuntaria, de modo que nuestra vida la rige un piloto automático que garantiza que no debamos invertir demasiado interés o calorías en nuestros procesos rutinarios diarios, a no ser que prestemos activamente atención.

Un consejo: Cuando algo o alguien le provoca a usted ira, le posee. Y si le posee, pierde esas dos únicas cosas sobre las que tendría, y ha de tener, mayor control: lo que hace y lo que dice. No reacciones, pues, si puede estirar su tiempo antes de elegir su respuesta. Posiblemente sea entonces cuando el otro terminará por perder los estribos, y por una buena razón: habrá dejado de controlarle…

Por Roberto Rondero / Rondero’s Medios

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: