La actriz y comediante Cloris Leachman, falleció a los 94 años

LOS ÁNGELES.- La actriz y comediante estadounidense CLORIS LEACHMAN falleció a los 94 años de edad por causas naturales en su casa en Encinitas (California, EE.UU.) acompañada de su hija, informó el portal de farándula TMZ.

LEACHMAN, quien ganó un premio Oscar como Mejor Actriz de Reparto en la película La última película (1971) y nueve premios Emmy a lo largo de su carrera, saltó a la fama en EE.UU. en la década de los setenta gracias a diversos papeles en series de televisión. En ese tiempo también tuvo un papel mítico en la historia del cine, el de Frau Blücher en la comedia de terror El jovencito Frankenstein (1974), dirigida por Mel Brooks.

Sus inicios, sin embargo, se remontan al 1946, cuando fue concursante en la competición de Miss América, rol que le llevó a su debut televisivo unos años más tarde. Más recientemente, desde el 2000 al 2006, le dio vida al personaje de abuela en la serie Malcolm in the Middle, una comedia de la cadena Fox protagonizada por Frankie Muniz que tuvo mucho éxito en Latinoamérica durante la primera década del siglo.

Por ese papel, Leachman recibió cinco nominaciones consecutivas al premio Emmy como mejor actriz de reparto y se alzó con la victoria en 2006. A los 82 años, Leachman compitió en el programa “Dancing With the Stars”, y justo antes de cumplir 90, aceptó otro papel en la serie de fantasía American Gods (2017).

Tras hacerse público su fallecimiento, su hijo aseguró en declaraciones a TMZ que Leachman “tuvo la mejor vida de principio a fin que uno puede desear”. “Nos dejó a todos con mucho amor”, agregó. Durante su carrera, Leachman también tuvo papeles en series como The Facts of Life (1986); The Office (2009); y Dos hombres y medio (2005).

CON INFORMACIÓ DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

James Earl Jones, 90 años del actor tartamudo de voz privilegiada

LOS ÁNGELES.- Es el actor con una de las voces más inconfundibles del cine americano y protagonista con papeles que han hecho historia. Es JAMES EARL JONES, quien cumple este día 90 años.

EARL JONES nació el 17 de enero de 1931 en Mississippi pero criado en Michigan. JONES es conocido, entre otras destacadas actuaciones, por su papel como Alex Haley en Roots, seguido de Thulsa Doom en Conan el Bárbaro, y el Almirante Greer en The Hunt, en filmes como Octubre Rojo, Power Games, Under the Sign of Danger. Su papel como el rey Joffy Joffer en Coming to America (1988), el padre del príncipe Akeem interpretado por Eddie Murphy, también es inolvidable.

Pero su fama también está ligada a su carrera como actor de voz. La suya es la voz de Dart Fener en las sagas de Star Wars y Mufasa en El Rey León (así como en su secuela y remake).

También es la voz detrás del anuncio de This is CNN. Sus actuaciones le valieron diez nominaciones al Emmy, ganando 3 de ellas, 5 premios Globo de Oro y un Premio de la Academia al Mejor Actor Principal por la película To Rise Lower, mientras que en 2012 recibió el Premio de la Academia a la Trayectoria. Por sus obras de teatro, ganó dos premios Tony.

Sin embargo, JONES, una de las voces más reconocibles del mundo, tiene un pasado como tartamudo. Como él mismo relató en el pasado en una entrevista, cuando era niño, criado por sus abuelos maternos, luchó con una forma de tartamudeo que lo dejó casi mudo durante los primeros ocho años de su vida. “Como un niño- recodó – sólo me comunicé con mi familia o al menos con aquellos que no se sentían avergonzados por mi tartamudez y vergüenza. En cambio, me comuniqué con animales con bastante libertad, a saber, cerdos, vacas y pollos. A ellos no les importa cómo suene tu voz”.

JONES también fue presa de las burlas de sus compañeros de clase en la escuela y en un momento dejó de hablar. En cambio, lo hizo en la escuela secundaria y gracias a un profesor de inglés que comenzó en la poesía.

El actor una vez escribió un poema tan hermoso que el mismo maestro dudó que fuera original. Así que lo invitó a recitarlo de memoria delante de la clase. Lo cual hizo porque fueron sus palabras y desde entonces ha estado en el camino de ponerse detrás del trastorno del habla.

Hoy, a pesar de los éxitos de su carrera, no se siente capaz de decir que ha salido completamente de ella. “No puedo decir que estoy curado – comentó ¡trabajo en ello!”.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Faye Dunaway cumple 80 años

LOS ÁNGELES.- FAYE DUNAWAY cumple 80 años, icono de los setentas, durante su carrera la actriz ganó un Premio Oscar, tres Globos de Oro, un Bafta y un Emmy, mientras que en 2011 el gobierno francés le otorgó el honor de Oficial de la Orden de las Artes y las Letras.

DUNAWAY nació en Bascom, Florida, hija de un militar del Ejército de los Estados Unidos, hizo su debut en los escenarios en la década de 1960, cuando a sus 20 años consiguió un pequeño papel en Broadway, en el programa And The Night Came.

El despegue para la juvenil actriz fue en 1966 cuando Elliot Silberstein la quería para Empezó a jugar con Anthony Quinn. Dunaway fue elegida por Arthur Penn para Gangster Story (1967), inspirada en la historia de Bonnie y Clyde, donde alternó junto a Warren Beatty y Gene Hackman. Su interpretación de Bonnie le valió una nominación al Oscar a la Mejor Actriz en un Papel Protagonista.

Después de trabajar junto a Jane Fonda en E venne la notte de Otto Preminger y The Thomas Crown Case con Steve McQueen, de Norman Jewison, a finales de la década de 1960 la actriz aterrizó en Italia, donde tuvo el papel de Julia en la película Lovers (1968) dirigida por Vittorio De Sica. El otro protagonista fue Marcello Mastroianni, como Valerio. Un romance nació entre los dos personajes y pronto la ficción se trasladó al mundo de la realidad y Dunaway y Mastroianni comenzaron una historia de amor que tendría tres años de duración. La actriz más tarde regresó a Hollywood.

El pináculo de su carrera llegaría en la década de 1970 con películas como Chinatown de Roman Polanski (1974), como Evelyn Cross Mulwray, que le valió su segunda nominación al Oscar, y The Crystal Hell (1974), dirigida por John Guillermin, cuyo elenco incluía a Paul Newman, Steve McQueen, William Holden, Fred Astaire, Jennifer Jones y Robert Wagner.

El Oscar a Mejor Actriz llegó con la interpretación de Diana Christensen en la película de Sidney Lumet de 1976 Fifth Power, sobre el abuso de las noticias. Por el mismo papel también ganó el Globo de Oro.

En la década de 1980 Faye Dunaway se dedicó principalmente a la televisión apareciendo en algunos episodios de la serie Lieutenant Colombo y también regresó a trabajar en Italia, interpretando a la reina Isabel de Castilla en el guion Cristoforo Colombo de Alberto Lattuada, en la película de Carlo Vanzina The Match y con Lina Wertm’ller en In a Moonlight Night.

En 2017, Dunaway, a quien Hollywood también dedicó una estrella a lo largo del famoso Paseo de la Fama, participó en la ceremonia de los Oscar, y junto a Warren Beatty se equivocó al mencionar a La La Land como Mejor Película en lugar de la ganador oficial Moonlight.

De hecho, el error no fue de los presentadores, sino de los encargados de entregar los sobres con los nombres de los ganadores. En una entrevista con Variety, Dunaway reveló que se siente un poco culpable. “Yo podría haber hecho algo – admitió –. ¿Cómo no pude ver el nombre de Emma Stone en la tarjeta?

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Robert Duvall, actor “naturalista”, 60 años de carrera y 90 de vida

LOS ÁNGELES.- Hay actores que encarnan una generación, ROBERT DUVALL es uno de ellos, el que escribió en su rostro los años 70 del cine estadounidense, la era de Nuevo Hollywood. Pero su historia es mucho más variada y merece ser releída en su onomástico 90 porque si hay una voz fuera del coro en América ayer y hoy, es la suya.

La calvicie apareció desde una edad temprana en ROBERT DUVALL, imponente por su físico, hoy trae los años como una de las estatuas talladas en el monte Rushmore. Y no por una mera casualidad: su familia tiene sangre francesa (uno de sus antepasados huyó después de la persecución contra los hugonotes), además de alemana y británica. Por parte de su padre, es descendiente directo del general confederado Robert Edward Lee, a quien el propio Duvall llevó a la pantalla en Dioses y generales (Robert Maxwell, 2003).

Robert Selden Duvall nació en San Diego el 5 de enero de 1931, hijo de un almirante y una actriz amateur. Se entrena en la dura escuela militar en casa, así como una estricta observancia religiosa, pero su pasión por el escenario no lo deja en silencio: hizo su debut en el escenario en 1952 en el Gateway Playhouse, en Long Island, donde encontró a su amigo y mentor Ulu Grosbard como director.

Asistió a las clases de actuación de Sanford Meisner en Nueva York, compartiendo una casa con Dustin Hoffman y Gene Hackman: “¿Qué es un amigo? – él dirá más tarde-. Es el que te presta sus últimos 300 dólares si tienes que ir al hospital”.

El nombre de ese amigo es Gene Hackman. En 1953, sin embargo, se alistó en el ejército y a los dos años fue enviado al frente en Corea. De vuelta a casa, Meisner le dio el primer papel importante en el teatro y poco después se estableció en obrass como Bus Stop, The Perfect Crime, A tram called desire, ésta última en la que rivaliza con Marlon Brando.

Experimentó por primera vez la emoción de la cámara en Up There Someone Loves Me (1956) con Paul Newman, pero tendría que esperar seis años para que Hollywood lo ubique como el enfermo mental en The Dark Beyond the Hedge junto a Gregory Peck. Mientras tanto, aparecía como una “estrella invitada” en la televisión: dirá que ésa era su escuela, citando la serie Lonely Dove de finales de los 80 como su interpretación favorita.

En cambio, es el cine que lo convirtió en un personaje memorable a finales de la década de los sesenta cuando su destino cruza a los jóvenes maestros de esa formidable generación: después de The Hunt (1966) de Arthur Penn y Countdown de Robert Altman (1968), apareceCoppola en su debut con I’m Not Coming Home Tonight (1969), George Lucas (The Man Who Escaped from the Future, 1971) al inesperado triunfo de The Godfather (1972), que derivó con la primera de seis nominaciones al Oscar. Ganó en 1984 con Tender Mercies de Bruce Beresford.

Su director-pigmalión ha sido Francis Coppola, quien le da el papel de Tom Hagen, los “concejales” de la familia Corleone en El Padrino junto a Don Vito (Marlon Brando) y su hijo Michael (Al Pacino) en la exitosa secuela de 1974.

El director y el actor volvieron a reunirse en The Conversation y en Apocalypse Now (1979) cuando Duvall usa el uniforme del coronel Kilgore, pronunciando una de las líneas más famosas en la historia del cine: “Me gusta el olor del napalm por la mañana”. Pero hay muchos directores de los años 70 que encuentran en esa “cabeza de piedra” a la co-estrella ideal, como Bob Altman con MASH; Sam Peckinpah en Killer Elite, Sidney Lumet en Quinto poder, Monte Hellman en Soy el más grande.

En el 79 alcanzó popularidad con Il Grande Santini, que lo llevó de vuelta a los finalistas de los Oscar y en 1981 ganó la Copa Volpi en Venecia con La Absolución, de su amigo/maestro Ulu Grosbard.

Paradójicamente, después de estos premios y los Oscar de 1984, ROBERT DUVALL se alejó del éxito, cada vez más elegido por la televisión, se apasionó por una nueva carrera como productor, probó suerte dirigiendo 5 veces, obteniendo un gran éxito (y otra nominación al Oscar) con El Apóstol (1997). Le gusta decir de sí mismo: “No me ven como un protagonista, pero nunca me ha apasionado este juego: nunca he estirado los dientes delante o ese tipo de cosas. No quiero cambiarme de cara para conseguir esto. Incluso cuando hice una película ‘grande’, lo único que me importaba era hacer del personaje un hombre de verdad”.

DUVALL se considera un actor naturalista, en el molde de Spencer Tracy y, mientras admira la lección del Actor’s Studio, nunca lo ha convertido en una obsesión, prefiriendo la soledad libertaria como un viejo vaquero. Sus elecciones políticas lo confirman: siempre fue un republicano (especialmente raro en Hollywood), recompensado por una cierta familiaridad en la Casa Blanca en la época de los Bushes, padre e hijo, e incluso hizo campaña por John McCain y Sarah Palin a pesar de tener vínculos familiares con Barak Obama.

En 2016, después de apoyar a Donald Trump, dejó a los republicanos llamando al partido “un verdadero desastre”. Fiel a su independencia moral, junto con su última esposa, Luciana Pedraza, mucho más joven que él y casado por cuarta ocasión en 2004, se dedica a trabajos sociales para los pobres de Argentina (su país de elección donde se refugia tan pronto como puede) la construcción de escuelas, dispensarios, vivienda social.

“En Buenos Aires – le encanta recordar – hay un pequeño café, La Biela, en el distrito de la Recoleta donde se puede sentarse al atardecer, ver enjambres de personas hasta la noche y disfrutar de su café a las ocho de la mañana. No hay mejor lugar en el mundo.

En este año DUVALL aparecerá en 12 poderosos huérfanos de Ty Roberts, con su amigo Martin Sheen, y en Hustle de Jeremiah Zagar.

A todo esto, ¿habrá otro Oscar o un reconocimiento a DUVALL por 60 de su carrera?

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Falleció la actriz, bailarina y periodista Josefina Echánove

La primera actriz, bailarina y periodista mexicana JOSEFINA ECHÁNOVE falleció este día a la edad de 93 años.

ECHÁNOVE participó en telenovelas como Corazón Salvaje, La Dueña, Rubí, Cuna de Lobos, además de figurar en más de 30 películas.

Fundó el grupo de danza contemporánea de la Universidad de Guanajuato. Echánove nació en New York el 21 de julio de 1927.

Josefina fue madre de la cantante María del Sol, el actor Alonso Echánove y la periodista Peggy Echánove. Trabajó con directores y artistas como Emilio “El Indio” Fernández y Gregory Peck, respectivamente.

En su cuenta de Twitter, María del Sol le dedicó las siguientes palabras: “Hoy, Doña Josefina Echánove … La Reina Madre… Descansa”.

“A todos nuestros amigos de los medios de comunicación, agradecemos sus muestras de cariño, el respeto, espacio para la familia y amigos cercanos en estos momentos tan difíciles. Nos daremos un tiempo para recuperarnos de esta gran pérdida esperando pronto retomar nuestras actividades públicas. Agradeciendo siempre a Dios por sus oraciones y por la vida de la primera actriz Josefina Echánove”.

POR ÓSCAR VELÁZQUEZ

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Murió Sean Connery a los 90 años: “Soy un escocés, siempre lo he sido”…

LONDRES.– El actor escocés SEAN CONNERY falleció a los 90 años, así lo reportó la BBC. Ganador de un Oscar por Mejor Actor de Reparto por su papel en Los intocables, fue el primer intérprete en dar vida al célebre agente James Bond, apareciendo en un total de siete películas entre 1962 y 1983. También ganó dos Bafta y tres Globos de Oro.

SEAN CONNERY también destacó por participar en cintas como La caza del Octubre Rojo, Indiana Jones y la última cruzada o La roca, entre otras. Pero si por algo será recordado es por ser el primer hombre en encarnar a James Bond, y probablemente el que mejor lo hizo. Había cumplido 90 años el pasado mes de agosto.

Carismático y tozudo, Sean Connery transmitió el aura de actor serio y persona de carácter, a pesar de tener una gran vis cómica como demostró en otro de sus papeles más memorables para la generación de los ochenta, el de padre de Indiana Jones en La última cruzada, de quienes el público y sus seguidores aprendieron la frase de Bulwer-Lytton: “La pluma es más fuerte que la espada”.

Connery siempre fue muy escocés y mucho escocés. “No soy un inglés, nunca he sido un inglés y jamás querré ser uno de ellos. ¡Soy un escocés! Siempre he sido un escocés y siempre lo seré”, defendió Connery, que formó parte del Partido Nacionalista Escocés, desde donde defendió por la independencia escocesa de Reino Unido.

En 1999, ofreció un discurso que tuvo un impacto durante las elecciones: ” Estamos a punto de tener nuestro propio parlamento. Si lo conseguimos, deberá ser democrático y tendrá que dejar que las voces de todos los partidos se escuchen. Hemos esperado casi 300 años. Mi esperanza es que evolucionemos con dignidad e integridad y que realmente reflejemos la nueva voz de Escocia “.

A pesar del apego por su tierra natal, desde 2003 vivió de manera habitual en su mansión de New Providence (Bahamas) junto a su mujer, Micheline Roquebrune, con la que llevaba casado desde 1975. En 2019, dio una de sus últimas entrevistas y lo hizo para el diario inglés Daily Mail, para confirmar que la pareja se encontró bien tras el paso del huracán Dorian, que dejó 43 muertos en las islas. También residió estacionalmente en Marbella hasta 1999, cuando vendió su mansión de la Costa del Sol, después de verse envuelto en una trama de recalificaciones y delitos contra la Hacienda pública, que acabó con la petición de la Fiscalía de dos años y medio de prisión y una multa de 23 millones de euros para Roquebrune.

El actor escocés se hizo mundialmente famoso por su interpretación de James Bond, apareciendo en siete de las películas de la saga nacida en 1953 de la pluma del escritor británico Ian Fleming.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Armando Manzanero recibe el Billboard Trayectoria a los 85 años

MIAMI.– El premio Billboard Trayectoria Artística, será otorgado a ARMANDO MANZANERO, el 21 de octubre en Sunrise, Florida.

Telemundo Internacional y Billboard dieron a conocer que el mundialmente reconocido compositor, intérprete y productor musical mexicano Armando Manzanero, recibirá dicha distinción.

El Premio Billboard Trayectoria Artística se entrega a un artista por una trayectoria profesional excepcional, que siga siendo relevante por sus contribuciones artísticas y personales y cuya influencia haya marcado el desarrollo de la música latina en el mundo. Ganadores previos incluyen a Flaco Jiménez, Jorge Pinos, Los Lobos, Miguel Bosé, Conjunto Primavera, Carlos Santana, Los Temerarios, Emmanuel, Intocable, José José, Andrea Bocelli, Roberto Carlos, Marco Antonio Solís, Ricardo Arjona y Maná.

Con más de medio siglo de crear canciones que han sonado en la radio, y han sido interpretadas y replicadas por numerosas voces alrededor del mundo, Manzanero, maestro del romanticismo, creador de boleros clásicos como Contigo aprendí, Mía, Adoro y Esta tarde vi llover, sigue vigente en el cancionero mundial a sus 85 años de edad.

Nacido en Mérida, Yucatán, hijo de uno de los músicos fundadores de la orquesta Típica Yucalpetén, estuvo cerca de la música desde su llegada al mundo y comenzó a estudiar en la Escuela de Bellas Artes de Mérida a los ocho años, para luego recibir formación musical de maestros como Mario Ruiz Armengol, Chucho Zarzosa y Vicente Garrido, en la ciudad de México.

Creó su primera canción Nunca en el mundo en 1950, y grabó su primer disco en 1959. En 1969, Carlos Lico colocó su balada No en los primeros lugares de las listas de popularidad de toda Latinoamérica, por lo que no debe sorprender que a la fecha haya escrito más de 400 canciones y que de ellas más de 50 hayan obtenido fama internacional.

Sus canciones han sido traducidas a diversos idiomas y han sido interpretadas por grandes figuras como Eydie Gormé, Johnny Mathis, Paul Mauriat, Tony Bennett, Frank Sinatra, Elvis Presley, Elis Regina, Angélica María y Luis Miguel. Manzanero también ha producido a artistas como María Conchita Alonso, Amaya, Dyango, Presuntos Implicados, Carlos Cuevas, entre otros. Además, trabajó para Hollywood en la producción musical de No sé tú, versión en español de la película Speechless.

En los años 90, realizó las bandas sonoras de telenovelas, como Nada Personal y Mirada de Mujer, y en el 2000 grabó su disco Duetos, con figuras como Alejandro Sanz, Malú, Presuntos Implicados, La Barbería del Sur, Miguel Bosé, Ariel Roth, Lolita, Café Quijano, La Unión, Cómplices, Lidia, Pancho Céspedes, Ricardo Montaner, Juan Pablo Manzanero, Lucero y Edith Márquez.

Objeto de innumerables reconocimientos a nivel internacional y ganador de múltiples premios, la última vez que Manzanero llegó a las listas de Billboard fue en 1988 con su álbum 20 Grandes Éxitos, que debutó en sexto lugar. Pero lo más trascendente es que este artista sigue vigente con presentaciones en vivo y sus canciones se siguen escuchando, una y otra vez en las guitarras anónimas de serenatas alrededor del mundo.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Justo en su cumpleaños 60, Antonio Banderas da a conocer tiene covid-19

ROMA.- Vaya cumpleaños el que “celebra” el actor malagueño ANTONIO BANDERAS, a través de sus redes dio a conocer que ha dado positivo a covid-19 y se encuentra en cuarentena.

El mismo Banderas ha confirmado el contagio a través de sus cuentas de Instagram y Twitter junto a una imagen suya de la infancia: “Quiero hacer público que hoy, 10 de agosto, me veo obligado a celebrar mi 60 cumpleaños siguiendo cuarentena al haber dado positivo en la enfermedad covid-19, causada por el coronavirus”.

Si existe un lugar donde Josè Antonio Domínguez Bandera, conocido en todo el mundo como ANTONIO BANDERAS, tiene derecho a celebrar un cumpleaños que nunca olvidará – sus 60 años mañana – es Málaga donde nació el 10 de agosto. en 1960 por un padre policía y una madre maestra, mientras caían las estrellas en la noche de San Lorenzo. Málaga es la cuna, Málaga es el refugio, Málaga es la ciudad del corazón. De aquí partió a los 19 años con un diploma de la escuela de arte dramático en el bolsillo y la decepción de una carrera como futbolista en el club de la ciudad por una fractura en el pie.

Buscaba fortuna en los escenarios de Madrid y mientras se ganaba el pan entre el arte y la artesanía (también era modelo y camarero) el destino le hace conocer a un hermano mayor por elección propia, Pedro Almodóvar, ya definido como el talento naciente del posfranquista gracias a su deslumbrante debut con Pepi, Luci, Bon y las chicas del montón en 1980.

La correspondencia artística entre los dos fue inmediata y en 1982 estuvieron juntos en el plató de Labirinto di passioni. A Banderas se le asigna un pequeño papel, el del terrorista Sdec que tiene una fugaz historia de amor con Riza Niro, la monarca exiliada inspirada caprichosamente por el Sha de Persia: un destino singular para el actor que se convertirá en un símbolo sexual amado por las mujeres. al otro lado del mundo: “Es gracioso – dice de sí mismo – pero en mis más de 100 películas he sido más homosexual que latin lover. Y ciertamente no están en la vida cotidiana. En cambio, me he ganado una reputación de seductor que ahora acepto sin vergüenza, pero siempre lo encuentro vagamente surrealista “.

A pesar de tanto cine, muchas veces elegido sin criterio en la ruta Madrid-Hollywood, Antonio Banderas siempre ha llevado el teatro en su corazón: afirmado y rico, no dudó ni un momento cuando le propusieron volver como profesor y productor: hace unos años fundó su Academia, el Teatro Soho Caixa Bank de Málaga donde estudian 600 alumnos de toda España y hace un año puso en escena su versión de A Chorus Line allí.

 Las colaboraciones con Almodóvar son por ahora siete (más un cameo) y marcan su carrera: estuvo en Matador y en La ley del deseo, ganó la atención internacional con Mujeres al borde de un crisis nerviosa (1988) y después de Legami al año siguiente se fue de Europa a América gracias a imagen que su pigmalión le había cosido: una mezcla de testosterona, bondad, fuerza irónica e histriónico controlado. 

Pero en 2011 regresó de Almodóvar (La piel che habito) para reconstruir un vínculo con sus raíces y ocho años después, haciéndose “doble” de su maestro frente a la cámara, conquistó primero La Palma con Dolor y Gloria, oro en Cannes y luego la nominación al Oscar (una primicia en su palmarés). Mientras tanto, se había convertido en una promesa y luego en un “valor seguro” del cine escapista al estilo de Hollywood. 

Ha trabajado con grandes como Jonathan Demme (el aclamado Philadephia todavía en el papel de un gay), Neil Jordan (Entrevista con el vampiro), Alan Parker (Evita), De Palma (Femme fatale), Incluso Woody Allen (Conocerás al hombre de tus sueños), ha hecho una amistad férrea con Robert Rodríguez desde Desperado hasta Spy Kids, ha atravesado todos los géneros (incluso con la nostalgia de haber hecho más acción esa comedia), pero fue con La máscara del Zorro de Martin Campbell (1998) que se convirtió en una verdadera estrella. A pesar del fracaso de la secuela, esa película ahora es su marca registrada y los duetos con Catherine Zeta Jones por un lado y Anthony Hopkins por el otro son ahora legendarios. (1998) de Martin Campbell, quien se convirtió en una verdadera estrella. 

Guapo y mediterráneo, irónico y atlético, romántico y frágil, seductor y caballero, Antonio Banderas domina la escena americana de principios del siglo XXI. También le ayuda la inquebrantable relación amorosa con Melanie Griffith, la paternidad de la bella Stella (comparte escena con ella y su esposa en su primer director Crazy in Alabama, 1999), el cariño que siempre ha mostrado por su hijastra Dakota. Johnson. 

En 2015 cuando Banderas cambie de pareja por tercera vez (en España se casó con la actriz Ana Leza desde muy joven) uniéndose a la holandesa Nicole Kimpel que hoy maneja su vida y estuvo cercana a él en 2017 después de sufrir un infarto.

Caprichoso, vital, leal, curioso, Antonio Banderas es un actor al que siempre le ha gustado escapar de la coacción del modelo que lo caracteriza. También por esta razón aceptó de buen grado convertirse en una caricatura de sí mismo primero como El gato con botas en Shrek (en la que dobló a su doble animado tanto en inglés como en español y luego en italiano) y luego con la serie de chat de comercial del Mulino Bianco. Hay un sprite inquieto que siempre lo acompaña en el plató y que le ha hecho dar lo mejor de sí en películas que no siempre son perfectas (como el hermoso noir apocalíptico Automata de Gabe Ibáñez en 2014, pero también los valientes Panama Papers por Soderbergh en 2019).

Ahora tiene otra película en puerta que parece seguir sus elecciones habituales: puro cine de entretenimiento, sin mucha inventiva, a la espera de las oportunidades de calidad que una vez más llegarán de su Europa: la convulsa Los nuevos mutantes, fuera del establo de Marvel, pero pospuesto demasiadas veces para no plantear dudas. Mejor apostar por la Competencia oficial de la prometedora pareja Mariano Cohn-Gaston Duprat en la que hará un dueto con una amiga de toda la vida como Penélope Cruz. Ambos quieren confirmación y pueden volver a brillar junto con una comedia llena de adrenalina ambientada en el mundo del cine. 

Para Antonio se trata de jugar en casa. ¿Hay algún aire de confirmación tras el gran regreso de Dolor y gloria?

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios